Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Andalucía
Málaga - Rincón de la Victoria. 365 razones, descúbrelas
Mundo España Andalucía Málaga Rincón de la Victoria

Es una prolongación de Málaga, que tiene vida propia y presenta además un gran dinamismo comercial y turístico.º


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

andalucía, málaga - rincón de la victoria. 365 razones, descúbrelas

Rincón de la Victoria, capital del municipio, surgió en torno a una casa solariega de la Orden de los Mínimos, que tenían su sede central en Málaga, en el Monasterio, junto al Santuario de la Victoria.

De aquellos primeros años se conserva la arquitectura tradicional del popular barrio de pescadores. Pero también Rincón de la Victoria es un pueblo moderno en el que la mayoría de sus edificios son recientes, como su Iglesia parroquial, el Ayuntamiento y la plaza de Al Andalus.

En el extremo oriental de la población se encuentra la Casa Fuerte de Bezmiliana, mandada construir por Carlos III. Tras una acertada restauración, terminada en 1992, hoy es un activo centro cultural y de exposiciones.

Al norte del núcleo de población está el Cerro de Castellón, donde se encuentran las ruinas de las murallas de la antigua ciudad de Bezmiliana, primero romana y después árabe.

La Cala del Moral es una moderna población que tiene su origen en una aldea de pescadores de la que se conserva alguna calle típica. De ella arranca la llamada "Ruta de los Verdiales" paralela al arroyo Totalán.

Pero en la Cala, casi todos sus edificios son sinónimos, incluyendo su gran templo parroquial, la plaza Mayor y la Casa de la Cultura.

En el extremo oriental de la playa de La Cala arranca el maravilloso Paseo Marítimo que recorre la zona rocosa del balcón colgado encima del mar, y que ha sido construido sobre las vías del ferrocarril que, hasta los años 60, unían estos núcleos con la capital.

Casas del Rincón de la Victoria
Las playas de La Cala son el atractivo por antonomasia; sus limpias y tranquilas aguas hacen las delicias de cuantos nos visitan, que disfrutan de un verano inolvidable.

El núcleo más importante del interior es Benagalbón, antigua capital del municipio. Es un pueblo que conserva su arquitectura popular. Son numerosos los rincones, calles y plazas que invitan a un tranquilo paseo. Su Iglesia, de origen mudéjar tiene murales del pintor Paco Hernández.

Posee también un Museo de Artes y Costumbres Populares, que conserva utensilios campesinos.

La zona más oriental del municipio está constituida por numerosas urbanizaciones de chalets organizadas en distintos núcleos, de los que el más importante es Torre de Benagalbón, que tiene sus señas de identidad en dos edificios: la estación del ferrocarril y su torre almenara que formaba parte del sistema defensivo de la costa.

Muy cerca de esta torre se hallan las ruinas de unas termas romanas pertenecientes a una villa situada junto a la antigua calzada que pasaba por aquí.

Vista del balneario. Rincón de la victoria
EL TÉRMINO MUNICIPAL. LÍMITES Y TOPOGRAFÍA.

EL término municipal está situado en la costa oriental de la provincia de Málaga, al Suroeste de la comarca de la Axarquía, a 12 kilómetros de la capital por la Carretera Nacional N-340.

La superficie del término es de 27,51 kilómetros cuadrados, en los que cuenta con cuatro importantes núcleos urbanos: Rincón de la Victoria, La Cala del Moral, Torre de Benagalbón y Benagalbón.

Limita, al Norte, con Moclinejo y Macharaviaya; al Noroeste, con Totalán; al Oeste, con Málaga; al Sur, con el Mar Mediterráneo; y al Este, con Vélez-Málaga.

Son sus principales vías de comunicación, la Carretera Nacional N-340 (Cádiz-Barcelona), que atraviesa el término; Carretera Local MA-106 (N-340 a Macharaviaya); Carretera Local MA-107 (Rincón­Benagalbón); Carretera Local MA-108 (Benagalbón-Moclinejo); Carretera Local de la Cala del Moral a Totalán; y Autovía del Mediterráneo, que rodea el municipio.

La topografía puede considerarse accidentada, siendo los rasgos más relevantes, la amplia red de drenaje formada por 14 arroyos intermitentes, de pequeña cuenca. Desde su cota cero, a nivel del mar, la altitud máxima está localizada en el límite Oeste, en la punta de Salazar, con 512 metros.

Todos sus barrancos y arroyos vierten sus aguas al Mediterráneo. Entre los arroyos más importantes cabe mencionar, el de Totalán, que hace de límite occidental; Las Piletas, Los Pilones, Los Villodres, Los Granadas, Benagalbón y, por último, el arroyo de Santillán, que forma parte del límite oriental del término municipal.

ACTIVIDAD DEL MUNICIPIO
.

Las tasas más altas de actividad se sitúan en las secciones de la costa, y la más representada es la del sector terciario, a la que se dedica más del 50% de la población activa. Le sigue el sector de la construcción y el de las actividades industriales. A las tradicionales actividades de la agricultura se dedica el 12% de la población.

Gran parte del sostén económico de Rincón de la Victoria se fundamenta en el sector turístico y todo lo relacionado con él. Aunque importantísimo, este sector presenta un inconveniente y es que su duración es de sólo unos meses al año. Ello es debido a que, al turismo, aún le queda mucho por descubrir, tanto en temporada de verano como en los meses de invierno.

Excepto la zona de Benagalbón, toda la parte de la costa está volcada hacia el mar. Rincón y La Cala practican y trabajan la actividad pesquera. El pescador de arrastre cuida el medio natural en el que se desenvuelve, de modo que no perjudica el eco sistema marino. La Junta de Andalucía ha dictado una norma por la que los barcos de arrastre han de regresar a puerto antes de las 6 de la tarde, con lo que las cuatro "corrías" que realizaba cada embarcación se han visto reducidas a tres y, así, la mar descansa.

Junto a sus dos importantes medios de vida, en Rincón el campo juega un importante papel en su economía, con un notable porcentaje de tierra cultivable. La zona rural del municipio supone una extensión de casi un 80% del total, y alberga al 20% de su población.

Por último, el comercio es tan importante como la hostelería, en este municipio que acoge a muchos miles de visitantes, cada temporada estival.

EL ARTE DE LA PESCA.

Si es usted madrugador, le sugerimos que, a los primeros destellos del alba, acuda a nuestras playas y compruebe la enorme actividad de nuestros pescadores tirando del Copo, de igual manera que se hacía varios siglos atrás. El singular sistema es el de lanzar la red a unos 40 ó 50 metros del rebalaje, tirando después de ella hacia la playa con la "tralla" (cordel con un corcho anudado en su punta que los marengos arrastran con el hombro) prendida en la "beta" (maroma que sale de la red y llega hasta la orilla); una vez que la red está cerca del rompeolas, los marengos (en lenguaje coloquial, nombre con el que se conoce a los pescadores en esta zona del litoral malagueño) rodean la parte final de ésta y, con gran destreza, van moviendo la red con las manos dando una especie de saltos, mientras, con los dedos, van sacando el fruto de su esfuerzo sin que éste sufra deterioro alguno al extraerlo.

Es un auténtico espectáculo, que al visitante le aconsejamos que presencie alguna vez, el "ritual" de la tirada del Copo. Y si es usted previsor y acude con un cubo u otro recipiente, hasta puede llevarse a casa "vivitos y coleando", regalados, unos boquerones victorianos para freírlos en manojo unidos por la cola; o unas frescas sardinitas para asadas en espeto. Además del agradable rato que habrá pasado esa mañana, podrá degustar dos de los platos más típicos de este bello lugar del litoral oriental malagueño.

En el arte de la pesca, gran atractivo tiene la "jábega", una singular embarcación considerada resto viviente de la cultura fenicia. Su ojo, en la proa, lo colocaban los calafateadores para asustar a los monstruos marinos y piratas que en aquellos tiempos merodeaban por el Mediterráneo. Hoy, la jábega es utilizada, además, para las regatas que, todos los años, por las fiestas de verano, tienen lugar en Rincón de la Victoria y que les sugerimos no dejen de presenciar.

Los egipcios empiezan a asociar iconológicamente el ojo sagrado y el tema marino o naval; esa es la razón de que también figure el ojo delineado en la proa de sus barcas.

DEPORTES.


A los aficionados a los deportes no les faltarán oportunidades de satisfacer sus deseos ya que Rincón de la Victoria cuenta con el Campo de Golf Añoreta, de 18 hoyos. Diseñado por el popular José María Cañizares, se sitúa, a nivel federal, entre uno de los más importantes de Europa.

En este mismo complejo residencial se puede practicar el tiro al plato, el tenis y la hípica, entre otros.

Existen también instalaciones adecuadas para la práctica del baloncesto, fútbol-sala o voley-playa, entre otros.

No faltan tampoco, los deportes náuticos en todas sus variedades. Las tradicionales regatas de jábegas, que tienen lugar todos los años por las fiestas de verano y que, junto a las chalanas, suponen uno de los más grandes atractivos de la variada oferta de ocio y cultura veraniegos, acapara el interés de los miles de veraneantes que cada año acuden a pasar sus vacaciones a Rincón de la Victoria.

SENDERISMO.


El visitante, puede también adentrarse en nuestro agro y disfrutar de la práctica del senderismo. Para el desarrollo de esta moderna actividad han sido creadas 4 rutas plagadas de atractivos: la del Monte Tío Caña, la de La Albenda, la del Arroyo Granadilla y la Ruta Arqueológica. En ellas, además de practicar una actividad muy sana, podrá disfrutar de maravillosas vistas panorámicas entremezclando montaña, mar y verdes prados, además de gozar intensamente de la naturaleza y de los frutos que ésta nos ofrece.

Balneario Rincón de la Victoria
OFERTA TURÍSTICA.

A partir de los años cincuenta, los malagueños comenzaron a asomarse tímidamente hacia los ocho kilómetros de nuestras playas y a conocer la idiosincrasia del pueblo. Rincón de la Victoria ha ido, desde entonces, recibiendo cordialmente a una población flotante infinitamente superior a la que lo habita, que acuden cada año a disfrutar de nuestras cosas, que son mucho más que sol y playas.  

Rincón de la Victoria posee restos arqueológicos, monumentos, una historia y unas tradiciones, muy interesantes, que todos deberían conocer, y que les invitamos a disfrutar comprobándolo.

Abierta la ronda Este, descongestionada la entrada hacia Málaga por la barriada de El Palo con la Autovía del Mediterráneo, el abanico de posibilidades que se le abre al visitante es sumamente atractivo.

ALGO DE HISTORIA
.

Es éste un lugar poblado desde tiempos remotos. Hace casi cincuenta mil años, el hombre de Neanderthal habitó cuevas como la del Humo. En el Paleolítico Superior, las cuevas de La Victoria y del Tesoro, se utilizaron como santuarios, y por eso albergan muestras de arte rupestre.

Hacia el año 550 a.C., la cultura púnico-fenicia, estableció un asentamiento en la loma de Benagalbón.

Durante el dominio romano se construyeron torres de vigilancia y se constituyó una población fortificada que se llamó "Bezmiliana", estableciéndose aquí los musulmanes que le dieron la categoría de Medina.

De 1950 data el nombre definitivo del municipio, como Rincón de la Victoria, vinculado a la Orden de los Mínimos, del malagueño Convento de la Victoria.

RECORRIDO MONUMENTAL.

A nuestro huésped no se le puede escapar una visita a la Casa-Fuerte de Bezmiliana, una de las mejores muestras de la arquitectura militar del siglo XVIII, mandada construir por Carlos III para defender toda la comarca de los piratas ingleses y holandeses que hacían sus correrías por estos lares, y que, en la actualidad, está acondicionado para el desarrollo de actos culturales.

Casa-fuerte de Bezmiliana. Rincón de la Victoria
También resultará agradable pasear por las torres almenaras de Rincón de la Victoria y de la Torre de Benagalbón, así como por los torreones de Fúnez o de Albendas. Por supuesto que, una tarde entera, la tiene que dedicar a introducirse en la Cueva del Higuerón, o del "Tesoro", y al tiempo que ve las pinturas rupestres del Paleolítico, utensilios prehistóricos, el altar bicorne en el que los fenicios adoraban a la diosa Noctiluca, pasear por la sala de los lagos, de la virgen, del suizo... , escuchar el relato de las numerosas e inverosímiles historias y leyendas que, celosamente, hay escondidas en sus entrañas, como el tesoro de los cinco reyes moros, del que sólo se han hallado seis monedas de la época nazarí y un candil del mismo tiempo, donde, al parecer, permanecían ocultos.

La zona más oriental del municipio está constituida por numerosas urbanizaciones organizadas en distintos núcleos, de los que el más importante es Torre de Benagalbón, que tiene sus señas de identidad en dos edificios: su estación de ferrocarril y su torre almenara, que formaba parte del sistema defensivo de la costa.

Muy cerca de esta torre se hallan las ruinas de unas termas romanas pertenecientes a una villa situada junto a la antigua calzada que pasaba por allí. Cerca de Torre de Benagalbón, se encuentra el más moderno núcleo turístico del municipio: Añoreta Golf.

Antigua torre. Rincón de la Victoria
En el extremo occidental del municipio está La Cala del Moral. En los acantilados de su costa existen numerosas oquedades y cuevas submarinas. Cuenta la leyenda que una de estas cuevas comunica con la del Tesoro.

Más arriba, en El Cantal, zona muy urbanizada de chalets, se encuentra la antigua torre almenara, desde la que las vistas de las playas son extraordinarias.

Tampoco son para despreciar sus modernos edificios, en perfecta armonía con el trazado de la ciudad de nuestros días.

FIESTAS

Rincón de la Victoria posee un amplio calendario, que dura casi todo el año, con actividades orquestales, rocieras, flamencas, corales, poéticas, dramáticas, grupos de bailes regionales ... que actúan, no sólo en el municipio, sino que, con frecuencia, son requeridos sus servicios en otros pueblos y ciudades.

Mención aparte merecen las Ferias de cada uno de los cuatro núcleos urbanos de nuestro municipio y que rivalizan noblemente entre ellos para sobresalir, no sólo a nivel de actuaciones, sino en organización y en alegría. El colofón a estas actividades lo pone la procesión de la Virgen del Carmen que es paseada en barco engalanado y escoltada por numerosas barcas venidas de las barriadas vecinas.

Benagalbón celebra sus fiestas patronales el 2 de febrero, día de la Candelaria. Para San Juan, es decir, a finales de junio, Torre de Benagalbón se viste de gala para recibir a los veraneantes; celebra sus fiestas en primera línea de playa saboreando los famosos y exquisitos espetos de sardinas. En el otro extremo del municipio, en La Cala del Moral, esperan a que finalicen estas fiestas para comenzar las suyas durante los primeros días de julio, donde se confunden las tradiciones marineras, como son las regatas de jábegas y chalanas, con el folclore y la alegría de sus ferias. Finalmente, Rincón de la Victoria rinde un homenaje a su patrona, la Virgen del Carmen, el 16 de julio, sacándola en precesión por el mar, mientras que en el centro del pueblo la famosa feria hace las delicias de jóvenes y mayores.

Una amplísima oferta complementaria de locales de ocio procuran que hasta los gustos de los más exigentes se sientan plenamente satisfechos.

TRADICIONES POPULARES.


Con la llegada del verano se inician las ferias en el municipio, momento en que las tradiciones populares adquieren dimensión cotidiana para ser vividas con la intensidad de antaño. Las regatas de jábegas y chalanas de las que ya se ha comentado. También lo hicimos de la procesión marinera de la Virgen del Carmen. Aunque en estos días son muchas las actividades que atraen la concurrencia de la más diversa gente por el variopinto espectáculo que ofrecen. El certamen de pandas de verdiales, al que acuden grupos de toda la provincia a cuyo frente va su alcalde, y la ya tradicional concentración de coches antiguos que cambian, por un día, la imagen habitual del tráfico rodado, son entre otros, atractivos que hacen las delicias de cuantos nos visitan estos días.

GASTRONOMÍA.


La sencillez de las comidas no va en detrimento de su exquisitez. El "pescaito" frito, el espeto de sardinas y el ajoblanco, son los platos más característicos de la zona y resultan, además, apropiados para saboreados en cualquier chiringuito o bar colindante a la playa, en época estival.

En el litoral, la cocina es más ligera que en el interior. Se realiza a base de buen pescado fresco: desde el espetón de sardinas al arroz a la marinera.

Hacia el interior, podremos degustar unas buenas migas, lomo en manteca o gusanillos de carne de chivo o cabrito, todo bien acompañado de un rico vino de Moclinejo.

Para postre, podemos optar por las uvas moscatel o los aguacates, recientemente incorporados a nuestra gastronomía, sin olvidar los dulces higos y las brevas, únicos por su dulzura.

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
España Mediterráneo
Europa
 
Tipo de viaje
cultural
sol y playa

Poblaciones del reportaje
España Andalucía Málaga Rincón de la Victoria

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento





Dónde alojarte en Málaga





Hotel Sol Príncipe
Torremolinos














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid