Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Narbona - Francia
Narbona y los sabores de Les Grand Buffets
Mundo Francia Languedoc-Roussillon Aude Narbona

Nos “escapamos” a Francia a disfrutar de uno de los buffets más grandes de Europa, Les Grands Buffets, un espacio que nos hace trasladarnos en otra época y nos permite saborear la cocina de fiesta tradicional francesa.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

narbona - francia , narbona y los sabores de les grand buffets

Con un pequeño bolso en mano nos encaminamos hacia la estación de tren para emprender un viaje de paisajes de ensueño y deliciosos sabores tradicionales. Una propuesta muy atractiva, pues nos “escapamos” a Francia a disfrutar de uno de los buffets más grandes de Europa, Les Grands Buffets, un espacio que nos hace trasladarnos en otra época y nos permite saborear la cocina de fiesta tradicional francesa.

Catedral de Santos Justo y Pastor. Turismo Narbona

Miramos el reloj, pasamos un ligero control y en pocos minutos ya estamos acomodados en nuestro asiento de los trenes Renfe- SNCF en dirección a Narbona. Este medio de transporte, tan conocido por todos, cada vez se reinventa para poder ofrecer a todos los amantes de los trenes unas comodidades y oportunidades de viajar y disfrutar inmejorable. Así pues, Renfe y SNCF no han querido quedarse atrás y gracias a la unión que han hecho hace ya unos años, han permitido la conexión de las principales ciudades de España y Francia. Un total de 21 destinos de los dos países vecinos son los que se conectan diariamente en pocas horas, lo que lo convierten en una fantástica opción de viajar.
Desde la ventana vemos paisajes que nos asombran, campos, pequeños pueblecitos y humedales, donde depende de la época podemos ver elegantes flamencos que disfrutan de estos. Llegamos a la estación de Narbona y en menos de diez minutos ya nos adentramos por su centro histórico, donde pequeñas callejuelas guardan coquetas cafeterías, restaurantes y coloridos edificios con ventanas de porticones. Aunque muchos habremos escuchado el nombre de Narbona, pocos se han adentrado a descubrir esta joya al sur de Francia que guarda un importante pasado histórico. Fundada en los tiempos romanos, fue la ciudad romana más antigua de la actual Francia. Por Narbona pasaba la Vía Domitia, que unía Italia con la península Ibérica, conocida como Vía Augusta a partir de su paso por La Junquera. Aun hoy en día podemos contemplamos restos de esta, compuesta por grandes piedras, en el centro de la ciudad.
Place de l’Hôtel de ville y restos de Vía Domitía. Turismo Narbona

Como un símbolo de la villa, su catedral se erige majestuosamente en un estilo gótico, diferente a las catedrales de las poblaciones cercanas. Este templo, en honor de los Santos Justo y Pastor, demuestra el vínculo que tenía el arzobispo hacia el Reino de Francia, contra los cátaros. Siendo la tercera catedral gótica más alta de Francia observamos que sigue inacabada. De su interior destaca la Sala del Tesoro, en la cual hallamos una valiosa colección de objetos litúrgicos, tapicerías, marfiles, etc. como también un bonito órgano del siglo XVIII, las tumbas de los arzobispos de Narbona o la Capilla de Nuestra Señora de Belén, entre otros. En la parte trasera de la catedral, entrando por la Place de l’Hôtel de ville, donde se ubica la parte escavada de Vía Domitia, nos encontramos con la plaza más bonita de la ciudad y con el conjunto del Palacio de los arzobispos de Narbona. Es el segundo más importante de Francia y está formado por el Palacio Viejo, el Palacio Nuevo, las torres de la Magdalena y San Marcial y la catedral. Durante nuestra visita podemos adentrarnos en algunas de las salas, patios y también podemos visitar dos de los museos que acoge, el Museo de Arte y el Museo arqueológico. Además, es muy agradable la visita de los jardines de los arzobispos, con su reloj solar y el claustro del siglo XIV, sin duda un punto a tener en cuenta.
Palacio nuevo de los arzobispos de Narbona. Turismo Narbona

Una vez descubierta esta parte de la ciudad nos acercamos hasta el canal de la Rabine, un bonito punto donde gozar de los más de 300 días soleados del año que caracterizan la villa. Este canal, que se une al Canal du Midi y conecta el Mediterráneo con el Atlántico gracias a los canales construidos en el siglo XVIII, es uno de los lugares más animados de la villa, donde nativos, turistas y navegantes tienen cita. Si lo deseamos, además, tenemos la oportunidad de disfrutar de un agradable paseo en barco que hará nuestra visita aún más interesante. Sin duda nos llamará la atención el Puente de los Mercaderes, que data de la época romana y es uno de los pocos puentes habitados en la actualidad en Francia. Los jueves y los domingos por la mañana se organiza un mercado, donde muchos aprovechan para hacer la compra, dado que encontramos desde comida, embutidos, fruta y verdura, hasta ropa, complementos, juguetes y diversos artículos. Vale la pena darnos una vuelta por aquí, ya que además de los puestecitos, nos encontraremos con bonitas vistas sobre el canal y sus barquitos, el casco antiguo de la ciudad y también de Les Halles. No podemos irnos de la ciudad sin haber visitado este mercado cubierto de estilo Baltard, conocido en toda la región, donde es mejor no ir con hambre, pues aquí predominan los puestecitos de comida, con aceitunas, carnes, embutidos, quesos, anguilas de las marismas, dulces típicos, ostras, entre otros.
Canal de la Rabine y de fondo la catedral de Narbona. Turismo Narbona

Aunque la ciudad guarda muchos más rincones dignos de visitar, y si disponemos de tiempo no nos los podemos perder, es hora de adentrarnos en Les Grands Buffets, un oasis de la gastronomía tradicional francesa. Desde 2010 UNESCO incluyó está dentro de la lista de patrimonio inmaterial de la Humanidad y este restaurante es ideal para descubrirla. Fue el primero buffet de Francia y su decoración nos llama la atención desde la entrada, todas las salas están revestidas con madera y observamos obras de arte de artistas nacionales e internacionales. Nos recibe un sonriente camarero quien nos acompaña hasta nuestra mesa y nos soluciona cualquier duda que podemos tener sobre el funcionamiento del restaurante. Observamos varios salones, como también salas privadas, que conjúntame albergan unos 500 comensales. No podemos olvidarnos del mágico jardín diseñado por el paisajista internacional André Gayaraud y el escultor Hervé Di Rosa, un verdadero refugio de colores y olores que nos asombrará desde el primer momento. Tampoco nos podemos olvidar de los más pequeños, pues hallamos una zona de juegos, en el cual estos podrán pasar ratos divertidos.
Entrada del Restaurante Les Grands Buffets. Turismo Narbona

Una vez instalados en nuestra mesa llega el momento culminante pues ¿Por dónde empezar con toda la variedad de sabores que ofrecen Les Grands Buffets? En un primer espacio encontramos los platos entrantes. ¡Y que entrantes! Una infinita selección de quesos, un paraíso para los amantes del sabroso entrante, pues es el mayor buffet de quesos de Europa con un total de 45 variedades que nos ofrecen diferentes formas, colores, sabores y texturas. Hallamos además embutidos de la zona, como también jamones, con tres recetas diferentes, típico español, francés e italiano. Los foie gras son otra delicia que componen este primer plato, encontramos un total de 6 variedades. Para los amantes de los mariscos también encontramos una variada selección. Sin duda las ostras, muy preciadas por muchos y de grandísima calidad en esta zona del país, siguiendo por los mejillones, salmón ahumado, caracolas, pulpo, entre otros son solo parte de la gran oferta de Les Grands Buffets.  Seguidamente llegamos a los platos principales que se basan en las recetas clásicas de la burguesía francesa y también observamos el asador panorámico, “la rostissérie”, donde una selección de platos se elaboran al momento a nuestro gusto. Destacan el magret de pato, los entrecots, bogavante, costillas, tartares, cassoulet tradicional, entre otros. Hay que tener en cuenta que este restaurante también cuenta con productos ecológicos y de km 0. Y finalmente no podían faltar los postres. Más de cien variedades, destacando los clásicos de la pastelería francesa, que diariamente se elaboran por los maestros pasteleros.
Dentro de la selección de bebidas, destaca la gran variedad de vinos, más de 70 vinos de la región, que pueden ser degustados en copa o comprando la botella, siempre al precio de distribuidor. Así pues, este es el lugar ideal para degustar algunos de los mejores vinos de la región de Languedoc-Roussillon a un precio inmejorable.
Postres del Restaurante Les Grands Buffets. Turismo Narbona

La oferta de Narbona habla por sí sola, ya optemos por disfrutar de un intenso día de turismo, actividades al aire libre o si decidimos disfrutar de uno de los mejores restaurante buffet de Europa. Un recorrido por la historia de la ciudad, con sus monumentos más emblemáticos y un viaje a la época de la burguesía con la cocina de fiesta tradicional francesa gracias a Les Grands Buffets.

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Europa del sur
Europa mediterranea
 
Tipo de viaje
cultural
destinos cercanos
gatronómicos y enológicos

Poblaciones del reportaje
Francia Languedoc-Roussillon Aude Narbona

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid