Guadalajara, comarca sur
Castilla - La Mancha
Poder visitar ésta tierra nos brinda la oportunidad de descubrir nuevos paisajes, como puede ser la Sierra de Altomira, los embalses de Bolarque, La Bujeda, Almoguera y el de Zorita de los Canes.
Els Blaus de Roses

castilla - la mancha, guadalajara, comarca sur

En la Comarca Sur de Guadalajara, una Comarca con una personalidad paisajística muy marcada. Zona denominada Alcarria- Media y Baja- en torno a un gran valle surcado por el río Tajo y Tajuña. A través de  de esta guía se nos brinda la oportunidad de descubrir nuevos paisajes, como puede ser la Sierra de Altomira, los embalses de Bolarque, La Bujeda, Almoguera y el de Zorita de los Canes. Existe dentro de la Comarca una gran variedad de fauna y flora, proporcionando gran colorido y belleza a este entorno de la provincia de Guadalajara. Paseando por la Comarca se pueden observar las huellas que dejaron sus antiguos pobladores, entre los que podemos encontrar yacimientos ibéricos, Recópolis visigoda, pocotas, iglesias, castillos, fuentes..., y otros monumentos en constante armonía y respeto con el medio ambiente. A través de este recorrido nos encontramos con un patrimonio geológico de excepcional importancia. También se detallan otros puntos de interés repartidos por toda la Comarca, para que el viajero que decida visitarnos pueda disfrutar de todo cuanto ofrece nuestra Comarca, ya sea naturaleza y patrimonio arquitectónico, hospedaje y por supuesto disfrutar de cuantos productos ofrece esta Comarca, entre ellos la miel y el vino acogidas, ambos, a la Denominación de Origen Mondéjar y Alcarria.

RUTA HISTORICA.

Este itinerario ofrece al caminante una grata visita guiada por los interesantes monumentos de los tres pueblos. Se empieza visitando la Iglesia de Albalate tomando el Camino del Cementerio o Ermita de Cubillas y, una vez contemplada, seguimos por la vega y a pocos metros, en un desvió, tomamos otro a la derecha, bordeando una acequia. Llegamos a un camino asfaltado y gramos a la izquierda, subiendo unas metros dejamos el camino asfaltado y tomamos otro a la derecha. Entre pinos y olivos, arribamos al paraje del Noguerón y girando a la izquierda emprenderemos el camino a Recópolis. Dejamos un camino a la derecha, siguiendo por el que llevamos hasta  un cruce, descartando el primero y segundo de la derecha y tomando el siguiente, al bajar divisaremos el Cerro de la Oliva y su ermita. Acercándonos hasta ella nos encontramos con la ciudad de Recópolis; desde donde se nos ofrecen unas hermosas vistas del castillo y el pueblo. Continuaremos hasta llegar a la fortaleza y la villa, donde haremos una parada.

Partiremos por la piscifactoría dejando el castillo atrás. Por la carretera, andando unos dos kilómetros, tomamos un camino a mano izquierda (como referencia veremos un tanque de alquitrán abandonado  bajando hacia el pueblo de Almonacid. Lo primero que encontramos es “el Humilladero” de estilo gótico; más adelante, a la izquierda, el Convento de la Concepción; a la derecha, el Palacio de la Condesa de Villaoquina. Entramos en el pueblo por la “Puerta de Zorita”, visitando sus monumentos, para regresar a Albalate saliendo por la Puerta de Santa María de la Cabeza y desde la calle del Rollo, tomando un camino que nos conducirá directamente a Albalate.

RUTA DE NACIMIENTOS DE AGUA.

Saliendo de la Plaza del Coso, por el Camino del Cementerio, dejamos las huertas y tomamos el primer camino a la izquierda, pasando por la depuradora. Al término del camino asfaltado, giramos por el de la izquierda, que nos llevará hasta el primer nacimiento, llamado Pozos de lo Mayor. Desde allí seguimos, bordeando la ladera de una montaña, hasta llegar a un camino asfaltado enfrente del cual veremos el edificio “Equitación la Herradura”. Por este camino subimos hasta que el asfalto termina y continuamos, a pocos metros a la derecha veremos unas cuevas donde se cultiva champiñón y más adelante, a la izquierda, encontramos el segundo nacimiento, llamado “El Arroyuelo”. Seguimos el camino principal, dejando algunos otros que salen a la derecha, hasta llegar a otra fuente, llamada “la Pililla”, este nacimiento tiene un pilón que sirve de abrevadero. A pocos metros encontramos un camino a la derecha, pero seguiremos el principal de la izquierda sin dejarlo hasta llegar al monte, dejando una paridera a la izquierda. Se allana un poco la senda y vamos bajando, divisando encinas y algún roble, hasta arribar al nacimiento llamado “Fuente de la Canaleja”, también con pilón y pozo. Volvemos sobre nuestros pasos, por el camino de nuestra izquierda, y subiendo vemos otra paridera. Seguimos el camino principal hasta un cruce donde tomamos el camino de la derecha, avistando a pocos metros el impresionante paisaje de la Vega del Tajo. Avanzamos unos 2 kilómetros hasta el cruce próximo a la “Pililla” y regresamos por el mismo camino al pueblo.

RUTA DE CASTILLOS

Empezamos esta interesante ruta en Pioz, adonde llegaremos desde el cercano Pozo de Guadalajara. En un alto poco pronunciado, se levanta el Castillo que mandó construir, a finales del siglo XV, el Cardenal Mendoza. La bella fortaleza nacida con espíritu defensivo y convertido por el devenir histórico en Palacio de Recreo conserva en magnífico estado sus murallas y torres. Se han realizado interesantes excavaciones en su patio de armas, donde han  descubierto hornacinas y muros de dependencias del subsuelo, que han espoleado la inquietud arqueológica de expertos y profanos. En este enclave señorial es fácil evocar la época en la que albergó a insignes políticos del Renacimiento. Dirección Pastrana, por Fuentenovilla y Yebra, encontramos las indicaciones para arriba al caserío de Anguix, una vez pasado Sayatón. En las inmediaciones del caserío, situado a un kilómetro escaso del río Tajo,  se ofrece mayestático a la vista de visitante el Castillo de Anguix, cuyas ruinas son un privilegiado mirador sobre un soberbio despeñadero en el que se alzan los trozos de muro de la antigua fortaleza. En este entorno disfrutarán de uno de los mayores espectáculos paisajísticos de la provincia. El castillo se levantó en el siglo XII y fue reedificado a finales del siglo XV. Fue un enclave codiciado por su valor estratégico, aunque su historia no encierra destacables hazañas guerreras. Atravesaremos el Embalse de Zorita para llegar a esa pintoresca villa alcarreña, situada en la margen izquierda del río Tajo y presidida por su castillo árabe. Construido por Calib Ben Hafsun, le sirvió de fuerte para resistir en su sublevación contra los Califas de Córdoba en el siglo IX. Con una historia rica en hazañas bélicas, fue refugio de la Orden de Calatrava durante la invasión  Almohade. El castillo roquero de Zorita, propiedad privada hasta 1997, pasó a manos municipales tras su venta simbólica (por una peseta). Aún a falta de su reconstrucción total, resulta una visita de gran interés histórico y arqueológico al ser un notable ejemplo de la arquitectura militar de la Edad Media, que quienes hasta allí viajen evocarán con agrado.

RUTA DEL DESIERTO BOLARQUE

Desde el museo de Bolarque cruzando el puente, nos dirigimos  hacia la presa tomando antes de llegar a ella un camino que sale a la izquierda y que subiéndolo nos adentra en un pinar por el que llegamos a un pequeño llano. Desde ahí bajamos 700 metros hasta el Barranco del Rubial, cuya senda seguimos a mano derecha y era la que utilizaban los frailes para comunicarse con los vecinos de Sayatón. Poco antes de divisar el pantano, la senda se ensancha y apreciamos la construcción de un muro de contención. A cada paso encontramos restos de muro, hasta disfrutar de las increíbles vistas del pantano y, a lo lejos, el monasterio. Aunque en un punto se pierde el camino y parece que no hubiera salida, muriendo la senda en agua y cañas de junco, hay que para por las cañas y meternos entre boj y zarzas, para retomar enseguida la senda por la que, a 200 metros, llegamos ante las ruinas de otras ermitas. Entre olivos y algún almendro, nos adentramos en el monasterio, visitarnos sus ruinas. Este monasterio antaño fue convento de la Orden del Carmelo, siendo los miembros de esta orden ermitaños y no teniendo contacto con el mundo exterior, se llamó a estos lugares “desiertos” refiriéndose a lo aportado del paraje. Una explanada bajo el monasterio, con magníficas vistas al pantano y al cobijo de la fresca sombra de los árboles, nos invita al descanso antes de emprender el camino de vuelta.

RUTA VISIGODA

Partiendo de la Plaza de Zorita de los Canes, seguimos el margen izquierdo del río Tajo dirección Recrópolis, nos sale el camino hacia la ciudad visigoda una vez aquí se visita este conjunto de restos arqueológicos, uno de los pocos núcleos urbano que nos dejó la cultura visigoda, la única ciudad construida de nueva planta en la zona occidental del continente europeo entre los siglos VI al IX d. c. asentada en el llamado “Cerro de la Oliva” está ratificada por continuos descubrimientos arqueológicos: palacio, palatina, murallas, acueducto, iglesia, calles, zona de viviendas, etc. Una vez visitada la Recópolis cogemos el camino de vuelta y una vez cerca del pueblo sale un camino a la derecha, aquí tenemos dos opciones:

OPCION 1: Subir al castillo Roquero de Zorita y visitar todos sus rincones, disfrutar de sus bellas vistas,.. etc.
OPCION 2: seguir el camino y bordear el pueblo hasta llegar al antiguo lavadero, situado junto al río, donde encontraremos un área de descanso. Si lo desea puede dar por terminada su ruta. En caso contrario puede seguir el curso del río y alargar la hasta donde lo desee. Esta ruta es muy agradable de recorrer, pudiéndose apreciar un rico patrimonio arqueológico, arquitectónico y medioambiental, así como una gran variedad de fauna y flora.

RUTA EN EL LAGO

Esta es la ruta más larga de las que se han presentado pero nos ofrece, eso sí el aliciente de que nos permite llegar hasta el mismo borde del embalse de Bolarque. Su inicio está cómo no, en la Ermita de San Antón pudiéndose enlazar con aquellas otras propuestas que creamos oportuno. Partiremos del nudo de carreteras que compartimos con las rutas 2 y 3, pero no tomaremos ninguna de las dos pistas, sino que en el centro de la bifurcación y junto a un gran pino silvestre comienzan dos sendas que descienden rápidamente por el pinar llegando en breve hasta el refugio y el merendero acondicionados recientemente y que cuentan asimismo, con una antigua fuente de cuyo caño sale un agua muy clara y fresca, apreciada por los habitantes de la zona que se desplazan hasta estos lares para refrescarse con ella y llenar de paso unas garrafas que aún utilizarán unos días en sus hogares. Debemos tomar dirección descendente y dejar atrás el merendero, encontrándonos enseguida en el interior de un cañón cárstico de gran belleza que no abandonaremos hasta llegar el embalse. A nuestra derecha, observamos el paraje llamado de Juan Quebrado y, a nuestra izquierda el llamado La Sierra, sus altivas formaciones rocosas salpicadas de vegetación nos sumergen en un paraje de una estética formidable. A unos 300 metros hallamos unas explanadas flanqueadas por paredes rocosas que contienen oquedades utilizadas desde tiempos pretéritos para el refugio del ganado. Siguiendo nuestro camino llegaremos, unos 300 m. más adelante, a una bifurcación. En ella tomaremos la senda que, aparentemente, es menos transitada, la que sale de nuestro camino hacia la izquierda, salvando un pequeño desnivel. Esta senda nos llevará rápidamente a la zona más baja del cañón y a unos 150 m. nos encontraremos con otra senda que viene de la parte alta de la ladera opuesta, seguimos siempre en sentido descendente, hacia nuestra derecha. Esta senda se desarrolla sobre el curso seco de un pequeño torrente que en época de muchas lluvias puede llevar cierta cantidad de agua y, ciertamente se encharcará dificultando su tránsito. Por ello, aconsejamos precaución a la hora de elegir tanto el día a realizarla como la ropa adecuada (imprescindible botas). Gracias a la poca utilización que se hace de esta vía, nos encontraremos con gran cantidad de vegetación autóctona que nos hará más divertido el trayecto, obligándonos a cambiar continuamente de posición. A lo largo del descenso nos encontraremos varios desniveles rocosos de 1-2 metros de altura que deberemos afrontar satisfactoriamente si queremos concluir la marcha, en ellos debemos tener precaución para evitar accidentes. Finalmente nos encontraremos con una carretera que nos aparece perpendicularmente, es la señal que nos indica que nos encontramos en una urbanización la tomamos hacia nuestra izquierda y unos 300 metros más adelante hallamos una bifurcación, aquí podremos optar entre dos posibilidades.

OPCION 1: Si continuamos por la carretera, nos encontraremos con una nueva bifurcación a 125 m; si tomamos el camino hacia la izquierda llegaremos al puerto deportivo de la urbanización; y si tomamos el de la derecha, podemos llegar al mirador que cuenta con unas espléndidas vistas. En cualquier caso, deberemos volver ala bifurcación original y tomar el camino que asciende a nuestra derecha.
OPCION 2: Si no queremos llegar hasta el mismo lago, y nos conformamos con verlo a cierta distancia, podemos tomar directamente el camino que aparece a nuestra izquierda y comenzar a ascenderlo. Sea como fuere, ya debemos estar peleándonos con la cuesta que cuenta con una pendiente de 15º -20º. Las laderas que nos flanquean a ambos lados están en proceso de regeneración tras un incendio que acabó con la flora anterior. Por suerte se observa que las especies que están ocupando el terreno son las propias de estos fueron, así se ven encimas y coscojas donde en otro tiempo hubo pinos silvestres de repoblación artificial. Prácticamente al llegar al final dela subida, nos encontramos con una bifurcación a la izquierda, pero no la tomamos seguimos directos en nuestro camino hasta encontrarnos con una carretera que tomamos hacia la izquierda en sentido descendente dirección Sur. Unos 400 m. más adelante hallaremos de nuevo la Ermita de San Antón.

FAUNA Y FLORA

Si usted ha decidido conocer la Comarca Sur de Guadalajara, ha de saber que se encuentra en la Alcarria Media-Baja, de la que dijo C. J. Cela ese hermoso país donde a la gente no le da la gana ir". Elija la ruta que elija, paseando por esta Comarca podrá observar una gran variedad de fauna y flora, esa flora silvestre que proporciona gran colorido y belleza a este entorno. Dentro de las especies florísticas podemos destacar las encinas, quejigares, pinares..., los elementos termófilos que rodean a estas son las salvias el romero, los madroños, olivillos, boj, sabina negra, enebro, dictomo, la peonía, el acer de Montpellier... Si pasea por sus valles o las estribaciones de la Sierra de Altomira la riqueza florística la componen especies arbustivas y otras matas propias del bosque mediterráneo, como el espliego, lavanda, majuelos, aliagas, romeros... La otra formación vegetal que puede encontrar son los bosques de ribera, asociados a los cursos de agua, donde la zarzamora, los escaramujos, alibustres y madreselvas dan un encanto y colorido especial, dependiendo de la estación del año en que nos encontramos. Y allí donde hay agua y flora se cobijan las especies faunísticas que con sus vuelos adornan los cielos y los numerosos valles y cortados que salpican al territorio como el águila real, el halcón peregrino o el aguilucho cenizo. El reino de la noche es del búho real, las lechuzas, el cárabo común, los autillos o los búhos chicos. Asimismo se pueden observar otras aves de menor tamaño pero más familiares como las perdices, palomas, zorzales y gran variedad de pajarillos con divertidos colores. Si pasea junto a los embalses o ríos, podrá entrar en contacto la avifauna típica de esta Comarca como los patos, ánades, gansos o grullas... Y, cómo o la garza imperial y la garza real. Volviendo al terreno será fácil encontrarse con los mamíferos como el ciervo, jabalí y otros más pequeños como los conejos, liebres, lirones caretos... Para el aprovechamiento de esta ruta se recomienda, preferentemente, la Sierra de Altomira y un recorrido organizado y relajante por el resto de la Comarca.

RUTA DE FUENTES Y LAVADEROS

La comarca Sur de Guadalajara es rica en pozos y manantiales, que han dado lugar al a creación de bellas fuentes y lavaderos en algunos casos declarados Bien de Interés Cultural, como la fuente de "Los Cuatro Caños" de Pastrana. Construida en el siglo XVIII es uno  de los elementos urbanos más emblemáticos de esta villa declarada, toda ella, Conjunto Histórico artístico. Siguiendo nuestro camino hacia Almonacid de Zorita se pueden contemplar la fuente de la plaza y el antiguo lavadero del pasaje de la Fuente Vieja. A 3 kms. de aquí se encuentra, en Albacete de Zorita la fuente de "Los Trece Caños", donde el agua mana de unas majestuosas cabezas de león talladas en piedra de sillería y está dotada de un complejo sistema de recogida subterránea de agua. En esta misma localidad se pueden visitar algunas otras fuentes de interés repartidas por sus distintas plazas. Dentro de esta comarca el agua y las construcciones arquitectónicas construidas para su aprovechamiento se dan la mano para crear unos rincones naturales de singular belleza como sucede en el caso de las fuentes de Fuentenovilla. Es recomendable hacer esta ruta con mucha tranquilidad ya que al desplazarnos de un punto a otro se pueden apreciar auténticos monumentos arquitectónicos en estos pequeños pueblos, donde esas fuentes labradas en piedra recogen y aprovechan ese bien tan preciado como necesario que es el agua. Cruzando la Comarca de arriba a abajo y de izquierda a derecha encontraremos parajes de notable interés que merecen la pena visitar para poder apreciar trabajos en piedra de sillería de gran antigüedad y todavía hoy en uso, manando agua cristalina. el remanso de paz que las fuentes de agua han proporcionado al ser humano desde antiguo como reflejan ancestrales culturas en las más diversas latitudes, las convierten en bien turístico de interés, con notables valores arquitectónicos, aunque no hayan sido declarados monumentos históricos.

FUENTES DE FUENTENOVILLA

Partiendo de su monumental Plaza Mayor en dirección al sur, encontramos tres fuentes de notable interés: a 200 m. de la plaza veremos la fuente de "Los Borricos" y a una distancia de apenas 300 m. llegaremos a la fuente de "Abajo", la más destacada y antigua de la veintena de fuentes y manantiales que existen en los 37,2 Km2 del término municipal de Fuentenovilla. Fechada en el siglo XVII, está construida en piedra de sillería y en su frontal apreciamos tres figuras talladas: una mujer con los senos descubiertos y dos leones coronados que la escoltan como fieros guardianes. Prosiguiendo en dirección al sur, por este antiguo Camino de Mondéjar a kilómetro y medio hallaremos la fuente del "Oso", manantial muy apreciado por la calidad de sus aguas, que los fuentenovilleros utilizan para la cocción de las legumbres. Regresamos a la Plaza Mayor y desde allí emprenderemos el Camino del Val, en dirección norte, para hacer un alto en el merendero instalado en la fuente del "Puerco", a 600 m. del casco urbano. Finalmente, y de vuelta en la Plaza Mayor, saldremos por el Camino de Pezuela, en dirección oeste para visitar la fuente de "Santa María" situada a 1,200kms. del pueblo. A 500m. nos encontraremos, ala derecha, con el camino que nos conducirá directamente a la quinta de las cinco fuentes restauradas en esta acogedora y pintoresca villa.

RUTA DE PICOTAS Y ROLLOS

Entrando en la provincia por el Pozo de Guadalajara, desde el cercano Los Santos de la Humosa, cuya desviación tomaremos en el Km.38 de la N-II, encontramos el primero de estos sencillos pero soberbios monolitos de piedra labrada que forman parte de la historia y el paisaje de esta zona dela primera Alcarria. En la Plaza de El Pozo de Guadalajara, frente al Ayuntamiento se eleva su sobria y severa picota. Sobre cuatro gradas, el visitante observar el fuste de piedra, rematándose en un sencillo capitel del que salen cuatro cabezas de león marcando los puntos cardinales. El segundo de estos monumentos aguarda al visitante a pocos kilómetros apenas 20 minutos en coche, en dirección a Mondéjar. Antes de llegar a la mencionada población seguiremos la desviación, a la izquierda, que nos conducirá a Fuentenovilla. En la Plaza Mayor de esta villa, situada en lo que fue Camino Real desde Cuenca hacia Madrid, sobrecoge la majestuosidad serena de su picota renacentista, construida en la segunda mitad del siglo XVI. Esta bella picota con las de Ocaña y Villalón de Campos, es uno de los modelos a escala nacional y, sin duda, la más bonita y espectacular de esta Comarca. Según se refleja en antiguos grabados, fue la picota centro de la vida de esta villa y escenario habitual de fiestas y acontecimientos señalados, y su poder de convocatoria perdura hasta hoy. Siguiendo la ruta en dirección a Pastrana, antes llegaremos a Hueva, desviándonos en el lugar convenientemente señalizado. En el centro de la Plaza Mayor se halla su picota, sobre gradas circulares de piedra sillar; un pilar cilíndrico rematado con cuatro cabezas de león bellamente talladas y rematadas por un capitel sobrio y sencillo. A pocos minutos en automóvil, hallaremos la cuarta de las picotas de esta agradable excursión motorizada. En Moratilla de los Meleros, al noroeste de esta típica villa alcarreña, por el camino que viene de Fuentelaencina, se encuentra su picota, uno de los ejemplares más hermosos e interesantes más hermosos e interesantes de la provincia, levantada en el siglo XVI. Sobre gradería circular de escalones superpuestos aparece la base con relieves de figuras en cada una de sus cuatro caras. El fuste muestra dos tipos de estría y sobre él se asienta un hermoso y gran capitel de estilo plateresco, teniendo a los cuatro lados del pináculo rostros de angelillos, y en los cuatro brazos del remate cabezas de leones. Concluiremos así una excursión en coche, tan atípica como gratificante.

ROLLOS

Estos monumentos menores, menos ornamentales que las picotas, tenían idéntica simbología de privilegio de Villazgo que las picotas tenían idéntica simbología de privilegio de villazgo que éstas. Construidos en los caminos, a la entrada de los pueblos, o en lugares visibles junto a él, se administraba justicia y cumplían los reos, atados sus penas menores, como azotes o emplumamientos. Como ruta alternativa, aunque de menor interés artístico que la de picotas, puede el automovilista entrar en la provincia por Aranzueque, adonde llegaremos desde el Pozo de Guadalajara. Pegado a la iglesia parroquial del siglo XVI, se encuentra su rollo, una columna sobre base escalonada. En la cercana villa de Hontoba, en dirección a Pastrana se levantó a finales del siglo XVI un rollo: monumento de forma circular, base, columna y remate, que fue derribado en la Guerra Civil Española y posteriormente reconstruida junto a la iglesia. Dejando atrás Pastrana, llegaremos a Albacete. Fue la familia Mendoza, los Duques del Infantado, quienes levantaron el Rollo de esta villa, derribado en 1930 y reconstruido debajo de un toldo, en estilo moderno, en el centro de una fuente octogonal y rematado con la Cruz del Perro, emblema de Albacete. Finalmente, por Zorita de los Canes y Almoguera, llegaremos a Mazuecos. En el siglo XVII consiguió el privilegio de villazgo, por lo Plaza Mayor se alza un rollo. Corresponde al periodo más tardío de Rollos y Picotas, elevándose muy pocos de estos monumentos en los siglos XVIII y XIX. Para amantes de tradiciones y rutas con resonancias históricas se recomienda esta excursión motorizada a través de pintorescos enclaves de La Alcarria.

RUTA GEOLÓGICA

La comarca Sur de Guadalajara presenta dos unidades diferenciadas: La Fosa Sedimentaria del Tajo y la Sierra de Altomira. La Fosa Sedimentaria del Tajo abarca toda la Comarca, y la morfología de esta zona es de páramos surcados por estrechos y profundos valles fluviales, hoy más conocida como La Alcarria. La depresión se genera cuando se levantaron las sierras del Sistema Central y de Altomira, hace unos 25 millones de años, durante el periodo Paleógeno. Esta cuenca sedimentaria se fue rellenando durante el Mioceno con materiales provenientes de la erosión de los sistemas montañosos. La diversidad de ambientes climáticos y de sedimentación, a lo largo del tiempo geológico, se plasma en nuestro entorno; yesos, arcillas, morgas y calizas. Un corte geológico se observa en cualquier ladera de los grandes valles. La Sierra de Altomira se formó como respuesta a unos esfuerzos comprensivos en dirección Este-Oeste. Esta cordillera es la única de la Península Ibérica que presenta su trozo Norte-Sur en ella se observan pliegues de gran vistosidad que se pueden seguir a lo largo de muchos kilómetros. Los materiales plegados son calizas y dolomías recristalizadas de edad Cretácico Superior. Si avanzamos hacia la cuenca sedimentaria encontramos abanicos aluviales. En la guía se ha trazado una ruta transversal a la Comarca que corta todas las estructuras geológicas del cual se explica la historia geológica de la zona. También se detallan en esta ruta otros puntos de interés repartidos por toda la Comarca y escogidos por su especial interés. A través de esta ruta podremos conocer cómo se formaron en el pasado y cómo se han ido modelando a través del tiempo hasta adquirir la morfología que presentan.

SENDERISMO EN FUENTENOVILLA

R-1 VILLA DE ARCE-GRUTA DEL GAZAPO
Salida: Desde la Finca cruzamos la carretera de Escariche, subimos por el camino de los Llanos de Loranca, cruce con el camino al tinado del pastor de Escopete. Continuamos por la "Peña Rodada" y al llegar a lo alto, por la crestería, llegaremos a la Gruta del Gazapo.
Regreso: Una vez en la Gruta, deshaciendo el camino, iniciaremos el recorrido de vuelta hacia la finca.

R-2 VILLA DE ARCE-FUENTENOVILLA
Salida: Desde la finca subiremos por el camino de Carrapastrana hasta el collado (desde aquí se divisa una bella panorámica del Fuentenovilla. Bajando por el camino, cruzamos el Arroyo de " Las Veguillas" y nos encontramos el primer cruce de caminos, seguiremos caminando hasta encontramos con el segundo cruce de caminos. Siguiendo camino recto nos encontraremos con la fuente de "El Puerco" siguiendo de frente hasta encontrarnos con la pintoresca Playa Mayor de Fuentenovilla.
Regreso: Tomaremos el camino que pasa por la fuente de "Santa María". Por el camino de la margen izquierda del arroyo. "Torrejón" llegaremos a "Casa Aislada", aquí aprovecharemos para un pequeño descanso. Continuaremos por el camino que sigue el curso del arroyo y todo recto llegaremos nuevamente, hasta la finca.

RUTA MEDIEVAL

Declarada Conjunto Histórico Artístico, la villa de Pastrana es toda ella una joya de la España Medieval y Renacentista con variadísimos monumentos y obras de arte que recomendamos al visitante en una ruta de especial interés. En el centro encontraremos la Iglesia Colegiata donde se encuentra el Museo Parroquial con una magnífica colección de tapices florentinos, pinturas de Carreño, imágenes de Salcillo, etc...
Finalizada la visita cultural la magnificencia del Palacio Ducal se muestra en todo su esplendor en la Plaza de la Hora. Lugar emblemático es la fuente de "Los Cuatro Caños" a la que llegaremos a través de las callejuelas medievales de esta señorial villa, que cuenta con otras muchas fuentes de interés en este recorrido. Mención especial merecen sus conventos de El Carmen, San Francisco y San José, así como el Colegio de Buenaventura.
Personajes relevantes vinculados a la villa de Pastrana fueron Doña Ana de Mendoza y a la Cerda, don Pedro González de Mendoza, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, etc.

Dónde alojarte en Guadalajara
AC Hotel Guadalajara
Guadalajara

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil