Ruta del Jaguar, tradición y mágia
Guerrero, México
Desde los alrededores de la Ciudad de México, hasta las costas del estado de Guerrero, pueden encontrarse las huellas que ha dejado el culto al jaguar. Además, el estado tiene gran diversidad de posibilidades, como: ecoturismo, museos, zonas arqueológicas
Els Blaus de Roses

guerrero, méxico, ruta del jaguar, tradición y mágia

Al caer la noche, se escucha entre las montañas del estado de Guerrero el rugido del Jaguar. Se esconde entre la selva, su hogar son las cuevas y bebe agua de los ríos cercanos. Por su naturaleza de cazador y de amo de la región la gente le teme y respeta.

Desde hace más de veinte mil años convivieron los antiguos pobladores y el jaguar. El hombre sentía que poseía cierta magia y lo relacionó con la tierra y el agua. También, era símbolo de fertilidad y poder. Debido a estas cualidades divinas trató de igualarlo y la magia logró una conjunción: el hombre jaguar.

El jaguar es sigiloso y las únicas huellas que se han podido seguir de su presencia son las que el hombre conservó a través de múltiples representaciones en cerámica y pétreas, monolitos, pinturas rupestres y códices.

Entre ellas sobresalen las de la cultura Mezcala, que integra una zona importante del estado de Guerrero. El ser humano se empeñó en recordar y mantener viva la magia del jaguar.

Este estado es una gran muestra del culto a este felino mágico. En algún rincón, motivo, tradición o leyenda se encuentra al jaguar, sólo hay que estar atentos y seguirle los pasos.

Desde los alrededores de la Ciudad de México, hasta las costas del estado de Guerrero, pueden encontrarse las huellas que ha dejado el culto al jaguar. Además, el estado tiene gran diversidad de posibilidades, como: ecoturismo, museos, zonas arqueológicas, bellezas naturales, vestigios coloniales, playas, fiestas tradicionales y artesanías.

La Ruta del Jaguar nos ofrece el encuentro con nuestro pasado a través de la cultura y la naturaleza. Es la posibilidad de divertirse y de enriquecer nuestros conocimientos. Sobre todo es la fortuna de entrar en contacto con la magia del jaguar. Lo invitamos a recorrerla.

Jaguar, Xochicalco
Teotihuacan. El lugar de los dioses.

Aquí se encontraron diversas esculturas “estilo Mezcala”, que son distintivas de una zona de Guerrero. Su construcción comenzó en el siglo II a. C. En su traza, el eje principal se denomina Calzada de los Muertos, en cuya cabecera se encuentra la Pirámide de la Luna y a su costado derecho la Pirámide del Sol. Estas dos construcciones monumentales representan la dualidad creadora de la naturaleza y el hombre.

En los alrededores del centro ceremonial existen distintas estructuras de diversos tipos y tamaño que conforman un gran acervo de pintura mural. Abundan motivos mitológicos bélicos, y numerosas representaciones de la naturaleza. La zona ceremonial estaba rodeada por una gran concentración urbana. En su apogeo tuvo entre 125 y 250 mil habitantes y ocupaba alrededor de 20 km2.

Teotihuacan. El lugar de los dioses.
Basílica de Guadalupe

Máximo centro religioso de México que resguarda a la patrona de América.

Desde antes de la Conquista, en el cerro del Tepeyac se rendía culto a Tonantzin, quien era la deidad azteca de la maternidad. Durante la colonia, la Virgen de Guadalupe se le apareció a Juan Diego, un campesino humilde. A consecuencia de esto se construyó una pequeña iglesia, la cual resguardó la imagen de la Virgen. La iglesia se construyó durante el siglo XVII y principios del XVIII.

Debido al hundimiento de la iglesia en el cerro del Tepeyac se decidió construir una Basílica para resguardar la imagen de la Virgen y con la capacidad necesaria para recibir a todas las procesiones que llegan el 12 de diciembre a rendirle culto.

Templo Mayor. Tenochtitlan
Centro histórico de la Ciudad de México. Tenochtitlan. Lugar de tunas silvestres.
Templo Mayor y Museo de Sitio

Después de una larga peregrinación desde el norte de México, de un punto denominado Aztlán, los aztecas llegaron al lugar donde encontraron la señal esperada para asentarse. Aquí se fundó la ciudad de México-Tenochtitlan, que con el tiempo se convirtió en la ciudad más poderosa de Mesoamérica y una de las más grandes del mundo. En la actualidad, después de la Conquista, se conserva lo que es llamado el Templo Mayor, que es una pequeña muestra del esplendor de esta ciudad.

El Museo de Sitio, a través de las ocho salas que lo conforman, exhibe una muestra de miles de objetos que fueron encontrados en la zona, entre los que están los recuperados de ofrendas con esculturas con “estilo Mezcala”. De todo el conjunto destaca la grandiosa Coyolxauhqui.

Catedral Metropolitana
Catedral Metropolitana

Después de la conquista, comenzó a construirse en la capital de la Nueva España su centro religioso más importante. La duración de su edificación, desde 1525 hasta 1813, provocó que dentro de ella puedan verse numerosos estilos arquitectónicos y artísticos. Desde hace mucho tiempo la Catedral comenzó a hundirse y se realizó un gran proyecto de rescate para apuntalarla y estabilizarla.

Palacio Nacional
Palacio Nacional

Es la sede del Poder Ejecutivo Federal en México. El edificio se construyó en 1563 y al principio su función fue alojar a los virreyes. Después albergó los tribunales y la cárcel de la Corte Real. Una de las cuestiones más significativas que pueden verse actualmente dentro del Palacio es una enorme muestra del trabajo de muralistas mexicanos, en los cuales se representan distintas etapas de la historia de México.

Palacio de Bellas Artes

Se construyó para que fuera el Teatro Nacional a principios del siglo XX. La historia de su edificación contiene numerosos tropiezos, desde el hundimiento por el peso del mármol hasta la Revolución que detuvo los trabajos de construcción. Como muestra de las bellas artes, el Palacio tiene grandes murales, un telón que es un mosaico de cristal, una decoración interna art-decó, entre muchas otras cosas.

Castillo de Chapultepec (Museo Nacional de Historia)
En el cerro del chapulín.

Este lugar ha tenido desde el siglo XIV la tradición de ser residencia de mandatarios mexicanos. El primero fue Moctezuma Ilhuicamina, quién mandó hacer obras hidráulicas en torno a los manantiales del lugar.

Ha tenido distintas funciones: Hernán Cortés la tomó como parte de sus bienes, luego pasó a formar propiedad del ayuntamiento. Siglos más tarde se destinó para ser el Colegio Militar y fue protagonista de uno de los ataques de la intervención norteamericana de 1847. Tiempo después fue residencia presidencial y fue habitada por Maximiliano y Carlota. Actualmente alberga el Museo Nacional de Historia, que cuenta valiosas piezas de la historia de México.

Museo Nacional de Antropología
Homenaje a las culturas que habitaron en México.

A través de sus salas, este museo reúne un gran acervo arqueológico y etnográfico de México. Su propósito es que se conozcan las diferentes culturas que existieron. En la sala de Culturas de Occidente se encuentra información acerca del desarrollo prehispánico en la región de Guerrero.

También, pueden apreciarse obras plásticas y murales que realizaron algunos artistas destacados, que tomaron como inspiración las diferentes culturas que se desarrollaron en Mesoamérica y en los pueblos indios que habitan actualmente la República Mexicana.

El museo fue inaugurado en 1964, según los planos del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. Uno de los puntos más importantes es el imponente patio central y su estructura de hormigón apoyada en una sola columna.

Castillo de Chapultepec
Xochicalco. En el lugar de las flores.

Esta ciudad prehispánica se construyó sobre un cerro con el propósito de ser una fortaleza, con fosos, terrazas altas y accesos restringidos. Además del control de su territorio, dominó toda la región. Por su ubicación, se le facilitaron las relaciones culturales con algunas partes del estado de Guerrero y el Valle de México. Por lo tanto, al igual que en Teotihuacan y Tenochtitlan, se encontraron figuras “estilo Mezcala”.

La ciudad tenía un orden jerárquico, ya que en la cima se encontraba el área habitacional de los dirigentes y sus familias, hacia abajo la plaza principal, con la pirámide de las Serpientes Emplumadas, y en una terraza más baja la Plaza de la Estela de los dos Grifos. Hay tres juegos de pelota y algunas cuevas que se comunican. Una de ellas es la conocida como el Observatorio

Taxco. Lugar donde se juega la pelota.

Ciudad colonial con una antigua tradición minera que se encuentra en la sierra guerrerense. Una de sus características principales son sus sinuosas calles empinadas y empedradas. Cuenta con numerosos talleres artesanales donde se trabaja la plata y las artesanías. A este metal se le debe su desarrollo y apogeo.

Cristo Monumental

Se encuentra en el cerro de Atachi y es una figura que mide casi tres pisos de altura. Se construyó en el 2002 y ofrece una maravillosa vista de la ciudad de Taxco.

Casa Borda

La habitó José de la Borda, un rico platero que mandó construir, entre otras cosas, la Parroquia de Santa Prisca. Es un edificio sobrio que se edificó a mediados del siglo XVIII. Actualmente es un centro cultural y la sede del Concurso Nacional de la Plata.

Parroquia de Santa Prisca
Parroquia de Santa Prisca
Se construyó en el siglo XVIII y participaron diversos arquitectos, escultores y pintores para darle el esplendor que tiene actualmente. Está en el corazón de Taxco y es uno de sus edificios más representativos.

Museo William Spratling

En sus dos salas de exposición se muestran piezas de varias regiones del país. Hay numerosas representaciones del jaguar.

William Spratling fue un arquitecto estadounidense que se dedicó a la platería y a coleccionar piezas arqueológicas.

Museo de Arte Virreinal

Es una casa construida en el siglo XVIII y las piezas de sus salas nos cuentan la historia de Taxco colonial. Muchas de ellas proceden de la Parroquia de Santa Prisca.

Platerías y artesanías

Debido a la tradición y a las riquezas de esta región, Taxco está lleno de talleres y tiendas dedicadas a la plata. Sus artesanías son de gran colorido y en muchas ocasiones se encuentran máscaras y representaciones del jaguar.

Grutas de Cacahuamilpa
Grutas de Cacahuamilpa. En los cultivos del cacao.

Este parque es una belleza natural que se encuentra en al norte, exactamente en la comunidad de Cacahuamilpa, en el municipio de Pilcaya. Forma parte de un extenso sistema hidrológico, en parte subterráneo, que se alimenta principalmente de los ríos Chontalcuatlán y San Jerónimo.

En esta gran cueva subterránea puede caminarse sobre más de dos mil metros de un andador iluminado. Se atraviesa por amplios salones en los que se observa grandes y caprichosas formaciones de estalagmitas y estalactitas que ha formado el agua. A través del tiempo, han sido objeto de atención de exploradores, escenario de rituales y eventos culturales.

Zona Arqueológica de Ixcateopan. Templo del algodón.

Se localiza a 36 kilómetros de la ciudad de Taxco. Su principal distintivo es ser una de las zonas más ricas en mármol en México. Por lo tanto, mientras se camina por sus calles, puede observarse que están hechas de mármol. Además, otro distintivo son los sonidos que producen los talleres de los marmoleros y carpinteros.

Los principales atractivos de este lugar son la Iglesia de Santa María de la Asunción y la zona arqueológica.

Zona arqueológica de Ixcateopan

Este sitio funcionó entre 1350 y 1521 de nuestra era, lo cual lo ubica en el período postclásico. Pueden observarse los restos de una estructura conformada por varios cuartos y espacios abiertos, entre los que destacan un edificio de forma circular y algunos pisos con vestigios de estuco rojo.

Iglesia de Santa María de la Asunción

En esta construcción franciscana de mediados de siglo XVI se combinan las formas occidentales con las técnicas y sensibilidad autóctona. Según afirmaciones de algunos especialistas, en este lugar se encuentran los restos de Cuauhtémoc, el último de los tlatoanis mexicas.

Monumento a Cuauhtémoc

El último soberano azteca se encuentra representado en una escultura monumental. La base de esta figura es piramidal. El conjunto recuerda que en esa localidad permanezcan los restos de este emperador.

Iguala. Cuenca donde se serena o llueve de noche.

Durante los primeros tiempos de la Colonia la dominaron los españoles. A finales del siglo XVI fue sede de mercaderes y caciques dueños de tierras, habitada por familias de lengua tuzteca y chontal.
En este lugar, Agustín de Iturbide hizo jurar a su tropa, el 2 de marzo de 1821, el Plan de Iguala. A mediados del siglo XIX, cuando Guerrero fue erigido estado, la ciudad fungió como su primera capital.

Museo de la Bandera
Museo de la Bandera

Se edificó por iniciativa del presidente Manuel Ávila Camacho y con el propósito de recordar que Iguala fue el sitio donde se uso por primera vez la bandera del Ejército Trigarante, cuando se promulgó el Plan de Iguala.

Parroquia de San Francisco

Se fundó en tiempos virreinales y se tuvo que reconstruir dos veces durante el siglo XIX. Destacan las torres con yesería, la cúpula cubierta de azulejos, el portón de madera labrada, el interior y el atrio.

Centro joyero

En este lugar puede comprarse al mayoreo y al menudeo productos de oro. Hay gran cantidad de joyerías que ofrecen verdaderas obras de arte y a precios accesibles.

Zona arqueológica de La Organera Xochipala. Lugar de flores de barro.

Este centro urbano funcionaba como defensa de un territorio con cultivos de algodón, árboles frutales, plantas medicinales y la explotación de sal y piedras verdes. Estuvo poblada entre 200 y 1100 d. C. y todavía no se sabe el motivo de su abandono. Los edificios de este conjunto se distinguen por tener elementos arquitectónicos peculiares, como edificios decorados con hileras de piedras circulares, tableros en forma de escapularios, bóvedas falsas similares a las lejanas mayas y desplantes de columnas de sección circular conocidas locamente como “quesos”.

Chilpancingo. En el pequeño avispero.

Es la capital del estado y es una muestra representativa de las grandes tradiciones de la entidad, como: gastronomía, danzas, fiestas populares, etc. Cuando llegaron los españoles el valle de Chipancingo era tierra de frontera entre nahuas y yopes. Su posición clave en los caminos del sur se afianzó al convertirse en uno de los lugares de aprovisionamiento del trecho terrestre de la larga ruta que unía a las Filipinas con la Península Ibérica.

Durante la guerra de Independencia se destacó por su participación. José María Morelos reunió en 1813 al Primer Congreso de Anáhuac y abolió la esclavitud, las castas y los tributos. En la Revolución la ciudad fue tomada como una plaza estratégica por maderistas, zapatistas y carrancistas. Además, fue cuna de los hermanos Bravo.

Cada domingo antes de navidad se realiza la Feria de San Mateo. Lo más tradicional de esta festividad es el Porrazo del Tigre, que proviene del culto al jaguar.

Catedral de Santa María de la Asunción

Tiene una elegante fachada neoclásica, con ventana coral mixtilínea y remate con el escudo nacional. La flanquean dos torres, una de las cuales conserva la campana que se tocó cuando el Congreso mexicano se instaló entre sus paredes.

Museo Regional de Guerrero

Su construcción terminó en 1906 y desde entonces, hasta 1972, fue sede del gobierno, después ayuntamiento y a partir de 1987 lo ocupa el Museo. En sus corredores pueden observarse numerosos murales de grandes artistas y su visita permite obtener una visión general de la historia de Guerrero.

La Quebrada. Acapulco
Acapulco. Lugar donde las cañas se rompieron.

La ocupación de este puerto data por lo menos de 3000 años a. C. El primer europeo en admirar la belleza de la bahía fue Rodrigo Álvarez Chico el 13 de diciembre de 1521. Los primeros años de dominio español transcurrieron entre rebeliones. A mediados del siglo XVI era un conjunto de habitaciones precarias, en gran medida cubierta por palma, y habitada por americanos, europeos, africanos y asiáticos.

La Quebrada

A partir de la construcción de uno de los primeros hoteles, El Mirador, se efectuaron los primeros clavados. Es un espectáculo único en el mundo y uno de los famosos símbolos del lugar.

El Fuerte de San Diego. (Museo Histórico de Acapulco)

Se construyó por la necesidad de resguardar el mayor puerto novohispano sobre el mar del sur. Después de la mala orientación del primer puerto, hubo que edificar el segundo, el cual alberga actualmente el Museo, que contiene varias salas que muestran la historia del puerto.

Museo de la Máscara

En este lugar se aprecian distintas formas a través de la expresión de los artesanos de Guerrero, quienes recuerdan sus tradiciones, su religión y cultura. Las que más resaltan son las representaciones del jaguar.

Plaza Jardín Álvarez

Se dice que las palmeras de esta plaza llegaron por el Galeón de Manila. Está localizada al frente de una de las tres sedes del gobierno acapulqueño.

Mural de Diego Rivera

Esta plasmado en la barda de la casa de Dolores Olmedo, en el Cerro de la Pinzona. El artista lo realizó en 1956 y tiene como motivo principal una serpiente emplumada.

Laguna de Coyuca

Localizada a 10 kilómetros al norte de Acapulco, tiene 17 kilómetros de largo por ocho de ancho. Es un hermoso escenario natural que tiene gran variedad de flora y fauna tropical.

Zona arqueológica de Palma Sola

Pueden observarse una serie de grabados en las rocas con significados religiosos. Hasta el momento se han descubierto 18 figuras o elementos, entre los cuales hay diseños geométricos. Cuenta con museo de sitio.

Capilla Ecuménica de la Paz

La diseñó el fraile y arquitecto Gabriel Chávez de la Mora. Se encuentra en la cima del fraccionamiento Las Brisas y fue financiada por el magnate Carlos Trouyet para cumplir el deseo de su esposa. Es una capilla abierta a todas las religiones.

Jardín Botánico

Su extensión es de seis hectáreas y se encuentra dentro de la selva tropical caducifolia. Alberga a más de trescientas especies nativas de la región, árboles maderables y plantas desérticas. Provienen de diversas partes del mundo.

Laguna de Tres Palos

Es una gran muestra de los atractivos de la naturaleza. Esta laguna desemboca en el Océano Pacifico en forma de barra y es tan extensa que se confunde con el mar.

Costa Chica
Costa Chica

La llamada Costa Chica del estado abarca desde el puerto de Acapulco hasta las playas de Oaxaca. En este trayecto el viajero puede encontrar lugares únicos con grandes bellezas naturales, donde podrá degustar un rico pescado o descansar en una hamaca.

Laguna de Tecomate

Se conoce también como “Laguna de San Marcos” y está localizada a 68 km al este de Acapulco, tiene una amplia cantidad manglares que atraen a cientos de especies de aves. El área es ideal para nadar y pescar.

Costa Grande

La Costa Grande del estado abarca desde Acapulco hasta Ixtapa-Zihuatanejo. Es un lugar lleno de bellezas naturales. Además, tiene santuarios, sitios arqueológicos y opciones para las personas que están en busca de algún deporte alternativo.

Piedra de Tlacoyunque

Es una playa ecológica donde llegan las tortugas a desovar. Además de las maravillas de la naturaleza, pueden degustarse exquisitos platillos del mar.

Hacienda de Cabañas

Junto con San Jerónimo y el Dorado, es una de las playas que tiene la mayor producción de coco de la zona. El balneario es un lugar muy visitado que tiene grandes bellezas naturales.

Santuario de Petatlán

Los recursos naturales del municipio se encuentran en su amplia vegetación selvática. En este lugar está el santuario, donde los lugareños se reúnen para adorar al milagroso

Soledad de Maciel

Cuenta con los restos un juego de pelota, montículos y petrograbados como el llamado “El barco”. Además, en esta zona se han encontrado cientos de piezas arqueológicas, como metates, figurillas, cascabeles, vasijas y ollas.

Ixtapa-Zihuatanejo. Lugar de mujercitas.

Zihuatanejo es un pueblo encantador con una hermosa bahía. Junto al puerto de pescadores sus calles son estrechas y su iglesia es muy sencilla. Siglos atrás fue santuario sagrado de la cultura olmeca. También, se dice que fue lugar de recreo del monarca purépecha Caltzontzin en el siglo XV. En la actualidad, esta ciudad ofrece posibilidades gastronómicas para cualquier paladar. Además, está el Museo Arqueológico de la Costa Grande, con una muestra importante de las culturas prehispánicas.

Ixtapa, complejo turístico nacido en la década de los setenta, integra gran diversidad de atractivos turísticos, hermosas playas, hoteles, restaurantes y campos de golf.

Bahía del Potosí

Aquí se encuentra una pequeña laguna que se comunica con el mar a través de una barra. Puede practicarse el buceo libre y a su alrededor hay gran cantidad de especies de aves marinas.

Cocodrilario
Cocodrilario
Como parte de las riquezas naturales de Ixtapa-Zihuatanejo están los cocodrilos. En este lugar pueden observarse en su hábitat natural

Conclusión
A través de la Ruta del Jaguar pueden conocerse y comprenderse la naturaleza, la historia, las tradiciones, la cultura y la hospitalidad de los guerrerenses. Representa un testimonio fehaciente que la distingue de otras ofertas turísticas en México. La ruta es el camino adecuado para descubrir los secretos que guarda celosamente el Guerrero íntimo.

Guárdame en el móvil