Andorra, saboréala. Tiene mucho que ofrecerte
Andorra
Qué mejor manera para conocer un país que con el paladar. Hay más de 440 restaurantes repartidos por todo el país, donde se ofrecen platos de la cocina andorrana y se puede descubrir la gran variedad de productos propios de la zona.
Els Blaus de Roses

andorra, andorra, saboréala. tiene mucho que ofrecerte

La procedencia de una gastronomía llena de sabores

Qué mejor manera para conocer un país que con el paladar. Podemos decir que la privilegiada ubicación geográfica del Principado de Andorra es uno de los  puntos clave para  la elaboración de su rica gastronomía, donde se entrelazan diferentes influencias que configuran un excelente resultado final. Esto es debido a que tanto los españoles como los franceses han aportado sus sabores, texturas y olores que mediante los productos típicos del país se  acaban creando sus deliciosos platos.  

Hay más de 440 restaurantes repartidos por todo el país, donde se ofrecen platos de la cocina andorrana y se puede descubrir la gran variedad de productos propios de la zona. Aunque tenemos que tener en cuenta que la gastronomía andorrana se basa en una cocina de mercado y de temporada, razón por la cual dependerá mucho de los productos que podamos encontrar en cada estación para confeccionar el menú.

Pero es muy curioso descubrir los edificios como las bordas, que años atrás fueron el lugar donde se guardaba el grano y el ganado, y donde actualmente se encuentran algunos de  los mejores restaurantes del país. Repartidas por todo el territorio de Andorra, podemos encontrar veinte bordas que elaboran sus platos y nos ofrecen una manera diferente de disfrutar de la comida andorrana.  

Para la mayoría de los platos andorranos es imprescindible la buena materia prima que ofrece el país. La pesca y la caza  son dos de los principales oficios que han aportado el material básico para esta cocina. Razón por la cual,  algunos de los platos principales se ven relacionados con ellos, como es el caso de las rostes al mel, de lonchas de cerdo rehogadas en miel y vinagre, las costelles a la losa, es decir, costillas de cordero fritas en manteca de cerdo, aderezada con ajo, las chuletas de buey, cabrito al horno, el pato con ciruelas y piñones, conejo asado al horno acompañado con setas, legumbres o combinado con otras carnes, la perdiz a la vinagreta, entre otros. La carne de calidad de Andorra es un referente gracias al gran número de pastos y el cuidado de los animales. Es por eso que los Ganaderos de Andorra, S.A. la comercializan bajo el sello de control y garantía “Carn de Qualitat Controlada d’Andorra”.

Plato del restaurante Deimos - Caldea.
Asimismo hay platos que destacan por la época en la que nos los encontremos, como es el caso del trinxat de montaña, elaborado con patatas, col verde, bacón y ajos; la escudella, tipo de sopa a base de verduras y carne de cerdo hervida; o la sopa grosa, refiriéndonos así a la sopa de galets, y todos ellos presentes en los días fríos de invierno.  Mientras que con el calor se abren nuevas propuestas como ensalada de xicoies, caracoles a la llauna, acompañados con alioli de membrillo, entre otros.  En cuanto al pescado, la trucha del río es el principal producto acuático de Andorra, se puede hacer al horno, frito, asado, bañada en vino o combinado con verduras.

El país ofrece un surtido de embutidos propios entre los cuales destacan la bringuera, el bull de donja, las longanizas, el bisbe y las butifarras. No nos hemos de olvidar que después de los platos vienen los postres, y Andorra también nos invita a degustar los buñuelos de viento, la mona de Pascua o las cocas, adornadas con azúcar, piñones o crema.  

Licor de Cerveza Alpha
Actualmente, a parte de disfrutar de la rica gastronomía, el país de los Pirineos, comparte con nosotros su primera cerveza  de elaboración artesanal, Alpha. Esta cerveza fue creada por dos emprendedores unidos por su pasión de hacer cerveza, un andorrano y un alemán, quienes han conseguido confeccionar cuatro diferentes tipos de cerveza Alpha, Pilsen, Tostada, Monjo Boig y Crepúsculo,  cada una con un sabor único y personal. Además de la cerveza, en la micro-cervecería, donde podemos ver el proceso de elaboración y hacer una degustación, también descubrimos el licor de cerveza.  Otro producto a destacar son los dos  vinos andorranos, Cim de Cel y L’Escol, pese a las  dificultades que podría causar las características del terreno y la altitud, finalmente y con una mezcla de técnica y artesanía ha sido posible cultivar los viñedos y elaborar el vino que hoy podemos saborear. 

Pero Andorra a parte de todo esto nos puede ofrecer aun más. Otros dos productos típicos es el Nectum, un jarabe de piñas de abeto que se utiliza para aliñar ensaladas, acompañar helados,  laquear carnes blancas o quesos y las trumfes o patatas autóctonas que se distinguen en cuatro variedades: Naga, Noisette, Anaïs y Florica.


Nuestro calendario con los días de sabor

Pero aquí no se acaba nuestra oportunidad de saborear y descubrir la cocina andorrana. El país organiza diferentes eventos gastronómicos, donde vemos una cocina que mezcla tradición e innovación para conseguir la perfección.

Situándonos al principio de año, podemos citar las escudilladas de San Antonio el día 17 de enero y de San Sebastián en Sant Julià de Lòria el 20 de enero. El mismo mes, y con  pretexto de la matanza de cerdo y la elaboración de los embutidos, se celebran las Jornadas de cocina de invierno Lo Mondongo en la Massana, donde los restaurantes ofrecen menús propios de la temporada.

Una vez pasado el verano, en septiembre, se celebra la Muestra Gastronómica de Andorra en Ordino. En este evento se presentan las principales características de la cocina andorrana en los restaurantes del Principado. A lo largo de una semana,  la Muestra, a parte de poder  degustar los diferentes platos, se organizan conferencias con chefs y prestigiosos invitados del mundo de la cocina internacional.  Otras celebraciones en este mes es la Fira Mercat del Bolet en Arinsal, donde las setas son el elemento estrella y el Día del Bacalao, donde podemos aprender y disfrutar de diferentes platos compuestos por este pescado. Por ultimo, en octubre y con una duración de un mes,  se celebra La Massana Fogons, con la finalidad de enseñar los platos típicos con ingredientes de la temporada de otoño.

En conclusión, observamos que la superficie del país no influye en la gran  variedad de productos y platos típicos del país. Una excusa perfecta para visitar Andorra es todo lo que tiene por descubrir, su naturaleza viva, sus paisajes únicos y su deliciosa gastronomía. ¿Te atreves a ser sorprendido por la tradición y la calidad de la cocina andorrana?

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova.

Poblaciones del reportaje
Zona
Guárdame en el móvil