Aragón, descubre la belleza del arte mudéjar
Aragón - España
Los monumentos mudéjares de Aragón han sido declarados en diciembre de 2001 Patrimonio Mundial por la UNESCO por algo más que por ser una manifestación artística única, original, singular e irreemplazable
Els Blaus de Roses

aragón - españa, aragón, descubre la belleza del arte mudéjar

EL ARTE MUDÉJAR EN ARAGÓN  


El MUDÉJAR EN ARAGÓN: Ejemplo de convivencia de culturas

Los monumentos mudéjares de Aragón han sido declarados en Diciembre de 2001 Patrimonio Mundial por la UNESCO por algo más que por ser una manifestación artística única, original, singular e irreemplazable.El valor que los hace radicalmente contemporáneos es el hecho de que son el fruto de la convivencia de culturas diferentes en un lugar geográfico concreto y en un momento histórico de tolerancia cultural. Es decir, son un ejemplo para todos nosotros en el momento actual de mestizaje de razas y culturas que va a ser el siglo XXI. Quizá entre estos monumentos descubramos cómo afrontar este futuro viviendo en paz.

Moros y cristianos en Aragón

Mudéjar es la denominación que recibe la población de cultura, tradición y religión musulmana que continuó viviendo en sus pueblos y ciudades tras la conquista cristiana pero conservando sus usos y costumbres. Excelentes artesanos y constructores, levantaron y decoraron los nuevos edificios cristianos fusionando los estilos europeos con su tradición islámica. El resultado son unas obras artísticas originales de valor universal.

La belleza de lo sencillo en Aragón

Los materiales empleados en el arte mudéjar son de fácil obtención y bajo coste, pero de esta sencillez las manos expertas de los artesanos mudéjares supieron extraer bellas creaciones a base de ladrillos, yeserías, maderas policromadas y cerámicas vidriadas. Si el esquema constructivo obedece a los diferentes estilos en boga (románico, gótico, barroco…), el mudejarismo en Aragón es un sistema constructivo propio que destaca por la riqueza decorativa que cubre muros y techumbres con elementos de gran plasticidad y extraordinaria belleza.

EL LADRILLO EN ARAGÓN

El ladrillo, un material abundante, de bajo coste y fácil adquisición, se convierte en el elemento fundamental de la arquitectura mudéjar en Aragón . Pero los hábiles albañiles mudéjares, influidos por el tradicional “horror vacui” del arte islámico, supieron convertir los enormes paños de monótono ladrillo en singulares obras de decoración con formas geométricas repetitivas: arquillos entrecruzados (que recibe la denominación de “sebka”), lacerías y estrellas y elementos vegetales, todo ello combinado con ventanas de medio punto o arcos apuntados.

LAS YESERÍAS EN ARAGÓN

El uso decorativo del yeso parte de la tradición musulmana. Material barato y abundante, resulta fácil de trabajar y sobre todo, muy versátil. Destacan las decoraciones de celosías y estucos con motivos vegetales, geométricos, heráldicos y caligrafías de sorprendente riqueza y abundancia que embellecen todo tipo de elementos arquitectónicos.

LA MADERA EN ARAGÓN

Los artesanos mudéjares alcanzaron gran maestría en el tallado de la madera en forma de mobiliario y puertas. Pero su obra cumbre son las techumbres policromas. Técnicamente, los alfarjes planos y la armadura a dos aguas aligeraban el peso de la techumbre. Artísticamente, acogen una fecunda obra de pintura gótica con motivos geométricos y vegetales característicos de la estética musulmana.

LA CERÁMICA EN ARAGÓN

La tradición artesanal musulmana se plasmó en las creaciones cerámicas cuya herencia pervive hasta nuestros días en las cerámicas de Muel y de Teruel.
Aplicada a la arquitectura, se utilizó para decorar y embellecer los grandes paños de ladrillo con diversidad de formas: platos, azulejos, barras, círculos en grupos o formando dibujos.

TERUEL: La arquitectura mudéjar de la ciudad de Teruel ya fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986

TERUEL, CAPITAL DE ARAGÓN

1. Iglesia y torre de San Pedro (s. XIII):
Iglesia de nave única cubierta con crucería simple. Ábside de cinco lados. Tiene adosado un claustro con cuatro crujías.
La torre-puerta, que permite la circulación bajo ella, es de planta rectangular. La decoración es a base de frisos de esquinillas con cilindros cerámicos y de arcos ciegos de medio punto entrecruzados, así como ventanas de medio punto abocinadas.

2. Torre de San Martín (s. XIV):
Torre-puerta con estructura de alminar almohade dividida interiormente en tres estancias, que se cubren con crucería sencilla. La decoración externa es a base de fajas de esquinillas que enmarcan frisos de arcos mixtilíneos entrecruzados, series de lazos y columnas, flechas y estrellas de cerámica. Se abren ventanas de medio punto abocinadas, de arco apuntado en parejas y grupos de a cuatro.

3. Torre de El Salvador (s. XIV):
Torre-puerta con estructura de alminar almohade, dividida en tres estancias internas cubiertas con bóveda de crucería. El primer cuerpo se decora con un paño de arcos mixtilíneos entrecruzados que apoyan en columnillas cerámicas y se intercalan estrellas verdes y blancas. En el segundo cuerpo presenta estrellas ochavadas, ajedrezado de azulejos, dos ventanas de medio punto, recuadros de ladrillo en zig-zag y arcos mixtilíneos entrecruzados. El tercer cuerpo muestra dos series de ventanas: las inferiores de arcos apuntados y las superiores con arcos de medio punto.

4. Torre, techumbre y cimborrio de la Catedral (s. XIII al XVI):
La torre es de planta cuadrada y estructura cristiana con tres cuerpos y un remate octogonal; el primer cuerpo se abre con un arco apuntado sobre la calle y presenta cilindros de cerámica verde; el segundo presenta un friso de arcos de medio punto entrecruzados y dos ventanas de medio punto. En el tercer cuerpo se abren dos series de ventanas de medio punto.
La rica techumbre de madera consiste en una armadura de par y nudillo con tirantes de vigas dobles apeados en canes. La decoración es abundante a base de motivos geométricos, heráldicos, vegetales, epigráficos y figurativos (oficios, religiosos, reyes, reinas, caballeros, nobles, santos, etc.) constituyendo un verdadera enciclopedia de la vida medieval. El cimborrio es un octógono que presenta ventanales ajimezados con motivos renacentistas.

5. Torre de la Iglesia de La Merced (s. XVI):
Torre de tres cuerpos que destaca por su decoración con cruces de múltiples brazos formando rombos.


Estás leyendo: Aragón, descubre la belleza del arte mudéjar



Dónde alojarte en Zaragoza


Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil