Barcelona, rutas en bicicleta
Cataluña
La ciudad de Gaudí, además de ofrecernos unas increíbles vistas, monumentos históricos... se ha sumado al turismo ecológico, gracias a la introducción de bicicletas como otro medio de transporte.
Els Blaus de Roses

cataluña, barcelona, rutas en bicicleta

La cosmopolita ciudad de Barcelona siempre se ha preocupado por el bienestar de sus ciudadanos como por el de todos los turistas que se acercan a ella para descubrir sus encantos. La ciudad de Gaudí, además de ofrecernos unas increíbles vistas, monumentos históricos que han marcado su historia y un sinfín de actividades de ocio, se ha sumado al turismo ecológico, gracias a la introducción de bicicletas como otro medio de transporte, lo que le ha permitido llamar la atención a turistas con gustos e intereses diferentes.

Este tipo de transporte actualmente es usado por muchos barceloneses como una manera cómoda y rápida para desplazarse por la ciudad, pero eso no es todo, ya que además de estos, los turistas han seguido este fenómeno y lo han convertido en otra manera para disfrutar de la ciudad condal. De colores rojo y blanco y bajo el nombre de Bicing encontramos una gran red de bicicletas repartidas en múltiples puntos estratégicos de la ciudad, servicios del cual podemos disfrutar mediante un abono, que nos permitirá poder alquilar una bicicleta desde cualquier estación. Gracias al gran número de estaciones que hay repartidas por toda la ciudad, hace que tengamos una gran comodidad a la hora de devolverla.

Parada con punto de recogida de bicis de Bicing
Además la ciudad condal ha estado renovando y ampliando su red de carriles bicis que han permitido a muchos ciudadanos y turistas a animarse a disfrutar de este tipo de transporte tan favorecedor para nuestra salud y que al mismo tiempo nos permite curiosear todas las joyas que aguarda la ciudad. Esta red de carriles se acerca ya casi a los 200 kilómetros de longitud y, además, la buena señalización y la segregación del resto de circulación hace que los ciclistas se sientan mucho más seguros.

Señalización carril bici
Vista la buena respuesta de los visitantes a este tipo de actividad, muchas empresas han abierto sus puertas ofreciendo servicio de bicis, tours guiados y muchas actividades más relacionadas con estas de las que nos podemos aprovechar. Actualmente hay una oferta muy grande, por lo que es una opción muy recomendable, tanto por la variedad como por las posibilidades que nos ofrece. Durante los recorridos podemos descubrir, ya sean guiados o no, podemos descubrir gran parte del patrimonio de la ciudad. Pero estas esperas no han sido las únicas que han visto el rápido negocio, ya que también se han sumado a esta iniciativa los hoteles de Barcelona. Estos, ofrecen a sus clientes un servicio de bicicletas eléctricas que se pueden alquilar por un precio razonable y con la ayuda de un smartphone con una aplicación para guiarse por la ciudad, los turistas pueden personalizar sus rutas y disfrutar de lo que realmente les interesa.

Carril bici y parking público de bicis
Para los visitantes que quieran disfrutar de este tipo de transporte pero no quieren tener que pedalear por las calles, existen los taxis-bicis. Estos triciclos son habilitados para dos personas más a parte del conductor. Normalmente estos conductores suelen ser guías que durante el recorrido explican los secretos de la ciudad mientras los turistas se relajan y disfrutan del paseo elegido, ya que hay una gran variedad de esto.

Nuestro tour particular

Con nuestra propia bicicleta o alquilándola en algún establecimiento, nos aventurarnos a descubrir todo aquello que esconde Barcelona. Cualquier lugar es bueno para empezar nuestro recorrido, como por ejemplo el centro o para ser más exactos, la Plaza Cataluña. Podemos descender por dos rutas diferentes, una es por la Rambla, donde podemos observar diferentes edificios importantes, como el Palacio de la Virreina, el mercado de La Boquería, el teatro El Liceo o acceder a la Plaza Real, o la otra opción es adentrarnos por el barrio del Raval, donde podemos descubrir una gran diversidad de culturas y negocios que caracterizan este singular barrio. Además esta zona nos muestra algunas pinceladas de la historia de la ciudad, ya que podemos situarlo en el segundo recinto amurallado de Barcelona. Un punto frecuentado es la Rambla de Raval que ofrece a todo su visitante una buena oferta de restaurantes y locales. La parte negativa de esta zona es que es menos segura, sobre todo en el horario nocturno.

A poca distancia, de cualquiera de las dos opciones antes dichas, nos embriagamos con el olor a mar, donde seguidamente podemos observar el monumento de Colón. Aquí podemos seguir pedaleando por el Paseo de Colón y poco a poco adentrarnos en el famoso barrio Gótico de Barcelona, volveremos al pasado entre renombrados edificios, como el Ayuntamiento, el Palacio de la Generalidad, la Catedral gótica de Barcelona, la Catedral de Santa María del Mar o los palacios que albergan el Museo Picasso, entre muchos más.

Una vez recorrido todos los interesantes rincones, después de haber disfrutado de los diversos comercios, bares, salas de exposición y museos, podemos seguir nuestra ruta hacia el Parque de la Ciudadela. Este pulmón verde de la ciudad nos permite disfrutar de la naturaleza sin tener que salir de ella. Mientras disfrutamos de las vistas, montados sobre dos ruedas, podemos curiosear los diferentes elementos que lo convierten en un atractivo más, como son la magnífica Cascada o el llamativo Mamut.

Después de haber disfrutado plenamente del parque, nos adentramos en el Eixample de Barcelona, recorriendo las calles horizontales y verticales que lo forman, hasta llegar a la asombrosa Sagrada Familia. Rodeando al Templo desde todos los lados nos permitirá observarlo sin perdernos detalle tanto de la parte antigua como la nueva que sigue avanzando en su construcción. Una vez vista la obra de Gaudi, seguimos nuestro recorrido hasta Paseo de Gracia que descenderemos desde Diagonal hasta Plaza Cataluña, nuestro punto de partida. A lo largo de la calle nos toparemos con importantes y hermosos edificios modernistas como La Pedrera, Casa Lleó Morera, Casa Batlló o Casa Rossegoda, que en muchas ocasiones son ocupados por marcas internacionalmente conocidas, considerado Paseo de Gracia la calle de compras.

Esta ruta permite descubrir el corazón de Barcelona, pero es solo parte de lo que nos podemos encontrar, una infinidad de monumentos espera ser descubiertos por los ojos de los curiosos turistas que permiten adentrarse por sus calles. Gracias a la comodidad que nos permite la bicicleta, podemos pedalear sin cansarnos por todos las calles de la ciudad y revelar todo aquello que nos aguarda, sin contaminar y haciendo deporte al mismo tiempo.

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova - AbcViajes.com

 

Dónde alojarte en Barcelona
Hotel ME Barcelona
Barcelona





Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil