Fotos de la galería: Rep. Checa - Jihlava, la Fortificación
Fotos de la galería: Rep. Checa - Jihlava, la Fortificación
Photo gallery
La Muralla
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
La Muralla en otoño
Turismo de Jihlava
Muralla
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
Muralla de la fortificación
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
Muralla nevada
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
Paseos alrededor de la Muralla
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
Puerta en la muralla
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
Refuerzos de la muralla
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
Vista desde la Muralla
Turismo de Jihlava - Foto Eva Bystrianská
Rep. Checa - Jihlava, la Fortificación

Las murallas se empezaron a construir alrededor de la cuidad un poco después de su fundación, antes de la mitad del siglo XIII.

La recién fundada ciudad minera real fue no sólo un importante centro económico, sino, gracias a sulocalización estratégica en la frontera entre Bohemia y Moravia, tenía también gran importancia militar. La fortificación, con una longitud de tres kilómetros, constaba de una muralla interior, de una altura de 6 metros y una ancha pasarela con una muralla y el foso que tenía una profundidad de 7 metros. Las murallas principales fueron reforzadas por torres, en el cinturón de la pasarela se encontraban los bastiones. Los bastiones reforzaban también el vallado delante del foso. Las murallas fueron interrumpidas por las cinco puertas municipales que fueron equipadas con un sistema complicado de fortificación delante de las puertas y con puentes levadizos.

En lo largo de los siglos, bajo la influencia del desarrollo de la técnica militar, todo el sistema de fortificación iba mejorándose permanentemente. En el siglo XV se construyó una fortificación terrestre adelantada, vallados y espaldones, al final de la Guerra de los Treinta Años los suecos construyeron el sistema de bastiones. El desarrollo de la artillería mostró que las fortalezas de este tipo ya estaban anticuadas. En el año 1755 la fortaleza de Jihlava fue cancelada, la fortificación iba destruyéndose y las torres se convertían en casas.

En la primera mitad del siglo XIX se destruyeron las puertas municipales, cuyos estrechos pasos no posibilitaron el desarrollo del transporte. De las cinco puertas municipales se conserva sólo una, la Puerta de la Madre de Dios (brána Matky Boží). El cinturón de las murallas, conservado hasta actualidad, está reconstruido según la apariencia barroca del siglo XVII, la parte de detrás de las murallas está adaptada formando un parque. En la calle Věžní se puede ver el último trozoque se conserva del foso de las murallas.

Els Blaus de Roses