Moncayo y Campo de Borja
Zaragoza
Testigo de grandes acontecimientos históricos, conserva gran riqueza patrimonial que se completa con un entorno natural considerado como único en Europa.
Els Blaus de Roses

zaragoza, moncayo y campo de borja

Aragón es una de las 17 autonomías españolas, formada pro tres provincias con 730 municipios y 1.187.546 habitantes en 47.724 km2. Se halla en la zona más desarrollada de España y bien comunicada con el resto del país y con Francia por carretera, tren y avión.
Esta zona dominada pro la omnipresente mole del Monacayo, el gigante solitario que se erige como visible frontera, con sus nieves casi perpetuas y sus verdes arboledas, entre la meseta de Castilla y la estepas aragonesas de la depresión del Ebro. Esta fisonomía ha terminado por convertirlo en un símbolo del propio carácter aragonés: gigante, noble, solitario y abierto al mundo.

Veruela y el Moncayo al fondo. Turismo en Moncayo y Campo de Borja, Aragón
PARA RESPIRAR MEJOR

Parque Natural de la Dehesa del Moncayo:
El Moncayo es la máxima altura del Sistema Ibérico (2.373m.) Domina y separa la meseta castellana de la depresión del Ebro, y presenta escalonada una gradación bioclimática muy diversa: desde restos de glaciarismo en la cumbre nordeste (circos del Cucharón, San Gaudioso y Morca), hasta bosques frondosos de haya carrasca, roble, pino y enebro en sus laderas, con jabalíes, corzos, águilas y rapaces. Hay también abundantes manantiales.

PARA APRENDER

ARQUITECTURA POPULAR:

La casa familiar conjuga el arte popular con las necesidades de la vida cotidiana, dando lugar a numerosos pueblos con sabor turístico, como Tabuenca conjunto renacentista; Trasmoz y su castillo embrujado; la judería, la plaza de toros habitada, las murallas y las casas colgantes de Tarazona; las casonas con galería de arcos de Ainzón; los palacios de Ambel, la plaza de España de Magallón y las calles de Borja.
EPOCA ROMANA:
Tarazona fue la romana Turiaso, y muchos de los hallazgos arqueológicos de esta ciudad pueden contemplarse en su museo.
GÓTICO:
Cirtesciense y muy severo es el monasterio de Veruela, situado en un idílico paraje al pie del Moncayo, entre Borja y Tarazona, y célebre también por haber albergado a Gustavo Adolfo Bécquer mientras componía sus rimas y leyendas. La iglesia es una construcción de tres naves culminadas por un ábside con numerosos absidiolos. El claustro presenta arcos apuntados y da acceso a hermosas salas como la capitular, y está culminado por una galería superior plateresca. Todo el conjunto respira quietud y tranquilidad, en un paisaje hermoso y refrescante. También es gótica la catedral de Tarazona.
Claustro y cimborrio mudéjares en la catedral de Tarazona. Turismo en Moncayo y Campo de Borja, Aragón
MUDEJAR:
El Mudéjar es el arte decorativo que fusiona la herencia islámica con el estilo arquitectónico de los conquistadores cristianos. Tarazona: es una ciudad mudéjar, en la que destacan en la Catedral su bello cimborrio, la torre mudéjar y el claustro de yesería calada, de celosías geométricas, y la iglesia de la Magdalena; su torre y su facistol del coro. También son interesantes las torres de Tabuenca; Fuendejalón; la iglesia de Alberite de San Juan, su torre y su ábside, con fina celosía; la de Bulbuente; la de Ambel, con celosías en el ábside y curioso púlpito; las torres de la colegiata de Borja y el convento de los Dominicos de Magallón.
RENACIMIENTO:
Tarazona presenta un conjunto renacentista formado por el palacio arzobispal y el ayuntamiento con interesantes bajorrelieves simbólicos. También son renacentistas los ayuntamientos de Tabuenca, con porche y galería; el de Bulbuente y el de Borja, de tres plantas con galería de arcos; los palacios de los condes de Bureta, con galera de arcos de medio punto, el de los abades  de Veruela, en Bulbuente, y el de la orden de San Juan de Jerusalén, en Ambel, con patio y escalera finamente decoradas y dos grandes torres; en Borja, la Casa de las Conchas con magnífico zaguán y artesonado mudéjar; y la iglesia de Magallón y el retablo plateresco de Talamantes.
BARROCO:
A este estilo pertenecen la iglesia de Bureta la de Ainzón.

Fiestas de San Atilano y el "Cipotegato de Tarazona". Turismo en Moncayo y Campo de Borja, Aragón
PARA PASARLO BIEN

EL “CIPOTEGATO” DE TARAZONA:

Las fiestas de San Atilano (27 de agosto) comienza a mediodia, cuando el “Cipotegato”, con su traje arlequinado, sale del ayuntamiento bajo una lluvia de tomatazos. El “Cipotegato”, personaje relacionado con los antiguos bufones, acompañaba a la procesión del Hábeas con un latiguillo para espantar a chiquillos y gamberros. La actual celebración se debe a la presencia del “Cipotegato” cuando la corporación municipal acudía al ayuntamiento antiguamente, muy cerca del mercado encarnado y sufriendo la burla del pueblo contra las autoridades.

PARA HACER EJERCICIO

DEPORTES DE MONTAÑA:

Montañismo: es el deporte rey en cualquier época del año en todas sus variedades: escalada, alpinismo, esquí de travesía, trekking, senderismo... Desde simples paseos hasta complicadas ascensiones a las cimas del Moncayo, esta montaña ofrece multitud de posibilidades. Senderismo: El G.R.90 o Sendero de las Tierras del Moncayo, recorre lo más interesante de la zona y está bien señalizado. Además, numerosos caminos, pista y sendas son fáciles recorridos para los aficionados a la bicicleta de montaña.
PESCA:
Se pesca la trucha en el río Huecha y sus afluentes.

PARA COMER

Existe una amplia red de restaurantes de todas las categorías, algunos muy pintorescos, para deleitar las especialidades de la tierra como las costillas asadas y las migas. Excelente repostería en Vera de Moncayo, donde destacan sus deliciosos mantecados y magdalenas. Otras especialidades que se pueden adquirir son los vinos con denominación de origen del campo de Borja, en Borja, Ainzón o Fuendejalón.

Dónde alojarte en Zaragoza

Hostal Las Coronas
Sos del Rey Católico

Atalaya Casa Rural
Sobradiel


Guárdame en el móvil