Álava - Vitoria - Gasteiz, sorprendente por naturaleza
País Vasco
En la capital vasca dispones de más de diez millones de metros cuadrados de parques para pasear, andar en bicicleta, observar aves o dar paseos a caballo.
Els Blaus de Roses

país vasco, Álava - vitoria - gasteiz, sorprendente por naturaleza

EL ANILLO VERDE

Vitoria-Gasteiz es sorprendente por naturaleza. Estás en una de las ciudades europeas con mayor superficie de espacios verdes y ajardinados por persona (unos 48,38 metros cuadrados por habitante). En la capital vasca dispones de más de diez millones de metros cuadrados de parques para pasear, andar en bicicleta, observar aves o dar paseos a caballo.

Dentro de la ciudad tienes desde un hermoso parque romántico de los años 20 del siglo XIX hasta una decena de parques y jardines con una cuidada variedad botánica. Te espera igualmente una impresionante secuoya gigante. Cuentas, además, con casi ómetros de calles acondicionadas para el tránsito ciclista y peatonal, un servicio municipal de préstamo de bicicletas y una vasta red de transporte público (tranvía, autobuses, etc.) que te permiten disfrutar de los espacios verdes sin necesidad de utilizar tu coche.

Al mismo tiempo, Vitoria-Gasteiz está rodeada de un cinturón natural formado por seis grandes parques. Este Anillo Verde -que empezó a fraguarse en la década de los 90 del siglo pasado- fue reconocido por la ONU en el III Concurso Internacional de ‘Buenas prácticas para la mejora de las condiciones de vida de las ciudades’ (2000).

Más recientemente, toda esta riqueza natural ha sido premiada con el galardón ‘European Green Capital 2012’, que reconoce que Vitoria-Gasteiz es, en estos momentos, una de las ciudades más comprometidas con el medio ambiente de la UE.

Parque de la Florida
LOS PARQUES

LA FLORIDA

Aquí te aguarda un parque romántico de los años 20 del siglo XIX que, en un principio, fue diseñado para ser un jardín botánico. Al parecer, el interés por los viajes y por las grandes expediciones del siglo XIX animaron a la ciudad a convertir La Florida (dentro de las huertas del desaparecido convento de Santa Clara) en un gran jardín botánico.

Con este fin, las autoridades vitorianas adquirieron en la Exposición Universal de París de 1855 gran parte de los árboles exóticos que tiene ahora el parque.

El primer tramo de este jardín se proyectó en 1820 con un trazado geométrico al estilo de los jardines franceses. En 1821 se trajeron las 4 estatuas de los reyes godos del Palacio Real de Madrid.

La segunda parte de la historia de La Florida viene marcada por la demolición del convento de Santa Clara, lo que permitió ampliar el parque y, esta vez, tomar como modelos los jardines ingleses de amplios espacios ajardinados.

Ahora, deberías detenerte un momento ante la impresionante Haya de hoja de helecho (se trata de una variedad rara de haya y es una de las joyas del parque) o junto al magnífico Tulipífero de Virginia de más de 40 metros de altura (originario del este de Norteamérica). Igualmente, te recomendamos que descanses frente al Nogal negro americano que con sus 140 años es uno de los árboles más viejos de Vitoria-Gasteiz, o al lado del Cedro del Himalaya, cuya madera la utilizaban los egipcios para fabricar sarcófagos.

En una esquina del parque tienes, además, un pequeño jardín ‘japonés’ conocido como el‘Jardín Secreto del Agua’.

EL PRADO

Verás que se trata de un parque muy utilizado por los vitorianos, sobre todo, por los amantes del footing. La historia de este parque se remonta más allá del siglo XII cuando era una antigua dehesa para el pasto de los animales domésticos.

Alberga 21 especies de árboles, todos ellos caducifolios. Los especímenes más notables que puedes contemplar son los castaños de Indias, fresnos, tilos y arces. Recientemente se han plantado ejemplares de roble rojo, procedente de Norteamérica.

ARRIAGA

Este parque -configurado en torno a una ermita juradera- destaca, sobre todo, por sus 190.000 metros cuadrados poblados con acacias, chopos, rosaledas y numerosas plantas aromáticas. Cuenta, además, con un lago frecuentado por diversas especies de aves. Tienes carriles bici, un anfiteatro y más de cien especies de árboles.

JUDIMENDI

Búscalo en el barrio del mismo nombre, Judimendi. El parque está ubicado en el antiguo cementerio judío de la ciudad que fue entregado a las autoridades en el siglo XV cuando los Reyes Católicos ordenaron su expulsión. La Aljama de Vitoria cedió al Ayuntamiento su cementerio con el compromiso de que no se construyera en él.

Ese pacto se respetó escrupulosamente durante 460 años, hasta el 27 de junio de 1952 cuando el Consistorio vitoriano quedó liberado mediante la firma de un convenio con el Consistorio israelita de Bayona.

Dentro del parque puedes contemplar el monolito que recuerda su historia. Ahora, este bonito espacio sobresale por sus álamos blancos.

OTROS PARQUES

Molinuevo

Vitoria-Gasteiz tiene más de una decena de parques y amplias zonas ajardinadas. Además de los que ya te hemos mencionado, merece una visita el parque de Molinuevo que, pese a su reducido tamaño, contiene una cuidada variedad de especies de frondosas y coníferas. Fíjate en su picea azul (originaria de las Montañas Rocosas de los Estados Unidos), en el ginkgo biloba (llamado también ‘árbol de las pagodas’, es una reliquia fósil y fue encontrado por primera vez en un santuario budista Zen durante la II Guerra Mundial) y en las palmeras excelsas (que provienen de China y tienen una increíble resistencia tanto al frío como a las altas temperaturas).

San Martín

En el parque de San Martín (unos 85.000 metros cuadrados) te toparás con 11 especies diferentes de coníferas, 66 especies de frondosas y más de 10.000 rosales.

Aranbizkarra

En el parque de Aranbizkarra puedes pasear entre abedules, hayas y robles.

Secuoya gigante
La Secuoya gigante

Un último consejo: no te olvides de visitar la secuoya gigante (la encontrarás junto al colegio Urkide).

Fue plantada en 1860 por D. Juan Ibarrondo, quien compró el plantón en la exposición universal de Bruselas en 1858.

JARDINES

Jardines de la Catedral de María Inmaculada

Se diseñaron como una prolongación ‘natural’ del parque de La Florida. Pese a su reducido tamaño contiene interesantes especies botánicas salpicadas con esculturas modernas, como el ‘Rinoceronte’ (2004) de bronce de Koko Rico.

Jardines del Palacio de Zulueta

El jardín se integra dentro del Paseo de la Senda (un bello recorrido entre plátanos centenarios y palacios de finales del siglo XIX).

Jardines del Palacio de Augusti

Ahora es la sede del museo de Bellas Artes. El matrimonio Ricardo Augusti y Elvira Zulueta hizo construir este palacio y su espléndido jardín entre 1912 y 1916. El palacio fue vendido en 1941 a la Diputación Foral de Álava.

EL ANILLO VERDE

Pemítenos contarte que la ciudad está rodeada de un Anillo Verde formado por seis grandes parques, acondicionados con amplias áreas de descanso y puntos de información. Todos estos espacios verdes están surcados por una extensa red de itinerarios peatonales y pistas para ciclistas.

El anillo está equipado con un centro de interpretación (Ataria), distintas áreas dedicadas a la agricultura ecológica y varios observatorios de aves.

Este gran cinturón verde es frecuentado por más de medio millón de personas al año. Además de ser un espacio ideal para practicar footing y senderismo, ofrece visitas e itinerarios guiados por los distintos parques, actividades de iniciación al naturalismo, cuenta con aulas de ecología urbana y realiza múltiples talleres (desde los de identificación de animales, fotografía de la naturaleza hasta de disfraces bio-diversos).

El Anillo Verde -una iniciativa que surge en la década de los 90 del siglo XX- fue seleccionado por la ONU entre las 100 mejores actuaciones mundiales en el III Concurso Internacional de ‘Buenas prácticas para la mejora de las condiciones de vida de las ciudades’, celebrado en Dubai en el año 2000.

A continuación te detallamos qué te espera en cada uno de los parques que conforman este anillo.

PARQUE DE ZABALGANA

Zabalgana lo hallarás al oeste de la ciudad. Este parque -creado en 1993- era antes una explotación abandonada de grava para la construcción que, gracias a una ardua recuperación, se ha convertido en un espacio verde y en un magnífico refugio ecológico para la flora y la fauna silvestre.

Te encontrarás con un bosque natural de quejigo (un roble de pequeño tamaño que antiguamente ocupaba toda la comarca). Acompañan al quejigo, arces, espinos, enebros, endrinos y otros arbustos.

El bosque de Zabalgana es una pequeña isla de árboles rodeada de un mar de cultivos. La comunidad de este bosque está compuesta por liebres, comadrejas, conejos y zorros. Alberga igualmente una gran variedad de especies de aves como petirrojos, urracas, mirlos y búhos chicos, una rapaz nocturna cuyo ‘ulular’ puedes escuchar al atardecer.

Cuenta, además, con dos lagunas, la de Lezea (que era una antigua balsa de uso agrícola) y la de Zabalgana, que te permiten descubrir un apasionante mundo acuático (desde los caballitos del diablo hasta ánades reales).

En poco más de una hora puedes recorrer los 4,5 kilómetros de este paseo. No pases por alto el robledal de Zuazo y detente, un momento, en el punto llamado ‘la Atalaya’, desde donde contemplarás buena parte de la Llanada Alavesa y tienes unas espléndidas vistas sobre los Montes de Vitoria, la cima del Gorbea, la Sierra de Badaya y las crestas del Amboto.

BOSQUE DE ARMENTIA

El bosque de Armentia se halla a tan sólo 3 kilómetros al suroeste de la ciudad. Aquí te esperan más de un centenar de hectáreas franqueadas por senderos, pistas ciclistas y caminos ecuestres. El recinto conecta el Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz con los Montes de Vitoria, un espacio natural de unas 5.000 hectáreas de superficie que constituye el pulmón natural de la ciudad.

Los 5 kilómetros de paseo te llevan por el interior de un quejigal hacia el monte Eskibel, en cuyas laderas te encontrarás con hayas y encinas.

La visita al bosque de Armentia -que en un principio fue adquirido en 1974 por la Diputación Foral de Álava con la intención de crear un gran parque botánico- te ofrece, además, un atractivo añadido: la Basílica de Armentia, uno de los templos románicos más emblemáticos de Euskadi y el centro espiritual de Álava durante la Alta Edad Media.

Campas de Olarizu
PARQUE DE OLARIZU

Olarizu lo localizarás a unos 2 kilómetros del centro de la capital alavesa, en dirección sur. A diferencia del resto de espacios del Anillo Verde, el de Olarizu se aproxima más al concepto de parque típicamente urbano. Fue precisamente así como se diseñó en los años 80 del siglo pasado.

Las campas de Olarizu eran el lugar donde antaño pastaba el ganado que abastecía a las carnicerías de la ciudad. En la actualidad los viejos olmos (que fueron atacados por la grafiosis) han sido sustituidos por hayas, álamos, robes y arces, entre otras especies.

Este parque te brinda la posibilidad de subirte a su cerro (709 m. de altitud), desde donde puedes contemplar toda la ciudad y los montes de la comarca. Cobija, además, un yacimiento arqueológico de la Edad de Hierro. También puedes, desde aquí, recorrer los distintos senderos que enlazan la capital vasca con los pueblos cercanos.

En Olarizu hallarás el principal punto de información del Anillo Verde, la Casa de la Dehesa (sede del Centro de Estudios Ambientales). Si tienes tiempo, acércate hasta las huertas dedicadas a la horticultura ecológica o hasta el‘arboreto’, espacio que forma parte del futuro jardín botánico, en donde te aguardan ejemplares de árboles de distintos tipos de bosques europeos, desde el boreal hasta los templados o mediterráneos.

HUMEDALES DE SALBURUA

En Salburua podrás disfrutar de un espacio verde formado por varias lagunas y un pequeño robledal. Lo hallarás al este de la ciudad, a unos 2 kilómetros del centro de Vitoria-Gasteiz.

Déjanos explicarte que esta área húmeda surge gracias a un Acuífero Cuaternario, es decir, a una enorme bolsa de agua subterránea que todavía se extiende por gran parte del subsuelo municipal. Consta de dos lagunas principales, conocidas como la ‘balsa de Betoño’ y la ‘balsa de Arkaute’. Hoy en día, estos humedales están incluidos en la Lista RAMSAR de Humedales de Importancia Internacional. Este tratado firmado en Ramsar (Irán) en 1971 es muy exigente con las condiciones de los humedales protegidos y, por ello, los países adheridos se reúnen cada tres años para evaluar los progresos y compartir conocimientos y experiencias.

El actual parque (unas 200 hectáreas) es fruto de una intensa labor de regeneración, gracias a la cual se pudo recuperar una zona húmeda que había sido desecada para transformarla en campos de cultivo.

Ahora, Salburua es uno de los lugares más importantes del País Vasco para la reproducción de aves acuáticas. Aquí crían especies únicas en nuestro entorno, como algunas garzas. Además, en el parque habitan cerca de 200 especies, entre las que destaca el visón europeo (un mamífero en peligro de extinción).

Dentro de Salburua tienes Ataria, el Centro de Interpretación de los Humedales, que te brinda la oportunidad de participar en múltiples actividades ambientales (itinerarios guiados, visitas nocturnas para observar a la rana ágil -otra especie amenazada-, actividades específicas para niños, etc.). En Ataria dispones también de información práctica sobre rutas y recorridos y donde puedes, igualmente, alquilar una bici.

Paseo del río Alegría
PARQUE DEL RÍO ALEGRÍA

Este parque lo descubrirás entre el río Zadorra y los humedales del Salburua. Aquí puedes disfrutar de 11 hectáreas de terreno acondicionado para el paseo por la orilla del río Alegría (un afluente del Zadorra).

Ten en cuenta que antes de iniciarse las obras de recuperación y acondicionamiento, la orilla más cercana a la ciudad se encontraba en una situación de total deterioro. Ahora, te espera un agradable paseo entre sauces y álamos.

Desde el punto de vista natural, esta área de ocio -creada en 2002- tiene una especial relevancia porque constituye un ‘corredor ecológico’ entre dos valiosos ecosistemas. Sirve, además, de refugio para algunas especies en grave riesgo de desaparición, como es el caso del visón europeo, un pequeño mamífero considerado -tras el lince ibérico- el segundo carnívoro más amenazado del continente.

Mirador sobre el río
PARQUE FLUVIAL DEL ZADORRA

Al norte de la ciudad puedes pasear por los 13 kilómetros de parque fluvial que se han acondicionado a orillas del río Zadorra. Este río es de vital importancia para la ciudad y gracias a la biodiversidad que alberga forma parte de la Red Europea de Espacios Naturales Protegidos (Red Natura 2000).

En uno de los tramos acondicionados del parque, el de Atxa-Landaberde, dispones de 2,5 kilómetros de senderos entre sauces, alisos y chopos, y cuentas con varios espacios de acercamiento al río. Entre ellos, una plataforma de madera con bancos para descansar y un mirador situado sobre el cauce del río, frente a Lopidana. También, merece la pena que hagas una parada en las huertas de horticultura ecológica de Urarte.

En esta zona se conserva parte del yacimiento arqueológico de Atxa (un poblado de la II Edad de Hierro y un campamento militar romano).

Por cierto, este río tiene un significado histórico en la fundación de la ciudad. Déjanos contarte que Sancho El Sabio, que era rey de Navarra, se apoderó de la pequeña aldea de Gasteiz en 1181 y la llamó Nueva Victoria, pero tan sólo 19 años más tarde el rey de castilla Alfonso VIII se la quitó a los navarros. El nuevo monarca les permitió seguir a los vitorianos con sus fueros y privilegios pero les advirtió: “tendréis estas leyes sólo mientras el río Zadorra corra hacia el Ebro”. Por eso, durante siglos y una vez al año, por San Juan, las autoridades tiraban un papel al agua y el escribano certificaba que el río “todavía” corría en la dirección adecuada.

Playas de Garaio
CERCA DE LA CIUDAD

Lagos del Zadorra

Si te decides a recorrer alguno de los embalses del río Zadorra (Ullíbarri-Gamboa y Santa Engracia) verás que se trata de un lugar de una riqueza ecológica singular. Aquí encuentran refugio una gran cantidad de aves acuáticas, como la garza real o el águila pescadora.

En Ullíbarri-Gamboa te encontrarás un espacio de ocio con zonas acotadas para el baño. Además, está rodeado de una vía verde que te permite bordear el embalse a pie o en bici sin dificultad. También puedes cruzar de una orilla a otra por un pantalán de madera.

Deberías acercarte también al Parque Ornitológico de Mendixur (muy cerca de Garaio), donde dispones de tres observatorios de aves (Carboneros, Buceadores y Trogloditas) y que está incluido en el Convenio de Ramsar sobre la conservación de humedales de Importancia Internacional.

El jardín botánico de Santa Catalina

Entre las ruinas del viejo monasterio de Santa Catalina se halla el primer jardín botánico de la provincia, que recibe visitas desde la primavera de 2003. Lo encontrarás muy cerca de Trespuentes, a unos 11 kilómetros de Vitoria-Gasteiz.

En la zona umbría del jardín te esperan abedules, hayas, castaños, olmos y arces. Aquí también puedes contemplar acebos, saúcos, musgos y líquenes. En la zona conocida como‘el fondo del valle’ te aguardan aljibes con nenúfares, juncos, espadañas y lirios. Y en el área más orientada al sur se pueden contemplar cactus de Argentina, mimosas de origen australiano o plantas medicinales.

Dentro de las instalaciones cuentas también con un Centro de Interpretación con información concisa sobre las plantas del jardín, los líquenes y musgos.

Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz

Este templo románico lo descubrirás a escasos kilómetros de la ciudad en un pequeño alto rodeado de bosques. El santuario data de finales del siglo XII y dentro hallarás la imagen de la Virgen de Estíbaliz, la Patrona de Álava.

Puedes llegar hasta aquí en bici o practicando senderismo, siguiendo el trazado del antiguo ferrocarril Vasco Navarro, que comenzó a construirse en 1882.

Oppidum de Iruña Veleia

A unos 10 kilómetros de Vitoria-Gasteiz tienes un yacimiento arqueológico donde puedes contemplar los restos de la antigua ciudad romana de Veleia.

Además de los hallazgos de la época romana, el yacimiento abarca casi 1.500 años de Historia continuada, desde el primer milenio a.C. hasta el siglo V d.C.

Más sugerencias

En Añana te recomendamos igualmente un paseo por el Parque Natural de Valderejo. También puedes acercarte hasta el Museo del Agua de Sobrón o adentrarte en un Valle Salado, donde la sal se extrae de forma artesanal.

En la Rioja Alavesa además de las villas medievales rodeadas de viñedos o de los paseos por la Sierra Cantabria, deberías detenerte en las lagunas de Laguardia, de un extraordinario valor ecológico.

En la montaña alavesa te espera el Parque Natural de Izki, donde tienes otro centro de BTT y la Ruta del Vino y del Pescado (Gr-38).

La comarca de Zuia, por su parte, te permite disfrutar del monte Gorbea y de su Parque Natural Si tienes tiempo, no te olvides de visitar la cascada de Gujuli o de pasear por el Parque Natural de Urkiola.

En Ayala te aguarda el salto del Nervión y de la Llanada te destacamos la cueva de La Lece, muy cerca de la localidad de Eguino.

Montes de Vitoria
MONTES DE VITORIA

Si te acercas a los Montes de Vitoria -que rodean el sur de la ciudad- te encontrarás con un extenso bosque de quejigo y fabulosos hayedos. Verás que se trata de una cadena montañosa de suaves lomas con una altitud media de mil metros y que tiene su máxima cota en el monte Kapildui (1.177 metros). Por su interior pasan, además, los ríos Batán y Zapardiel.

Déjanos explicarte que esta área de más de 5.000 hectáreas constituye un ‘freno natural’ a los húmedos vientos del norte que atraviesan el territorio alavés. Este hecho condiciona la vegetación y, por ello, las laderas orientadas al norte son más húmedas y están dominadas por quejigos y hayedos, mientras que la soleada ladera sur está cubierta de carrascales.

Esta circunstancia influye, igualmente, en la fauna y permite la convivencia de especies ‘mediterráneas’ con ‘cantábricas’, lo que hace aún más especial este espacio verde. Aquí te encontrarás tritones alpinos, azores, gavilanes, corzos, visones europeos, gatos monteses, martas, turones y diversas especies de rapaces diurnas, pájaros carpinteros y murciélagos.

Zorro rojo
SIERRAS DE BADAYA Y ARRATO

Sierra de Badaya

La sierra de Badaya tiene una extensión de unas 2.000 hectáreas y la encontrarás al noroeste de Vitoria-Gasteiz, justo en la línea de transición entre el clima atlántico y el continental.

Se trata de un complejo sistema montañoso que esconde en su interior más de un centenar de cavidades subterráneas, entre las que destacan la cueva de Los Goros y la de Santa Marina, de más de dos kilómetros de recorrido.

Verás que las laderas de Badaya caen formando fuertes pendientes y sus lomas presentan una variada vegetación que está directamente relacionada con la altitud. En las zonas más bajas o soleadas de esta sierra descubrirás uno de los encinares más extensos del País Vasco. En la parte superior te aguarda un altiplano ligeramente abombado y surcado por amplios pastizales, donde pasta la numerosa cabaña ganadera que pace en este lugar desde la época prehistórica.

Sierra de Arrato

En la sierra de Arrato, afectada por un complejo sistema de fallas, te espera un paisaje caracterizado por una topografía abarrancada y muy irregular. Sobre las laderas pedregosas de la vertiente sur sólo encontrarás la encina carrasca. Sin embargo, si te adentras por su cara norte descubrirás un frondoso hayedo que baja por las laderas hasta unirse a los robledales del fondo del valle de Zuia.

En esta sierra puedes encontrar corzos y jabalíes, interesantes poblaciones de mamíferos como la marta o el gato montés y distintas rapaces (azores, gavilanes, águilas culebreras, cárabos, etc.).

Las sierras de Badaya y Arrato están separadas por el impresionante desfiladero de Oca, que te animamos a recorrer en una de nuestras rutas. Este desfiladero está habitado por una rica y variada comunidad de anfibios, aves y mamíferos.

Sendas y paseos
SENDAS Y PASEOS

RUTA DE LOS JARDINES

Itinerario
La Florida - Jardines de la Catedral - La Secuoya gigante - Jardines del palacio de Zulueta - Jardines del Palacio de Augusti - El Prado - Armentia

La Florida
Un hermoso jardín diseñado, en un principio, al modo parisino (en 1820) y completado como jardín inglés (en 1856).

Jardines de la Catedral de María Inmaculada
Se diseñaron de manera similar al parque de La Florida.

Secuoya gigante
Esta impresionante secuoya la encontrarás frente al colegio Urkide (en la plaza Lovaina). El horario de visitas es de 10 a 22 h.

Jardines del palacio de Zulueta
El jardín se integra dentro del Paseo de la Senda. El horario de visitas es:
• Privera-Verano: 10:00 a 22:00 h.
• Otoño-Invierno: 10:00 a 20:00 h.

Jardines del Palacio de Augusti
Ahora es la sede del museo de Bellas Artes. El palacio y su jardín datan de 1912.

El Prado
Era una antigua dehesa para el pasto de animales domésticos que ya se utilizaba desde el siglo XII.

Basílica de Armentia
Desde aquí parten los caminos que atraviesan el bosque de Armentia (Anillo Verde). La Basílica era el centro espiritual de la comarca durante la Edad Media.

PASEO POR EL PARQUE DE ZABALGANA
Distancia: 2 km, Tiempo aprox.: 30 min, Dificultad: Fácil


El bosque de Zabalgana
Aquí domina el quejigo y está habitado por liebres, zorros y búhos chicos.

Zuazo de Vitoria
No dejes de contemplar el pórtico de su iglesia, que es un ejemplo interesante del arte neoclásico alavés. Muy cerca de esta localidad tienes el robledal de Sarbikoetxea.

Las lagunas de Lezea y Zabalgana
Te encontrarás con distintas aves acuáticas como fochas y ánades reales.

La atalaya
Desde donde tienes una espléndida vista de los montes de Vitoria y de la Sierra de Badaya. También se distinguen la cima del Gorbea y las crestas del Amboto.

PASEO POR EL BOSQUE DE ARMENTIA
Distancia: 3,5 km, Tiempo aprox.: 70 min, Dificultad: Fácil


Basílica de San Prudencio
Data del siglo XII, si bien fue contraída sobre los restos de un templo anterior, del siglo VIII. Está considerada una joya del arte medieval.

El bosque de Armentia
Surcado por numerosos caminos que te adentran entre los quejigos, arces, avellanos y fresnos. El bosque da cobijo a jabalíes, ardillas, aves rapaces y hasta una treintena de pequeños pájaros, como pinzones o petirrojos.

Los Montes de Vitoria
El bosque enlaza con los Montes de Vitoria, un espacio natural de unas 5.000 hectáreas de superficie.

PASEO POR EL PARQUE DE OLARIZU
Distancia: 4 km, Tiempo aprox.: 80 min, Dificultad: Fácil


Las campas de Olarizu
Tiene su origen en una antigua aldea que se despobló en el siglo XIV. Aquí se celebra el siguiente lunes después de la Virgen de Septiembre una tradicional romería.

La Casa de la Dehesa
Era el edificio que recogía en 1727 el ganado que abastecía a las carnicerías locales. Ahora es la sede del Centro de Estudios Ambientales.

La Cruz de Olarizu
Un cerro de 709 metros de altura que te ofrece una magnífica vista de la ciudad.

Las huertas de Olarizu
Donde podrás aprender a cultivar de forma ecológica.

Arboreto
Formará parte del futuro jardín botánico de Vitoria-Gasteiz, donde se podrán apreciar árboles de distintas regiones de Europa.

Campo de los Palacios
Lugar de descanso para quienes, antiguamente, recorrían los montes de Vitoria cargados con mercancías.

Paseo del río Alegría
PASEO POR LOS HUMEDALES DE SALBURUA
Distancia: 4,5 km, Tiempo aprox.: 90 min, Dificultad: Fácil

La balsa de Betoño
Fue la primera en ser recuperada, en el año 1994. Esta balsa se encuentra inundada al menos nueve meses al año. Fíjate en las masas de espadilla, una planta acuática, que es la mejor muestra de toda la península.

La balsa de Duranzarra
La encontrarás entre las balsas de Betoño y Arcaute.

La balsa de Arcaute
La balsa más grande del parque que alberga en su interior el robledal de Arcaute.

Observatorios de aves
Dispones de dos observatorios desde los que contemplar la fauna acuática, el de‘Las Zumas’ y el de ‘Los Fresnos’.

Ataria
El Centro de Interpretación te brinda múltiples actividades (itinerarios, visitas guiadas, exposiciones, etc.).

PASEO POR EL PARQUE DEL RÍO ALEGRÍA
Distancia: 2,5 km, Tiempo aprox.: 40 min, Dificultad: Fácil


Paseo a la orilla del río Alegría
Es un corredor ecológico entre el río Zadorra y los humedales de Salburua, que permite el tránsito de especies como el visón europeo.

La Vía Verde
Se trata del antiguo trazado del ferrocarril Vasco Navarro y te ofrece un recorrido cicloturista de 14 kilómetros de suave ascenso hasta el puerto de Arlabán (ya en Gipuzkoa).

Gamarra
Un complejo deportivo y de ocio que tiene su origen en los años 20 del siglo pasado cuando se decidió acondicionar un área fluvial muy utilizada por los vitorianos.

PASEO POR EL PARQUE FLUVIAL DEL ZADORRA (1)
Distancia: 3 km, Tiempo aprox.:60 min, Dificultad: Fácil

Gamarra Mayor
Destaca por su parroquia del siglo XVIII en cuya torre suelen anidar las cigüeñas. Cruzarás por un puente de piedra, que data de 1661.

Río Zadorra y entorno
Este es el río principal de todo el municipio de Vitoria-Gasteiz y uno de los más caudalosos de Álava. En él conviven especies animales y vegetales de gran interés.

Abetxuko
Aquí te recomendamos que entres en su iglesia de San Miguel, de estilo románico. El puente sobre el río Zadorra es del siglo XVIII y tienes también un crucero del siglo XVII.

Huertas urbanas
Las hallarás en la ribera derecha del Zadorra, cerca del pueblo de Abetxuko. Se trata de un amplio espacio dedicado a la horticultura ecológica.

PASEO POR EL PARQUE FLUVIAL DEL ZADORRA (2)
Distancia: 3 km, Tiempo aprox.:60 min, Dificultad: Fácil

Yacimiento de Atxa
Lo encontrarás en la colina de Atxa (llamada así por la ermita, ya desaparecida, de San Miguel de Atxa). Era un poblado de la II Edad del Hierro (siglo IV y III aC) y posteriormente fue el emplazamiento de un campamento militar romano (siglo I dC).

Yurre
En esta localidad puedes contemplar un crucero del siglo XVI y, dentro del templo parroquial, un retablo de madera policromada del siglo XIV.

Lopidana
Detente un momento en su iglesia, que data del siglo XIII.

El robledal de Calzazarra
Lo hallarás al norte de Gobeo, este bosqueisla (entre cultivos) es un valioso refugio para la flora y fauna silvestre.

Gobeo
En la iglesia te aguarda un retablo barroco y su puente data del siglo XV.

LA VUELTA AL LAGO DE ULLÍBARRI-GAMBOA
Distancia: 43,5 km, Tiempo aprox.: 5 horas, Dificultad: Fácil

Iglesia de San Andrés
Este templo gótico lo hallarás en el pueblo de Ullíbarri-Gamboa.

Isla de Zuaza
Cuenta con una amplia oferta de actividades recreativas y deportivas.

Parque de Landa
Te espera un espléndido pinar a orillas del embalse.

Parque de Garaio
Encontrarás ambientes muy diversos, desde bosques naturales de quejigo hasta praderas acondicionadas para el pic-nic y zonas acotadas para el baño.

Parque Ornitológico de Mendixur
Tienes dos sendas (Biribuchi y Recabarri) que te permiten acceder a los observatorios de aves.

VÍA VERDE DEL VASCO NAVARRO (AL SANTUARIO DE ESTÍBALIZ)
Distancia: 11,3 km, Tiempo aprox.: 2 horas, Dificultad: Fácil

El Vasco Navarro
El recorrido sigue el trayecto del antiguo ferrocarril Vasco Navarro que se inauguró en 1919.

Los bosques de robles
El recorrido atraviesa diversos bosques relícticos, de roble en su mayoría, incluidos en la Red Natura 2000.

Termas romanas de Arcaya
En este yacimiento, además de las termas, encontrarás vestigios de un poblado de la Edad del Hierro.

Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz
Un centro religioso que fue fundado como monasterio y fortaleza.

PASEO DESDE EL BOSQUE DE ARMENTIA AL MONTE ZALDIARAN
Distancia: 14 km, Tiempo aprox.: 4 horas, Dificultad: Media

El bosque de Armentia
El camino te lleva entre quejigales para ir tomando altura y situarte en la propia base del monte Zaldiaran.

Castillo de Eskibel
Los restos de una antigua torre del siglo XIX, que servía en las épocas de guerra para vigilar las posiciones estratégicas de las tropas.

El hayedo
Lo hallarás en la cara norte y te conducirá hasta la misma Cruz de Zaldiaran (978 metros).

PASEO POR EL BARRANCO DE OCA
Distancia: 9 km, Tiempo aprox.: 3 horas, Dificultad: Fácil


El bosque
Te esperan encinas carrascas, pero también arces, quejigos y robles, algunos de tamaño descomunal. Fíjate, si puedes, en el ‘durillo’, una reliquia botánica de millones de años de antigüedad.

La fuente de San Juan
Donde encontrarás la mayor densidad de ejemplares de fresnos de fl or, espectaculares durante la primavera.

Encina juradera
Aquí se celebraban las reuniones anuales de los caballeros Hijosdalgo (que eran nobles sin título, descendientes todos ellos de guerreros que lucharon contra la invasión musulmana durante la Reconquista).

Dónde alojarte en Vitoria-Gasteiz
AC Hotel General Álava
Vitoria-Gasteiz

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil