Canal Barcelona
Parte trasera del Castillo de Castelldefels.
Turismo Castelldefels
Esta foto forma parte del reportaje fotográfico: Castelldefels, diversidad y calidad.
Castelldefels se enclava en plena costa del Garraf, entre los relieves montañosos del macizo de este mismo nombre y el mar Mediterráneo, con más de cinco kilómetros de playas de fina arena.

Su excepcional ubicación lo han convertido en un atractivo destino turístico para los que quieran conocer los contrastes que ofrece la comarca del Baix Llobregat. Así, el visitante podrá practicar cualquier deporte náutico en las inmejorables instalaciones de su puerto deportivo.

Las agradables temperaturas de la costa barcelonesa harán disfrutar a sus visitantes de las aguas mediterráneas, pero también de su patrimonio artístico. 

El antiguo castillo de Fels, que da nombre a esta localidad, domina el litoral de la ciudad. De aspecto medieval, también se pueden admirar torres defensivas, levantadas en el siglo XVI, como las de Can Ballester o Torre Barona.

La playa de Castelldefels es una larga lámina de arena fina situada a unos 18 km al sur de la ciudad de Barcelona, entre dos sistemas naturales bien diferenciados: el delta del río Llobregat, con sus marismas y carrizales, y el macizo calcáreo del Garraf.

Cuenta con una longitud total de 4,8 km, una anchura media de 90 metros y una superficie total de aproximadamente 500.000 m2.

En la playa de Castelldefels se pueden practicar deportes acuáticos, bañarse en las tranquilas aguas del Mediterráneo, tomar el sol y pasear plácidamente.
Ver más fotos
Els Blaus de Roses