Bajo Guadalquivir, de gran riqueza ecológica y paisajística
Bajo Guadalquivir - Andalucía
El Bajo Guadalquivir ocupa parte de las provincias de Cádiz y Sevilla, situada en la baja Andalucía, siendo éste el punto más meridional de Europa. Esta comarca gira entorno al Río Guadalquivir, abriendo paso a un bello paisaje de marismas, río y mar
Els Blaus de Roses

bajo guadalquivir - andalucía, bajo guadalquivir, de gran riqueza ecológica y paisajística

BAJO GUADALQUIVIR, EN LA PROVINCIA DE CÁDIZ Y SEVILLA 


Provincia de Cádiz 

Chipiona

Esta villa marinera que vio nacer a Rocío Jurado se sitúa muy cerca de la Desembocadura del Guadalquivir y de Doñana. 

El legado monumental de la localidad es un fiel reflejo de su genuino devenir histórico, remontándose sus orígenes al Imperio romano. El castillo (BIC) fue mandado construir por Guzmán el Bueno y terminado por los Ponce de León en el s. XIV. Está totalmente almenado y tiene ventanas ojivales y una torre cuadrada.

Su edificio más emblemático es, sin duda, el Santuario de Regla, que exhala un aliento neogótico. Erigida sobre una antigua fortaleza hoy día pertenece a la orden franciscana y alberga a la patrona de Chipiona. Destaca su escalera imperial que conduce al claustro mudéjar del siglo XV, los sótanos abovedados, los muros decorados con azulejos de Triana de 1640, el museo y la biblioteca. Otros edificios de interés son la Iglesia de Nuestra Señora de la O (ss. XVI al XVII); la Capilla del Cristo de la Misericordia y el Sanatorio de Santa Clara (primer sanatorio marítimo de España).

Desde principios del s. XX Chipiona es un importante enclave veraniego. De esta época conserva numerosas y bellas villas de recreo que le dan un carácter muy especial a su fisonomía urbana. Los paseos marítimos de las playas de Regla y de Las Canteras, animados y bulliciosos, están llenos de terrazas en las que sentarse a disfrutar de la vista del mar, mientras se cata el famosísimo moscatel de la tierra. Puntera en la industria de la flor cortada (celebrándose en la villa la Feria Internacional de este sector, FLORASUR) sus playas (Regla, del Camarón, Tres Piedras, Cruz del Mar, Las Canteras, Montijo y la Ballena) llevan siendo galardonadas con las Banderas Azules a los Mares Limpios de Europa desde 1989. Son el escenario perfecto para los deportes náuticos que se pueden practicar también en el moderno puerto deportivo.

Y para pasar una tranquila jornada en el campo, la villa ofrece zonas de recreo como El Pinar, hábitat del ancestral camaleón, muy común en la zona.

EL FARO
Reconstruido sobre las ruinas del antiguo faro romano mandado construir por Quinto Servilius para guiar a los navegantes hacia el Guadalquivir y que los barcos escaparan así de los peligros de la Piedra de Salmedina, causante de numerosos naufragios. Está erigido sobre la Punta del Perro, separando las playas de Las Canteras y de Regla. Construido en 1867 por el ingeniero Jaime Font, es el más alto de España con 69 metros. El promontorio en el que se enclava es un magnífico mirador.

CORRALES DE PESCA

Son construcciones que cercan el mar y que en la bajamar atrapan a los crustáceos y moluscos, capturados por los pescadores. Forman un original conjunto histórico, cultural y paisajístico que es herencia de una cultura pescadora rural antigua, presumiblemente romana o árabe (así se mantenía el pescado vivo hasta su consumo). Se pueden contemplar en las localidades de Chipiona y Rota. Los roteños, situados en la Playa de la Almadraba, están declarados Monumento Natural.

Rota

Por su situación -a caballo entre la desembocadura del Guadalquivir y la entrada de la Bahía de Cádiz- ha sido un lugar de paso de distintas culturas y civilizaciones. Puerto comercial desde época fenicia, son numerosos los restos romanos que se han encontrado en sus alrededores.

Declarada Conjunto Histórico, antiguos arcos y estrechas calles de casas blancas conforman el trazado urbano de este hermoso caserío de bellas plazas y pintorescos rincones en los que saborear una cocina íntimamente ligada al campo y al mar, con platos típicos como la urta a la roteña regados con su rico vino Tintilla, reliquia enológica de sabor dulce y color oscuro.

El edificio más notable de la ciudad es el Castillo de Luna (BIC), erigido en el s. XIII por Guzmán el Bueno sobre un antiguo ribat árabe del s. XI. Tiene planta rectangular con cinco torreones almenados, siendo los principales el de la Alianza y el del Homenaje. Alberga un patio original del s. XV con una bellísima galería arcada y zócalos pictóricos. Se conservan también restos de las murallas que defendían la villa de los ss. XII al XV, entre ellos las puertas de Regla o Chipiona; la Puerta de Sanlúcar; y la Puerta del Mar o del Muelle.

Otros edificios de interés son la Iglesia de Nuestra Señora de la O (s. XVI), la Capilla de la Caridad (junto a la Plaza del Reloj), la Torre de la Merced, la Iglesia de San Roque y la Casa de la Cilla. 

Esta ciudad cosmopolita se caracteriza por su ambiente y animación, con muchas posibilidades para el ocio que se multiplican durante la época estival. En ésta se celebra su popular Feria de la Urta (Fiesta de Interés Turístico Nacional) y el Festival Flamenco ‘Arranque Roteño’. Sus 16 Km. playas (La Costilla, El Rompidillo o Punta Candor) resultan ideales tanto para disfrutar de un día de sol y baño, como para practicar deportes acuáticos. Los extesos pinares y las dunas que en algunos casos llegan hasta la misma playa son escogidos por los visitantes para pasar una tranquila jornada campestre o realizar rutas senderistas, a caballo o en bicicleta.

COSTA BALLENA 
Este exclusivo complejo turístico se asienta sobre una franja costera de 400 ha. Situada en los municipios de Rota y Chipiona. Con casi 4 kilómetros de playas vírgenes, esta auténtica ciudad de veraneo brinda una amplia oferta deportiva, destacando su campo de golf de 18 hoyos, diseñado por el golfista español José María Olazábal.

Sanlúcar de Barrameda

Enclavada en el margen izquierdo de la desembocadura del río Guadalquivir y frente a Doñana, el origen del primer asentamiento en Sanlúcar viene auspiciado por la construcción de un templo fenicio dedicado a Astarté. 

La ciudad de aire señorial –declarada Conjunto Histórico- posee una estructura urbana que se caracteriza por estar dividida en dos grandes núcleos: el Barrio Alto y el Barrio Bajo. El Barrio Alto es el núcleo histórico y monumental, de angostas calles, blancas fachadas y aristocráticos palacios como el Palacio de Orleáns y Borbón (junto a la Basílica de Nuestra Señora de la Caridad) o el renacentista Palacio Ducal de Medina Sidonia. En las cercanías sitúa el Arquillo o Puerta de Rota, restos de la muralla medieval, el Castillo de Santiago (s. XV) el Convento de las Descalzas y la Iglesia de Nuestra Señora de la O.

Bajando por la Cuesta Belén hacia el Barrio Bajo, se sitúan el Auditorio de la Merced y las Covachas del s. XV - la mejor muestra del gótico en la ciudad- que decoran una de las fachadas del Palacio Ducal. A la Plaza de San Roque se traslada el gran ambiente del mercado de abastos, lleno de colorido y tipismo, con vendedores que pregonan sus productos a voz en grito. Camino de la Iglesia de Santo Domingo (s. XVI) se enclavan la Iglesia de San Jorge y el Convento de Regina Coeli. En la dirección contraria están la Iglesia del Carmen y el Convento de Capuchinos.

Para tapear en Sanlúcar, nada mejor que la Plaza Cabildo o Bajo de Guía, el barrio de pescadores inundado de restaurantes en los que probar los famosos langostinos, pescaítos y guisos marineros. De su pantalán sale el Buque “Real Fernando”, que realiza la travesía por el río hasta su desembocadura para conocer Doñana.

El litoral de Sanlúcar cuenta con 6 km. de playas, siendo lás más representativas la playa de Bajo de Guía, la de la Calzada, de las Piletas, playa de la Jara y, ya en la orilla del Parque Nacional de Doñana, la Playa del Coto también denominada por los sanluqueños 'la otra banda'. En Doñana se enclavan también los parajes naturales sanluqueños de los Pinares de la Algaida y las Marismas y Salinas de Bonanza.

En sus playas tienen lugar las famosas Carreras de Caballos en la playa (Interés Turístico Internacional) auspiciadas en sus orígenes por la aristocracia y la burguesía sanluqueña del s. XIX deseosa de incentivar la vida social de la villa durante la temporada estival.

ESPLENDOR AMERICANO
Tras el descubrimiento del Nuevo Mundo se convierte en un puerto de referencia, partiendo Cristóbal Colón en su tercer viaje y Magallanes y Juan Sebastián Elcano en la primera vuelta al mundo. El mayor apogeo económico de su historia vendrá gracias al fomento de la actividad comercial entre América y el Puerto de Sevilla, auspiciada por los Duques de Medina Sidonia. La llegada de los Duques de Montpensier, unido a las empresas bodegueras propiciaron un nuevo renacimiento económico y cultural en el s. XIX.

LA MANZANILLA
El genuino microclima de la ciudad es fundamental para la crianza de la manzanilla -su caldo más representativo- que pertenece a la Denominación de Origen Jerez Xeres-Sherry. Es un vino seco apropiado para aperitivos, de un bello color dorado, que se cría en barriles de roble blanco en las bodegas del casco urbano, las llamadas “catedrales del vino”. Están integradas a la perfección en la estructura urbanística de Sanlúcar concentrándose en su Barrio Alto, en el que se ubica el Museo Barbadillo de la Manzanila.

Trebujena

Situada en las proximidades del tramo final de la desembocadura del Guadalquivir, su paisaje alterna las marismas con un mar de suaves lomas de tierras albarizas cubiertas de viñedos. 

Los datos fidedignos más antiguos de doblamiento en la zona se remontan a la actividad comercial del aceite con Oriente en época romana a través del Portus Tarbissana hasta el que se internaba el Lacus Licustinus.

El núcleo urbano destaca por la blancura del conjunto y sus calles largas y abiertas, siendo la más animada la calle Larga. La Plaza Mayor es el centro neurálgico de la ciudad, donde se celebran todos los actos importantes y en ella se erige la barroca Parroquia de la Purísima Concepción (ss. XVII y XVIII), con la Puerta del Perdón y el valioso Cristo de la Misericordia (s. XVIII) de la escuela de Juan de Mesa.

Del primitivo castillo no queda casi nada, tan sólo se conservan algunos lienzos y almenas, que se pueden divisar si nos acercamos al antiguo Mercado de Abastos. Y la Ermita de Nuestra Señora de Palomares alberga además de la patrona de la ciudad, el Cristo de la Veracruz (ss. XV ó XVI). 

Trebujena se inscribe dentro del marco del vino de Jerez-Xeres-Sherry y la Manzanilla de Sanlúcar y es famosa por sus mostos, que no se deben dejar de saborear acompañando sus ricos camarones o las famosas angulas.

Los humedales de la finca Codo de la Esparraguera se han convertido en un área privilegiada para la avifauna. Las concentraciones de cerceta pardilla, focha moruna y malvasía -todas ellas en peligro de extinción- convierten a esta zona húmeda en una de las más importantes de Andalucía.

En plena llanura marismeña frente al Parque de Doñana, se enclava el Cortijo Alventus (del s. XVIII) en el que se pueden contemplar exhibiciones de Acoso y Derribo, tientas y participar en fiestas camperas. Muy cerca de allí está el Parque de la Ribera del Guadalquivir, en el que las antiguas chozas marismeñas se han habilitado para poder gozar de unos días de descanso y paz en plena naturaleza.

DE CINE 
El río Guadalquivir ha marcado desde antiguo la vida de estas gentes. Al acercarnos hacia él podremos observar un paisaje variopinto. Por un lado, las lomas cubiertas de viñedos y por el otro, las marismas; y en el horizonte Doñana. Una estampa espectacular al atardecer. Tanto, que Steven Spielberg decidió rodar aquí su película El Imperio del Sol.


Estás leyendo: Bajo Guadalquivir, de gran riqueza ecológica y paisajística



Dónde alojarte en Cádiz
Sol Sancti Petri Apartamentos
Chiclana de la Frontera


Hotel Vincci Costa Golf
Chiclana de la Frontera

Hotel Meliá Sancti Petri
Chiclana de la Frontera

TRYP Jerez Hotel
Jerez de la Frontera


Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil