Alicante - Finestrat, de mar y de montaña
Comunidad Valenciana
Finestrat es una isla en la falda del Puig Campana, majestuosa roca en el corazón de Alicante. Su enclavamiento nos ofrece como si de la mejor ventana mirásemos al mar.
Els Blaus de Roses

comunidad valenciana, alicante - finestrat, de mar y de montaña

De mar y de montaña. Finestrat es una isla en la falda del Puig Campana, majestuosa roca en el corazón de Alicante. Su enclavamiento nos ofrece como si de la mejor ventana mirásemos al mar, su mar, que bajo la denominación de la playa de Finestrat, permite contrastar las maravillas de la naturaleza. El pueblo se armoniza dentro del entorno natural, manteniendo la identidad de su arquitectura así como la afabilidad de sus gentes de siempre. Cuando serpenteemos por sus inclinadas calles podremos saborear las muchas posibilidades que nos deleita la villa, igual que sus paisajes, sus tradiciones, historia, fiestas...

HISTORIA.

Tras ser alquería musulmana vivió tiempos de luchas continuas, tales provocaron que los cristianos habilitaran un camino hasta la costa para repeler los ataques de los piratas berberiscos. Nació así la vinculación entre pueblo y playa. Otras señas de identidad yacen sepultadas al igual que las batallas ancestrales, sustituidas por la tranquilidad del lugar y la hospitalidad que encuentran sus visitantes.
Situado al pie del Puig Campana emerge Finestrat, un pueblo de montaña con vistas al mar. Sus casas parecen esculpidas sobre una gran roca, desafiando las leyes de la gravedad. Es un balcón al mediterráneo iluminado por una luz natural intensa que resalta la silueta. El pueblo ha conservado bien el equilibrio entre el urbanismo y naturaleza, respetando siempre el entorno que le rodea.
Finestrat ha guardado siempre un urbasnismo ordenado , respetuoso con la arquitectura tradicional, de estrechas calles que nos esconden rincones repletos de flores que contrastan con el blanco casi uniforme de las casas. Todo ello hace que serpentear por ellas sea un atractivo más del pueblo.

PLAYA.

Sus tranquilas aguas, cristalinas, de arena fina y limpia le han valido la distinción de bandera azul de la U.E. ininterrumpidamente desde 1988. El excepcional clima y su situación hacen que la Cala sea un lugar idóneo para la práctica de deportes náuticos y juegos de playa. La playa de Finestrat forma una hermosa bahía, unida por pequeñas calas a las playas de Benidorm por un lado y a las de Villajoyosa por otro. La playa tiene un excepcional microclima debido a las barreras montañosas que la rodean y protegen de los vientos del Sur. A este punto cardinal se orienta, lo cual permite a los bañistas recibir durante todo el día el sol de cara sin cambiar de posición. La infraestructura de hoteles, restaurantes y pubs completan la oferta turística de Finestrat.

TRADICIÓN

Durante siglos la agricultura fue el único sustento de la economía de este pueblo de montaña la gran cantidad de cultivos de almendros, olivos alternados con huertos de naranjos y nísperos, regados por las acequias que diseñaron los primeros pobladores, los árabes.
El ganchillo, el esparto y la pilota valenciana son otras tradiciones que han resistido al paso de los años. En los últiimos tiempos ha tomado protagonismo la industria agroallimentaria, se fabrican embutidos y helados. Finestral cuenta con una oferta comercial importante próxima al término municipal de Benidorm, a la cual está vinculada la fuerte actividad de servicios. Su especial orografía que oscila entre el nivel del mar y los 1.406 metros de altitud del Puig Campana en apenas 10 kilómetros, hace de Finestrat una zona privilegiada para realizar deportes de montaña. En las caras del Puig Campana hay más de 52 vías abiertas de escalada, así como distintas rutas donde practicar senderismo o mountain bike. Caminar o escalar por estos parajes naturales es una experiencia única para comprobar la riqueza de la fauna y de la flora.

GASTRONOMÍA

La gastronomía está realizada con productos autóctonos de la zona y con una gran tradición que se ha mantenido al paso del tiempo, que delata el pasado de Finestrat como un pueblo eminentemente agrícola. Destacan " les tarongetes y l ' arrós amb fesols". Su repostería es conocida en la zona, sobre todo el "arrop amb talladetes", trozos de calabaza cocidos en jarabe de mosto. La proximidad de puertos pesqueros como el de Villajoyosa o Calpe hace que el pescado sea un plato típico. En la playa se pueden degustar deliciosos arroces y calderos de pescado. Del 20 al 25 de agosto se celebran las fiestas en honor a San Bartolomé y al Santísimo Cristo del Remedio. En estos días la actividad del pueblo se paraliza y la gente participa con sus "penyas" en desfiles, cordaes y pasacalles, invitando a todo forastero que se acerca a Finestrat. Otras fiestas importantes son la de Sant Antoni del Porquet, patrón de los animales el 17 de enero; la de Sant Blai el 3 febrero en la que se realiza una romería a la Font del Molí; las de l ' ereta y las de Semana Santa.

COMARCA

Finestral mantiene colaboraciones de promoción turística con Benidorm y Dénia. Estas dos localidades costeras cercanas son un complemento turístico perfecto. Benidorm, destino turístico por excelencía, cuenta con una gama de centros lúdicos donde divertirse como discotecas, cines, o parques temáticos de agua y animales marinos. Dénia es uno de los puertos pesqueros y comerciales mas importantes de nuestro litoral, desde el siglo pasado. Actualmente además de mantener el tráfico regular de pasajeros con las Baleares se ha transformado en un rutilante puerto deportivo. El castillo árabe y el Paraje Natural de la montaña del Montgó son otros atractivos de esta población. El encanto de este pueblo continúa, Finestral nos sirve de partida para salir de excursión a otros lugares interesantes situados a pocos kilómetros. Guadalest con su castillo de San José y prisión del siglo doce excavados en la roca, es una de las visitas obligadas. Calpe y su majestuoso Peñon de Ifach convertido en símbolo de la Costa Blanca. También hay zonas de ocio cercanas como las fuentes del Algar o el Casino de Villajoyosa.

COMO LLEGAR.

La comunicación con Finestrat ha de ser por carretera, a 6 kilómetros del núcleo urbano podemos encontrar la autopista A-7 en su salida de Villajoyosa o de Benidorm. El tren de vía estrecha Alicante-Dénia tiene una parada a mitad de camino entre la playa y Finestrat. A 40 kilómetros se encuentra Alicante y a sólo una hora de viaje el aeropuerto internacional del Altet con vuelos a toda España y Europa.

Dónde alojarte en Alicante





Guárdame en el móvil