Salamanca, ciudad del pensamiento, encuentro y saberes
Castilla y León
Una ciudad hermosa, con un legado monumental e histórico relevante, bien cuidada y brillante, sobre todo en sus horas mágicas; el atardecer y el amanecer, cuando el sol convierte la piedra de Villamayor en oro.
Els Blaus de Roses

castilla y león, salamanca, ciudad del pensamiento, encuentro y saberes

CIUDAD DEL PENSAMIENTO, DE ENCUENTROS Y SABERES


Ciudad del Pensamiento, de Encuentros y Saberes, de Verdad y Belleza, dorada y azul, siempre abierta, de acogida son algunas de las maneras de denominar a esta ciudad que, como todas aquellas con un importante pasado y a la vez vivas e inacabables, tiene el don de los mil nombres.

Una ciudad hermosa, con un legado monumental e histórico relevante, bien cuidada y brillante, sobre todo en sus horas mágicas; el atardecer y el amanecer, cuando el sol convierte la piedra de Villamayor en oro. Una ciudad sabia, foco de saber y de conocimiento, con una de las universidades más antiguas de Europa y referencia para las americanas. Una ciudad con personajes reales y fantásticos que la recorrieron, la animaron, la soñaron y que todavía la habitan; Unamuno, Lope de Vega, Fray Luis, Francisco de Vitoria, la Celestina, Colón, Torrente Ballester, Martín Caite, Villena, Torres Villarroel, Ignacio de Loyola o Santa Teresa de Jesús. Pero, y sobre todo, una ciudad viva, porque está inmersa en el ejercicio permanente de "construirse" de nuevo, porque en sus calles siempre hay gente, a cualquier hora del día o de la noche, y está llena de historias para compartir.

Su Historia

Estar en la estela del tiempo

Cada ciudad construye su tiempo, cada ciudad es hija de él. Casi tres milenios de existencia dan para coleccionar todo tipo de acontecimientos, grandes y pequeños, felices y dramáticos, esplendorosos o críticos. Así, vettones y vacceos, Aníbal y los romanos, la refundación de la Ciudad que Alfonso VI, tras la conquista de Toledo a los Musulmanes, encargó a Raimundo de Borgoña, las guerras de los bandos, de los nobles por el poder en los S. XIV y XV, las Comunidades, el esplendor del XVI, cuando Salamanca fue centro del saber y del mundo, la crisis del barroco, la guerra de la Independencia o el ensimismamiento del siglo XIX y buena parte del XX, la moldearon en lo físico y en lo espiritual, en su estructura, identidad y cultura. Fueron hitos significativos a los que en la historia más reciente hay que sumar dos. la designación como Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1 988 y la Ciudad Europea de la Cultura celebrada en el 2002  La XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en 2005 ha sido el último de los eventos que la han proyectado de nuevo al mundo.

Urbanismo  

En esa hermosa piel está escrito todo

Las ciudades son libros, grandes, misteriosos y reveladores, historias y leyendas entrelazadas hasta el infinito. Sólo hay que saber leerlos y de eso se encarga el urbanismo.

Cada época deja su sello, reflejo de un modo de ver y entender el mundo. El cerro y el río nos hablan del asentamiento; las cercas romanas y medievales establecen un dentro y un fuera, la estructura de los barrios dice de la repoblación, los palacios hacen referencia al sueño de una ciudad renacentista, pensada a escala humana. La Plaza de todas las plazas, es la hermosura compleja del barroco y el orgullo de una ciudad, Anaya es la búsqueda de horizontes, el hierro, la carrera de la modernidad y la Gran Vía la apuesta por el neoclasicismo. Los nuevos crecimientos, un centro vivo y no terciarizado y la proyección de la influencia urbana hacia los municipios cercanos, responden a la necesidad de una ciudad tradicional de "reinventarse" para este siglo y los que vendrán.

Se trata de un "libro" hermoso, tradicional y contemporáneo, equilibrado entre el peso de sus exteriores, de su imponente decorado y el valor y la fuerza de sus interiores. Un texto claro y complejo, paseable como pocos y pensado para el encuentro.

Catedral nueva
Entrar en la Ciudad, las puertas de acceso

"Entrar" es aprehender, ser ciudad.
Y se hace con todo, con el cuerpo, el cerebro y el corazón

Sólo hay una manera de conocer esta ciudad Patrimonio de la Humanidad que es pasado, presente y futuro a la vez; considerarla como un ser vivo, con latido y voz. Alguien que se preocupa, se ofrece y se esconde, que tiene sus lugares especiales para recibir a la primavera o despedir la nieve, alguien con quien dialogar. Solo así se pueden encontrar sus PUERTAS, descifrar sus claves y "entrar" en ella. PUERTAS que son los pilares que la soportan, los iconos que la definen, aquellos que hay que ver y tocar para decir que has estado allí. Cada una aporta su música, pero todas son la ciudad, esta ciudad, porque franquean el paso a su tiempo propio, a sus misterios. Así, la Plaza Mayor se convierte en el gran salón, el corazón, las Catedrales son la espiritualidad, la Universidad, el acceso al conocimiento, la Casa de las Conchas, el poder político y San Esteban, el descubrimiento.

La Plaza Mayor

El sol que sana

Es una de las plazas más bellas de España y del mundo y uno de los monumentos barrocos capitales de la arquitectura peninsular.
Fue y será el corazón, el lugar del encuentro, el que da orden al caos que toda urbe es. A e/la llegan los infinitos caminos y de ella parten todas las rutas que se pierden en los laberintos urbanos. Los que la pasean, la contemplan, charlan en sus porches o se sientan en sus cafés, saben como allí el sol sana de todos los males, o de casi todos.

La plaza mayor
La Universidad

La valentía del saber

La Universidad, con sus diez siglos, sus profesores, alumnos, rituales, o su peculiar vida universitaria, es la puerta que representa la aventura del conocimiento. La fachada, el mejor ejemplo del plateresco, el Aula de Fray Luis, desnuda y esencial, la espectacular escalera, el cielo de Fernando Gallego o la biblioteca, una de las más valiosas y fantásticas, casi inimaginable, constituyen las escalas fundamentales de ese viaje.

Las Catedrales

Pocas ciudades tienen dos catedrales; Salamanca sí. Una nueva, gótica, renacentista y barroca, que nace y crece a partir de la otra, románica e íntima, respetándola, mimándola, haciéndola mal hermosa si cabe. Del silencio recogido de la Vieja, nace el deseo del diálogo con Dios, la pertenencia a una comunidad. En la grandiosidad de la Nueva, pensada para los grandes rituales, se percibí la pequeñez del hombre y la complejidad del mundo.

Las catedrales son la espiritualidad, teísta o no, el lugar para estar con nosotros, o para elevara y una de las claves para entender el sentido trascendente de una ciudad.

Casa de las Conchas

Una de las mejores muestras de la arquitectura gótica civil española y uno de los palacios más populares de Salamanca y de España. Como puerta de entrada, representa el poder político, imprescindible para soñar y levantar una ciudad.

La hizo construir, en los últimos años del siglo XV y primeros del XVI, Don Rodrigo Arias Maldonado, personaje afín a los Reyes Católicos. Es un poema de amor y una señal de afirmación. Las conchas, el principal elemento ornamental de la fachada, es el emblema utilizado en la heráldica de su esposa y el motivo de la orden de Santiago a la que él pertenecía.

Ventanas
Convento de San Esteban

Iglesia dominicana de predicación, constituye un monumento a la verdad y al descubrimiento. En él, Colón buscó el apoyo de Domingo de Deza ante los Reyes Católicos, Domingo de Soto diseñó su escalera que iba de la tierra al cielo, Francisco de Vitoria escribió el "Derecho de Gentes" y Bartolomé de las Casas defendió con todas sus fuerzas el reconocimiento de los indios como seres humanos.

Junto a las puertas, las rutas. Hay que elegirlas bien, ya que son mucho más que trazos en el mapa o una mera suma de edificios. Son líneas de fuerza, de energía, puentes que conectan los tiempos, la historia y sus personajes.

Las Rutas por la Ciudad

Junto a las puertas, las rutas. Hay que elegirlas bien, ya que son mucho más que trazos en el mapa o una mera suma de edificios. Son líneas de fuerza, de energía, puentes que conectan los tiempos, la historia y sus personajes...

"De la Cueva al Cielo": Salamanca-Iberoamérica


Los hilos visibles e invisibles que ligan Salamanca con Iberoamérica son casi infinitos. Salamanca ha sido y es referente para los territorios de ultramar, e Iberoamérica ha estado presente en nuestro imaginario, como el espejo que nos devuelve nuestros mejores sueños, cuando nuestra ciudad alumbró un mundo nuevo.

Por eso esta RUTA URBANA, un recorrido que va de la Cueva hasta el Cielo, compuesta por cuatro intervenciones sugerentes y emotivas, en los cuatro enclaves más relevantes de identidad americana de nuestra ciudad: La Cueva de Salamanca, San Esteban, la Universidad Pontificia y el Cielo de Salamanca.

La Cueva, por la relación con las "salamancas", americanas, los espacios donde se practicaba la iniciación, la nigromancia, etc. el Convento de San Esteban, por Colón, Francisco de Vitoria y Bartolomé de las Casas. La Universidad Pontificia como heredera del espíritu de las reducciones jesuíticas, y el Cielo de Salamanca en la Universidad, por el sentido y el placer de poder pasear bajo un cielo compartido.

Salamanca Jacobea, El sueño de una ciudad

Salamanca es una ciudad jacobea singular, con estilo propio. Comparte el espíritu de Cluny, del romanismo que trajo Raimundo de Borgoña con la repoblación y que está presente en la Catedral y en las pequeñas iglesias. Respira la atmósfera del camino mozárabe, el del sur, la Vía de la Plata, por la que dicen llegó el cuerpo del apóstol Santiago a Compostela y la que utilizó Almanzor para llevarse las campanas de Santiago a Sevilla. Pero y sobre todo porque durante el Renacimiento, cuando el Camino entró en crisis y a través de los Fonsecas, nobles salmantinos y arzobispos de Santiago, ambas ciudades establecieron una relación singular, un diálogo entre el granito y la piedra de Villamayor, entre el humanismo y el universo jacobeo.

Se trata de un itinerario que se sustenta en cuatro estaciones  el Puente Romano, la Iglesia de Santiago, la Catedral Vieja y la Casa de las Conchas y que incorpora también la Clerecía de San Marcos, el Colegio del Arzobispo Fonseca, el Convento de las Úrsulas y la Casa de las Muertes, para concluir en la Plaza Mayor y el Palacio Fonseca. Dentro de esta ruta destaca el Albergue de Peregrinos, que situado en la antigua Casa de la Calera, tiene capacidad para 22 peregrinos.

Pequeños Espacios de Espiritualidad

Sucede en Salamanca que junto a los grandes lugares de espiritualidad. La Catedral vieja, románica y recogida; La nueva, gótica y espectacular, Santo Domingo, gótica y dominica; o La Clerecía, jesuítica y barroca, existen otros espacios más pequeños, pero no menos importantes, las pequeñas iglesias y los conventos.
Las primeras, de gran belleza arquitectónica y con historias cuidadosamente guardadas en sus muros a lo largo de los siglos.
Los conventos, íntimos, alejados del ruido, del bullicio, pero igualmente bellos y relevantes.

Pequeñas iglesias, los orígenes de la ciudad

Pequeñas iglesias, de piedra, sólidas, como corresponde a un tiempo defensivo, dulcificadas por la forma redondeada de sus ábsides y el misterioso simbolismo de su escasa decoración.

Iglesia de San Benito
Data de 1104 y fue levantada en territorio de los repobladores gallegos. Iglesia vinculada con posterior/dad a la nobleza salmantina, fue cabecera de uno de los bandos más importantes de la ciudad: los benitinos.

Iglesia de Santiago
Fue parroquia del barrio mozárabe hasta que las continuas crecidas del río Tormes dispersaron a esta comunidad por diferentes zonas de la ciudad y los antiguos ritos cristianos fueron arrinconados. Se convirtió entonces en iglesia de molineros, curtidores, pescadores y otros oficios humildes que poblaban las márgenes del río.

Iglesia de San Martín
Desde la Edad Media se vinculó a la zona comercial y mercantil de la ciudad. Antes de la construcción de la Plaza Mayor, las tiendas y mercados se situaban en torno a la iglesia.

Iglesia de San Marcos
Si su imagen exterior no es muy común al disponer de una planta circular, más sorprendente es el interior del templo, con tres ábsides y tres naves como si fuera una edificación basilical.

Iglesia de San Juan Bautista de Barbalos
Decorativamente, destaca la cornisa de la cabecera sustentada por canes ornamentados con rostros, cabezas de animales y una escena musical compuesta por un tañedor de rabel, otro de tamboril y un personaje que realiza una cabriola.

Iglesia de Santo Tomás Cantuariense
Situada en el antiguo barrio de los portugaleses, el templo dedicado al santo británico Tomás Becket, arzobispo de Canterbury, fue fundado por los hermanos ingleses Ricardo y Randulfo, vinculado al estudio de la Catedral.

Iglesia de San Cristóbal
Fue erigida por los caballeros de la Orden del Hospital de Jerusalén en 1145, bajo la encomienda de Paradinas de San Juan. Su construcción, en una zona despoblada de la ciudad, sirvió como principio de la acción repobladora de la orden militar en el territorio de los torenses.

Espacios entreabiertos, la espiritualidad femenina

En ellos y desde hace siete siglos, un grupo importante de mujeres buscó la comunicación con Dios, la liberación de una sociedad que las oprimía, y comenzaron a tejer esa particular forma de entender y vivir la espiritualidad.

Convento de Santa María de la Dueñas
Desde su fundación en 1419, las monjas de este convento han dedicado toda su vida a la oración, estudio y trabajo. El bellísimo claustro que alberga, además de ser un goce estético, da fe de esta vida de retiro, de paz interior.

Casa de Santa Teresa de Jesús
Santa Teresa vivió en la que fue una de sus fundaciones, durante cuatro años. Allí se enfrentó a sus miedos y se inspiró para escribir el "vivo sin vivir en mí".

Iglesia de San Cristobal
Convento de las Úrsulas
Convento fundado a mediados del S.XV por Alfonso de Fonseca y doña Sancha Maldonado, primera monja de este monasterio. Desde 1992, es habitado por hermanas de Santa Clara en régimen de clausura. En la parte del coro de la iglesia destaca el bellísimo artesanado de estilo italianizante y mudéjar y las tablas de Juan de Borgoña (S.XVI).

Convento de Santa Clara
En el siglo XII las Monjas de Santa Clara convirtieron la originaria ermita y casas colindantes en monasterio. Seguidamente se construyó la iglesia y el convento. Todas las dependencias religiosas invitan a la reflexión y transmiten el espíritu de trabajo y culto que las monjas han cuidado a lo largo del tiempo.

Museos y Colecciones

Además de su patrimonio o quizás como consecuencia de ello, Salamanca ha sido y es una ciudad de Cultura que desde la celebración en el 2002 de la Capitalidad Europea de la Cultura ha experimentado un gran impulso. Una ciudad histórica y a su vez moderna y vanguardista, con una oferta cultural variada y de gran calidad.

Visitar sus museos y colecciones es una grata experiencia para todos. En ellos, además de pesos y medidas, radios con sonido propio, automóviles e historias de viajes, criselefantinas o artilugios fantásticos donde bailan las sombras, está recogido todo el cuidado, respeto y cariño por unos inventos que fueron iconos de la modernidad y el progreso, y que han venido a convertirse en "máquinas con corazón"

Museo de Historia de la Automoción

La antigua Fábrica de la Luz ha sido reconvertida en uno de los Museos más  importantes de Europa en su género. Legado de la familia Gómez Planche, el Museo de Historia de la Automoción es un lugar de referencia para los aficionados al automovilismo que cuenta con cientos de piezas de gran valor destacan el Hispano Suiza 20/30 HP de 1910, el único automóvil en nuestro país declarado Patrimonio Nacional, los Pegaso Z 102, un Spyder Serra SSP y un Berlineta Saoutchick y miles de historias que contar.

Museo Art Noveau Art Déco. Casa Lis

Nunca un museo se pareció tanto a un poema. En el interior de este impresionante palacete vestido con hermosas vidrieras, se guardan  algunos de los tesoros más preciados de esta ciudad. 19 colecciones de artes decorativas del siglo XIX y principios del XX, formadas por cerca de 2.500 piezas de excelente calidad y en perfecto estado de conservación.
El complemento perfecto para una Salamanca barroca, azul y dorada. Una donación del anticuario salmantino don Manuel Ramos Andrade. Más que un capricho es un sueño de modernidad, una alegoría art Noveau y art Decó.

Museo del Comercio

El ingenio y la iniciativa emprendedora de los comerciantes salmantinos está recogido en este museo que ha permitido sacar a la luz los antiguos aljibes sobre los que se levantó. Una máquina de hacer chocolate, una caja registradora o un antiguo peso de monedas con información del zodiaco, son algunos de los objetos evocadores que ayudan a poner de manifiesto que el comercio es mucho más que comprar y vender.

Casa Museo Unamuno

Junto a la Universidad de Salamanca se encuentra la que fuera casa del rector Unamuno. Un personaje clave desde el punto de vista ético, cultural y político para entender la Salamanca actual y que está presente ahí, en el cariño y cuidado con que se conservan sus muebles, escritos, recuerdos; su cartografía personal.

Museo de Salamanca

Ubicado en torno al patio central del palacio de los Doctores de la Reina, del siglo XV. Expone verracos, mosaicos, frisos, capiteles y una colección de pintura, que va del siglo XV hasta la  actualidad, destacando el Llanto por Cristo muerto, de  Luis de Morales, y San Andrés, de Juan de Flandes.

Museo Catedralicio

Contiene pinturas y esculturas de los siglos XV, XVI y XVII. En pinturas destacan el Tríptico de San Andrés, de Juan de Flandes, y la Virgen de la Rosa y el Retrato de Santa Catalina, de Fernando Gallego. En escultura, el sepulcro de Anaya, del siglo XV, atribuido a Francisco de Salamanca.
Pero quizás lo más importante es que para llegar a él, hay que atravesar las dos catedrales y entrar en el claustro. Un recorrido que muchas veces, nos aparta del mundo exterior y nos introduce en una nueva realidad.

Los sonidos del ayer
Los sonidos del ayer

Viejos aparatos de radio que poseen un don, el de conmover. La colección de radios antiguas nos acerca los sonidos del ayer, las tan seguidas radionovelas o los consultorios y noticiarios. Son tan especiales, que quien los visita se pregunta si aquellos que hablan, cantan o cuentan historias. Viven  en realidad en su interior.

La medida del tiempo

El paso del tiempo se percibe con mayor intensidad en esta sala que reúne relojes de todos los estilos, grandes y pequeños, de pared o bolsillo. El latido de sus maquinarias se puede escuchar, y con él, el paso de cada instante, porque además de hacer tic, tac, tic, tac, hablan de la ciudad y sus gentes, de los ritmos de la vida...

Colecciones

Radios, cine, relojes, inventos, artilugios de la modernidad que hoy se revelan ante  nuestros ojos como seres Henos de ternura, como "maquinas con corazón”.

Artilugios para fascinar

Y que llenaron de ilusión muchas salas de cine, de fantasías muchas cabezas y de valentía muchos corazones. La colección de Basilio Martín Patino ofrece un recorrido por la historia del cine y la fotografía. Sombras que se mueven y magia, mucha magia.

Museo Molino de la Fábrica de Harinas

El pan es un alimento que nos ha acompañado a lo largo de la historia, y este museo es por ello una parte de la historia de la ciudad. Mientras su maquinaria fantástica recuperada hoy con toda su belleza y toda su música convertía el grano de trigo en polvo de harina, la fuerza del río Tormes daba energía a una industria que todavía conserva gran parte del esplendor de otros tiempos

Cerro de San Vicente
La apuesta por un discurso para el futuro

Todas las ciudades, y Salamanca también, necesitan de un lugar para poder presentarse, para mostrarse como son y cómo quieren ser. Este nuevo centro cultural con vocación de contemporaneidad, situado en el lugar primigenio, el que dio origen a la ciudad, el Teso de San Vicente, quiere convertirse en un espacio de referencia. Y así, ofrece un importante yacimiento arqueológico, un centro cultural e interpretativo sobre las ciudades, su historia y el fenómeno urbano, y un espacio para estar, descansar, contemplar...

San Millán
Una propuesta virtual y accesible

Esta Iglesia resume de una manera muy gráfica todas las épocas constructivas, y por ello ofrece  la posibilidad de crear en su interior un lugar para comprender el patrimonio y su evolución  a lo largo del tiempo. Un espacio "accesible" que utilizará sobre todo las nuevas tecnologías y permitirá así la incorporación de nuevos públicos.

Museo de Arte Oriental

Este nuevo espacio expositivo se sitúa en la Torre de Abrantes, que recupera su nombre original de Torre de los Anaya.
Este inmueble del siglo XV albergará alrededor de 900 piezas de la colección privada de Pilar Coomonte y Nicolás Cless.

El futuro Museo de Arte Oriental contará con dos secciones japonesa y china y exhibirá cerámicas, porcelanas, grabados originales, pinturas, jades y otros objetos desde el Neolítico hasta el siglo XX. A través de estas piezas, se repasará la historia de Asia. Así pues, los grabados ukiyo-e, que nacieron  en el siglo XVII en la ciudad de Edo, evocarán el mundo de los samurais, las geishas y el teatro kabuki y las cerámicas y porcelanas chinas acercarán al espectador a esta milenaria civilización.

El Museo dispondrá también de un área permanente como sección infantil y juvenil donde se desarrollarán programas culturales y de entretenimiento para potenciar sus habilidades artísticas y  el gusto por la cultura de las nuevas generaciones.

Rincones

Salamanca es una ciudad a escala humana, pensada para el paseo, para perderse y encontrarse. Por eso, además de las puertas y las rutas, la definen también sus rincones, llenos de sorpresas, acentos, encanto.
El amanecer y el atardecer son los momentos en los que interior y exterior se hacen uno y la ciudad resplandece como iluminada por una luz, una claridad que nadie sabe de donde llega. Instantes en los que parece que ella "se piensa a sí misma" y los personajes que la habitaron o sólo la transitaron, se hacen presentes y nos hablan.

Cueva de Salamanca

Salamanca, una ciudad dorada, lógica y bella como pocas, esconde sin embargo otra, oculta, enigmática y atractiva. En esta Cueva, en la cripta de la antigua iglesia de San Cebrián y la torre de Villena, donde la leyenda sitúa la escuela en la que el diablo enseñaba ciencias ocultas, y de la que el Marqués de Villena escapó y en la huida perdió la sombra; es donde se haya, según dicen, el acceso a esa otra ciudad y a su universidad nigromante, alquímica, iniciática, la de todos los que creen que esta realidad no es sino una de las posibles.

Plaza San Boal

Situada junto a una de las calles más comerciales del centro, esta plaza es un lugar ideal para darse un respiro. Los Palacios de Arias Corbeille y de San Boal llevan siglos flanqueándola. Los balcones y dibujos de la fachada son del siglo XVII.

Fonda Veracruz

Su estructura exterior de adarve, simulando un patio o calle sin salida nos retrotrae a la Antigua judería que estuvo asentada en la calle que da nombre a la misma. Es la actual sede de la Escuela de Hostelería.

Huerto de Calixto y Melibea

Vinculado a la obra literaria de la Celestina como uno de los probables escenarios en los que se sitúa la historia. Se trata de un jardín de influencia musulmana, donde las plantas olorosas y árboles frutales permiten el disfrute de los sentidos cuando se pasea por sus recovecos.

Novelty

El café centenario desde el que Torrente Ballester miraba y mira el mundo, ya que ahí sigue sentado dispuesto a charlar y a escribir.

Casa de los muertos
Alrededores de las Úrsulas

Junto al Convento de las Úrsulas, que alberga el sepulcro del Arzobispo Fonseca, un concurrido espacio rodeado de historia. La residencia en la que vivió el rector Miguel de Unamuno, el Palacio Monterrey o la legendaria Casa de las Muertes. Por la noche los faroles iluminan la calle adoquinada vigilada desde lo alto por el torreón de las Úrsulas.

Paseo fluvial

El Tormes marca el límite entre las sierras y los campos, entre la ganadería y el cereal. Es el devenir, el tiempo y un paseo muy atractivo entre chopos, olmos y sauces llorones. No hay que perderse la visita a los nenúfares de la Huerta Otea.

Las leyendas, a cada paso...

Las leyendas son la otra cara de la historia, pero muchas veces tan importantes como ésta para construir la realidad. Con la noche las leyendas toman las calles y sus personajes escritores, damas, estudiantes, heroínas, brujas, santos, alcahuetas, etc. nos salen al paso o se intuyen allá a lo lejos…

Ocio nocturno, La noche hace soñar

Hay una Salamanca nocturna para pasear entre sus monumentos iluminados o para salir de copas; otras maneras de adentrarse en la ciudad. Existe una gran variedad de zonas con bares, pubs y discotecas en los que disfrutar de la noche. La mayoría de ellos gozan de una cuidada decoración.
La Gran Vía, los alrededores de la Calle Bordadores y San Justo, son las tres áreas más frecuentadas por jóvenes y adultos que buscan en la noche salmantina este tipo de ocio. El ambiente universitario, intercultural, hace que salir de marcha sea una actividad de carácter obligatorio.

Mucho más

Cada año, Salamanca se reinventa a sí misma con un buen número de propuestas que son herencia o innovación. Herencia, eso sí actualizada, de una experiencia que nace a. partir de la interpretación de la ciudad, y de una cultura basada en la pervivencia, en la sostenibilidad. leronimus, el Museo del Comercio o Automoción son buenos ejemplos de ello. Pero también innovación, porque responden, tanto a las nuevas demandas y sensibilidades de las que el turismo se nutre, como a la necesidad de apertura y crecimiento que un destino como Salamanca tiene. Buena muestra de ellos son proyectos como Salamanca Ciudad del Español, Salamanca Convention Bureu o Salamanca Film Commission.

Turismo idiomático
Salamanca ciudad del español

Miles de estudiantes eligen Salamanca para aprender español, convirtiendo  a la ciudad en uno de los referentes más importantes del turismo idiomático.
Su condición de ciudad viva, acogedora y dinámica; hermosa y bien cuidada, hacen de Salamanca el lugar más idóneo.
La tradición de su Universidad, la más antigua de España, fundada en 1218, y el prestigio de sus centros de enseñanza del idioma, son algunas de las razones por las que el estudiante nos elige.

Golf en Salamanca

Convertir a Salamanca en destino preferente del turismo de golf es uno de los nuevos retos. Con ese objetivo nació el proyecto "Salamanca Bajo Par" encaminado a promover la estancia y la práctica de este deporte durante la semana. Un producto cada vez más demandado y sobre el que nuestra provincia cuenta con suficientes recursos: tres campos de golf a escasa distancia de la ciudad. Ocio y deporte en un escenario de gran belleza patrimonial que ofrece la más amplia oferta cultural y gastronómica a los amantes del golf.

Ciudad de Cultura

Salamanca es una ciudad que ofrece una intensa actividad cultural durante todo el año. Desde la celebración en 2002 de la Capitalidad Europea de la Cultura, Salamanca ha sabido aprovechar sus recursos apostando por una programación de calidad que tiene importantes escenarios en los que desarrollarse: el Teatro Liceo, el Centro de Artes Escénicas y de la Música o la Sala de exposiciones Santo Domingo de la Cruz.

En el Domus Artium 2002, antigua cárcel provincial, el arte encuentra un lugar de expresión y libertad.
Ciclos, festivales, conciertos, todos los estilos tienen cabida en esta ciudad que rebosa actividad. Entre las citas más destacadas: El Festival Internacional de las Artes de Castilla y León, Las Noches del Fonseca, Sonidos de Sal, Etnohelmántica, Vidas y Ficciones, Jazz en la Calle o Café Teatro de la Vega.

Salamanca Ciudad de Congresos

Salamanca es un extraordinario centro de reuniones y de negocio, el lugar ideal para la celebración de un congreso o reunión de empresa.
Las excelentes infraestructuras congresuales de la ciudad, adaptadas tecnológicamente para asegurar el éxito de las actividades, proporcionan una amplia oferta de edificios destinados para ello, entre los que destaca el Palacio de Congresos de Castilla y León. El Centro de Artes Escénicas y de la Música (CAEM), o las salas de reuniones en los hoteles constituyen también inmejorables escenarios de trabajo.

Desde 2004, Salamanca Convention Burean, canaliza el turismo de congresos en la ciudad, facilitando a las empresas organizadoras de encuentros, reuniones o incentivos las facilidades necesarias y promocionando la ciudad como sede de este tipo de eventos. Ocio y negocio en un mismo escenario. Además de un espacio para el trabajo la ciudad ofrece diferentes posibilidades de diversión: cultura, naturaleza, patrimonio...

Para dormir

La estancia en Salamanca se convertirá en inolvidable. La planta hotelera de la ciudad supera las 5.000 plazas, con una variada y moderna oferta de gran calidad y confort. Le invitamos a disfrutar de alojamientos inigualables, muchos de ellos enclavados en edificios patrimoniales que aún conservan el sabor de la historia: palacios, conventos, castillos..
Más de 300 plazas en hoteles de cinco estrellas, 2.800 en cuatro y 900 en tres estrellas.

Ofertas grastronómicas
Para comer

Ciudad y provincia ofrecen una cocina con una nueva mirada sobre el comer, con una oferta tradicional cada vez más medida y equilibrada, llena de sabor y de nuevos manjares, y con una oferta de innovación, partiendo de nuestra materia prima, muy interesante y sobre todo sorprendente.

Dónde alojarte en Salamanca


Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil