Andorra, las dos caras del país de los Pirineos
Andorra
Andorra, un pequeño paraíso en los Pirineos, se convierte en el lugar idóneo para hacer actividades durante todo el año. Debido a su situación estratégica Andorra es representada por sus montañas y sus bellos paisajes.
Els Blaus de Roses

andorra, andorra, las dos caras del país de los pirineos

Andorra, un pequeño paraíso en los Pirineos, se convierte en el lugar idóneo para hacer actividades durante todo el año. 

Debido a su situación estratégica Andorra es representada por sus montañas y sus bellos paisajes. A parte de todos los lugares increíbles que podemos visitar, podemos realizar un gran número de actividades en cualquier época del año. Aunque en nuestro pensamiento se sitúan las múltiples pistas de esquí por las que es rodeado el país, tenemos que saber que tanto en la época de invierno como en verano Andorra ofrece un amplio abanico de actividades para todos. Causa de esto es su rica naturaleza  de la que podemos disfrutar de una forma activa o la cantidad de instalaciones de las que dispone.

Vistas desde lo alto del Valle de Arcalís
Aprovechando el frio y la nieve Andorrana

Si nos situamos en la época fría de invierno hay un montón de actividades que podemos practicar en familia, con amigos o solos. Andorra goza de  dos grandes estaciones de esquí alpino,  Grandvalira y Vallnord, y de un centro de esquí nórdico, Naturlandia, que permiten a los amantes de la nieve disfrutarla. Empezando desde los más pequeños, donde estos podrían tener el primer contacto con la nieve y realizar diferentes actividades, juegos, descender por los toboganes adaptados o hacer sus primeras clases de esquí. Mientras tanto, los más grandes también pueden adentrarse en las pistas elegidas con sus esquís o su snowboard o haciendo senderismo. Actualmente a parte de estas actividades podemos disfrutar de una lista interminable de experiencias inolvidables que citaré a continuación:

Aunque a la mayoría de las personas les gusta esquiar, hay muchos que quieren disfrutar de la nieve sin tener que utilizar los esquís. Esto se puede hacer con las raquetas de nieve. Hay diferentes recorridos dependiendo del nivel de dificultad, es idónea para todas las edades y permite descubrir y disfrutar del entorno natural.

Señalización del Valle del Arcalís
¿Es posible combinar los esquís y la bicicleta? Hoy en día, sí. Tenemos la opción de disfrutar de estos dos deportes en uno solo con el Ski Bike. Una opción para los conocedores del esquí de disfrutarlo de otra manera, cambiando los  típicos esquís por una bicicleta de descenso. El centro de esta actividad se encuentra situado en el sector de Arinsal. Otra actividad parecida es el Trikke Skki. Consiste en inclinar el Trikke y los tres mini-esquíes carving hacen el resto. Es necesaria una breve clase introductoria para preparar al practicante, que puede ser de cualquier edad.

Snow Snake (en Arinsal y Pal). Esta nueva actividad llamada “serpiente de nieve” se estructura con trineos individuales que se enganchan uno detrás de otro (entre 8 y 9) y permite realizar una bajada por la pista de nieve consiguiendo un efecto “látigo”.

 

Otras divertidas actividades son el descenso en trineo, que consiste bajar la pista adaptada para esta actividad con trineos típicos de nieve. Y el Airboard, donde las bajadas se realizan boca abajo sobre unas colchonetas de aire dirigibles, concebidas especialmente para pistas de nieve. Las dos actividades se realizan en grupo. Aunque si somos amantes de la alta velocidad, podemos realizar excursiones en motos de nieve o quads. Hay pistas exclusivas para las motos en las que podemos adentrarnos una vez más en la naturaleza de este encantador país.

Otra divertidísima opción es hacer una vista guiada con el Gicafer o vehículo Oruga, un vehículo de origen sueco que nos da la oportunidad de ver de una manera totalmente diferente las pistas y sus alrededores. Este vehículo anfibio también se aprovecha en verano para la realización de diferentes excursiones con la oportunidad de llegar a los rincones más insólitos del paisaje andorrano. O por qué no, nos trasladamos a la época de guerra, donde sobrevivir puede ser muy divertido. Esta es la propuesta de Láser Combat, donde se tienen que cumplir retos e intentar no gastar las vidas. Actividades aptas para todos los públicos.

¿Y por qué no disfrutar de la naturaleza y de los animales a la vez? Esto es posible con actividades que combinan estas dos cosas. El Mushing consiste en disfrutar de un paseo en trineo que es tirado por perros, y otra opción para los pequeños es montar en Poni, que le permitirá aprender a distinguirlos de los caballos.  

Otra emocionante actividad que  podemos practicar es parapente biplaza, donde se combina el esquí con volar por encima de las  montañas de Arcalís y Creussans. Si queremos también alzarnos en lo alto de las montañas podemos optar por los vuelos panorámicos por encima de las montañas de Vallnord. Otra actividad que nos consigue elevar hasta una altura considerable es el Jump, que mediante camas elásticas combinadas con gomas elásticas nos permite saltar muy alto. Finalmente podemos nombrar el Speed Ride, una modalidad de esquí desarrollada en los Alpes franceses, que combina las sensaciones del parapente con la aventura de sobrevolar las pistas, a la vez que se esquia. Debido que es nueva y muy especifica esta actividad, únicamente se puede practicar fuera de pista o en zonas acotadas.

Otra experiencia única es la posibilidad de inmersión bajo hielo en la balsa de la Canaleta y en los tres lagos de Tristaina. Una actividad que no nos dejará indiferentes, ofreciéndonos un recuerdo inolvidable.

Una propuesta de Naturlandia, tanto en invierno como en verano es el tobogán de naturaleza más largo del mundo, con 5.3 km de recorrido, llamado Tobotronc. Sentir como vamos subiendo la montaña montados en este trineo para después descender a una velocidad controlada por nosotros mismos es una experiencia muy aconsejable y divertida, donde tanto los pequeños como los más grandes disfrutaran al máximo.

Con el sol se abre una nueva época de diversión.

Como he mencionado al principio, hay  un sinfín de actividades que nos ofrece Andorra en invierno, pero esto no es todo. No nos tenemos que engañar, Andorra es igual de divertida también en verano, cuando el sol acaricia su bella naturaleza.

Valle de Arcalís
Aunque ya la nieve no es la principal atracción, podemos disfrutar de otra lista interminable de actividades y sorprendernos con sus rincones más recónditos y los más curiosos. Hay para todos los gustos, para los más activos y también para los más tranquilos con muchas rutas de senderismo o de bicicletas por toda Andorra.

Nuestra lista podría continuar con actividades como escalada, con más de 200 vías donde la podemos practicar o vías ferrata, adaptadas perfectamente para todos los aventureros que quieran disfrutar de otra manera de la naturaleza. Pero y ¿por qué no permitirnos jugar con la gravedad? Esto es posible con el puenting que se puede practicar en el puente de Molleres de Canillo con un vuelo de 15 metros. Además de estas actividades podemos practicar barranquismo, el deporte con el que podemos descubrir la montaña y los ríos, introduciéndonos en una experiencia imborrable. Algunos de los barrancos que podemos descender en Andorra son El Torrente d’Urina, el d’Encodina o el de la Canaleta.

Otras maneras de disfrutar del agua es la pesca, en más de 70 lagos, con o sin muerte. Los lagos más conocidos para practicar este deporte son el de Pessons y Tristaina, aunque tenemos que acordarnos antes de empezar con la pesca de sacarnos el permiso, que puede ser de la temporada entera o solo por días. Otra entretenida actividad es el submarinismo a más de 2.000 metros de profundidad. Esta adaptada para todos los niveles de dificultad, así que todos los podamos disfrutarla.

Podemos realizar una gran cantidad de excursiones de diferentes maneras. Una de ellas es a caballo, donde los fans de los animales disfrutarán de ellos y del incomparable paisaje que ofrece el país. Es muy habitual recorrer el Parque Comunal Natural de los valles del Comapedrosa o los Valles del Norte entre otros. Otra manera de hacer ruta es con los 4x4  o Quads por pistas de tierra y de diferente dificultad.

Por último, no nos tenemos que olvidar que con la cantidad de ríos que hay en el país, una de las actividades más comunes podría ser el rafting, donde  es importante el trabajo en grupo para hacer un buen descenso.  Pero para los más tranquilos y que quieran disfrutar de actividades más relajantes, también existen campos de golf, donde también se disfruta de otra manera Andorra.

Más Andorra después de las actividades.

Y después de todas estas actividades que podemos realizar durante los 365 días del año, no nos hemos de olvidar de que este país es también un pequeño-gran centro comercial con una importante cantidad de negocios.  Es un lugar donde podemos encontrar todo tipo de artículos, ya sean del hogar, moda, electrónica, joyerías o accesorios.  Pero si aun así nos quedamos con ganas de más, otra opción muy recomendada es relajarnos en las aguas termales de Caldea.

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova.

Poblaciones del reportaje
Zona
Guárdame en el móvil