Barcelona, visítala también en verano
España
Ubicada en las orillas del mar Mediterráneo, Barcelona se caracteriza por ser un destino ideal para visitar en cualquier época del año. Con un clima mediterráneo y situada entre dos montañas, Tibidabo y Montjuïc.
Els Blaus de Roses

españa, barcelona, visítala también en verano

Barcelona en verano

Ubicada en las orillas del mar Mediterráneo, Barcelona se caracteriza por ser un destino ideal para visitar en cualquier época del año. Con un clima mediterráneo y situada entre dos montañas, Tibidabo y Montjuïc, la capital condal se adapta a las necesidades de cada uno de sus visitantes e invita a recorrer cada uno de sus singulares barrios. Con la llegada del verano la ciudad abre sus puertas para ofrecer a estos, además de magníficos edificios y monumentos, un sinfín de rincones recónditos y una agenda llena de actividades culturales y de ocio que harán de nuestra visita una experiencia única e inolvidable. Y hablando de la estación más calurosa del año, no podemos irnos de Barcelona sin deleitarnos en algunas de sus vibrantes playas. ¿Qué hace que Barcelona sea un destino elegido por miles de turistas cada año? La respuesta puede ser tan variada como personas han recorrido las calles de esta preciosa metrópolis. A continuación os proponemos diversas opciones para descubrir la esencia de la ciudad y así tener unas maravillosas vacaciones de verano en Barcelona.

Barcelona y sus monumentos

Barcelona tiene una gran importancia tanto a nivel cultural como artístico y un ejemplo de ellos son los múltiples monumentos que se reparten por toda ella. Tenemos la oportunidad de, en un mismo lugar, citarnos con conocidos estilos arquitectónicos que nos permitirán conocer y descubrir la historia de la villa y hacernos sentir en otra época. No es secreto que esta urbe se caracteriza por ser la cumbre del modernismo, con una abundante lista de representantes. Así pues tenemos visita obligatoria a una infinidad de obras, como la Sagrada Familia diseñada por Gaudí que desde 1882 está en construcción. No cabe duda de que es una magnífica obra donde cada visitante queda maravillado antes sus torres y en general por su original sistema de construcción donde destacan elementos dedicados a Jesús, Virgen María y diversos santos.   Otras obras destacables de Gaudí, son la Casa Milá y la Casa Batlló, ambas localizadas en Paseo de Gracia. La Casa Milá o popularmente conocida como  La Pedrera, perteneciendo a la etapa naturalista del artista, destaca por su curiosa forma ondulada, su interior compuesto por elementos modernistas y su azotea donde sobresalen las chimeneas y torres de ventilación que con sus sinuosas formas representan a antiguos guerreros medievales. Por su lado la Casa Batlló, aunque también pertenece a la misma época, se presenta ante nosotros con una fachada mucho más colorida y con detalles decorativos. Es en el barrio Gótico, siendo este un lugar un tanto peculiar y diferente a la estructura general de la ciudad, donde podemos encontrar muchos vestigios del pasado de Barcelona, tanto edificios como catedrales y plazas. No podemos irnos de esta zona sin haber visitado la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, conocida simplemente como la Catedral de Barcelona, la magnífica Catedral de Santa María del Mar, que seguro nos sorprenderá con su interior , la Plaza de Sant Jaume donde podemos encontrar el Palacio de la Generalidad de Cataluña o la Plaza Real con una forma trapezoidal que ofrece a sus visitantes una importante oferta gastronómica.

Siguiendo con la oferta cultural de la ciudad sin duda tenemos que visitar algunos de los muchos museos que se ubican en ella.  Podemos disfrutar del arte contemporáneo en espacios como Museo Picasso, Fundación Juan Miró, Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) o el Museo Europeo de Arte Moderno, todos ellos localizados en importantes edificios que ya por si mismo nos llamarán la atención y donde apreciaremos el arte arquitectónico.  Si pretendemos conocer más detalladamente la historia de la ciudad tenemos una visita imprescindible en el Museo de Historia de Barcelona (MUHBA), el Museo de Historia de Cataluña donde podemos encontrar interesantes exposiciones de diversos periodos de Cataluña o el Museo Marítimo que incluye artefactos marítimos de Barcelona y alrededores.

Catedral de Barcelona
Finalmente otro museo interesante si nos interesa el arte es el MNAC o Museo Nacional de Arte de Cataluña ubicado en el Palacio Nacional que se sitúa en la montaña de Montjuïc y que permite una increíble perspectiva sobre las Fuentes Mágicas de Montjuïc y sobre la ciudad condal. Ya que hemos mencionado las Fuentes de Monjuïc os invitamos también a presenciar el fantástico espectáculo que ofrecen por la noche desde el jueves al domingo y donde la música se funde perfectamente con sus colores vivos.

Barcelona al natural


En verano podemos disfrutar de agradables paseos por las zonas más verdes de la ciudad. Recorrer el Parque de la Ciutadella, considerado como el pulmón verde de la capital condal, puede ser una optima opción si nos gusta la naturaleza. Observar su majestuosa cascada, dar un paseo en barco atravesando su lago o visitar el Zoo de Barcelona, son solo algunas de las actividades que podemos hacer. Sin olvidarnos de hacernos una foto con el Mamut a tamaño real que es un símbolo de este parque. Otro parque con visita obligatoria es el Park Güell, ubicado en la parte superior de la ciudad desde donde podemos disfrutar de unas magnificas vistas sobre Barcelona. Todos los elementos que lo componen, su balcón ondulado y colorido, su famosa entrada presidida por el dragón o los pabellones son solo algunos de las representaciones que lo hacen conocer mundialmente. Sin duda este parque nos hará disfrutar de unos agradables y tranquilos momentos mientras lo recorremos. Un poco más alejado encontramos el Parque del Laberinto de Horta, siendo este jardín el más antiguo que conserva la ciudad. Se divide en dos partes, un jardín neoclásico, donde nos dejamos perder en el laberinto vegetal y un jardín romántico donde disfrutar de un agradable paseo rodeados de esculturas, fuentes y una abundante vegetación.  

Una manera diferente de observar Barcelona desde las alturas es gracias al Teleférico del Puerto. Podemos adquirir un ticket de solo ida o de ida y vuelta y sin duda quedaremos asombrados con las extraordinarias vistas, tanto sobre la parte de la ciudad como sobre el paseo marítimo que rodea todo el litoral de Barcelona y sus playas. Pero ¿que sería del verano si no existieran las playas?  Siendo la capital del mediterráneo, Barcelona goza de diversas playas, todas ellas localizadas fácilmente en transporte público, cuidadosamente mantenidas y equipadas con todas las instalaciones necesarias que puede requerir un visitante.

Caracterizadas por su arena dorada, son un punto donde tanto turistas como nativos se reúnen para disfrutar de los soleados días del verano, donde pueden practicar cualquier deporte acuático o actividad deportiva sobre la arena. Gracias al equipamiento deportivo que ofrecen podemos practicar deportes como vóley, ping-pong o disfrutar de zonas de juegos infantiles o de gimnasia. Además de eso, podemos refrescarnos en alguno de los chiringuitos que adornan las playas y donde también ofrecen hamacas para sus clientes, creando un ambiente más particular. Aunque todas las playas gozan de un agradable ambiente recomendamos, en caso de no poder acercarnos a alguna fuera de Barcelona, ir a las que están más alejadas del centro de Barcelona, como Mar Bella, Nova Mar Bella o Llevant, ya que así escaparemos del bullicio que se genera diariamente.  

Fuente del Parque del Laberinto de Horta
Finalmente si somos amantes de los animares marítimos tenemos una cita obligatoria en el Aquarium de Barcelona. Este espacio tan especial alberga más de 11.000 peces y criaturas marinas de  450 especies.  Se divide en 3 partes: Acuarios Mediterráneos donde podemos conocer la fauna marina del Mar Mediterráneo, Acuarios Tropicales, llenos de colores y de criaturas exóticas y el Oceanário donde podemos pasear bajo un gigantesco acuario gracias al túnel de cristal que lo atraviesa.  

Qué más podemos hacer


Otras de las actividades que podemos realizar en verano y que pueden hacer de nuestra estancia un recuerdo inolvidable son las numerosas rutas personalizadas para todos los gustos y necesidades del turista. Nosotros os recomendamos una atractiva ruta llamada Barcelona Vespa&Tapas. Mientras recorremos algunos de los barrios más emblemáticos de la ciudad en una Vespa LX50 automática tenemos la oportunidad de degustar algunas de las tapas más tradicionales durante nuestras paradas. Una oportunidad para descubrir la ciudad y saborear sus platos representativos.

Si por otro lado queremos sentirnos como niños durante un día, nuestra mejor opción es visitar el Parque de Atracciones de Tibidabo, donde tanto niños como mayores disfrutan de más de 25 atracciones además de todos los servicios necesarios para pasar momentos mágicos. 

Por último, otro lugar que nos descubrirá la gran diversidad de la arquitectura española,  representada por importantes monumentos, calles y plazas a escala es el museo arquitectónico El Pueblo Español.  Ubicado en Montjuïc, este museo al aire libre nos ofrece además de una muestra de la artesanía popular de los pueblos de las diferentes comunidades autónomas  una gran variedad  de restaurantes que muestras los mejores sabores de España, tanto en forma de platos como en licores. Sin duda una experiencias única y fantástica que nos permitirá conocer cada rincón de España. 

Barcelona desde las terrazas

Con el buen tiempo encontramos las terrazas de Barcelona llenas de vida, donde tanto indígenas como turistas aprovechan para refrescarse y reunirse con amigos o simplemente descansar de un largo día. Escapando de las convencionales terrazas y de los diferentes bares ubicados por toda la ciudad debemos destacar una tendencia que ha marcado un antes y un después a la hora de reunirnos. Dicho eso, muchos bares y restaurantes de importantes hoteles de Barcelona se han sumado al fenómeno actual  de ofrecer sus terrazas no solo a sus  clientes sino también  a cualquier persona que quiere disfrutar de un agradable rato. A principio de junio nos podemos encontrar con “La semana de las Terrazas de Hoteles en Barcelona” donde estos, en su mayoría hoteles de cuatro y cinco estrellas ofrecen diferentes actividades y servicios para todos sus visitantes. Algunos de las más famosas actualmente son, entre otros, La Dolce Vita del Hotel Majestic con unas exclusivas vistas sobre el Paseo de Gracia, La terraza del Claris (Hotel Claris) donde también podemos gozar de unas increíbles panorámicas sobre la ciudad y en ocasiones de conciertos o el Eclipse Bar, ubicado en la planta 26 del Hotel W ofreciendo unas vistas de 360° desde el Mar Mediterráneo hasta Tibidabo. No podemos no citar otras terrazas como el Sky Bar del Hotel Axel con un agradable espacio chill-out o la terraza Blue View del Hotel Casa Fuster considerado como uno de los espacios más cosmopolita de Barcelona. Esto es solo una pincelada de la gran variedad de terrazas que podemos encontrar en la capital condal, disfrutar de unos increíbles paisajes, saborear algún sugerente cóctel o hasta degustar algunos de sus especialidades gastronómicas.  Sin duda una experiencia única.

Cocteles de la terraza del Hotel Majestic - Dolce Vita de Barcelona
Por otro lado esta mágica urbe también ofrece una amplia gama de restaurantes de todo tipo de cocina, tanto tradicional como de autor, donde el visitante podrá saborear una gran variedad de platos y sabores.  Si queremos disfrutar de una buena mariscada con vistas al mar, una magnifica opción es “La Fonda del Port Olímpic” que ofrece una excelente relación calidad-precio. Si lo que preferimos es degustar diferentes platos de la gastronomía catalana, otro sitio idóneo son los restaurantes de la cadena “Tasca i Vins” que destaca, además de su gran variedad de platos, por su personalizados interiores cuidando cada detalle del diseño. Otra local con visita obligatoria es el restaurante “Els 4 gats” desde que abrió sus puertas en 1897 ha sido lugar de reunión de numerosos artistas y escritores de la época. Su cocina también se basa en platos tradicionales de la cocina catalana en una atmósfera única.  Finalmente otra recomendación que sirve tanto para los más golosos como para las personas que quieren saborear un plato diferente recomendamos “Creps a Barcelona” donde se ofrece una gran variedad de creps saladas y dulces en un ambiente coqueto y un tanto vintage, perfecto para los paladares más exigentes. Para el postre, merienda o simplemente refrescarnos en los calurosos días la mejor opción son las múltiples heladerías con helados artesanales que encontramos por las zonas más concurridas, como en Born o Paseo de Gracia. Seguro que os sorprenderán la gran variedad de sabores y su sinfín de combinaciones.   

Ir de compras

Esta cosmopolita ciudad ofrece también  a sus visitantes importantes zonas de compras donde encontramos una gran variedad de  tiendas y marcas de todos los estilos y bolsillos. Recorrer el Paseo de Gracia, donde entre los famosos edificios modernistas se localizan una gran selección de famosas marcas internacionales, puede ser un lugar perfecto para pasar una tarde de shopping. Seguidamente otro interesante punto es el Portal del Ángel, siendo una calle peatonal, donde cada semana se realiza un mercadillo con la participación de diferentes artesanos que presentan sus trabajos, ya sea ropa, joyas, artículos de madera, cristal, instrumentos musicales, etc. Esta es además otra de las zonas más concurridas por establecimientos comerciales, tanto marcas conocidas como pequeños boutiques de jóvenes diseñadores y otros comercios de tipología muy diversa donde cada turista puede encontrar lo que busca.

Arte en la Rambla de Barcelona
Acercándonos a la Rambla, nos encontramos con el famoso Mercado de la Boqueria. Es el lugar donde se juntan todos los colores y sabores posibles y donde podemos soñar con platos tanto  tradicionales como exóticos. En la Boqueria encontramos una gran variedad de frutas, verduras, carnes, pescados, productos lácteos, entre otros. Mientras descendemos por la Rambla, nos podemos encontrar con muchos puestos de flores, gracias a las que nos invade un agradable aroma. El final de la Rambla es otro punto donde podemos curiosear productos, pero esta vez de arte, ya que es el lugar donde los artistas catalanes ofrecen sus obras a los curiosos caminantes, ya sean caricaturas, cuadros de paisajes o retratos. Además cada jueves también podemos encontrar otro mercadillo con artículos artesanos, donde obsequiarnos con algún recuerdo. Finalmente Barcelona también cuenta con muchos centros comerciales repartidos por toda la ciudad, que pueden ser otra zona donde podemos realizar nuestras compras.

Así pues podemos ver que Barcelona ofrece una amplia oferta para todos los gustos  y bolsillos en verano. Dependiendo de los días que tenemos para visitar la ciudad podemos amoldarnos a nuestras necesidades y disfrutar de un sinfín de actividades,  pasear por las diferentes zonas o pasear entre las conocidas y no tan conocidas tiendas donde encontrar el souvenir ideal.  Conviértete en un originario por un tiempo y disfruta de esta esplendida ciudad.

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova - AbcViajes.com

Dónde alojarte en Barcelona
Hotel ME Barcelona
Barcelona





Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil