Bangkok, la ciudad milenaria y su gastronomía
Tailandia
Alegremente exuberante, Bangkok abarca el desarrollo moderno y presenta un cuadro inicial de torres de oficinas impulsoras; plazas de relucientes tiendas; restaurantes donde se sirven las famosas especialidades condimentadas tailandesas...
Els Blaus de Roses

tailandia, bangkok, la ciudad milenaria y su gastronomía

Lo viejo y lo nuevo

Encapsulando la mezcla de la quintaesencia de lo viejo y lo nuevo de Tailandia se encuentra Bangkok, ubicada en las márgenes del Chao Phraya River/Río Chao Phraya. La capital de la nación desde 1782, es para la mayoría de los viajeros tanto el puerto de entrada como el destino principal.

Wat Phra Kaeo o Templo del Buda Esmeralda
Alegremente exuberante, Bangkok abarca el desarrollo moderno y presenta un cuadro inicial de torres de oficinas impulsoras; plazas de relucientes tiendas; restaurantes donde se sirven las famosas especialidades condimentadas tailandesas al igual que virtualmente cualquier otra alta cocina del este u oeste; de lugares de entretenimiento donde la gran gama va de la clásica danza tailandesa al jazz moderno.

Increíblemente, en medio de este dinámico mundo moderno, Bangkok milagrosamente se las ingenia para preservar su herencia cultural hasta un evidente grado. En los altos techos y brillantes agujas del Grand Palace/Gran Palacio y los innumerables históricos templos de la ciudad como por ejemplo: Temple of the Emerald Buddha/Templo del Buda Esmeralda, Temple of Dawn/Templo de Dawn y otros evocativos santuarios presentados al visitante con un cuadro de la maravilla clásica oriental.

Además, los monumentos y lugares dentro de Bangkok contienen tesoros artísticos y esfuerzos culturales que tipifican a la tierra y a la gente.

La influencia del pasado no se limita a los monumentos principales, continúa pintando la vida diaria. Hileras de monjes con sus togas azafrán haciendo sus rondas matutinas para pedir limosna, por ejemplo, presencie una escena esencialmente inalterada con el pasar del tiempo. Hoy día con los edificios de fondo que lo único que agregan es maravillarse ante esta y otras tradiciones por las que la ciudad continúa trazando su descripción.

Wat Phra Kaeo
En última instancia, es de la gente que Bangkok deriva su sabor único. Amigos de diversiones y despreocupados, la gente posee una rara tolerancia que imbuye a la ciudad un sentido real de libertad. Podría parecer algunas veces agitada, sin embargo lo que finalmente se encuentra es la naturaleza buena de Bangkok en la aceptación de la vida con todas sus idiosincrasias.

La “City of Angels/Ciudad de los Ángeles” de Tailandia, indudablemente, un lugar mágico donde las posibilidades están limitadas únicamente por la imaginación. Usted se maravillará ante las glorias del pasado y deleitará con las oportunidades doradas del presente.

Un Calidoscopio Exótico

A lo largo de 700 años de independencia, el Reino de Tailandia ha mostrado una impresionante continuidad, apuntalada por la inquebrantable adherencia de la gente al budismo, la religión nacional y a la monarquía, que, se convirtió en una monarquía constitucional en 1932, es tan reverenciada actualmente como lo fue en los días en que los reyes eran considerados literalmente “Señores de la Vida”.

En su perdurable tradición, Tailandia personifica una quintaesencia “Thainess/Tailandicidad” que indeleblemente colorea la nación y le da el sentido de una tierra antigua que es diferente. Sin embargo, milagrosamente los tailandeses combinan un sincero respeto por el pasado con entusiasmo por lo nuevo y una alegría por las innovaciones de hoy en día.

Es exactamente esa aparente paradoja que hace a Tailandia tan gratificante. Aquí está no tan sólo un destino verdaderamente multifacético de una enorme diversidad tanto cultural como topográfica, pero también todas las ventajas modernas que aseguran la experiencia en viaje más placentera. Desde servicios exclusivos hasta oportunidades superiores para visitar lugares de interés, alojamiento, restaurantes y compras, el viajero encontrará mucho que apreciar.

Murales, Wat Phra Kaeo. Bangkok
La variedad es sin duda el sabor de la vida en Tailandia. Desde los dorados templos aguja de Bangkok hasta las majestuosas ruinas de capitales antiguas, desde el tranquilo encanto de los pueblos rurales hasta la emoción de los resorts de playa tropicales, no hay escasez de opciones. Sin importar cuantas veces haya usted estado antes, siempre hay algo fresco por descubrir.

No están únicamente las ricas y variadas atracciones, también hay un estilo de vacaciones que se adapten a todas las preferencias. Si, por ejemplo, toda la diversión y emoción del resort de playa de Pattaya es demasiado, están los lugares playeros más tranquilos de Hua Hin y Cha-am, o los resorts isleños de Phuket y Ko Samui. Alternativamente, si la cultura es la atracción, numerosos festivales anuales se celebran en formas tradicionales y destacan costumbres y creencias perdurables. Actividades de interés especial son otra opción; por ejemplo, cualquiera puede matricularse para estudiar meditación budista en un templo o aprender el arte culinario tailandés de expertos chefs en un hotel de cinco estrellas.

La naturaleza también ha sido generosa. Tan variada como las atracciones históricas y culturales está la belleza de los paisajes siempre cambiantes. Usted se puede escapar a una escondida isla tropical, descansar sobre la prístina arena de una playa, ir a practicar ciclismo de montaña entre la altura, colinas cubiertas de bosques, viajar por el Río Chao Phraya o explorar la flora y la fauna de más de 60 parques nacionales.

Deliciosa Gastronomía

Comer es un nuevo mundo adicional por descubrir, con Tailandia ofreciéndole posibilidades casi interminables para el excitante deleite de nuevos sabores, rico en calidad y surtido.

La cocina tailandesa, tan deliciosa y variada en sus sabores picantes, es en verdad un arte gastronómico. Creatividad en la cocina proviene en parte por el amor de los tailandeses a la buena comida y parte a la riqueza de ingredientes disponibles. El país posee una gran abundancia en vegetales y frutas, hierbas y especies, suculentos mariscos y productos frescos de granja, todo utilizado de una maravillosa manera en recetas tentadoras.

Phat Thai – Fideos Tailandeses Fritos. Bangkok
De la cocina real tailandesa, basada en menús tradicionalmente servidos en los banquetes reales de antaño, hasta cuatro estilos de cocina regionales distintivos, el descubrir los nuevos y tentadores platillos es casi interminable. Si bien la variedad es deliciosa, la esencia de la comida tailandesa y lo que la hace un arte culinario a nivel mundial es su delicadeza. La clave está en el balance y armonía de la combinación de los sabores picantes, dulces, salados y ácidos. Sorprendentemente para algo que sabe tan bien, la comida tailandesa es también altamente nutritiva. Haciendo hincapié en la frescura de sus productos, tanto vegetales verdes como hierbas, junto con una preferencia por pescados y aves de corral. La cocina tailandesa es tanto un placer para los concientes de la salud como para los gourmet.

Para el mejor souvenir, usted puede aprender el arte de preparar comida tailandesa en varias escuelas de cocina, tanto en Bangkok como en otros destinos importantes y llevarse de regreso con usted el sabor de Tailandia.

Además de la comida tailandesa, otras cocinas tanto del este como del oeste se pueden encontrar. Independientemente los restaurantes ofrecen entre ellos virtualmente todos los estilos culinarios que usted pueda imaginar y los mejores hoteles se enorgullecen de los altos estándares de sus restaurantes especializados donde sus excelentes menús van a la par de un servicio impecable.

 


Estás leyendo: Bangkok, la ciudad milenaria y su gastronomía



Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil