Santiago de Compostela, Ciudad Patrimonio de la Humanidad
Santiago de Compostela
Ciudad Patrimonio de la Humanidad y meta del Camino de Santiago, además de Ciudad Europea de la Cultura, Santiago de Compostela es sin ninguna duda un destino privilegiado para el turismo cultural.
Els Blaus de Roses

santiago de compostela, santiago de compostela, ciudad patrimonio de la humanidad

Declarada Ciudad patrimonio de la Humanidad el 6 de Diciembre de 1985


Capital de Galicia, Santiago de Compostela es el principal centro administrativo y cultural de esta comunidad autónoma. Con una población de hecho que supera los 120.000 habitantes, su índice de crecimiento es el más alto de Galicia. Está situada al noroeste de la península ibérica y su proximidad al mar menos de 30 km le proporciona un clima lluvioso y agradable, con una temperatura media de 19º c. El origen de la ciudad es muy antiguo y ya en la Prehistoria existían asentamientos en la zona. No obstante, el auge de Compostela comienza a partir del descubrimiento de los restos del Apóstol Santiago en el s. IX y se consolida, posteriormente, con el nacimiento de su Universidad, cinco veces centenaria. Con sucesivas etapas de esplendor y decadencia, el fenómeno de la peregrinación convierte a Santiago en punto de referencia del mundo occidental y permite un enriquecedor intercambio cultural que merecerá el reconocimiento del Camino, en 1987 como Primer Itinerario Cultural Europeo y la declaración de éste en 1993, como Patrimonio de la Humanidad, título que la ciudad disfruta desde 1985.

Vista aérea de Santiago de Compostela, capital de Galicia
La visita obligada es, sin duda, la catedral en pleno corazón del casco histórico. Situada en la plaza del Obradoiro, que recibe el nombre de su fachada barroca, la catedral está rodeada de majestuosos edificios: el Pazo de San Xerome (actualmente sede del rectorado), el de Raxoi (sede del Ayuntamiento y de la Xunta de Galicia), el Hostal de los Reyes Católicos( antiguo hospital de peregrinos, hoy convertido en Parador de Turismo y considerado uno de los diez mejores hoteles del mundo) y, adosados a la propia catedral, el pazo de Xelmírez. Entrando por el Obradoiro el visitante se quedará extasiado ante el Pórtico de la Gloria, quizá la obra más exquisita y selecta del románico europeo. Las naves y capillas laterales conducen al Altar Mayor, presidido por la imagen del Apóstol cuyas reliquias se conservan en la cripta situada en el piso inferior. Merecen ser vistos también el claustro, el museo y la biblioteca además del “botafumeiro”.

De igual belleza son las fachadas de la Azabachería y de Platerías, con profusión de elementos ornamentales. Pero si la catedral en sí es inigualable, no lo son menos las plazas que la rodean como la de la Quintana (donde está la Puerta Santa que se abre cada Año Jubilar), la de Platerías o la de la Inmaculada (donde se encuentra el Seminario Mayor) y, muy próximo el imponente Monasterio de San Martiño Pinario. Otros edificios de visita inexcusables son los Conventos de San Francisco y San Domingos de Bonaval, que además permiten disfrutar de un agradable paseo por las rúas y plazas de Compostela, donde la arquitectura civil tradicional se conserva en condiciones excepcionales, desde los Pazos de Bendaña, Fonseca o Xelmírez hasta nobles casas como la del Cabildo, e Deán, la Conga o la Gótica. No hay que olvidar tampoco las pequeñas iglesias esparcidas por toda la ciudad, entre las que merece especial mención la Colegiata de Sar, cuyos pilares parecen desafiar las leyes de la gravedad.

San Martín Pinario Monastery- Santiago de Compostela
Pero si la vieja arquitectura compostelana ha merecido el reconocimiento internacional, las actuaciones realizadas en la última década son también relevantes. Así al lado de la antigua iglesia de San Domingos se encuentre el moderno edificio que alberga el Centro Gallego de Arte Contemporáneo, intervención del arquitecto portugués Alvaro Siza, que se completa con su actuación de recuperación de la antigua huerta, carballeira y cementerio de Bonavla, convertido hoy en parque público, y que ha merecido importantes premios. El Auditorio de Galicia, el Palacio de Congresos o el Pabellón Multiusos de Sar son también ejemplos de arquitecturas contemporáneas.

Las últimas recomendaciones al visitante son: disfrutar de las excelencias de su gastronomía (todo tipo de marisco, empanadas, pulpo “a feira” lacón con grelos…) y sus vinos (especialmente los blancos, como el Albariño o el Ribeiro): aprovechar su dinámica, actividad para recorrer sus calles comerciales (Preguntoiro, Calderería, rúa do Vilar…) y realizar algunas compras (es típico el trabajo sobre plata y azabache); vagar por sus rúas y disfrutar cuanto puedan de su estancia, ya que Santiago es una ciudad viva en la que ni la noche descansa.


Plaza mayor de Santiago de Compostela
Fuente: Ciudades Patrimonio de la Humanidad

Dónde alojarte en Santiago de Compostela
TRYP Santiago Hotel
Santiago de Compostela


Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil