Tahití, guía práctica
Tahití
Conozca los aspectos más importantes a tener en cuante antes de viajar a éstas maravillosas islas, seguro que le será de ayuda.
Els Blaus de Roses

tahití, tahití, guía práctica

Flores, esencias tropicales

Una tierra fértil y un clima con una temperatura media de 26º durante todo el año son el secreto de su cuantiosa vegetación, donde crecen exultantes los árboles del pan, cocoteros, mangos, las papayas, piñas o las cañas de azúcar. También se cultivan bougainvillas y unas gardenias cargadas de simbología, que se han convertido en la flor nacional: el Tiare.

El regalo de guirnaldas de Tiare es una muestra de la sincera hospitalidad de los tahitianos, de manera que su agradable perfume recordará para siempre al olor del paraíso. También decoran las caras de hombres y mujeres, detrás de la oreja y es utilizado como ingrediente en medicinas tradicionales o en productos cosméticos, como el famoso aceite Monoi.

Cultura y danzas milenarias

Festivales como el Heiva i Tahiti, que celebra este año su 130ª edición el próximo mes de julio en la capital de Tahití, Papeete, o el de las Artes Tradicionales de las Islas Marquesas, cada cuatro años, son enriquecedoras muestras de la efervescencia cultural isleña. Su imaginario de leyendas y sus dotes para la artesanía, los cánticos y los bailes siguen vigentes y se transmiten de generación en generación. Durante estos encuentros son especialmente vistosos los espectáculos de danzas, que habían sido tachados de eróticos por los misionarios y debían hacerse de forma clandestina hasta el principio del siglo XX. El “tamure” se baila por parejas, mientras que el “ori tahiti” se práctica en grupo, realizando movimientos lentos y rápidos al ritmo de las percusiones, los cantos, las guitaras y ukuleles. Potencia y gracia, simbolismo gestual, belleza de los ornamentos (trajes, coronas de flores) caracterizan estos bailes, que no se limita a los espectáculos turísticos, sino que es una práctica popular y un elemento de cohesión social.

El tatuaje: un valor de identidad enraizado
Desde el siglo XVIII, los navegantes europeos recogieron una práctica habitual en Tahití: el tatuaje o ‘tatau’, que en tahitiano significa “golpear repetidamente”, se desarrolló en las islas como un importante medio de expresión en tiempos en los que todavía no habían adoptado la escritura. Es un arte ancestral que, según cuenta la leyenda, inculcaron a los humanos los hijos del dios Ta’aroa. Cada dibujo posee su simbología y eran empleados en la identificación del status social, sexo y pertenencia a ciertos clanes. Por eso varían entre archipiélagos, siendo el de las Islas de las Marquesas el más complicado.

Durante años fue prohibido por los misioneros, pero aun así no desapareció. Es uno de los cimientos de la identidad cultural maorí.

Una cocina “melting pot”

La cocina de Tahití y sus islas es una cocina “natural” compuesta por productos frescos de sabores exóticos, que ha sabido adaptarse a los gustos y costumbres de los visitantes. Europeos y asiáticos aportaron su toque culinario y sus especias, transformando los platos en combinaciones inéditas.  El pescado en todos sus estados (asado, hervido, crudo) y de todo tipo (atún, bonitos, mahi mahi, docenas de variedades de pescados del océano y la laguna) es la base de la dieta, aunque el consumo de carne es igualmente apreciado gracias a la calidad de las importaciones de Nueva Zelanda.

Los platos estrellas siguen siendo indudablemente el pescado crudo “a la tahitiana” (poisson cru)  marinado con limón, leche de coco y, en ocasiones , acompañados de gambas.  Del lado de la cocina china, muy popular, está el “ma’a tinito” (combinación de cerdo, judías rojas, espinacas y macarrones). Las reuniones familiares y las fiestas dan lugar a grandes “ma’a Tahiti” (comidas tahitianas) cuyos platos a base de lechones, pescado, fruto del árbol de pan (uru), etc.  son cocidos enterrados en un horno cavado en la tierra, reposando sobre piedras ardientes y envueltos en hojas de plátano.

Información general

- Superficie de Tahití y sus islas: Tahití y sus islas se extienden sobre un territorio marítimo de 4 millones de km2, superficie equivalente a la de Europa, en el Pacífico Sur. Sus tierras emergidas se reparten en 118 islas (5 archipiélagos) que representan 4.000 km2.
- Idioma: El francés y el tahitiano son las dos lenguas oficiales. El inglés es igualmente hablado, especialmente en las áreas turísticas en las que, en ocasiones, encontraremos también personal que hable castellano.
- Moneda: El franco del Pacífico tiene cambio fijo con el Euro. 1€ = 119,33 CPF
- Diferencia horaria: Con respecto a España, Tahití y sus islas están a -12 hrs. en verano (-11 hrs. en invierno)
- Vacunas: No se requieren vacunas. Los servicios sanitarios son de buen nivel en las islas principales.
- Cómo llegar: Las aerolíneas Air Tahiti Nui y Air France vuelan regularmente desde París y España, respectivamente, al aeropuerto internacional de Papeete (Tahití) via Los Ángeles.
- Documentación. Pasaporte en vigor con validez superior a los seis meses y autorización de viaje ESTA para los vuelos con escala en EEUU. No se necesita visado.
- Cómo moverse entre islas: Air Tahiti es la principal compañía de vuelos interinsulares. Conecta 41 islas. Para recorrer varias islas, es recomendable informarse previamente sobre los “Air Pass” de Air Tahiti, ya que ofrecen un importante descuento en el billete.
- Alojamiento: Tahití y sus islas siempre han estado relacionadas con exclusivos resorts y lujosos bungalows sobre el agua, su producto estrella. Perfectamente mimetizadas con el entorno, se han instaurado las principales cadenas hoteleras internacionales, como  Starwood, InterContinental o Accor. Pero la oferta ha comenzado a diversificarse y es posible alojarse en villas, apartamentos, casa privadas, hoteles familiares... Son establecimientos genuinos, al más puro estilo tahitiano, que ofrecen el atractivo de la cercanía con la población local y son para todos los presupuestos. Se puede encontrar un directorio en www.tahiti-pensions.com
- Excursiones: Pueden contratarse desde España o bien a través de operadores locales. En la Oficina de Turismo de Tahiti Tourisme en Papeete, en el Boulevard Pomare, se encuentran todos los folletos.
- Mejor época para viajar: A Tahití y sus islas se puede viajar todo el año.
- Recuerdos: Además de las famosas perlas negras de Tahití, el aceite monoi que proviene de la gardenia Tiare es muy apreciado, al igual que la vainilla tahitiana, en forma de condimento o producto cosmético. Aunque el recuerdo más auténtico es hacerse un tatuaje típico tahitiano, ya que es en estas islas donde se originó ese arte.


Estás leyendo: Tahití, guía práctica

Hay más capítulos de este reportaje:
Cap. 1 Tahití, Isla de Moorea y Bora Bora
Cap. 2 Tahití, guía práctica



Guárdame en el móvil