Mis vacaciones destino de playas
España
En las costas españolas encontrarás muchos y diferentes destinos donde disfrutar de ellas, desde grandes ciudades al lado del mar hasta pueblos marítimos con encanto.
31-07-2013
Els Blaus de Roses

Playa de los Álamos.
Playa de los Álamos.

Torremolinos:

Lugar de asentamiento de las más antiguas civilizaciones del Mediterráneo, Torremolinos es hoy uno de los destinos principales de la Costa del Sol. El excelente litoral, unido al buen clima, son algunos de los atractivos que ofrece esta localidad andaluza.

La historia ha dejado en Torremolinos rincones de hondo sabor popular, como el barrio marinero de La Carihuela, así como abundantes vestigios de su rico pasado, entre ellos la Torre del Homenaje. A lo largo del año, el municipio vive con intensidad cada una de sus ferias, fiestas y romerías típicas. Tampoco pasa desapercibida la gastronomía local, en la que cobra especial protagonismo el “pescaíto” frito. Torremolinos, localidad situada a tan sólo 12 kilómetros de Málaga capital, cuenta con una larga y dilatada historia, como atestiguan los numerosos vestigios feniciosgriegos,romanos y árabes encontrados en la zona.

Sitges:

La ubicación, entre el mar y la montaña, de la localidad barcelonesa de Sitges ofrece al visitante multitud de oportunidades de ocio. La Costa de Garraf, a orillas del mar Mediterráneo, y las montañas cercanas proporcionan a la región unos bellos paisajes naturales. Urbanizaciones de lujo, campos de golf e instalaciones náuticas al lado de las playas, se completan con un interesante casco urbano, desbordante de citas culturales. La gastronomía sitgetana reúne, por su parte, los platos más representativos del litoral catalán y crea, además, exquisitas recetas como el xató.

La Costa de Garraf, el litoral meridional de Barcelona, tiene en Sitges una de sus localidades más representativas. La excelente calidad de sus aguas y playas, algunas de ellas con la distinción de calidad “Bandera Azul”, y la proximidad de las montañas la han convertido en un destino privilegiado. Su núcleo urbano también merece una visita. Allí esperan construcciones religiosas como las iglesias de Sant Bartomeu y Santa Tecla. La Casa de la Vila, edificio neogótico del siglo XIX, y el Palau Maricel, en el que se dan cita elementos medievales, renacentistas y barrocos, son otros de los puntos de interés de la ciudad. La estética modernista de finales del siglo XIX y principios del XX también ha legado a Sitges bellas muestras arquitectónicas, como la casa taller del escritor y pintor Santiago Rusiñol, el Cau Ferrat. Este creador se instaló en Sitges en 1891 e hizo de esta localidad catalana punto de encuentro de intelectuales y artistas, dándole un aire bohemio que aún hoy conserva.

Costa Cálida:

La Costa Cálida es un extenso tramo del litoral español en el que los ásperos paisajes de montaña prolongan su desierta tranquilidad hasta el borde del mar.

Es un horizonte de adelfas, chumberas y palmito silvestre, que recuerda, en alguna atalaya, el peligro de la piratería y aparece con la misma calma solemne que en los tiempos de los navegantes aventureros dispuestos a volver con las naves repletas. El grito de las gaviotas y el zumbido de las cigarras son a veces el único sonido que irrumpe en la luminosa atmósfera. Pero hay todavía más razones para la curiosidad. El contraste entre las viejas villas marineras y las ciudades huertanas, cuya personalidad debe tanto a la fertilidad casi mítica de sus campos como a sus monumentos, podría hacer creer al viajero que la distancia entre unas y otras es mayor. Murcia es una pequeña región en la que un breve trayecto, unos100 Km. entre los puntos más distantes, puede dar a conocer rincones muy diferentes. Las minas, la huerta y la montaña han sido, con el litoral, sus protagonistas a lo largo de una historia llena de acontecimientos, que muy bien podrían pasar por leyendas. Nuestro propósito es únicamente el de espolear la curiosidad del viajero: será imposible reunir en un espacio tan breve todos y cada uno de los rasgos que conforman su atractivo. Aunque resulte difícil sustraerse a la pereza cuando se descansa en la playa, el esfuerzo vale la pena.

Santoña:

La historia de Santoña ha estado siempre ligada al mar, hasta tal punto que es el primer puerto conservero del Cantábrico. Su industria se basa sobre todo en la comercialización del bonito y de sus famosas anchoas en aceite de oliva.

Santoña está dividida en dos zonas: el casco urbano, asentado sobre una llanura, y una zona montañosa donde se alza la ladera del Brusco y el Buciero. La historia de la villa se encuentra ligada al Monasterio de Santa María del Puerto, que dio paso después a la iglesia románica de Santa María del Puerto. Fue construida entre los siglos XIII y XVII y alberga en su interior el retablo de San Bartolomé con pinturas flamencas del siglo XV. Igualmente significativas son sus fortificaciones militares, agrupadas en torno al monte Buciero, que evidencian la importancia estratégica del puerto. Se conservan en bastante buen estado los fuertes de San Martín, San Carlos y Mazo o Napoleón.

Abcviajes

Abcviajes es la revista de viajes e información turística de referencia. 

En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
  Canales

| Guías turísticas
| Vídeos
| Fotos
| Noticias
| Hoteles
  Empresa

| Quienes somos
| Contacto
| Prensa
| Publicidad
  Servicios

| Suscripción

Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid