Camino de Santiago: Camino del norte
Galicia
Es tan antigua como el Camino Francés, los reyes europeos de la Edad Media se inclinaban por ella para llegar a Santiago.
Els Blaus de Roses

galicia, camino de santiago: camino del norte

Introducción Histórica

El origen de la peregrinación a Compostela por el Camino del Norte, en el límite astur-galaico, se remonta a los momentos inmediatamente posteriores al Descubrimiento de la Tumba del Apóstol Santiago (siglo IX). Los caminos astur-galaicos fueron pioneros en encauzar peregrinos hacia Santiago. Esta ruta poseía una vitalidad semejante a los demás caminos jacobeos "pirmitivos", antes de que, en los ss. XI - XII, los monarcas hispanos potenciasen el Camino francés como itinerario jacobeo privilegiado. Pero la promoción del Camino Francés no produjo la decadencia de los caminos de peregrinación astur-galaicos, ya que el tramo León-Oviedo se potenció desde fines del s. XI.

En general, los peregrinos venían por tierra desde Francia, o por mar, recalando en los puertos vascos, cántabros y gallegos, procedentes de países europeos del norte. Después caminaban al encuentro de San Salvador de Oviedo y del jubileo compostelano.

Para la entrada de Galicia había diferentes alternativas. Se podía cruzar en barca, de Castropol a Ribadeo, que recibía otros peregrinos por mar y contaba con hospital, o bien bordear el río Eo, que disponía de varios puentes, uno de ellos el de Santiago de Abres. Estos pasos generaban diferentes itinerarios en dirección a Lourenzá, Mondoñedo y Lugo.

Hospitalidad y Peregrinación en el Camino del Norte

En el barrio da Ponte, en Ribadeo, donde está la capilla de Nª Sª das Virtudes, se situaba el primer hospital gallego de la ruta. Se denominaba hospital de Nª Sª da Ponte y fue fundado en 1543 para atender a los peregrinos llegados del Reino de León y del Principado de Asturias. Se iniciaba así, en el camino del norte, la singular experiencia de la acogida hospitalaria, mezcla sensible de caridad cristiana y asistencia filantrópica.

En el Monasterio de Vilanova de Lourenzá recibían buena atención los peregrinos, pues bien es sabido que los benedictinos fueron pioneros en este tipo de atenciones y caridades. El capítulo LIII de la Regla de la Orden sintetiza magníficamente este sentimiento: "Que todos los huéspedes que lleguen al monasterio sean recibidos como si fuesen el mismo Cristo". El conde don Osorio Gutiérrez, fundador del cenobio, dedicó parte de su testamento a la dotación de camas para la hospedería de pobres y peregrinos, ¡en el año 969!, lo que acredita la vitalidad del Camino Norte a mediados del s.X. en Mondoñedo está documentada, desde 1602, la existencia del Hospital de San Pablo, para peregrinos que van a compostela. En ese año, el obispo González de Samaniego informa de su existencia al Papa, advirtiendo que el centro asistencial estaba bien dotado y que por él pasaban muchos romeros gallegos y extranjeros. El otro gran centro monástico de la ruta es el de Sobrado dos Monsex. Tras su refundación e incorporación al Císter, en 1142, se convirtío en uno de los cenobios más importantes de galicia y más conocidos por los peregrinos, lo que incluso propició desvíos en otros itinerarios.

Entre los miles de jacobitas que fueron a Santiago por el Camino Norte, a lo largo de los siglos, destaca la figura de San Francisco de Asís. Según la tradición peregrinó a San Salvador de Oviedo y a Santiago de Compostela en 1214. A fines del s.XV el obispo armenio Mártir de Azerdjan, que sintetizó como nadie el significado del Pórtico de la Gloria, peregrinó a Roma y a Santiago. Tanto para la ida como para la vuelta eligió el Camino Norte, pasando por el País Vasco, Cantabria y Asturias. Del s. XVI existen dos relatos de peregrinos que siguieron esta ruta: Antonio Lalaing, señor de Montigny (1502), y el italiano Bartolomeo Fontana (1539).

Durante el barroco también hay peregrinos que escribieron sus experiencias e itinerarios. Jacobo Sobieski (1611), padre del rey Juan III de Polonia, peregrinó por el Camino francés hasta León, tomó el desvío a Oviedo y se dirigió por el camino de la costa hasta Ribadeo, para seguir hasta Santiago por el Camino Norte. El italiano Sebastián Gatti llegó (1698) a Ribadeo por mar y continuó a pie hasta Santiago.

El francés Guillermo Manier y sus compañeros de peregrinación (1726), eligieron el camino Norte como itinerario de regreso a ultrapuertos. Por último, su compatriota Jean Pierre Racq (1790), dejará un relato detallado de su peregrinación a San Salvador de Oviedo y a Santiago de Compostela por el Camino Norte.

Antiguo cortijo en el camino. Turismo de Galicia.
Tramos del Camino del Norte

Ribadeo - Lourenzá

La villa de Ribadeo, encaramada sobre una atalaya natural que domina la ría, es cita obligada en la ruta más septentrional que enlaza los santuarios de peregrinación de Oviedo y de Santiago, además de mostrar su personalidad marinera y de ser uno de los puertos históricos gallegos con mayor tradición jacobea. Un puerto que, desde el s. XIII hasta el XVIII, fue considerado como la "defensa del Cantábrico". De su pasado histórico se conserva un apreciable conjunto arquitectónico bajomedieval y moderno. La iglesia de Santa María do Campo, perteneciente en su origen al convento franciscano del siglo XIII, fundado, según la tradición, por un discípulo de San Francisco, enviado por el santo de Asís desde Santiago en 1214; el convento de Santa clara, fundado a fines del s. XV; la capilla de la Trinidad (s. XIV), ubicada en el mirador de la Atalaya ...
Los edificios civiles más emblemáticos de Ribadeo son la Casa Consistorial, antiguo palacio neoclásico del marqués de Sargadelos, y la Torre de los Moreno, lujoso caserón historicista.

Saliendo de Ribadeo, este itinerario seguirá el llamado camino Viejo de Lorenzana, una vieja calzada que aparece con la denominación de "antiqua stratta" en el diploma del Rey Silo (774), lo que induce a pensar que se podría tratar de una vía romana o, como muy moderna, altomedieval y anterior al s. VIII. A la salida de la villa hay que dirigirse a Obe, que conserva intacto un tramo del camino, para encaminarse hacia el monte de Santa Cruz ( a tres kilómetros del centro urbano de Ribadeo), donde se levanta la ermita de Santa Cruz, en el entorno inmediato del antiguo Camino. La panorámica que rodea el lugar es de las más singulares de esta ruta.

Desde aquí el itinerario conduce a Vilela y llega a Lourenzá a través de un rosario de pequeñas localidades: Cubelas, Ponte de Arente, Vilamartín Pequeño, Vilamartín Grande, Gondán y Curveiro. En Ponte de Arante hubo hospital del siglo XVI y se conserva la capilla con interesantes pinturas de esta época.

Capilla de la Trinidad, Monte Atalaya.
Vilanova de Lourenzá, capital municipal, es una villa con gran historia, organizada en torno a la hospitalidad y laboriosidad del monasterio benedictino fundado por el conde don Osorio Gutiérrez (el "Conde Santo") en el año 969. El actual edificio es una espectacular construcción barroca cuya iglesia fue proyectada en 1732 por Fernando de Casas. Su fachada sirvió de ensayo para la del Obradoiro de la Catedral de Santiago. En la Capilla de Valdeflores (s. XVIII) se encuentra el sarcófago de mármol paleocristiano (s. VI) que don Osorio trajo en el s. X desde Aquitania, para eterno reposo de su cuerpo. El legado barroco de Lourenzá se enriquece con la capilla de Nº Sra. de Valbanera y el impresionante retablo-relicario del monasterio. De época neoclásica es la solemne arquitectura del retablo mayor y sus imágenes talladas por Ferreiro. El museo de Arte Sacro refuerza el potencial cultural de la villa.

Lourenzá - Mondoñedo

A la salida de Lourenzá, nuevamente nos encontramos con localidades pequeñas y viviendas dispersas (Arroxo, Grove, S. Pedro, Reguengo, S. Pelayo), que conducen al barrio de S. Lázaro, ya a la entrada en Mondoñedo. Algunas de estas localidades, conservan pequeñas iglesias o capillas: Grove (Nª Sª de Guadalupe), S. Pedro, S. Pelayo y S. Lázaro.

La ciudad de Mondoñedo, declarada conjunto histórico-artístico, es una de las sedes episcopales gallegas de mayor tradición cultural. El Camino pasa por el barrio de Os Muiños (los molinos del Valiñadares), donde está la capilla de Santiago (1645). Continúa por la medieval "rúa" de Sindín (1328), hoy de Méndez Núñez, que comunicaba con el núcleo urbano intramuros y que, en rigor, entra el final del camino real que entraba en la ciudad. Antes de llegar a la catedral, los peregrinos podían lavarse y beber en la Fonte Vella (1548). La Catedral de Santa María de Mondoñedo (s. XIII) es de estilo románico con influencias cistercienses: planta de cruz latina, con tres naves y tres ábsides (del que sólo conserva el central). La fachada se abre con una portada románica, en cuyo tímpano se pintó la Inmacualda (s. XVII), y un gran rosetón gótico. La capilla mayor medieval se rodeó de girola con capillas (s. XVI) y se decoró con un gran retablo barroco (1769) y murales al óleo (1773). Los tesoros artísticos de la catedral son muchos. En la Capilla del Santísimo está la célebre Virgen Inglesa (s. XV), procedente de San Pablo de Londres. En el coro bajo los órganos barrocos (1715) están los frescos hispanoflamencos del XVI. En el presbiterio y transepto norte, la sillería coral, con tablas góticas y renacentistas, siendo el claustro de estilo herreriano (1641). El Museo Catedralicio y Diocesano conserva el patrimonio histórico de la ciudad.

Otros edificios históricos son la vieja Casa Consistorial (1568), el Ayuntamiento nuevo (s. XVIII), el palacio episcopal (s. XVIII), el Seminario (1775), el hospital de San Pablo (1755), la iglesia de los Remedios (1733), la iglesia conventual de la Concepción (1716) y la iglesia de Santiago (s. XIX).

En el tramo Ribadeo-Mondoñedo hubo otras alternativas. El puente medieval de Santiago de Abres permitía cruzar a Trabada a través de Sante, o seguir el valle del río en dirección sur. La célebre abadía benedictina de Stª. Mª de Meira marcaría en esta ruta la dirección de Lugo. Pero también era posible atrravesar el Eo algo más la norte y llegar igualmente a Trabada a través de Graña Vilaosende y Vilafernando. Desde trabada se descendía la valle e Lourenzá, que se cruzaba por su parte alta (Santadrao y Sto. Tomé) y, a través de Lindín, se entraba en Mondoñedo por el evocador y medieval Ponte do Pasatempo, dramáticamente vinculado a la historia del Mariscal Pardo de Cela.

Frontal de S. Martiño de Mondoñedo
Mondoñedo - Abadín - Vilalba

Se sale de Mondoñedo al pie del santuario barroco de Nuestra Señora dos Remedios, y se continúa en dirección a cesuras y a las proximidades del Alto do Pico. La próxima localidad de importancia será Gontán, con una célebre feria de ganado vacuno en libertad en su montes próximos. Gontán está ya al pie de la actual capital municipal de Abadín, una pequeña villa que es la entrada de la Terra Cha. Desde aquí a Vilalba, se suceden las pequeñas localidades: Santa María de Abadín, con interesante iglesia románica de portada con arquivoltas jónicas y un gran óculo para iluminar la nave (se encuentra en un pequeño desvío a la izquierda), Castros, Castromairo, Galanas (aquí se cruza la N-634), y Goiriz, con capilla dedicada a san Roque e iglesia parroquial de Santiago, al pie de un afiligranado cementerio neogótico típico de la Terra Cha. Aquí se cruza nuevamente la carretera en una de las rectas mayores de Galicia.

La pequeña localidad siguiente, Vilar do Francés, nos recuerda que seguimos en el Camino que se aproxima a Vilalba y entra por la zona del polígono industrial. Vilalba es capital de A Terra Cha, encrucijada de caminos y villa célebre por su reciente crecimiento y los productos de su comarca: capones, queso de S. Simón ...

Su historia medieval tuvo muy vinculada a los Condes de andrade, que en el S. XV fortalecieron su poderoso castillo, del que subsiste la torre del homenaje transformada en Parador Nacional. Al lado se encuentan la plaza y la iglesia de Sta. María. Aquí, la ruta peregrina del Camino Norte se cruza con el antiguo camino real de Betanzos y A Coruña, desvío que también siguió más de un peregrino.

Cementerio de Goiriz, Terra Cha
Vilalba - Baamonde - Sobrado

La Terra Cha continúa bastante más allá de Vilalba y el peregrino, siempre por terreno llano, curzará numerosas localidades pequeñas con casas diseminadas: Gabín, Alba (otra vez en pétreo y afiligranado cementerio neogótico), Galiñeiro, Pedrouzos, con interesantes casas típicas, Costián, Coutado, Ferreiro, Codesal, Fontefría, Ferreria, y, finalmente, Baamonde.

La villa conserva una interesante iglesia parroquial, románica del s. XIII dedicada al Apóstol. Al lado se encuentra un cruceiro triple y un curioso castaño, verdadera escultura natural.

Se sale de Baamonde por la carretera (N-VI), paralela al ferrocarril, a la nueva autovía y al río Parga y se inicia uno de los tramos más atractivos de este itinerario: puente gótico de S. Alberte, sobre el que se cruza el camino, mirador próximo (500 m. a la izquierda) y capilla de S. Alberte (con  fresca fuente). Luego sigue por una serie de pequeñas localidades (Cotón, Ceboleira, Raposeira, Aldar, Seixón, con sencilla iglesia románica, Mirad, con su pazo-torre y su iglesia de Santiago, Laxe, Cabana y Cortedoporco, hasta llegar a Marco das Pías, límite ya de la provincia de Lugo. Desde aquí, a través de Esgueva, se entra en Sobrado dos Monxes al pie de la célebre lagunn creada por los monjes.

Iglesia de Santiago de Baamonde
Sobrado - Camino Francés - Santiago de Compostela

El Monasterio de Sobrado cuenta con  una antigüedad superior a los mil años; fue fundado como monasterio familiar y dúplice (para mujeres y hombres) en el año 952. Durante la segunda mitad del s. X vivió un perído de prosperidad al amparo de los condes de Présaras y de San Pedro de Mezonzo, abad de Sobrado antes de ser nombrado obispo de Santiago. En 1142 pasa a depender de la abadía borgoñona de Clairvaux, cabeza de la Orden del Císter, y gran difusora de los valores de la hospitalidad monástica, lo que supuso un apoyo fundamental a la preregrinación a Compostela. Sobrado se convierte en el primer monasterio cisterciense hispano e inicia la construcción de la gran iglesia abacial en 1150, sustituida en el s. XVII por un impresionante templo barroco. De la iglesia medieval subsiste la Capilla de San Juan (1330), situada en el crucero norte, la hermosa Sala Capitular (1215-20) cubierta por nueve trazos con bóveda de crucería y la cocina del s. XIII. El claustro procesional, de estilo toscano, se levanta a partir de 1560. La sacristía renacentista también se construye en ese siglo y en el siguiente se levanta el Clausro de los Peregrinos (1623).

Desde Sobrado, por las pequeñas localidades de Vilarchao, Peruxil y Madelos, se llega a Corredorias, un cruce de caminos y carreteras que permite dos alternativas para incorporarse al Camino Francés. Por la izquierda se llega a Melide a través de Toques, municipio con una importante riqueza arqueológica en mámoas y castros. Cerca de la capital se encuentran la joya prerrománica de San Antoiño de Toques, del siglo XI, cuyo interior guarda un calvario del XIII, de madera policromada y frescos del siglo XVI.

La otra alternativa enlaza Coredoiras con Arzúa a través de Verea, Gostedes y Trapa. A la derecha de esta ruta y a corta distancia se encuentra Gándara, capital del municipio de Boimorto. En Arzúa se enlaza, igualmente, con el Camino Francés.

Y nuevamente el Camino se interna entre prados, robles y eucaliptos que rodean pequeñas aldeas, algunas con topónimo de resonancia jacobea: Calzada, Calle, Ferreiros, Salceda, Brea, Santa Irene, Rúa, ésta ya a las puertas de Arca, capital del municipio de O Pino, el último antes de Santiago.

A Santiago, pertenece ya Lavacolla (Lavaméntula). Aquí los peregrinos de antaño tenían por tradicional e higiénica costumbre lavarse el cuerpo entero en el regato que pasa por el lugar. Esta práctica del lavado integral era frecuente también en diversos hospitales del camino de Santiago, empezando por los de Roncesvalles y Navarra.

Cerca está ya la célebre elevación del  Monte del gózo, un pequeño monte desde el cual los peregrinos tenían, por vez primera, la lejana visión de la Catedral de Santiago.

Monte do Gozo
Después del Monte del Gozo, los peregrinos se demoraban, gozosos, proclamando como "rey de la peregrinación" al primero del grupo que había llegado a la cima del monte. Y todo los compañeros se alegraban con la contemplación de la "Nueva Jerusalén" representada por la ciudad de Santiago. Desde aquí, el recorrido es ya prácticamente urbano y se llega a la Catedral a través del barrio de San Lázaro, Rúa de San Pedro, Porta do Camiño, Rúa das Casas Reais y Plaza de Cervantes. La puerta natural de entrada, si no es Año Santo, es la de "A Acibechería".

PEREGRINACIÓN, JUBILEO Y CAMINO

LA PEREGRINACIÓN

La peregrinación es un acto esencialmente religioso. El arte, el paisaje del Camino y valores estrechamente vinculados a la peregrinación (solidaridad, autosuperación, etc.) contribuyen a resaltar esta dimensión. Pero los elementos culturales y paisajísticos y el propio contacto con los pueblos y costumbres que configuraron lo que el consejo de Europa catalogó como "Primer Itinerario Cultural Europeo" hicieron de esta vieja ruta una vía también de arte y cultura, un camino de espiritualidad hasta el corazón de Galicia.

COMO SE GANA EL JUBILEO

Para ganar el Jubileo no es necesario hacer el Camino. Basta con visitar la catedral cualquier Año Santo (cuando el 25 de julio coincide en domingo) y rezar alguna oración, como el Padre Nuestro o el Credo, por las intenciones del Papa, además de consfesarse y comulgar cualquier día comprendido entre los 15 anteriores y 15 posteriores a la visita.

COMO OBTENER LA COMPOSTELA

Se conoce con el nombre de LA COMPOSTELA la Certificación Oficial que concede la Catedral de Santiago a aquellas personas que realizan la peregrinación por motivos religiosos (sea o no Año Santo). Son requisitos necesarios para que se extienda esta Certificación recorrer a pie, en bicicleta o a caballo una parte del Camino de Santiago y acreditarlo a la llegada (al menos 100 km, a pie o a caballo y 200 en bicicleta).

También se obtiene LA COMPOSTELA al haber recorrido, al menos, 40 millas náuticas y realizar la peregrinación desde Padrón a Santiago.
La acreditación del Camino recorrido se efectúa con la Credencial del Peregrino, en la que se van poniendo sellos o firmas de las parroquias, albergues, refugios o personas representativas de los pueblos por donde transcurre la peregrinación.
De no conseguir dicha Credencial, ésta podrá suplirse por un diario de ruta con las firmas y sellos de cada etapa del Camino.

CONSEJOS BÁSICOS PARA UNA PEREGRINACIÓN A PIÉ

PREVIO AL INICIO DE LA MARCHA ES RECOMENDABLE efectuar un sencillo reconocimiento médico y realizar un entrenamiento, caminando distancias cada vez mayores, en días sucesivos.
Vestido y calzado para la marcha: La vetimenta debe ser holgada y transpirable, para evitar los frecuentes roces que producen dermatitis de contacto, sobre todo en la parte interna de los muslos. Además debe llevarse ropa adaptada a la climatología de la época en que se realice la peregrinación. No debe olvidarse un sombrero para evitar las insolaciones. El calzado es fundamental debe ser bota que abrace el tobillo, pues los caminos son irregulares, pudiendo producirse esguinces que podrían incluso obligar a suspender la marcha. Aparte de ser alta, la bota debe ser impermeable y transpirable, evitando así los problemas derivados de la sudoración del pie, como las ampollas y vicosis. Complementos del calzado son los calcetines, de lana o similar, que deberán cambiarse a menudo.

BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS que debe incluir: vendas, gasas y esparadrapos para vendar los tobillos ante un esguince, antisépticos y desinfectantes para las ampollas, micóticos para tratar la micosos (hongos), antiinflamatorios.

ALIMENTACIÓN: En la víspera de la marcha no se debe raealizar una ingesta copiosa de difícil digestión. Es conveniente la ingestión de más azúcar, bajo la forma de dulces o miel, de lo que comúnmente se tomaría. Las grasas (mantequillas, tocino, etc.) deben tomarse en cantidades repetidas y pequeñas.
Las proteínas (huevos, carnes, pescados y leche) son menos imprescindibles durante el esfuerzo y tienen su mayor indicación en las épocas de descanso entrenamiento y preparación.

Las vitaminas precisas se cubren con el aporte de frutas frescas (limones, naranjas, etc.) y frutos secos del tipo de nuez y pasas.
Hacer la comida más fuerte al final de cada etapa.
Si se toma agua en el camino, asegurarse de que es potable.
La sensación de sed se calma mejor, no con el aporte de líquidos muy fríos, sino con sopas o caldos templados.

EN CASOS DE AGOTAMIENTO POR EL CALOR: Colocar a la persona en sitio fresco y darle de beber líquido abundante (en un litro de agua, disolver 1/2 cucharadita de bicarbonato y 1 de sal). Si aparecen calambres acusados, aumentar la sal.

PREVENCIÓN DE AMPOLLAS Y ROZADURAS: GeneralmenTe se deben a calcetines mal puesto o inadecuados, uñas largas o mal cortadaS, calzado mal ajustado o nuevo, costuras, terminaciones interiores o deformidades del calzado. Evitar todo esto.

PREVENCIÓN DE AGUJETAS Y MOLESTIAS MUSCULARES: Sus causas más frecuentes, y que hay que evitar, son la falta de entrenamiento, esfuerzos excesivos, cambios bruscos de ritmo, paradas en sitios húmedos.

OTRAS RECOMENDACIONES

1º.- Si se viaja de noche, no olvidar usar reflectantes.
2º.- Si se camina por carretera, circular siempre por el arcén del lado izquierdo.
3º.- Evitar crear grupos y apelotonamientos en la calzada.
4º.- Hacer siempre caso de las recomendaciones de la organización, Guardia Civil,  Policía y Cruz Roja.
5º.- Los Servicios de Socorro de la Cruz Roja realizan una importante labor sanitaria. Deben utilizarse sólo en caso de verdadera necesidad. Para aquellas lesiones o accidentes que se puedan sufrir durante la marcha se aconseja consultar al personal previsto al efecto por la organización.
6º.- Cuidar la limpieza de los locales de refugio y acampada y procurar ser respetuoso y amable con la población. Valorar y apreciar el esfuerzo, muchas veces abnegado, de las personas que atienden los albergues.

MATERIAL. RELACIÓN DE MATERIAL BÁSICO PARA LA PEREGRINACIÓN:

- Carnet de identidad y carnet de la Seguridad Social
- Buen calzado (botas y zapatillas).
- Impermeable
- Jersey /cazadora
- Pantalones cortos
- Pantalón largo/chandal
- Camisas
- Bañador
- Ropa interior (unos cuantos pares de calcetines)
- Tobillera, rodillera
- Cantimplora
- Saco de dormir aislante, cabecera hinchable.
- Bolsa de aseo
- Aguja, hilo, navaja.
- Papel higiénico
- Cortauñas
- Jabón de lavar
- Toalla
- Botiquín
- Linterna
- Bolsas de plástico
- Guía, libros de apoyo, mapas, biblia o Evangelios.
- Sombrero
- Gafas de sol

RED DE ALBERGUES DE PEREGRINOS DE GALICIA

Conservación y Utilización

La conservación y utilización de la red de albergues de peregrinos está regulada por una normativa que delimita los derechos y deberes de los peregrinos usuarios. Esta normativa destaca:

1º.- Que los peregrinos a pie o con limitaciones físicas tendrán prioridad para la ocupación de estos albergues del Camino de Santiago en Galicia. En la escala de prioridades, seguirán a los de a pie, los que recorran la ruta jacobea a caballo, en bicicleta o circulen en coches de apoyo.
2º.- Las plazas serán cubiertas por orden de llegada de los peregrinos a los albergues, sin que, en ningun caso, la Xunta contemple la posibilidad de efectuar reservas prevías.
3º.- La utilización del albergue es gratuita, así como el de información, botiquín de primeros auxilios y los establos para alojamiento de los caballos o los aparcamientos para bicicletas, aunque el mantenimiento de las monturas seá por cuenta del peregrino. Los peregrinos podrán utlizar también los servicios de lavado de ropa y uso de teléfono, previo pago del gasto que ello supone.
4º.- La estancia será de una sola noche, salbo en caso de enfermedad o fuerza mayor.
5º.- Los albergues cerrarán sus puertas a las once de la noche y deberán ser abandonados antes de las diez de la mañana.
6º.- Las luces deberán ser apagadas a las once y media de la noche, con excepción de las zonas comunes.
7º.- Los usuarios deberán cuidar las instalaciones con la debida diligencia, dejándolas ordenadas y limpias, recogiendo la basura en los correspondientes contenedores. De igual forma, se recomienda no malgastar la luz eléctrica y el agua, así como hacer uso de los tendales para secar la ropa.

LA CATEDRAL DE SANTIAGO

Visitas Interiores

CAPILLA MAYOR:
Románica cubierta de barroco. Púlpitos del Renacimiento, baldaquino del siglo XVII inspirado en el de San Pedro de Roma, pero con afán de superarlo, de hacerlo más aéreo, por eso está sostenido por ángeles. Dentro del camarín barroco (siglo XVIII) está la talla de Santiago sedente (siglo XIII), vestido de peregrino, con esclavina y bordón de plata.

CAPILLA DEL SALVADOR (GIROLA)
Románica. Es la más antigua de todas. La catedral se comenzó por esa zona en el año 1075. El retablo-custodia es renacentista, hecho de mármol policromado. Representa a Santiago Peregrino en el cuerpo inferior, entre la Virgen con niño y una talla del Salbador del siglo XIV. Aquí se daba la comunión ya los peregrinos y se les hacía entrega de una carta de pergamino con insignias atadas que acreditaba su peregrinación.

CAPILLA DEL PILAR (GIROLA)
Barroca. El arzobispo Monroy contó para construirla -entre 1665 y 1721-, con los mejores artistas de Galicia: los arquitectos domingo de Andrade y Fernando de Casas, los escultores Miguel de Romay y Diego de Sande y el pintor García de Bouzas.

CAPILLA DE LA CORTICELA (CRUCERO NORTE)
Fue iglesia independiente de la Catedral hasta el siglo XVI. Levantada en el siglo IX y transformada en el XIII con artistas del taller del Maestro Mateo (Epifanía de la Portada).

CAPILLA DE LA COMUNIÓN (NAVE DEL EVANGELIO)
Neoclásica. Es una rotonda cubierta por una gran cúpula. Orden jónico en las columnas y frontones triangulares acrecientan el clasicismo. El arzobispo Rajoy contó con Domingo Lois y Lucas Ferro Caaveiro para su construcción a fines del siglo XVIII.

PÓRTICO DE LA GLORIA (NÁRTEX)
Protogótico. Simboliza la Jerusalén celeste del Apocalipsis. Cristo en la Gloria aguarda, con los Angeles y los Ancianos, a las almas de los justos del seno de Abraham (arquivolta izquierda) y del Juicio Final (derecha). Los profetas están en las columnas de la izquierda y los Apóstoles en las de la derecha. En el parteluz se representa el Arbol de Jesé (genealogía de Jesús) y al Apóstol Santiago.

CAPILLA DE LAS RELIQUIAS (NAVE DE LA EPÍSTOLA)
Antigua Sala Capitular, cubierta con bóveda de crucería. En el siglo XVI se trasladó allí el panteón real, con los sepulcros de los reyes de los siglos XII y XIII. Los más importantes son Fernando II y Alfonso IX. Los relicarios de la Edad Media y del Renacimiento se custodian en un retablo neogótico.

TESORO DE LA CATEDRAL
Cuenta con la mejor colección gallega de orfebrería litúrgica, desde el siglo XI al XX. Las joyas más conocidas son la Custodia de Arfe (siglo XVI) y los cálices, copones y custodias de oro y piedras preciosas de los arzobispos Monroy (siglo XVIII) y Múzquiz (siglo XIX).

EL CLAUSTRO
El Claustro de la Catedral (siglo XVI) es la edificación más importante del renacimiento compostelano. Se visita de camino a la Sala Capitular (ala oeste del claustro), barroca, presidida por un Santiago peregrino de Gambino (siglo XVIII). Guarda una colección de tapices de Teniers, Rubens y Goya.

Visitas Exteriores

CRIPTA DEL PÓRTICO DE LA GLORIA (ENTRADA POR EL OBRADOIRO, AL PIE DE LA ESCALINATA)
Protogótica. Semeja una verdadera iglesia, con girola, crucero y dos naves. Sostienen el piso superior y simboliza el mundo terrenal iluminado por el sol y la luna, labrados en las claves de las bóvedas. Los pecados de los hombres aparecen en los capiteles.

PALACIO DE GELMIREZ (entrada por el Obradoiro)
Protogótico. Es el palacio de los arzobispos de Santiago y el edificio civil más importante de la Edad Media en España. Sus salas muestran el esplendor de la arquitectura y de la escultura de los siglos XII y XIII. Las ménsulas del Salón de los Banquetes -muy significativas-, son toda una muestra de gastronomía y buenas formas de la época.

MUSEO CATEDRALICIO (entrada por el Obradoiro)
Las colecciones artísticas más relevantes de la ciudad se exponen aquí. Las piezas guardan íntima relación con la Catedral: restos del Pórtico de la Gloria, del Claustro medieval y de las primitivas fachadas románicas.

RITOS Y COSTUMBRES

Visita a la Tumba Apostólica

En la cripta está el Sepulcro de Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro. Este lugar es la parte interior del mausoleo del Apóstol (Siglo I), descubierto en las excavaciones del siglo XIX. Las reliquias reposan en una urna de plata con el monograma de Cristo (Crismón) en la tapa. En el frontal se representa a Cristo Pantocrátor con los símbolos de los Evangelistas, acompañado por los Apóstoles.

El rezo del Credo ante la tumba de Santiago es una manifestación de adhesión a la Fe predicada por el Apóstol en estas tierras del extremo de Occidente. También es tradicional subir al camarín donde Santiago guarda los emotivos abrazos y las oraciones de los peregrinos desde la consagración del templo en 1211.

Para ganar el jubileo es necesario que sea Año Santo y hacer confesión y comunión, tal y como hicieron generaciones de peregrinos y creyentes venidos de todos los rincones del mundo desde el comienzo de las peregrinaciones en la Edad Media.

El Camino de Santiago en sus rutas francesa, inglesa y del norte terminaba con la entrada por la fachada del Paraiso (actual Azabachería), Las rutas meridionales -Vía de la plata y Camino portugués- concluían con la entrada por la fachada de Platerías. Pero cada Año Santo Compostelano todos los -caminos de Santiago confluyen en la Plaza de la Quintana. Allí se abre a los peregrinos la Puerta Santa o de los Perdones, que los conduce directamente a la girola de la Catedral muy cerca de la Tumba del Apóstol.
Santiago también aguarda en el Pórtico de la Gloria. Situado sobre el parteluz, el Apóstol mira a cuantos se sitúan frente a él para orarle. Su mediación es segura porque muy poco más arriba -en el tímpano- está Cristo en la Gloria.

Tradicionalmente se cree que el autor del Pórtico el Maestro Mateo, se autorretrató en la figura orante que está arrodillada en la parte posterior del parteluz. Popularmente se la  llama "O Santo dos Croques". Es creencia popular que quien se golpea la frente sobre la cabeza de la figura del arquitecto obtendrá sabiduría y prudencia.

 

Dónde alojarte en La Coruña
TRYP Santiago Hotel
Santiago de Compostela



Casa de Sixto
Paderne


AC Hotel A Coruña
Coruña (A)

Guárdame en el móvil