Amberes, centro mundial del diamante
Bélgica
Como tantas otras grandes ciudades europeas, Amberes (Antwerpen) se ha desarrollado a la orilla de un río importante. Esta atrayente "Ciudad sobre el Escalda" es el centro mundial de elaboración del diamante y también lugar de nacimiento de Rube
Els Blaus de Roses

bélgica, amberes, centro mundial del diamante

AMBERES, CIUDAD SOBRE EL ESCALDA


Como tantas otras grandes ciudades europeas, Amberes (Antwerpen) se ha desarrollado a la orilla de un río importante. Esta atrayente "Ciudad sobre el Escalda" es el centro mundial de elaboración del diamante y también el lugar de nacimiento del pintor Pedro Pablo Rubens.

El río Escalda ha desempeñado un papel crucial  en el desarrollo de Amberes. El puerto es uno de los más grandes del mundo y ha contribuido a determinar la dimensión internacional  de la ciudad. Amberes es conocida también como el centro mundial del diamante. A finales del siglo XV, la ciudad es el eje de la industria y del comercio del diamante y el esplendor de esta pequeña piedra preciosa continúa iluminando las calles y las plazas. En 1993, además, Amberes fue la capital cultural europea. No exageramos por tanto, en absoluto, cuando afirmamos que la ciudad tiene mucho que ofrecerles...

El centro de la ciudad  Escalda es el Grote Markt  (Plaza Mayor)  rodeado de los espléndidos edificios gremiales  de los siglos XVI y XVII.  En medio de la plaza erige la estatua de Brabo. Según una leyenda del siglo XVI, este héroe habría fundado la ciudad  venciendo al tirano Antigón y lanzando la mano amputada de este último, al río. De hecho, el nombre neerlandés de la ciudad, Antwerpen, deriva de "hand" (mano) y "werpen" (lanzar). En uno de los lados de esta plaza de planta irregular, se encuentra el Ayuntamiento (Stadhuis, del siglo XV), un híbrido muy conseguido de elementos renacentistas flamencos e italianos.

Para quien visita Amberes, no hay escape: Rubens es omnipresente. El hijo más famoso de la ciudad no sólo tiene una estatua en la plaza llamada "Groen-plaats", sino que en numerosas iglesias y museos se pueden admirar también sus obras.

Cogels-Osylei
La Casa de Rubens en la plaza llamada "Wapper", donde el pintor vivía y trabajaba, ha sido transformada en un museo. La casa respira aún la grandeza del período más intenso del barroco de Amberes. Los muebles, los objetos de arte y las obras de la colección privada de Rubens, les transportarán a través del tiempo. Rubens está presente también en la Casa Rockox, una casa de nobles que data del siglo XVII, espléndidamente restaurada. La casa pertenecía al burgomaestre Rockox, amigo del pintor. Todas las habitaciones están decoradas con muebles auténticos del siglo XVII y con cuadros de Jordaens, Matsys, Rubens y Van Dyck.

De los muchos museos de la ciudad, podemos presentarles sólo algunos. El de visita obligatoria es el Museo de Bellas Artes  (Museum voor Schone Kunsten), situado en el barrio llamado "Zuid", que literalmente significa "Sur" y que se encuentra a dos pasos del centro histórico. Este imponente edificio alberga más de mil cuadros de los pintores Flamencos Primitivos, además de 1500 obras de los más recientes. Los pintores góticos (más conocidos como los Primitivos Flamencos), están representados por una serie de cuadros excepcionales (Van Eyck, Memling, Van der Weyden, Matsys). Pero lo más destacable, sin duda, es la colección más bella y más completa del mundo del maestro de Amberes Peter Paul Rubens, que se encuentra en este museo. También se exhibe una muestra de la pintura flamenca posterior a 1830.

El Museo de Arte Contemporáneo de Amberes (Museum voor He-dengaagse Kunst te Antwerpen o MUHKA) alberga principalmente una colección de obras de arte de artistas belgas desde los años sesenta. En este museo se organizan regularmente exposiciones temáticas.

El Steen (la "Roca") es el edificio más antiguo de Amberes. Hoy se encuentra allí el Museo Nacional de la Navegación (National Scheepvaart-museum), donde se narra la historia de la navegación y del puerto de la ciudad. Las numerosas maquetas de naves y la exposición permanente, con algunas naves reales, hacen de este museo una de las principales atracciones de Amberes. Los objetos más dignos de mención son los bellísimos modelos de las naves que en aquel tiempo aseguraban el comercio con las Indias Orientales.

El Museo Mayer van den Bergh está completamente dedicado a las bellas artes y a las artes aplicadas, sobre todo de los siglos XIV al XVI. Encontrarán una colección única de cuadros, esculturas, tapices y muebles.

En 1993 Amberes fue la capital cultural de Europa. Con ocasión de este importante acontecimiento, el Teatro Bourla (Bourlaschouwburg) fue completamente restaurado. El bar que se encuentra en el interior merece una visita y, mientras admiran el magnífico interior, podrán aprovechar la ocasión para probar la cerveza local, que tradicionalmente se sirve en un vaso con forma de bola, llamada "bolleke" o "bolita".

Si llegan en tren, déjense sorprender por una de las arquitecturas más impresionantes de la ciudad: la Estación Central. Construida en hierro y vidrio, se ha ganado el sobrenombre de "catedral ferroviaria".

Naturalmente también podrán visitar la ciudad por sus tiendas. Si pasean desde la Estación Central hacia la Groenplaats, atravesando el llamado Meir en otras palabras, si recorren la "Milla de oro", no sólo descubrirán varios monumentos, sino que se encontrarán en el centro comercial de la ciudad. Las numerosas calles adyacentes tienen mucho que ofrecer a los amantes de ir de compras. No sólo encontrarán las tiendas habituales sino también muchas boutiques. Varias tiendas venden además "Antwerpse handjes” ("Manitas de Amberes”)  unas pastas dulces, especialidad de la gastronomía local.

Una de las atracciones  principales es, sin duda Mercado de Rubens organizado cada año, el 15 de agosto, en la Plaza Mayor. Los vendedores visten como en la época del famoso pintor. El barrio llamado Zurenburg, cercano a la estación de Berchem, localidad colindante con Amberes es una maravilla arquitectónica. En ningún lugar de Europa se encuentra una sucesión impresionante de edificios de estilo Art  Nouveau  y Modernista.

La calle Cogels-Osylei es, quizás, la más representativa de este barrio, donde 170 edificios son monumentos clasificados y protegidos.

Desgraciadamente, es prácticamente imposible presentar una ciudad como Amberes en pocas páginas. Lo mejor es ir personalmente para admirar tantos tesoros artísticos, antiguos y modernos que ofrece esta rica ciudad. Tampoco debe olvidarse la oferta gastronómica. El número de bares (o de "cafés", como se dice aquí), desafía la imaginación y los numerosos restaurantes y mesones están, a menudo, abiertos hasta muy tarde por la noche. La oferta es impresionante: desde la gastronomía refinadísima y la cocina exótica de todos los países del mundo, hasta los platos más sencillos y accesibles para todos.

Sobre todo en torno a la Plaza Mayor y en el barrio de la Estación Central, encontrarán los lugares donde divertirse: bares, restaurantes, discotecas, cabarets, cafés-con-cierto, espectáculos, cines y mucho más.

No se lo pierdan

Ciudad sobre el Escalda

Amberes no es sólo una ciudad de monumentos, sino también la ciudad del río Escalda. Un crucero por el río es la mejor manera de poder admirar el perfil de esta ciudad, con sus fachadas y torres antiguas. Quien opta, en cambio, por un paseo por el puerto, se encuentra rápidamente en medio de uno de los puertos más grandes del mundo, donde, en los días laborables, el vaivén es impresionante. Quien se maree, puede disfrutar de la vista sobre el río sentado en lugar seguro, sobre un banco del paseo a lo largo del Escalda, en las cercanías del Steen.

Animales en la ciudad

El famosísimo zoo de Amberes se encuentra justo al lado de la Estación Central y se caracteriza por su arquitectura y por los pabellones variopintos de los animales. Particularmente llamativos son los acuarios, los terrarios y el Nocturama, para los animales nocturnos...

Diamantes para la eternidad

Desde hace siglos, Amberes es el centro por excelencia de la elaboración y el comercio de los diamantes. Más de la mitad del consumo mundial de los diamantes en bruto, tallados o industriales, se comercializa en la Ciudad del Escalda. Las calles que están detrás de la Estación Central, constituyen el barrio del diamante. A esta parte de la ciudad se le llama a veces "lajerusalén del Norte", porque Amberes alberga la comunidad más importante de judíos ortodoxos en esta parte de Europa. En el corazón del barrio del diamante se encuentra el Museo Provincial del Diamante (Provinciaal Diamantmuseum), donde se muestra cada aspecto del fascinante mundo del diamante. Se expone, por otra parte, una rica colección de creaciones de diamantes y de joyas antiguas y modernas.

Iglesias de Amberes
Las iglesias de Amberes

Varias iglesias recuerdan el pasado arquitectónico de la ciudad. La más importante es, sin duda, la Onze-Lieve-Vrouwe-kathedraal (Catedral de Nuestra Señora), que se levanta exactamente dentro de la Plaza Mayor. La catedral es una de las iglesias góticas más grandes y más altas de los Países Bajos. La construcción se inició en 1352 y las obras fueron concluidas un siglo y medio más tarde. A pesar de este amplio lapso de tiempo, el edificio ofrece una perfecta unidad arquitectónica. De los cinco campanarios previstos, sólo uno se terminó. Con una altura de 123 metros, dicho campanario se ve desde kilómetros de distancia. En los últimos decenios, la catedral ha sido restaurada con detalle y su interior, con siete naves e innumerables obras de arte, es verdaderamente grandioso. Algunas obras maestras de Rubens, como La Asunción de la Virgen María, la Crucifixión y el Descendimiento de la Cruz, están expuestas en su interior. También por las vidrieras, las tumbas y muchos otros tesoros artísticos, vale realmente la pena visitar este monumento gótico.

Un poco más al norte, en un barrio popular, se encuentra la Sint-Paulus-kerk (iglesia de San Pablo). En 1968, un grave incendio dañó las bóvedas y el interior. Afortunadamente, se pudieron salvar muchas obras de arte, de modo que aún hoy se pueden apreciar los cuadros de Rubens, Jordaens, Van Dyck y otros maestros del período comprendido entre los siglos XVII y XIX. En la Plaza Hendrik Conscience se encuentra la Sint-Carolus-Borro-meuskerk (iglesia de San Carlos Borromeo), construida en el siglo XVII. Posee una notable fachada, perla de la arquitectura eclesiástica barroca. La pintura de la bóveda de la capilla de Nuestra Señora fue ideada por Rubens.

Un poco más lejos de la Plaza Mayor encontrará fácilmente la Sint-Jacobs-kerk (iglesia de Santiago), situada en la homónima calle. La iglesia gótica posee una importante muestra de escultura barroca y cuadros barrocos de Rubens, Jordaens, Van Dyck y tantos otros artistas. Rubens mismo se casó en esta iglesia, donde también fue enterrado. Su tumba se encuentra detrás del altar mayor, en la capilla funeraria de Rubens.

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil