Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Israel
Israel, la Tierra Santa
Mundo Israel Israel Distrito Norte Nazareth

La tierra de Israel, Tierra Santa, es absolutamente fascinante. Aquí encontrará picos nevados, cálidos valles tropicales, colinas de colores ocres y lagos de relucientes aguas.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

israel, israel, la tierra santa
TIERRA DE FE

La tierra de Israel, Tierra Santa, es absolutamente fascinante. Aquí encontrará picos nevados, cálidos valles tropicales, colinas de colores ocres y lagos de relucientes aguas, todos ellos llenando el telón de fondo con mensajes de personalidades de especiales características y costumbres religiosas, únicos en el mundo.

Esta Tierra es, sobre todo, un lugar en el que han fructificado las aspiraciones e ideas más sublimes. Aquí los seres humanos han intentado llegar y han alcanzado la culminación de sus creencias.

Esta tierra nos habla de las cosas de las que ha sido testigo a lo largo de los tiempos, el presente y el futuro, dejando un legado de fe que pervivirá por los siglos.

DEL CIELO Y LA TIERRA

En el siglo IV, San Jerónimo, Obispo de Belén, escribía a la abadesa Paula Rome: "Todo el misterio de nuestra fe es natural de este país y ciudad". Con Roma y Jerusalén ahora avanzando juntas en lo terrenal, la experiencia de la peregrinación toma dimensiones aún mayores, y la verdad de las palabras de Jerónimo se ve reforzada.

Unos 800 años después de Jerónimo, San Francisco de Asís recibió permiso para visitar los Santos Lugares. Su peregrinación tuvo como resultado, con posterioridad, un desarrollo histórico, dando a los Franciscanos (Orden de los Frailes Menores) la responsabilidad de mantener esos santuarios sagrados para la Cristiandad y de servir las necesidades espirituales de los Peregrinos, un oficio que han seguido cumpliendo hasta nuestros días.

Y a través de los siglos, en este viaje de comunión y revolución, un libro ha dado prueba de ser la guía fundamental, la Biblia.

LA GALILEA: ANUNCIACIÓN Y MINISTERIO

Poco han cambiado las onduladas colinas y los verdes valles de la Galilea desde los tiempos bíblicos. Aquí, los campesinos continúan trabajando sus campos, los artesanos en sus oficios y los pescadores siguen echando sus redes en las azules aguas dulces del Mar de Galilea, mientras que el río Jordán sigue su eterno fluir por la exuberante vegetación.

No lejos de aquí, rodeada de protectoras colinas, se yergue la Iglesia de la Anunciación de Nazaret y dentro de ella la Gruta, que fue el hogar de María y el lugar de la Anunciación. "No temas María, porque has hallado gracia delante de Dios y vas a concebir en tu seno y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús".

Desde aquí es muy fácil imaginarse a un joven Jesús abriéndose paso por la región, conociendo todos sus caminos y sus gentes. Muchos de los lugares del ministerio de Jesús cobran vida nueva, algunos de ellos aún habitados, otros marcados por iglesias y excavaciones arqueológicas.

Este viaje comienza con un corto trayecto en coche desde Nazaret a la aldea árabe de Kafr Cáná, donde la Iglesia Franciscana de las Bodas de Canaá glorifica el lugar del primer milagro, cuando el agua se convirtió en vino. Continúa con visitas a puntos tan notables como el Monte de las Bienaventuranzas, con una magnífica vista del Mar de Galilea desde la Iglesia de las Hermanas Franciscanas y a Tabgha, donde los panes y los peces fueron multiplicados para dar de comer a la muchedumbre. No lejos de aquí está Cafarnaum, en la costa norte del mar de Galilea, base del ministerio de Jesús, donde se encuentra una iglesia Franciscana contigua a la Casa de San Pedro, así como los restos de una antigua sinagoga. A poca distancia se encuentra también Kursi, el lugar del milagro de los Cerdos de los Gerasenos.

Tome la dirección que tome, tanto si se dirige a un santuario determinado como si desea hacer una meditación privada, la Galilea es un punto de partida inspirador para su peregrinación por Tierra Santa.

Una peregrinación en la Galilea necesita tiempo. La región cuenta con una buena infraestructura turística, que ofrece buen alojamiento en toda la gama de precios, desde el hostal a los hoteles urbanos, todos ellos sensibles a las necesidades y expectativas de los visitantes, incluidos los peregrinos. Las Reservas Naturales invitan a la tranquila contemplación y relajación; un crucero por el Mar de Galilea o una visita al Valle del Alto Jordán pueden constituir un atractivo complemento de la visita espiritual de la región.

JERUSALEN: LA MANIFESTACION

Si los demás lugares son joyas, Jerusalén es la corona. En sus entradas, desde diferentes direcciones están Belén y la Santa Iglesia de la Natividad Ein Kerem, asociada con Juan Bautista, la Betania de Marta y María, y Betfage, desde donde Jesús comenzó triunfante procesión de Ramos en su entrada a la Ciudad Santa.

Aquí, todos los nombres cobran vida y se puede ver y visitar cada uno de ellos: el Monte de los Olivos, los Jardines y la Gruta de Getsemaní, los lugares de varios acontecimientos y milagros... las mismas colinas y senderos que siempre han formado parte integral del paisaje de la ciudad.

En el corazón mismo está la amurallada Ciudad Antigua, donde el bullicio, los ropajes, colores y aromas estimulan la imaginación y donde uno puede imaginar que el ambiente no era muy diferente en tiempos remotos: los mercaderes vendiendo sus productos, desde las verduras y frutos recogidos de sus jardines a exóticas alfombras, niños jugueteando por entre señoras de exóticas vestimentas que hacen su compra diaria, devotos judíos ataviados con sus ropas típicas que proclaman su modestia, servidores de Dios de todas las partes del mundo con sus tradicionales hábitos y sotanas y visitantes de todos los puntos del globo.

Aquí se manifiestan las esperanzas y deseos de infinidad de personas de todo el mundo: los santuarios del Judaísmo en el emplazamiento del Templo Antiguo, las mezquitas del Islam sobre el Monte del Templo, los numerosos puntos del ministerio de Jesús en Jerusalén y su camino final, la Vía Dolorosa y la Iglesia del Santo Sepulcro, lugar de su Resurrección.

Al modernizar la infraestructura de la Ciudad Antigua en tiempos recientes, las autoridades israelíes han prestado especial atención a la Vía Dolorosa. Mientras que otras calles fueron pavimentadas con materiales modernos, esta calle lo fue con adoquines, con especiales disposiciones semicirculares en cada Estación del Viacrucis. Más aún, se han incorporado a la nueva superficie adoquines del período Herodiano, desenterrados de la propia calle. De esta forma, al seguir los pasos de Jesús en su camino final, en algunos lugares uno camina sobre las piedras de esa misma época.

La 14 Estaciones marcan el Camino del Viacrucis, desde el lugar del juicio a los puntos de la crucifixión y el entierro. En la Estación II está el Monasterio de la Flagelación, el Convento de las Hermanas de Sión en el Arco del Ecce Homo. Hay pequeñas capillas en otras estaciones, pero la mayor parte de ellas sólo abren los viernes por la tarde, cuando los Franciscanos hacen su procesión semanal a lo largo de la Vía Dolorosa.

La culminación de este viaje es el Calvario y el lugar mismo de la tumba - la Iglesia del Santo Sepulcro - que contiene las cinco últimas Estaciones. La grandeza y significado de este lugar van más allá de las palabras, porque es la mayor motivación para que un cristiano emprenda su peregrinación.

MÁS ALLÁ DE LAS MURALLAS

La moderna Jerusalén ofrece un auténtico tesoro de experiencias, desde museos a diversiones. Aquellos que tengan tiempo y medios pueden adentrarse en la zona del Mar Muerto para visitar la Qumran de los antiguos Esenios y la fortaleza de Massada, al tiempo que disfrutan de las cualidades de la región, beneficiosas para la salud. Tel Aviv, que comprende la antigua Jaffa, está a una hora escasa de Jerusalén, en coche. Fundada en la década de 1900, ofrece todo tipo de oportunidades, desde la cultura y el comercio a las completas instalaciones turísticas de sus playas mediterráneas.

Finalmente, uno se da cuenta de que lo antiguo y lo moderno, lo Sagrado y lo secular conviven cómodamente en Tierra Santa. Hay también acceso directo a todo lo que esta antigua tierra nueva tiene que ofrecer, desde el Norte a Eilat en el Sur, desde lo milagroso a lo moderno.

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Oriente próximo
 
Tipo de viaje
turismo religioso

Poblaciones del reportaje
Israel Israel Distrito de Jerusalén Jerusalén
Israel Israel Distrito Norte Nazareth

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid