Orejeras de oro y turquesa del Señor de Sipán.
Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán.
Esta foto forma parte del reportaje fotográfico: Lambayeque, lugar de tesoros escondidos

Ubicado en la llanura costera, el departamento de Lambayeque combina zonas desérticas, ricos valles y bosques secos. Chiclayo, capital del departamento, es punto de confluencia comercial entre la costa, sierra y selva norte.

Estas tierras fueron cuna de la cultura Mochica, que se desarrolló entre los siglos I y VII d. C., por lo que actualmente Lambayeque es uno de los destinos arqueológicos más interesantes del país. En 1987 se descubrieron las célebres tumbas reales de Sipán, enterramientos de importantes señores Mochica. Además del sitio arqueológico de Sipán, puede visitarse el moderno Museo Tumbas Reales de Sipán, que cuenta con las más extraordinarias piezas de oro encontradas en las excavaciones. Asimismo, se pueden visitar el Museo Bruning, ubicado en la provincia de Lambayeque, y el Museo de Sicán, ubicado en la provincia de Ferreñafe.

Túcume es otro sitio arqueológico de singular belleza; sus más de veinte pirámides de adobe de aproximadamente 40 metros de altura pertenecieron a la cultura Lambayeque y se encuentran rodeadas de rica fauna y vegetación centenaria. Otro lugar de visita obligatoria en Lambayeque es la Reserva Ecológica Chaparrí, ubicada en el distrito de Chongoyape y destinada a la conservación de los bosques secos y de la biodiversidad que albergan.

Lambayeque cuenta además con una de las mejores cocinas del país; el exquisito arroz con pato compite con el cebiche en una contienda donde los comensales son siempre los ganadores. El hermoso puerto y balneario de Pimentel y el tradicional pueblo de Saña, con sus casas y templos coloniales en ruinas, complementan los atractivos de este fascinante departamento.

Ver más fotos
Els Blaus de Roses