Pasajeros nunca sufrirán retrasos o cancelaciones de sus vuelos
España
De acuerdo con la legislación de la UE -261/2004-, los pasajeros con vuelos cancelados o con un retraso superior a las 3 horas pueden tener derecho a más de 600 € de compensación.
16-07-2013
Els Blaus de Roses

Con las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, muchos pasajeros tendrán retrasos, cancelaciones, desvíos y overbookings. Así, refund.me, la plataforma online especializada en ayudar a tramitar las quejas del sector aéreo y otros métodos de transporte,  ha hecho una selección de aquellos aeropuertos en los que ningún pasajero podría quedarse en tierra. Desde los aeropuertos fantasma más desconocidos -centros desiertos que una vez vieron miles y millones de pasajeros en ellos, o que fueron creados para ellos pero nunca lo consiguieron- hasta aquellos en los que la última tecnología aeroportuaria parece haber quedado en el olvido.

En España: aeropuertos donde la ruptura de la burbuja inmobiliaria dejó varias terminales sin llegar a recibir pasajeros

Diseñados y construidos durante el boom económico de España, el aeropuerto de mil millones de euros de Ciudad Real estaba destinado a reducir la congestión en el aeropuerto de Madrid Barajas.

Este aeropuerto fue construido para acoger a más de 5,5 millones de pasajeros al año. Su pista es una de las más largas de Europa y su diseño un proyecto ambicioso para dar servicio al Airbus A380. Iba a convertirse en el primer aeropuerto de España en tener conexión directa con el AVE, enlazando con Madrid en menos de una hora, y con el sur de España en  apenas dos horas. 

La puesta en marcha de este aeropuerto en el contexto más crítico -la peor recesión de los últimos 100 años- hizo que su apuesta económica derivara en la especulación y no en una buena gestión.  De esta manera, finalmente sólo operaron vuelos en Ciudad Real entre 2010 y 2012, año en el que el aeropuerto de mil millones de euros tuvo que ser clausurado.

Mientras tanto, en la acogedora ciudad levantina de Castellón, se apostaba por una inversión menor pero con las mismas expectativas de conectar por aire otra de nuestras provincias con el mundo.

La apertura de un aeropuerto de 150 millones de euros iba a significar un gran impulso del turismo para la región. Incluso el propio aeropuerto iba a ser un atractivo turístico, desde el que incluso se iban a realizar guías por las zonas menos conocidas.
Sin embargo, todo se puso en contra cuando las compañías aéreas se negaron a añadir Castellón a sus rutas, dada la proximidad de otros dos grandes aeropuertos en la región, y el proyecto se enfrentó a su último varapalo cuando finalmente la licencia para operar le fue denegada debido a que su pista principal es demasiado estrecha para que puedan circular los aviones más grandes.

A día de hoy las inspecciones de las instalaciones continúan en marcha pero todavía no se ha otorgado ninguna licencia,  por lo que Castellón sigue a la espera de tener su primer vuelo.

En Inglaterra: Sheffield, el aeropuerto que dejó al radar en tierra

En el momento en que fue construido la ciudad de Sheffield era la ciudad sin aeropuerto más grande de Europa. Cuando se inauguró en 1997 parecía que el cielo estaba claro para que el negocio despegase empezando con importantes conexiones a través de vuelos a Belfast, Ámsterdam, Bruselas, Dublín, Jersey y Londres.

No obstante, en los años siguientes, se produjo el boom de las aerolíneas de bajo coste y ninguna llegó a Sheffield. A esto se sumaron graves problemas de infraestructura; la pista era demasiado pequeña para adaptarse a los aviones grandes de muchas compañías y el paisaje montañoso de la zona impedía construir una pista más larga de 1,200 metros.

Sin embargo, este aeropuerto cavó su propia tumba al prescindir de radar considerándolo innecesario debido al escaso tráfico del mismo. Esto provocó que finalmente grandes aerolíneas como British Airways y KLM cerraron sus rutas a Sheffield y otras compañías rechazaron volver a la ciudad por este mismo motivo.

Por si esto fuera poco, la apertura del aeropuerto de Robin Hood a 40 kilómetros de distancia sería el último clavo en el ataúd de Sheffield. El último vuelo que salió de Sheffield fue en el 2002 y el aeropuerto fue cerrado oficialmente en el 2008.

El terreno y el aeropuerto fueron comprados por sólo £1, gracias a una cláusula en el contrato original que permitía esta transacción si el aeropuerto no era económicamente viable. El terreno fue convertido en un parque empresarial, hasta que un misterioso y anónimo postor presentó una oferta para comprar el aeropuerto y reabrirlo al tráfico a finales del 2012.

La oferta es una cuestión seria, según las autoridades, y miles de personas han recogido firmas para pedir que ésta remodelación se ponga en espera. Queda por ver si el aeropuerto puede ser renovado y si volverá a acoger a sus esperados pasajeros.

En Estados Unidos: Floyd Bennett Field, un aeropuerto histórico transformado en parque nacional  y una posible solución para la congestión del aeropuerto JFK

Floyd Bennett Field fue el primer aeropuerto municipal de Nueva York y llegó a tener algunas de las instalaciones más modernas de  Estados Unidos; pistas de hormigón iluminadas eléctricamente y otras muchas comodidades, mientras que en muchos otros aeropuertos seguían utilizando pistas de tierra. Después de la inauguración del Floyd Bennett Field en 1931, el entonces alcalde de Nueva York, Fiorello LaGuardia, presionó para  reemplazarlo por el aeropuerto de Newark como el aeropuerto principal de la ciudad.

Aunque se registraron varias carreras aéreas y se lograron varios records allí, sólo American Airlines movió sus operaciones del aeropuerto de Newark al de Floyd Bennett Field. Esto, combinado con la gran crisis del momento, nunca permitió que el aeropuerto funcionase comercialmente.

Finalmente, en 1972, Floyd Bennett Field se convirtió en parque nacional dedicado a la “historia de la aviación y de los deportes al aire libre”. Sin embargo, al situarse a tan sólo 8 kilómetros del aeropuerto John F. Kennedy, algunos expertos han sugerido recuperar el Floyd Bennet Field como una solución para los problemas de congestión del emblemático aeropuerto JFK. De hecho, uno de cada tres vuelos que llegan o salen del aeropuerto de Nueva York  suelen hacerlo con retraso, mientras que si se ampliase la pista del Floyd Bennett Field, éste podría acoger muchos de sus vuelos internacionales, opción con la que muchos expertos no se muestran de acuerdo.

El nuevo sistema de control del tráfico instalado por el FAA permitiría a los aviones volar al Floyd Bennett Field sin que entrasen en conflicto con los vuelos del JFK. Esto de momento parecer ser una mera utopía debido al elevado coste que supondría readquirir el terreno al Servicio de Parques Nacionales y reajustar y prolongar sus pistas.

Abcviajes

Abcviajes es la revista de viajes e información turística de referencia. 

En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
  Canales

| Guías turísticas
| Vídeos
| Fotos
| Noticias
| Hoteles
  Empresa

| Quienes somos
| Contacto
| Prensa
| Publicidad
  Servicios

| Suscripción

Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid