Barcelona. Guía rápida de la ciudad
Barcelona
Barcelona pretende sorprenderte y hacerse querer. Pero para conocer a esta ciudad y descubrir todos aquellos lugares que la identifican es muy importante recorrerla al completo
Els Blaus de Roses

barcelona, barcelona. guía rápida de la ciudad

Barcelona. Un recorrido que no te puedes perder si visitas Barcelona

Barcelona, una ciudad tan peculiar que se ha ido adaptando a los turistas ofreciéndoles todo aquello que necesitan para tener unas vacaciones perfectas. Y no podemos negarlo, en poco tiempo la capital condal  ha sabido convertirse en la joya del Mediterráneo.

Con la mezcla de un ambiente amigable, con la playa a nuestros pies y días soleados que alegran a cualquiera, Barcelona pretende sorprenderte y hacerse querer. Pero para conocer a esta ciudad y descubrir todos aquellos lugares que la identifican es muy importante recorrerla al completo. A continuación propongo un recorrido que no deja de ser solo una lista de una pequeña parte de todo lo que puede ofrecer Barcelona.

Nuestro recorrido comenzará en Paseo de Gracia con Diagonal (parada de metro Diagonal, Línea 3 de metro), y aunque es un punto de inicio poco común, es ideal para aprovechar al máximo el tiempo y  descubrir en sus edificios las diferentes apocas por las que ha pasado la ciudad y cómo actualmente se unen en armonía casi perfecta. En los últimos años Paseo de Gracia se ha convertido en una  visita obligatoria para todos aquellos turistas y nativos que disfrutan comprando algunas de las mejores marcas de moda y joyas o descansando en los hoteles más prestigiosos de la ciudad. Entre todas estas tiendas se ocultan, sin éxito, algunos de los edificios más importantes del Modernismo. El primero de ellos es la Casa Milà o también llamada “La Pedrera”. Fue construida entre 1906 y 1912 por el arquitecto Antoni Gaudí y en el año 1984 fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO. Curiosamente se denomina La Pedrera por su aspecto exterior ya que se relaciona con una cantera a cielo abierto. No podemos dejar la oportunidad de entrar en ella y dejarnos seducir por este edificio, sin olvidarnos salir a la azotea desde donde apreciamos a las diferentes formas y esculturas que esperan impacientes ser visitadas.  

Casa Milà (La Pedrera)

Paseando y disfrutando del glamour de esta calle, vamos descendiendo hasta la llamada “Manzana de la Discordia” siendo el conjunto más famoso de edificios modernos de la ciudad. Razón de que exista esta manzana, con tres de las casas más bellas de Barcelona, se remonta en años atrás cuando Paseo de Gracia fue la calle más importante de la ciudad y las familias burguesas y con dinero construían sus casas para demostrar su abundancia. Empezando por la Casa Batllò construida por Gaudí por encargo de la familia Batllò, podemos observar como su belleza es transmitida con sus colores, que representan diferentes formas, además de todos aquellos detalles que crean movimiento en la misma fachada. La casa que encontramos al lado es Casa Amatller encargada por el chocolatero Antoni Amatller  a Josep Puig y aunque es un edificio modernista nos ofrece detalles del gótico catalán y el flamenco. Está abierta al público. Unos números más abajo encontramos la Casa Lleó Morera del arquitecto Lluís Domènech i Montaner. Un dato curioso es que el nombre de la casa no responde al nombre de sus propietarios. La casa tiene seis plantas, donde en la planta baja encontramos a la tienda de la marca Loewe (aunque no podemos contemplar en interior de la casa porque es de uso privado) con su fachada ornamentada con balcones curvos, mosaicos y detalles de la naturaleza que no te dejarán indiferente.

Casa Lleó i Morera de Lluís Domènech i Montaner

Nuestro siguiente punto antes de sumergirnos por el barrio de Borne de Barcelona es Plaza Cataluña, una de las plazas más importantes de la ciudad. La encontramos rodeada por esculturas que nos observan desde todos los ángulos, árboles que hacen de sombra para muchos de sus visitantes y es el lugar donde muchos niños y ya no tan niños alimentan las palomas que parecen ser las dueñas de la plaza. Una vez disfrutado de su grandeza, nos dirigimos hacia la Rambla de Barcelona, la principal calle de la ciudad. Un paseo muy agradable rodeado por edificios que nos cuentan parte de la historia de esta preciosa ciudad de Barcelona. Algunos ejemplos son el Palau de la Virreina que Manual Amat i Junyent hizo construir para su esposa o la Casa Bruno Quadros, conocida como la casa de los Paraguas, donde estarás en compañía de un dragón chino que decora parte de su fachada. Mientras paseamos podemos observar tiendas, quioscos, puestecitos de animales, dulces típicos, helados y flores de diferentes tonalidades que adornan nuestro paseo, acompañado del curioso atractivo de las esculturas humanas que se reinventan día a día para sorprender a los turistas que se paran a observarlas.

Una parada obligatoria es el Mercado de la Boquería, con sus colores, aromas y sabores, es el lugar de encuentro de turistas y barceloneses que realizan sus compras. Siendo este un lugar una fuente de materias primas de la cocina mediterránea, con una gran variedad de fruta, verdura, carne, pescado, entre otros.  Una vez listos para seguir por la Rambla, nuestra siguiente parada es ante el emblemático Gran Teatro Liceo, y aunque hoy en día lo vemos en todo su esplendor, en el pasado ha sufrido una serie de acontecimientos que han marcado su historia. En la parte más baja de la Rambla nos encontramos con muchos artistas que enseñan sus obras de arte como cuadros, caricaturas o autoretratos. Cada viernes nos topamos con un mercadillo que da fin a este paseo y en el podemos encontrar todo tipo de artesanía, joyas, bolsos, juguetes que llegan a convertirse en un recuerdo perfecto de Barcelona.

Mercado de la Boquería
Monumento a Cristobal Colón. Descubridor de América

Desde allí vemos el monumento de Colón, que desde lo alto señala el mar. Una opción para disfrutar de unas buenas vistas es subir a lo alto de este monumento y observar la ciudad llena de turistas.

Barcelona, es una ciudad para ir de compras. Para hacer un poco de shopping y ver un puente poco común y moderno nos tenemos que desplazar hacia centro comercial de Maremagnum, donde encontramos algunas de las marcas de moda, restaurantes, cines, etc. Otra opción es dar un paseo en barco o seguir descubriendo los monumentos que nos  aguarda la ciudad. 

La Barcelona gótica, la zona más antigua de la ciudad parece sacada de un cuento

Nos permitimos perdernos por las calles de la ciudad para llegar a La Catedral basílica de Barcelona. Esta catedral de estilo gótico se abre ante nosotros con su eterna belleza. Descansa un poco de este largo paseo y observa cada uno de los detalles que la caracterizan, merece la pena. Entra en el templo y descubre las diferentes  capillas, el claustro,  la sacristía, piezas importantes  con importancia histórica. 

La Catedral de Barcelona

A la salida de la Catedral, observa los restos de la muralla y el arco romano que mediante la calle del Bisbe nos llevan por, quizás, la zona más mágica de la ciudad, que parece sacada de un cuento. En muchas ocasiones nos podemos encontrar con diferentes artistas en ésta que consiguen trasladarnos  en otra época con el sonido de su música. Desde aquí también se observa el tan famoso Puente Gótico. Es indudablemente una verdadera obra de arte  de peculiar belleza.   

Muy cerca de la Catedral…

Desconocida para mucha gente, y muy cerca de la catedral, se encuentra la Plaza de  Sant Felip Neri. Es un rincón donde el tiempo se ha detenido mientras tenemos la oportunidad de ver las marcas que en las paredes de la Iglesia de Sant Felip Neri,  ha dejado los impactos de las metrallas  de la Guerra Civil Española. 

Retomamos otra vez a la calle del Bisbe que nos llevará hasta la plaza de Sant Jaume, donde ante nosotros descubrimos el Ayuntamiento de Barcelona y el Palacio de la Generalitat. Desde la plaza de Sant Jaume nos encaminamos hacia la Plaza del Rei, muy cerca de la anterior. Recorra esta plaza al anochecer o mejor de noche, ya que con la luz que sale de los ventanales le da un ambiente mucho más gótico e irreal. En esta plaza se sitúa el Museo de Historia de Barcelona. Para un primer día este recorrido podrías ser muy provechoso y darnos la oportunidad de disfrutar de una ciudad tanto moderna como gótica. Mi recomendación es callejear por el barrio y descubrir todo aquello escondido a simple vista.

Ya sea en el mismo día, porque aún tienes tiempo o al día siguiente podemos retomar nuestro recorrido en la Plaza de Santa María del Mar, donde nos encontramos ante la disimulada fachada con uno de los rosetones imposible de superar de la iglesia con el mismo nombre. Una vez cruzamos sus pórticos descubrimos una de las obras más increíbles y mejor conservadas del gótico catalán. Mientras sentado contemplas su altura, amplitud y sus detalles, es seguro que estos detalles no te dejaran desinteresado.

A poca distancia, en la calle Montcada encontramos el museo Picasso. Este museo que ocupa cinco edificios de la calle, permite distinguir las diferentes etapas del artista. Seguimos  hasta el final de la calle Princesa, donde nos situamos ante uno de los parques más significativos de Barcelona, el Parque de la Ciudadela. Fue el único parque de la ciudad y ubica el Zoo de Barcelona, el antiguo Arsenal de la Ciudadela, la Cascada del Parque, El Castillo de los Tres Dragones, entre otros. Es el lugar elegido por muchos barceloneses para reunirse, pasear o hacer deporte al aire libre.  Una vez recorremos el parque tranquilamente nos dirigimos hacia el Arco de Triunfo, que con un carácter más civil se funde en un paisaje encantador.

Y llegados a este punto es visita obligada la Sagrada Familia, máximo exponente de la arquitectura catalana modernista.  Este templo se ha convertido en el símbolo de la ciudad y no es para menos, ya que sus formas cuidadosamente enmarcadas en sus torres y fachada hacen de Sagrada Familia una de las siete maravillas del mundo.  De nuevo obra de Gaudi, podemos apreciar una gran diferencia de la parte que se construyó originariamente (de estilo el neogótico) a la parte que se está construyendo ahora (innovando en su diseño final).  Si queremos disfrutar de unas vistas privilegiadas lo mejor es desplazarnos hasta el parque situado justo delante del templo y contemplar su esplendor (muy recomendado al anochecer).

Saliendo del centro de Barcelona aún hay mucho que ver

Alejado del centro de Barcelona se sitúa el Park Güell. Fue uno de los encargos que Eusebio Güell hizo a Gaudi. Principalmente se pretendía que esto fuera una ciudad- Jardín, pero este proyecto no tuvo éxito. Además de ser un remanso de paz gracias a su ubicación, encontramos una gran variedad de columnas y formas de árboles, estalactitas y formas geométricas peculiares. Vemos muchas superficies que están cubiertas con trozos de vidrio o cerámica formando un mosaico de colores o también llamados quebradizos.  Los dos edificios que dan la entrada del parque tienen un aspecto singular ya que están cubiertos de piedra del lugar y sus cubiertas de bóvedas catalanas con originales formas están decoradas con fragmentos de mosaico irregulares. Sigue la escalera doble del dragón vestido en mosaico de colores, otro de los símbolos de la ciudad y disfruta de un merecido descanso es este espectacular parque.  Aprovecha para visitar la casa-museo de Gaudí  y curiosear objetos personales del arquitecto.

Además de monumentos, parques y plazas, Barcelona es algo más

Finalmente, pero no menos importante, son los tres imprescindible como la playa,  la gastronomía y la vida nocturna barcelonesa. Siendo esta ciudad la capital mediterránea no nos podemos perder las playas llenas de barceloneses y turistas que se relajan y disfrutan de los días calorosos del verano. Actualmente Barcelona cuenta con nueve playas y una zona de baños de más de 4 kilómetros lineales de litoral. Aunque sus visitantes se centran en los meses de verano, el resto del año, gracias al clima mediterráneo, también es aprovechado para poder jugar a voley-playa, tenis, jogging, entre otros.

Pero para disfrutar de la playa no hace falta mojarnos, podemos descansar en alguno de los coquetos chiringuitos que hay y tomarnos alguno de los cócteles mirando al mar.  Es un buen momento para descansar y planificar el resto de la visita a esta ciudad.

Comer en Barcelona

Los miles de turistas y las ganas de disfrutar de la ciudad de la que los barceloneses presumen, hacen de Barcelona un gran restaurante ya que ofrece una gran oferta de todo tipo restaurante, desde comida rápida a precios asequibles a los mejores restaurantes de lujo con precios no tan asequibles a todos los bolsillos.  

Una de las zonas habituales para comer o cenar son el Paseo de Gracia y la Rambla, para saborear algunos de los platos o tapas típicas de la gastronomía catalana. No menos importante es la zona del puerto donde junto con algunos de los locales de la vida nocturna más de moda, encontramos un importante número de marisquerías.

Restaurantes de la Rambla de Barcelona

Si eres un verdadero explorador,  Abcviajes te recomienda  que evites los sitios tan masificados y centrarte en otros restaurantes más familiares y originales donde con precios más bajos podrás saborear platos de la misma calidad. Están repartidos por toda la ciudad. En la zona de L’Eixample Esquerra, la más poblada de la ciudad, podemos encontrar un gran número de restaurantes con buena relación calidad-precio. Toma nota de alguno de ellos; Tapería Ordesa ubicado en Gran Via de les Corts Catalanes, Trobador Granados en Calle de Enric Granados, 122  y Divinus en la calle Rosello. Pero si por otro lado quieres gozar de una noche llena de lujo abcViajes te aconseja que visites el barrio de Pedralbes-Sarrià y disfrutes de alguno de los restaurantes más exclusivos de Barcelona, como Antigua RestauranteGessami Restaurante situados en la calle María Cubi, 59 y 81 respectivamente y Terraza de l'Abadessa localizado en la calleAbadessa d’Olzet 26. 

Así que, ¿a qué esperas a descubrir esta ciudad llena de vida y con ganas de demostrarte todas sus maravillas? Su cultura, sus calles y sus habitantes la han convertido en una ciudad moderna y cosmopolita, donde su principal objetivo es satisfacer las necesidades de todos sus visitantes y proponerte un destino atractivo y una experiencia inolvidable. Eso es Barcelona.

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova - AbcViajes.com

Dónde alojarte en Barcelona
Hotel ME Barcelona
Barcelona





Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil
Comentarios:
María Elena 13-08-2012
Barcelona, ha sido, es y siempre será una ciudad maravillosa.
Felicidades por el reportaje, aunque todavía hay mucho que recomendar de la ciudad.
Responder
Marc 13-08-2012
Pero cuidado con los ladrones por el centro de Barcelona, que son una plaga
Responder