Canal Corea del Sur
Acérquese a Corea de manera fácil y divertida
Aprender coreano
El interés en telenovelas y canciones populares de Corea ha provocado la creación de un programa, llamado “Fun Korean Lesson Trip (FKLT)”, en el que los participantes pueden aprender el idioma y la cultura de Corea.
02-12-2012
Els Blaus de Roses

Aprenda coreano divirtiendose
Aprenda coreano divirtiendose

Recientemente la canción Gangnam Style del cantante coreano Psy ha sacudido el mundo, posicionándose en el número 1 y 2 en las principales listas musicales del Reino Unido y EE.UU. respectivamente. Con este síndrome de Psy, no sería una exageración decir que entramos en una nueva era del hallyu.

A principios de la década de 2000, cuando el hallyu empezó a difundirse en Japón y China, muchos críticos de cultura decían que no era más que un fenómeno cultural más que desaparecería de la escena tras un tiempo. Sin embargo, los artistas de esa época son citados como estrellas de la primera generación del hallyu y, hoy día, esta ola coreana ha invadido las tierras norteamericana y europea, creando protagonistas de la segunda generación.

El interés en telenovelas y canciones populares de Corea ha sido ampliado al área de la cultura coreana en general. Ante este panorama, la Organización de Turismo de Corea y el Instituto de Educación Internacional de la Universidad Kyunghee crearon un programa, llamado "Fun Korean Lesson Trip (FKLT)", en el que los participantes pueden aprender el idioma y la cultura de Corea. Sobre todo, este curso está diseñado para extranjeros que no pueden quedarse mucho tiempo en el país.

El FKLT consiste en recibir clases de idioma y cultura, llevadas a cabo en el Instituto de Educación Internacional de la Universidad Kyunghee, y hospedarse en una casa de familia coreana (homestay). El programa dio su primer paso el pasado 30 de julio y terminó exitosamente con 11 extranjeros de 7 países. Estuvimos presentes en el curso durante la semana, y hacemos un resumen para quienes se interesen por este programa.

El primer día, los alumnos que se reunieron se veían perplejos y algo desorientados. La presentación, que empezó con el discurso de bienvenida por parte de la entidad organizadora, se realizó en un ambiente relajado y cómodo. Se les indicaron detalles del programa y cosas a las que tenían que prestar atención.

Tras la orientación, se realizó el examen de ubicación, el cual se hizo para saber el nivel de coreano de los estudiantes, que fue necesario para determinar el nivel de las clases, ya que variaba el grado de conocimiento de los participantes sobre el idioma al igual que sus nacionalidades.

La prueba de nivelación se hizo en expresión oral y escrita. Mientras todos hacían el examen escrito, llamaban a los estudiantes, uno por uno, para salir y dirigirse a otro salón donde les esperaba un maestro para conversar cara a cara. Lo que hablaron fueron conversaciones diarias, cambiando el tema dependiendo del nivel de estudiante.

La mayoría de los alumnos sabían hablar un poco de coreano. Pero Ami de Japón y Rhea de Singapur no tenían ningún conocimiento sobre el idioma coreano. Así pues, se les dio un poco de tiempo antes de hacer el examen para que se prepararan un poco. Al terminar la prueba, los estudiantes no mostraron caras alegres. Algunos se quejaban de que el examen era muy difícil. En esos aspectos pudimos comprobar su entusiamo por hacer bien el examen, si bien no fue algo tan importante. Nos dimos cuenta de que no hay aprendizajes que no se puedan lograr teniendo pasión. Pudimos tener altas expectativas sobre cuánto iban a aprender durante el curso.

Por la tarde se celebró la ceremonia de admisión. Durante la ocasión estuvieron presentes unos ayudantes o guías de coreano de la universidad. A cada estudiante se le designó un amigo coreano que le enseñaría el idioma y la cultura.

Después del discurso de inauguración, se presentaron los estudiantes, profesores de K-pop y K-dramas, y encargados de cada programa. Con esto terminó la ceremonia de admisión.

A continuación, los participantes y ayudantes coreanos cambiaron de lugar para conversar y conocerse. Hicieron un recorrido por el campus porque les convenía conocer bien la universidad, ya que esta iba a ser el principal lugar de las actividades.

Pasaron el edificio principal y biblioteca para llegar al edificio emblemático Grand Peace Hall. Sudaban mucho por el calor tremendo pero no perdían la sonrisa. Pareció que se conocían desde mucho antes. No dejaban de reírse. Terminaron el tour en el edificio Cheongwoongwan, donde había instalaciones de comodidad.

Entonces, un estudiante chino llamado Liu Yu Shan dijo: "Voy con mi guía a Hongdae para comer un rico gamjatang (caldo de espinazos de cerdo con patatas y hojas de nabo)". Un segundo después, otro alumno de la misma nacionalidad, llamado Deng Qui Liang, comentó: "Nosotros vamos a vernos mañana para pasar tiempo juntos. Hoy regreso a casa para ver las Olimpiadas".

Las clases del FKLT comienza desde la salida de la casa de alojamiento con rumbo a la universidad. Los alojamientos estaán a menos de una hora de distancia en transporte público desde la universidad. La convivencia con la familia coreana anfitriona ayuda el aprendizaje cultural, ya que uno está expuesto, sea en mayor o menos escala, a la cultura coreana.

Cuando comenzó la primera clase, al ser la primera vez que se reunieron en el aula, lo primero que hicieron fue presentarse. La profesora se presentó y luego siguieron los estudiantes. La profesora ayudó previamente a Ami y Rhea que no hablaban coreano con unas frases de presentación en coreano para que las dijeran a sus colegas. No fueron muy fluidas pero pudieron presentarse.

Cuando la alumna singapurense Genevieve dijo que decidió estudiar coreano porque le gustaba el grupo de cantantes SINHWA, otros alumnos empezaron a hacerle preguntas. Se presentaban y hacían preguntas y respuestas. Fue un tiempo de aprender y practicar un poco el coreano y conocer a los compañeros de la clase.

En seguida, comenzaron a estudiar vocabulario y expresiones más utilizadas en la vida cotidiana. Dialogaron con varios temas de la cultura coreana como la gastronomía, destinos turísticos, moda y jjimjilbang (sauna coreana). Después, hicieron un juego de rol en pareja para practicar lo aprendido. Con la participación activa de la maestra, se rieron a carcajadas y se concentraron más en actuar.

Los estudiantes se acostumbraron a la clase cada día más y demostraron una alta concentración y rápido aprendizaje. Además de juegos de rol, el programa FKLT cuenta con varios planes de estudio que emplean varias técnicas. Por ejemplo, ponen canciones populares coreanas para que las escuchen y canten, e incluso enseñan sus bailes, y también a imitar las escenas de telenovelas. Se utilizan materiales audiovisuales para incrementar la comprensión. Sobre todo, las canciones y telenovelas ayudan bastante para aprender coreano, puesto que contienen muchas expresiones frecuentemente utilizadas en la vida diaria.

Abcviajes

Abcviajes es la revista de viajes e información turística de referencia. 

En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
  Canales

| Guías turísticas
| Vídeos
| Fotos
| Noticias
| Hoteles
  Empresa

| Quienes somos
| Contacto
| Prensa
| Publicidad
  Servicios

| Suscripción

Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid