Sirmia - Fruska Gora. Conozca los oáisis del río Salva y Danubio
Serbia
Únicamente a través del contacto directo con la Naturaleza es posible experimentar toda su fuerza y su grandeza.
Els Blaus de Roses

serbia, sirmia - fruska gora. conozca los oáisis del río salva y danubio

FRUŠKA GORA Y LOS OASIS DEL RÍO SAVA Y EL DANUBIO


El milagro de la vida

Únicamente a través del contacto directo con la Naturaleza es posible experimentar toda su fuerza y su grandeza. Por medio del senderismo, la observación de aves, las rutas en bicicleta, el montañismo o la exploración de lugares secretos y recónditos, conseguimos relativizar todos nuestros problemas y transportarnos hasta donde realmente pertenecemos, hasta donde podemos ver con claridad la finalidad del regalo de la vida. Fruška Gora, Zasavica y Laguna de Obed son lugares perfectos para ello.

PARQUE NACIONAL FRUŠKA GORA

Hace mucho tiempo Fruška Gora fue una isla en el mar de Panonia. Hoy es una cordillera verde que emerge de la vasta llanura, con su pico más alto, el Crveni čot (539 m), rodeado de la alfombra multicolor de la llanura de Srem, los viñedos y las torres de los monasterios. Sus laderas poco escarpadas, bosques centenarios, famosos viñedos y numerosos monasterios son las características principales de este Parque Nacional.

La cordillera de Fruška Gora está compuesta por distintas variedades de rocas de las Eras Paleozoica, Mesozoica, Terciaria y Cuaternaria. Esta compleja composición geológica da lugar a una flora y fauna fósil extraordinarias, preservadas en los restos del antiguo lecho marino que existió aquí desde hace más de doscientos millones de años hasta hace cincuenta millones de años. Gracias a sus muchos restos fósiles, la antigua isla de Panonia constituye hoy una ventana hacia el pasado geológico. Éste es uno de los grandes tesoros naturales que permiten a Fruška Gora situarse como una de las regiones de mayor riqueza natural de Europa.

Entre las plantas más singulares y de mayor importancia de esta región, se encuentran las laureolas, los helechos, los guindos de la estepa, los espinos negros, las monotropas y más de 30 tipos de orquídeas. Los bosques del Parque son muy diversos, aunque predominan los mesófilos de roble albar y carpe blanco.

Dentro de la vegetación de los bosques caducifolios, las hayas y los tilos ocupan un lugar muy importante. Una peculiaridad única de Frusca Gora es que de su terreno boscoso está cubierto por tilos. La vegetación de los prados está compuesta por numerosas especies propias de la estepa: adonis vernal, pulsatilla grandis o cerrillo. El mundo de los hongos está representado por alrededor de 400 especies conocidas de setas, muchas de ellas comestibles y muy populares como el parasol, el rebozuelo, la seta de san Jorge y el boletus. En cuanto a la fauna, en los bosques de Fruška Gora viven gatos monteses, garduñas, lirones castaños y murciélagos, mientras que en la estepa son numerosas las colonias de ardillas, un alimento muy importante para las aves rapaces. Hasta la fecha, los ornitólogos han registrado en Fruška Gora exactamente 211 especies de aves. Las más raras y, al mismo tiempo, las más amenazadas, son las aves rapaces: el águila imperial, el águila pomerana, el halcón peregrino, el águila pigargo y el águila calzada.

En los alrededores del Parque Nacional de Fruška Gora se encuentran 16 monasterios ortodoxos, construidos durante los siglos XV y XVI. Entre ellos destacan Grgeteg, Krušedol, Novo Hopovo, Beočin, Vrdnik o Rakovac. Estos monasterios, la mayor parte de los cuales fueron restaurados en el Siglo XVIII, representan un conjunto histórico-cultural único del arte barroco serbio y atraen por igual a fieles y a turistas. Debido al gran número de monasterios que hay en ella, a menudo se ha llamado a la montaña de Fruška Gora la “Montaña Sagrada de Serbia”.

Todos los años, el Parque Nacional de Fruška Gora es destino de un gran número de turistas y montañeros. Los lugares más populares para realizar excursiones son el bosque de Čortanovačka šuma, Stražilovo, Glavica, Popovica, Andrevlje, Ležimir y Lipovača. Las distintas rutas de senderismo permiten al visitante familiarizarse con los tesoros naturales y culturales de Fruška Gora, entre los cuales destacan su rica flora, su coto de caza, las distintas variedades de insectos o la observación de aves. El ciclismo o la pesca son actividades que también permiten una extraordinaria experiencia en contacto directo con el entorno.

Umbra Krameri - Pez del fango

El Umbra Krameri, “mrguda“, “crnka” o “el pez perro”, como lo llaman los franceses, habita hoy en día en Serbia únicamente en las aguas del Zasavica y en la red de canales alrededor de Bački Monoštor. Son peces pequeños que habitan las aguas lentas o estancadas de Eurasia y de Norteamérica. Viven en el fango de las lagunas y de los pantanos, y tienen la capacidad de tragar aire. Poseen una aleta dorsal alargada en la zona más cercana a la cola, la cabeza redondeada y la boca relativamente grande. Por la posición de su boca, este pez da la sensación de estar siempre frunciendo el ceño, y por eso le llaman ceñudo (mrguda). Desova en primavera. En toda Europa, el pez Umbra tiene el estatus de especie en peligro de extinción, y aquí está bajo el régimen de la protección más estricta.

RESERVA NATURAL KARAĐORĐEVO

Controlado hoy por el ejército, el coto de caza de Karađorđevo fue fundado en el año 1885 como finca privada de la monarquía austro-húngara y como cuadra, formando parte de las famosas yeguadas húngaras “Mezchegues“. Debido a sus raras especies de fauna y flora, parte de Karađorđevo es una Reserva Natural. Ésta se divide en tres áreas: Bukin Fen, Vranjak y Guvnište. Bukin Fen destaca por su riqueza natural, con los restos de los antiguos bosques pantanosos junto al Danubio, en su mayoría de álamos y sauces. Esta zona es el hábitat natural de muchas especies raras de flora como los espinos negros, los nenúfares amarillos o los cálamos acuáticos, todas ellas incluidas en la “Lista Roja de la Flora de Serbia”. Bukin Fen es también refugio de muchos animales, especialmente ciervos y jabalíes, por lo que también es considerado como centro de conservación y fondo genético de animales de caza. Asimismo, esta región es el hábitat de algunas especies de mamíferos en peligro de extinción (como nutrias, gatos monteses o garduñas) y de aves de humedal (águilas de cola blanca, cigüeñas negras, gavilanes negros). Además, esta es la zona natural para el desove de muchos tipos de peces.

Los visitantes pueden disfrutar de las excursiones organizadas hasta la cuadra, cuyas vitrinas están llenas de trofeos. Allí pueden montar a caballo por el campo y visitar la fortaleza de Bač y el monasterio Bođani. El centro militar de Karađorđevo, además de dirigir este tesoro natural, tiene una larga tradición de turismo cinegético. Además de las especies autóctonas de caza como los ciervos y los jabalíes de Bukin Fen, las áreas de Vranjak y Guvnište están pobladas por gamos, muflones y ciervos de cola blanca americanos.

RESERVA NATURAL KOVILJSKO-PETROVARADINSKI RIT

Koviljsko-Petrovaradinski Rit es una red de lagunas, islas, canales, brazos fluviales y humedales. Esta región es un llano inundado por el Danubio que baja desde Novi Sad. Abarca las zonas de Petrovaradinski Rit, Koviljski Rit, Krčedinska Ada y una parte de Gardinovački Rit. Ecosistemas originales bien conservados y la riqueza de su fauna (con más de 170 especies de aves y 50 de peces, además de varios tipos de animales de caza y otras especies muy escasas y protegidas) son indicativos de la extraordinaria importancia de la diversidad biológica de esta región. Por sus valores naturales, Koviljsko-Petrovaradinski Rit fue declarado en 1998 una de las Áreas Internacionales Importantes para las Aves (IBA) y Reserva Natural; en 2004 fue incluido en la lista de Zonas Protegidas Dependientes del Agua e Importantes para el Danubio por la Comisión Internacional para la Protección del Río Danubio (ICPDR), y en el 2010 fue nominado para entrar en la lista de la Convención de Ramsar de los Humedales de Importancia Internacional.

Los lugares de turismo y pesca, fácilmente accesibles en coche, son: Tikvara,Šlajz y Arkanj. En Krčedinska Ada se extienden grandes praderas húmedas, en las cuales pastan caballos, ganado y cerdos Mangulica.Situado en la orilla del río, al lado de las comunidades de Kovilj y Petrovaradin, el pueblo de Kovilj cuenta con la casa natal del famoso poeta local Laza Kostić, así como con el monasterio de Kovilj, que fue construido a principios del siglo XIV, y la pequeña iglesia de Santa Petka, que tiene el tronco de un roble incrustado en su estructura y que es habitualmente utilizado por las cigüeñas para anidar. La iglesia y el roble simbolizan la unión del patrimonio natural y cultural de esta región. El territorio es visitado por un gran número de cigüeñas negras, que en el periodo migratorio dan vueltas sobre la zona, y también por las garzas espátulas, que llegan a Krčedinska Ada por las noches en busca de alimento. En Krčdinska Ada, en las depresiones de poca profundidad, crece el helecho acuático de cuatro hojas (Marsillea quadrifolia), una especie protegida en Europa.

Begečka Jama

El lago Begečka Jama, Parque Natural, es un pequeño paraíso para los pescadores y tiene un potencial turístico realmente grande. Todo aficionado a la pesca que ha encontrado un poco de tiempo para probar aquí sus anzuelos y boyas, guarda en su memoria la majestuosa pareja de cisnes, Pera y María, que tuvieron que llevar a sus descendientes hacia los viveros de Futog, donde había más pescado para asegurar su supervivencia. Hoy en día, en Jama se puede encontrar toda una colonia de cisnes, pero también de otros tipos de aves: porrón pardo, gran cormorán o focha.

UNA RESERVA ESPECIAL DE LA NATURALEZA, ZASAVICA

A lo largo de la Historia, en algún lugar entre los cursos de los ríos Sava, Drina y Zasavica, atravesando la llanura de Mačva, frente a la ciudad de Sremska Mitrovica, hubo un pantano que, al secarse, conservó todo un insólito mundo de flora y fauna. Una viva mezcla de lagunas, prados húmedos, pastos y bosques, la variedad de especies de flora y fauna, la forma tradicional de la vida en el río y la herencia histórica, que data de tiempos muy antiguos, ofrecen durante todo el año actividades turísticas atractivas e irrepetibles a los visitantes.
Por otro lado, los excepcionales y extraños habitantes de Zasavica, en su hábitat natural, le añaden “un peso específico” como reserva especial de la Naturaleza. El río Zasavica desemboca en el Sava, pero su cauce se llena también con las frías aguas del Drina. Esas condiciones especiales son ideales para el pez del fango, el llamado “crnka” (umbra krameri), símbolo de Zasavica. En sus aguas viven más de 250 especies de algas y el 38% del número total de especies de anfibios y reptiles de Serbia. Este humedal es también un santuario de aves.

Durante las primeras investigaciones, a finales del siglo XIX, se registraron alrededor de 220 especies de aves. Hoy se considera que hay alrededor de 180, de las cuales 120 hacen sus nidos en esta zona. A finales del siglo XVIII existía también una gran colonia de castores, sin embargo, en el siglo pasado éstos fueron casi exterminados. Durante el año 2005 se volvió a introducir algunas parejas de castores, con lo que se consiguió recuperar una población considerable en pocos años. Los castores viven sólo en aguas limpias, creando diques en los ríos gracias a sus habilidades constructoras. En Zasavica han construido cuatro, de los cuales el más largo mide 50 metros y contiene 30 m³ de madera. Además de los castores, aquí se han vuelto a introducir razas de animales domésticos casi desaparecidas: el cerdo negro mangulica, el ternero podolsko, el burro balcánico y la gallina de cuello desnudo. Gracias a su biodiversidad, especies raras y endémicas, y sus necesidades medioambientales, esta zona es especialmente interesante para investigaciones científicas y profesionales.Existen localizaciones especialmente preparadas para la pesca deportiva y, con un poco de suerte, se pueden pescar buenos ejemplares de carpa salvaje o de sollo.

El Centro de Visitantes es el eje turístico de la reserva. Construido en madera, el edificio consta de una torre de 18 metros de altura desde la que se puede contemplar la parte más extensa y hermosa del río Zasavica. Para los amantes de los foto-safaris, un paseo en lancha o en el barco turístico Umbra pueden ser una gran oportunidad de conseguir instantáneas únicas. La Naturaleza nunca nos deja indiferentes.

Los bosques de Morović y Bosut

Debido a la gran cantidad de bosques de roble que se intercalan entre los ríos Sava, Studva y Bosut, Morović es un hábitat ideal para diferentes animales de caza. Además del ciervo europeo o el gamo, muy abundantes en esta zona, estos bosques también son habitados por corzos, jabalíes o conejos. Los vastos bosques, atravesados por canales y lagos, son un hábitat ideal para muchas especies de aves, entre las cuales, por su importancia nacional, destacan el águila de cola blanca, el halcón abejero, el águila pomarina, la cigüeña negra, el pito negro, el pico mediano y el papamoscas collarino. El canal cercano de Brek, que une el río Studva y el Bosut, ofrece excelentes condiciones de pesca, ya que es muy rico en peces de agua dulce.


UNA RESERVA ESPECIAL DE LA NATURALEZA, LA LAGUNA DE OBED

Es uno de los bienes naturales más antiguos de Serbia, ya que tiene un estatus de protección especial desde finales del siglo XIX. En el año 1874, esta región fue proclamada coto de caza imperial por la corte austrohúngara, y en 1919 se convirtió en coto de caza real de la dinastía yugoslava Karađorđević. Es un terreno del río Sava, pantanoso por temporadas, con humedales, lagunas, prados húmedos y charcas, rodeado de bosques de robles, sauces y álamos. La laguna más grande representa un auténtico complejo de brazos fluviales, pantanos, ciénagas, paules y bosques, donde viven lirones, ratas toperas, conejos, erizos, jabalíes, corzos, y también un gran número de insectos como el ciervo volante, el gran capricornio, el cárabo, la abeja o la libélula emperador.

Entre las plantas destacan los nenúfares blancos y amarillos, las pitas acuáticas o las lentibularias. Respecto al mundo de las setas, hay más de 180 especies: boletus, rebozuelo, bola blanca, parasol, etc. Entre los anfibios podemos encontrar tritones del Danubio, tritones pequeños, sapos de espuelas o sapos grandes. El galápago de las lagunas, el lagarto verde, el lución, la culebra de esculapio, la culebra de collar, y también la víbora son los representantes de los reptiles. En esta zona habitan también muchas aves: el zampullín, el cormorán pequeño, el avetoro, el guaco, la garza blanca grande o el porrón pardo.

VACACIONES ACTIVAS

Parque Nacional Fruška Gora

La oferta turística del Parque Nacional de Fruška Gora es realmente variada. Para los aficionados a la Naturaleza, la mejor opción es hacer una visita en primavera o en verano y elegir una de las tres posibles rutas gracias a las cuales, con la ayuda de guías profesionales, los visitantes podrán familiarizarse con las singularidades de la vegetación local de los prados y bosques de Fruška Gora. También es posible recolectar plantas medicinales, frutas del bosque, setas, etc. Si se prefiere conocer de cerca a los habitantes del bosque, en la ruta del coto de caza de Vorovo pueden contemplarse ciervos, jabalíes o muflones. Para los amantes de las aves existen tres programas de observación de pájaros, el más atractivo de los cuales incluye una excursión en lancha por el Danubio. “El maravilloso mundo de los insectos” es el nombre de otro inusual pero interesante programa de la oferta del Parque Nacional.

Fruška Gora es un destino especial para los aficionados a los paseos, al senderismo y al ciclismo. Todas estas actividades pueden realizarse en solitario o seleccionando uno de los posibles programas guiados que oferta el parque nacional. La mayoría de las rutas de senderismo están señalizadas. Algunas de ellas no exigen mucho esfuerzo; para otras es necesario estar en una buena condición física.

Los aficionados a la pesca recreativa pueden visitar cualquiera de las tres presas habilitadas para esta actividad: Sot, Bruje o Moharač. Ni que decir tiene que es casi obligatorio ir a pescar a las aguas del caudaloso río Danubio.

En el Parque Nacional existen gran cantidad de zonas habilitadas para hacer picnic. Además, varios miradores ofrecen hermosas vistas del parque, como el mirador sobre el pueblo de Vrdnik. Una característica esencial de esta montaña única es la riqueza y diversidad de sus monasterios. Es imperativo aprovechar la oportunidad que nos brinda una estancia en Fruška Gora para conocer y visitar al menos uno de ellos.

Cuadra Karađorđevo

Karađorđevo es principalmente conocido como un exclusivo coto de caza y cuadra de prestigio. Tanto si se es aficionado a la caza o a los caballos, como si sólo se pretende conocer un lugar “marcado por el sello de la sangre azul”, existen varias posibilidades de visita alrededor del pueblo y de la cuadra (como el paseo en carro tirado por caballos en las temporadas cálidas o en trineo durante el invierno). Debido a su especial belleza, Karađorđevo fue el lugar preferido de turismo y caza para los miembros de la dinastía real serbia de los Karađorđević y, posteriormente, también de Josip Broz Tito, el antiguo presidente de Yugoslavia. La famosa cuadra tiene su propio museo e hipódromo. En ella es posible montar a caballo mientras los niños lo hacen en ponis. Si se desea pasar el día disfrutando de la Naturaleza, el restaurante de caza Vranjak es un lugar ideal.

Koviljsko-petrovaradinski rit

La mejor forma de conocer la maravillosa Naturaleza de los humedales es desde el agua. Subidos a un barco, con los prismáticos y la cámara de fotos, y disfrutando de los paisajes y las aves que los sobrevuelan. Entre otras muchas, pueden verse garzas grises, blancas o pequeñas amarillas. Visitar la playa de Arkanja, nadar en el Danubio o relajarse con las cañas de pescar en la orilla del río son otras opciones interesantes. Para los amantes de la Naturaleza, en verano se organizan campamentos ecológicos para jóvenes. Dentro del proyecto «Regreso a la Naturaleza», el Movimiento por la Conservación de la Naturaleza de Novi Sad organiza un campamento internacional de voluntariado.

Zasavica

Para conocer Zasavica, hay que comenzar subiendo a la torre del Centro de Visitantes y contemplar desde allí las extensas vistas. Después, se recomienda disfrutar del paseo en barco por el Umbra, que sale de Valjevac hasta Šumareva ćuprija y pasa por la parte más hermosa de la reserva. Navegando por el Umbra, se puede observar el vuelo de los pájaros y los nenúfares blancos y amarillos sobre las aguas cristalinas del río. Una de las misiones de la reserva es conservar las antiguas especies de animales domésticos en peligro de extinción, por lo que aquí es posible ver al cerdo negro de Srem o al ternero Podolsko. Existen también interesantes rutas para observar y conocer a los castores y sus «creativas construcciones».

Laguna de Obed

Muchos turistas pasan varios días haciendo fotos de los nenúfares blancos y amarillos, de la orquídea de los pantanos, de las peonías de Banat y de las orquídeas púrpuras. De la reserva protegida más antigua de Europa disfrutan en especial los visitantes orientales, que tienen una conciencia más profunda sobre el valor incalculable de la Naturaleza. En la Laguna de Obed hay torres para la observación de aves. El camino circular de 7 km. que rodea la laguna es perfecto para pasear, dar una vuelta en bicicleta o hacer footing. Paseos en lancha y en canoa, así como pescar son actividades habituales en la Laguna de Obed. Cerca de Pećinci, es recomendable visitar también el Museo del Pan.

Morović (Los Bosques de Morović y del Bosut)

Morović es un popular coto de caza que se encuentra en los bosques de antiguos robles de Morović y del Bosut. Por la zona pasan tres ríos: Sava, Studva y Bosut. El canal cercano de Brek, que une el Studva con el Bosut, es el lugar de referencia para los aficionados a la pesca. Es tan rico en peces que raras veces los pescadores vuelven a casa de vacío. El complejo turístico Morović tiene rutas de paseos, campos de hierba para jugar al fútbol o para hacer footing. También se ofrecen paseos en carro de caballos por el coto o visitas en lancha por las aguas del canal de Brek.

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil