Guía para no perderse lo imprescindible en la Semana Santa maltesa
Semana Santa en Malta
Tradición y devoción se unen en esta celebración, quizás la más destacada en el calendario religioso maltés
12-03-2012
Els Blaus de Roses

Semana Santa en Malta
Semana Santa en Malta
Hace pocos días que ha acabado el Carnaval, y en Malta ya se inician los preparativos para la Semana Santa. Las callejuelas se engalanan, las iglesias se adornan con flores y el rojo, color de la Sangre de Cristo, inunda cada rincón. Todo el sentimiento, la pasión y el fervor popular afloran en esta época del año convirtiendo a Malta en un destino único para vivir de lleno sus tradiciones. 

Para aprovecharlo al máximo, a continuación detallamos todo lo que no hay que perderse para vivirla más intensamente.

Domingo de Ramos, comienza oficialmente la Semana Santa y, para celebrarlo, las palmas adornarán calles y balcones. Es el día en que se conmemora la entrada triunfante de Jesús en Jerusalén en los días antes de su Pasión. En prácticamente todas las iglesias maltesas se reparten hojas de palma durante el Domingo de Ramos; una procesión y exposiciones de miniaturas que representan los principales momentos de los últimos días de Cristo y el camino de la cruz completan esta primera jornada de devoción. 

El Jueves Santo la manifestación más popular este día es la ceremonia del Lavado de los Pies, donde un grupo de devotos de cada parroquia escenifica este momento en el altar principal de su iglesia, en la cual los miembros del grupo actúan como los Apóstoles mientras un sacerdote que representa a Jesús conmemora el acto de lavar sus pies. 

También en Jueves Santo, por la tarde, los fieles recorren la isla para hacer “las Siete Visitas” – un acontecimiento familiar tradicional donde la gente visita siete diferentes iglesias, de las 359 iglesias que hay – desde las magníficas catedrales de Mdina y Valletta a iglesias de parroquia lujosamente decoradas o humildes capillas, donde rezar antes de la Santa Sepultura. Algunos prefieren combinar su amor por la historia y el arte con la religión y hacen las siete visitas en Valletta, que, con 25 iglesias para elegir, está literalmente atestada de devotos; mientras otros prefieren hacer una peregrinación, que puede ser en la Colina Għammar, en Għarb (Gozo) siguiendo el camino de la cruz flanqueado por estatuas de piedra;  o el recorrido un poco más duro ascendiendo la colina que lleva hasta Salib Ta’ L-Għolja (la Cruz en la Colina) en Siggiewi, Malta. Este recorrido es particularmente bello al estar iluminado por antorchas.

En Viernes Santo, las procesiones son el mejor reflejo de la devoción maltesa. Una de las que congrega más fieles es la de Mosta. Las bandas locales desfilan interpretando música fúnebre, mientras se representan los principales momentos de la pasión de Cristo en los que puede reconocerse a Barrabás, al rey Herodes, a Judas contando monedas, a Poncio Pilatos lavándose las manos, a María Magdalena que lleva un pañuelo de lino con la imagen de Cristo…

El Viernes Santo es, por supuesto, un día del ayuno estricto, donde la carne y los dulces no están permitidos. Pero esto no implica que durante este día no se pueda cocinar. Al contrario, el pescado y la verdura están permitidos y los malteses han sabido sacar partido de lo mejor de la gastronomía mediterránea acompañándolos de tomates secos, aceitunas y alcaparras, el sabroso pan maltés sabroso, tartas de calabaza, espinacas o ricotta, etc. Incluso los niños pueden sacar unos karamelli tal-harrub sin sentirse culpables, ya que están realizados con jarabe cristalizado de algarrobo.

El Sábado Santo las celebraciones, que comienzan en la más absoluta oscuridad, culminan con una explosión de luz gracias a velas, faroles y candelabros. Las campanas repican alegremente y la melodía de “Gloria” comienza a sonar. 

El Domingo de Pascua una colorida procesión cierra la Semana Santa y los niños pasean portando la tradicional figolla, una delicia que sólo se elabora en estas fechas. Siguiendo la tradición, en las Tres Ciudades (Vittoriosa, Cospicua y Senglea), los fieles levantan varias veces durante las procesiones la estatua de Cristo Resucitado. 

En definitiva, Malta se llena de vida en estas fechas y, si visitas cualquiera de sus pueblos o ciudades, tendrás una oportunidad única de empaparte con su fervor y de descubrir de cerca la hospitalidad que rodea a los malteses. 

Semana Santa maltesa

Semana Santa maltesa

Abcviajes

Abcviajes es la revista de viajes e información turística de referencia. 

En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
  Canales

| Guías turísticas
| Vídeos
| Fotos
| Noticias
| Hoteles
  Empresa

| Quienes somos
| Contacto
| Prensa
| Publicidad
  Servicios

| Suscripción

Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid