Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Israel
Israel más allá de la religión
Mundo Israel Israel Distrito de Jerusalén Jerusalén

Israel es historia y espiritualidad, pero también es tranquilidad, convivencia, diversidad de paisajes, riqueza cultural y una agenda llena de actividades que hacer o probar. La combinación de todo lo que ofrece nos hará vivir una experiencia inolvidable.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

israel , israel más allá de la religión

Un sentimiento de aventura se despierta. Unas ganas de lo desconocido se apoderan de nosotros. Las expectativas, lo inesperado, pero sobre todo, un deseo de descubrir todos y cada uno de los lugares que guarda Israel. Como entrada a este país del Oriente Medio encontramos Jerusalén, uno de los lugares más espirituales del mundo. No en vano se conoce como la Ciudad Santa, pues aquí, en un espacio reducido se reúnen las tres grandes religiones monoteístas, el cristianismo, el judaísmo y el islam. Su visita es imprescindible, pero para descubrir el verdadero espíritu del país, os proponemos combinar la capital con otros puntos de Israel, que harán de nuestra visita una experiencia extraordinaria.  
Quizás nos sorprenda la cantidad de etnias que se han establecido aquí y han sabido convivir, creando un país de diversidad y multiculturalidad lleno de energía. Justo esta diversidad ha creado una riqueza de lo más singular y completa que invita a millones de turistas a descubrirla y disfrutar de un destino único.

Ciudad vieja de Jerusalén desde el Monte de los Olivos. Turismo Israel

Y por fin llegamos a Jerusalén, una ciudad llena de vida que combina modernidad con un impresionante patrimonio histórico. Nos permitimos deleitar entre los contrastes de su ligado histórico y religioso, la naturaleza de sus colinas que circundan la villa y como no, los modernos edificios y espacios que dan el toque final.  Así pues, visitar la capital israelí es seguir las huellas de los peregrinos que desde tiempos remotos han seguido y hoy en día nos permiten perdernos por antiguas murallas, arcos romanos, fosos bizantinos, santuarios que representan las diversas religiones y también emplazamientos sagrados que recorren distintos escenarios bíblicos. Algunos de estos son el Muro de las Lamentaciones, donde cada día miles de personas rezan y dejan sus deseos escritos en un trozo de papel, la Vía Dolorosa, la mezquita del Monte del Templo, la Basílica del Santo Sepulcro, Getsemaní y su basílica, el Monte de los Olivos, la Torre de David, entre otros. Aunque la villa es un museo a cielos abiertos, tampoco podemos dejar de visitar algunos de los museos que recorren la historia del país y del judaísmo, como el Museo del Holocaustro Yad Vashem, el Museo de Israel o el Museo del Islam.
Muro de las Lamentaciones. Turismo Israel

Con un millón de sensaciones y recargados de energía nos adentramos a descubrir el país, donde mares y desiertos configuran particulares paisajes, y nos brindan la posibilidad de practicar algún deporte al aire libre combinado con bonitos paisajes que nos quitaran la respiración. Nos dirigimos hacia el Mar Muerto, un lago endorreico salado, situado sobre una fosa tectónica, a 422 metros bajo el nivel del mar. Este hecho, junto con días soleados y apenas lluvia hace que el agua se evapore y que la concentración de sal aumente. Cuando nos acercamos, sus aguas forman un paisaje de lo más mágico, pues podemos confundir sus formaciones saladas con icebergs que flotan sobre el agua. Y llega el momento de adentrarnos nosotros mismos en la aventura de “disfrutar” de sus aguas, como seguramente comprobareis, saladas. Aunque a priori es casi imposible que haya vida aquí, se hallan artemias, unos moluscos que sobreviven a este tipo de hábitat. Por otro lado, de sus aguas, además de la extracción de sal, se obtienen también minerales. Con libro o periódico en mano nos adentramos por las aguas y el suelo recubierto de sal para regalarnos unos momentos de relajación total mientras floramos, ya que la sal nos impide hundirnos. Un añadido más es su barro, pues por la alta concentración de sales minerales es sin duda una fuente de vida y de belleza. Entre sus propiedades, conocidos mundialmente, destaca el rejuvenecimiento, sus propiedades relajantes, antiinflamatorias, la mejora de la circulación, ayuda contra problemas musculares, entre muchos otros.
Playa de Mar Muerto. Turismo Israel

Cerca de aquí, en un enclave privilegiado en el corazón del desierto de Judea encontramos el oasis más grande el Israel, la Reserva Natural de Ein Gedi. A lo largo del acantilado He’etekim encontramos 5 senderos empinados durante los cueles gozaremos de los barrancos de los ríos David y Arugot, saltos de agua, manantiales, túneles naturales, una abundante vegetación incluyendo plantas tropicales y como no, animales como la cabra nubia, zorros o íbices que son algunos de los privilegiados “habitantes” de esta zona. También tendremos la oportunidad de observar los restos del antiguo asentamiento de Ein Gedi, descansar en la sombra, refrescarnos con el agua de las pozas que se forman y admirar la belleza de este lugar desde algunos de los miradores que se encuentran. Haciendo casi como una frontera con este paraíso natural, encontramos otro, pero esta vez hecho por la mano humana, pues nos referimos al kibutz Ein Gedi. Estas comunas agrarias son casi como un signo de identificación del pueblo israelí, siendo uno de los movimientos comunales más importantes de la historia. Entre una seleccionada vegetación tropical traída de diferentes puntos del mundo nos permitimos alojarnos en alguna de las casas de huéspedes que ofrece en un ambiente de lo más relajante y exótico. Es una manera más de adentrarnos en el eco turismo y gozar de unas vacaciones diferentes donde poder practicar diversas actividades.
Reserva Natural de Ein Gedi. Turismo Israel

Y no podríamos llegar hasta este punto del país y no hacer una visita a Masada, otra de las joyas de esta zona. Este parque nacional, ubicado en el monte con el mismo nombre, fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001 y hoy en día aún sigue impresionando su historia y los sucesos relacionados con ella, como la Gran Revuelta Judía. Ubicado a 440 metros sobre el nivel del Mar Muerto, el rey de Judea, Herodes el Grande, eligió este lugar por su estratégica ubicación como refugio para protegerse de los enemigos. Durante el tiempo que reino construyo lujosos palacios, zonas comunes, cisternas y un muro de casamatas. Después de la muerte de este, Masada fue conquistada por un grupo de rebeldes llamados Sicarios. Durante los años que estuvieron viviendo aquí, construyeron varios edificios de carácter religioso como una sinagoga y baños termales, entre otros. Fue en el año 70 d.C. cuando las legiones de Tito Flavios, hijo del emperador Vespasiano, conquistaron Jerusalén, arrasaron el templo de Salomón y acabaron con las últimas fortificaciones de rebeldes judíos, resistiendo únicamente Masada. Tardaron un año en conquistarla, pues tuvieron que levantar una rampa de tierra en la parte occidental de la colina, siendo la parte con menos desnivel, y desde allí erigir un baluarte para poder entrar. Sabiendo que tarde o temprano los romanos podrán traspasar los muros, Eleazar ben Yair, quien había tomado el comando de la fortaleza desde que el grupo se instaló aquí, dio un discurso con el cual convenció a los habitantes de Masada de que era mejor el suicidio que convertirse es esclavos romanos. Y así, una vez los romanos consiguieron atravesar las murallas, se encontraron con esta gran sorpresa, un suicidio colectivo de 960 personas. Tan solo habían sobrevivido dos mujeres y cinco niños que se habían escondido en las cisternas y fueron las que contaron lo sucedido. Hoy en día, siendo un símbolo de la persistencia judía por conservar su libertad es una visita obligatoria, donde nos asombraremos ante los vestigios de los edificios que configuraban este lugar, percibiéndolo en su plenitud, tendremos la oportunidad de observar la histórica rampa y además tendremos una bonita panorámica sobre el mar Muerto, el desierto de Judea y varias montañas que rodean esta zona.
Yacimiento arqueológico de Masada. Turismo Israel

Alejándonos de esta parte del país nos encaminamos hacia el sur de Israel, donde hallamos el desierto de Néguev, una región árida y de rocas, que cubre más de la mitad de la superficie del país. Y donde parece que acaba toda diversión se abre un mundo de posibilidades en el cual disfrutar del Israel más activo. Y aunque hablamos de desierto hemos de saber que este posee un variado paisaje con maravillas naturales, formaciones rocosas, dunas, cráteres y como no, ocultos transcursos de agua. Realizar una ruta de 4x4 nos permitirá descubrir no solo algunos de los puntos interesantes de este desierto, sino que además nuestro guía nos puede dar algunas pautas y consejos útiles para sobrevivir a las condiciones habituales de esta zona. Hay que tener en cuenta que este territorio ha sido explotado por diferentes culturas a lo largo de los siglos, y una muestra de ello son los restos de ciudades nabateas como Arad, Mamshit, Shivta, entre otras, como también podremos seguir los pasos de las antiguas rutas de las caravanas de camellos. Y una vez recorrida la zona, llegamos hasta las dunas, donde el sol acaricia la arena y donde nos esperan nuestra tabla de surf, pues es hora de divertirnos. Cabalgar las dunas del desierto es entretenido, seguro y muy, muy divertido. Sin duda, una experiencia que hay que vivir en Israel.
Surf en el desierto de Néguev. Turismo Israel

Por otro lado mencionar también que en este desierto encontramos tres cráteres, destacando sobre todo el cráter Ramón, siendo la mayor estructura cratérica no meteórica de la tierra. Aquí, además de admirar esta impresionante abertura y otras diferentes formaciones geológicas encontramos más de 80 tipos de minerales. Y para explorar esta zona que mejor manera que seguir alguna de las rutas que ofrece y adentrarnos por el Marktesh Ramón ya sea a pie, bicicleta o en segway. Además de eso, otra interesante opción es realizar un paseo en Jeep, teniendo la oportunidad de adentrarnos más aun en este lugar y descubrir su fauna compuesta por cabras salvajes, zorros y lobos. Para los amantes de las actividades más extremas y fuertes, recomendamos hacer rapel, donde desde una interesante altura nos equiparemos con lo necesario para proceder al descenso vertical del cráter. Es una excelente experiencia donde disfrutar de unas inigualables vistas mientras descendemos a un ritmo que nosotros mismos marcamos. Es quizás en este momento cuando descubriremos la dimensión y la magnitud de este lugar y cuando la excitación de los primeros metros del descenso se convertirá en un momento de paz y admiración. Simplemente una experiencia que vale la pena realizar y más en este mágico lugar.
Rápel en el cráter Ramón. Turismo Israel

Israel es historia y espiritualidad, pero también es tranquilidad, convivencia, diversidad de paisajes, riqueza cultural y una agenda llena de actividades que hacer o probar. La combinación de todo lo que ofrece hará de nuestro viaje una experiencia y unas vacaciones inolvidables.

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Oriente medio
 
Tipo de viaje
aventura
cultural
desierto
ecológico o ecoturismo
naturaleza
salud y relax
sol y playa
turismo activo
turismo religioso

Poblaciones del reportaje
Israel Israel Distrito de Jerusalén Jerusalén

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid