Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Israel
Jerusalen, de obligada visita
Mundo Israel Israel Distrito de Jerusalén Jerusalén

Tres mil años de historia y eternamente joven. Pasear por calles de 3000 años de antigüedad o por una animada zona comercial peatonal. Jerusalem es a un tiempo un museo al aire libre y una vibrante ciudad moderna donde el pasado convive con el presente.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

israel, jerusalen, de obligada visita
Tres mil años de historia y eternamente joven. Pasear por calles de 3000 años de antigüedad o por una animada zona comercial peatonal. Jerusalem es a un tiempo un museo al aire libre y una vibrante ciudad moderna donde el pasado convive con el presente.

La personalidad única de Jerusalem excita los sentidos: el aura dorada de la puesta del sol reflejada en cada edificio, los hombres y niños ataviados de negro con su característico tirabuzón a modo de patilla dirigiéndose hacia la sinagoga, los repiques de las diferentes campanas entremezclados con el sonido del almuecín llamando a sus fieles a la oración, y el ajetreo constante de gente en sus quehaceres cotidianos, todo ello en la ciudad más extraordinaria del mundo.

La energía que emana de Jerusalem proviene de la interacción entre lo antiguo y lo moderno, lo sagrado y lo seglar, lo mundano y lo espiritual, visitar la Ciudad Santa, donde el apasionante presente se vive de acuerdo con el pasado histórico, es una experiencia muy gratificante.

Tanto si lo que busca es la Jerusalem espiritual como unas animadas y enriquecedoras vacaciones, los diferentes niveles y aspectos de esta legendaria ciudad satisfacen todas las expectativas y promesas.

Una Experiencia Diferente

Desde los tiempos en que el rey David hizo de Jerusalem su capital hace unos 3000 años, y su hijo Salomón construyo el primer templo, el nombre mismo de la ciudad evoca imágenes de belleza y reverencia, de actividad y animación. Y hoy, al igual que antaño, Jerusalem es a un tiempo el destino último de incontables peregrinos, sede del gobierno y un vibrante centro urbano que ofrece todo tipo de actividades, desde lo más mundano a lo más sublime.

Igualmente estimulante resulta caminar simplemente por algunos de los más singulares barrios de la ciudad: Yemen Moshe al otro lado del valle de la Ciudad Vieja con sus casas y galerías de arte exclusivas, los edificios del periodo turco como el Teatro Khan y las colonias alemana e italiana… Mea Shearim donde los judíos practicantes han perpetuado el ambiente de una pequeña ciudad del este de Europa… la Knesset y el magnífico edificio de la Corte Suprema pasando por el Wohl Rose Garden, con sus miles de rosales... y continuando por el Haas Promenade (Paseo Haas) para una vista panorámica de la Ciudad Vieja o mismo por encima de las murallas de la Ciudad Vieja. Las opciones son interminables y cautivadoras.

La Última Peregrinación

En tiempos bíblicos los judíos cumplieron el mandato de hacer ofrecimientos en el Templo en tres fiestas, y fue una de ellas, la Peregrinación de la Pascua, la que atrajo a Jesús a la Ciudad. También según la tradición, la ascensión de Mahoma al cielo durante la noche para recibir el Corán tuvo lugar desde el Monte del Templo. Así, las tres religiones monoteístas están entretejidas en la estructura de la ciudad, cada una reverenciando y haciendo peregrinación a sus respectivos lugares santos: los judíos al Muro de las Lamentaciones del Monte del Templo y a los tesoros seculares del Barrio Judío; los musulmanes a las gloriosas mezquitas del Monte Moriah; y los cristianos de todas las confesiones a las muchas iglesias construidas sobre los lugares por los que caminó Jesús.

El acceso y horario de visita está dictado por cada religión y confesión. Es necesario que los visitantes lleven ropas modestas y muestren respeto por las respectivas costumbres. En cada lugar resuenan aún los acontecimientos de miles de años de pasado: el Muro de las Lamentaciones y los hogares del Segundo Templo, Getsemaní, la Vía Dolorosa y el Santo Sepulcro - Al Aksa y la Cúpula de la Roca. Pero no sólo en el interior de las murallas de la Ciudad Vieja resuena el eco de un impresionante pasado sino también los nombres mismos de las montañas y valles. Creyentes de todas las confesiones dan vida a un "Jerusalem del Espíritu" muy personal. Visitar Jerusalem es una experiencia inolvidable.

Valores Universales — Tesoros Universales

Jerusalem muestra de formas diversas y variadas todo su pasado y todos los tesoros de la edad moderna, en forma de parques arqueológicos o en esculturas de renombrados artistas expuestas al aire libre, como el "stabile" de Calder o los tapices de Marc Chagall, expuestos en la Knesset, así como sus famosas vidrieras del Centro Médico Hadassah.
Igualmente vivas y accesibles son las reliquias y experiencias ofrecidas por los museos de la ciudad, grandes y pequeños, donde se puede disfrutar la historia de 3000 años de la ciudad hasta arte moderno.

El visitante de Jerusalem "asciende" física y espiritualmente al subir las Colinas de Judea, cubiertas de pinos, hasta la ciudad, santa para el Judaísmo, el Islam y el Cristianismo. Tanto si se accede desde la planicie costera, al oeste, como desde el desierto de Judea, al sur y al este, el contraste es tangible y dramático. Incluso el aire se hace más puro y penetrante.

Desde cualquier dirección, uno siente inmediatamente que la ciudad es diferente a cualquier otra. Los barrios antiguos y modernos, que abarcan montañas y valles de nombres que se remontan a tiempos inmemoriales, coexisten mano a mano. En la tradición de los siglos, todos los edificios de la ciudad se reconocen por su característica piedra caliza procedente de las colinas de los alrededores, piedras de cálidos tonos y matices dorados que dan expresión al nombre "Jerusalem de Oro".

Ecléctica y Cosmopolita

Un inventario visual de la diversidad de atuendos en las calles da testimonio rápido del pluralismo de la ciudad: los adolescentes, con su universal uniforme de camisetas y vaqueros, cruzándose con las sotanas y hábitos de las órdenes religiosas…, las cabezas y brazos cubiertos de los judíos practicantes y las mujeres musulmanas por igual... atuendos informales de las gentes que se reúnen en las diferentes terrazas... hombres con los tradicionales abrigos y sombreros negros de sus respectivas sectas.

Estos contrastes y variedad se manifiestan por toda la ciudad de muy diferentes formas, desde los coros navideños a los conciertos de rock, desde las compras en los típicos bazares al aire libre a los centros comerciales climatizados, desde las visitas a emplazamientos arqueológicos al disfrute en casas museo llenas de tesoros, desde las cenas a base de falafel o cordero asado a pizzas o delicias de gourmet. Y, en una ciudad donde las estructuras de cuatrocientos años de antigüedad se consideran jóvenes, lo nuevo es sin duda representativo de la arquitectura moderna más vanguardista.

La situación geográfica de Jerusalem la hace ideal para convenciones, reuniones, ferias y exposiciones de carácter internacional. Decenas de miles de hombres y mujeres de negocios de todo el mundo disfrutan la combinación de trabajo y ocio que le ofrece este centro espiritual y cultural único en el mundo.

A su Aire

La ciudad contemporánea ofrece una riquísima variedad de actividades de ocio, desde pubs y discotecas a ferias y festivales. Artistas internacionales llenan los teatros y actúan en las calles en el Festival Anual de Israel que se celebra entre mayo y junio. Artes y artesanía inundan las calles de un enclave de artistas situado al otro lado de las murallas de la Ciudad Vieja en agosto, mientras en la Cinemateca se proyectan películas de todos los géneros. De la primavera al otoño los sonidos del rock y las sinfonías brotan del Teatro al aire libre Hassenfeld, en el antiguo Estanque del Sultán, y se puede disfrutar del jazz y del folk en íntimos salones y cafés

La rica variedad y exquisitez de los restaurantes jerosimilitanos son una invitación a comer fuera, como placer es también ir de compras por los diferentes puestos del mercado Mahaneh Yehuda, el bazar de la Ciudad Vieja o por el antiguo Cardo, donde las tiendas y la calle del periodo bizantino, hoy excavadas, han vuelto a retomar su función. Igualmente atractivas son las tiendas, cafeterías y restaurantes de las zonas comerciales peatonales de centro de la ciudad, donde se puede saborear un café mañanero con pastas o una cena y unas copas, mientras jóvenes artesanos ofrecen sus productos a lo largo de las calles y aceras empedradas. Contemple los valiosos Manuscritos del Mar Muerto en el Santuario del Libro, sea testigo de la terrible tragedia del Holocausto en el Yad Vashem, visite las casas de antiguos sacerdotes o las apreciadas sinagogas de la Ciudad Vieja. No se pierda el mundialmente famoso Museo de Israel, que, además de un magnífico pabellón de arqueología, conserva y expone ricas colecciones de obras de arte judaico, pintura moderna o escultura.

Cada hallazgo es un tributo más a la importancia de Jerusalem y a su estratégica posición. No es de sorprender pues que un antiguo dibujante de mapas situara a Jerusalem en el centro del mundo.

Según cuenta la leyenda, cuando Dios creó el mundo le dio diez medidas de belleza, nueve de las cuales fueron concedidas a Jerusalem y la restante fue repartida por todo el mundo. Esta belleza y sus muchas promesas son suyas para que las viva.

Datos Útiles

Acceso: a ½ hora en coche desde el Aeropuerto Internacional de Ben-Gurion; a 1 hora desde Tel Aviv; a 2 h ½ desde Haifa; a ½ hora en avión desde Eilat o Haifa.
Alojamiento: más de 7.500 plazas hoteleras, desde la más económica a la más lujosa, y otras 2.500 habitaciones en aparthoteles, hostales y habitaciones alquiladas.
Clima: templado en primavera y otoño; cálido y seco en verano; moderadamente frío en invierno, con lluvias y, algunas veces, nieve; más frío siempre por las noches, debido a sus 800 metros (2.600 pies) de altitud.

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Oriente próximo
 
Tipo de viaje
cultural
turismo religioso

Poblaciones del reportaje
Israel Israel Distrito de Jerusalén Jerusalén

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid