Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

India
India, como moverse por su majestuosa belleza
Mundo India La India Delhi Nueva Delhi

NAMASKAR... una palabra mágica y amable de bienvenida que escuchará a su llegada al país, pronunciada con sinceridad, con las manos juntas y la cabeza inclinada.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

india, india, como moverse por su majestuosa belleza

LA INDIA, UN NUEVO UNIVERSO DE SONIDOS, COLORES Y PERFUMES... ¡UN PAÍS INCREIBLE!


"NAMASKAR"... una palabra mágica y amable de bienvenida que escuchará a su llegada al país, pronunciada con sinceridad, con las manos juntas y la cabeza inclinada. Tanta cortesía y hospitalidad no pueden dejar indiferentes. Las vacaciones en la India no son una vacaciones como otra cualquiera: es una historia de amor. Visita tras visita su pasión por la India irá en aumento...

Desde las estaciones de montaña con nieves eternas del Himalaya, a las playas doradas del sur de la península, la India en cualquier estación del año le ofrece la posibilidad de diversificar sus vacaciones...

ENTRE LEYENDAS, SUEÑO Y REALIDAD, EL ENCUENTRO DE LO MARAVILLOSO

Delhi, Rajasthan, Uttarakhand, Uttar Pradesh, Punjab, Haryana, Himachal Pradesh, Jammu y Cachemira, forman la región septentrional de la India.

Aquí se encuentra la majestuosa cordillera del Himalaya, las sacras aguas del río Ganges y las ciudades de peregrinaje más importantes; y el Taj Mahal, símbolo de amor eterno y maravilla arquitectónica.

DELHI, ANTIGUA Y MODERNA

Delhi, ciudad histórica y capital de India. Su fuerza y color, los concurridos bazares y la arquitectura mogol de la antigua Delhi contrastan con el esplendor moderno de Nueva Delhi, cuyos amplios bulevares ofrecen la mejor perspectiva de la cuidad - Jardín de Lutyens.

En Delhi, podrá disfrutar de hoteles de nivel internacional de donde podrá empezar a explorar los rincones más curiosos de la antigua Jama Masjid, la mezquita más grande de la India, o el Qutub Minar, la torre de victoria del siglo 13 d.C., de arenisca roja.

Explorar las plazas y los mercadillos llenos de color y actividad requiere tiempo. Se puede comprar cualquier de artesanía de todas las regiones de la India. Y, para terminar el día, una buena cena en uno de los espléndidos restaurantes acompañada de la exótica música de sitar o vina al suave ritmo de tabla.

Aviones, trenes y autobuses que salen desde Delhi hacia todos los puntos del país le permitirán continuar el viaje.

El Taj Mahal (c) Media India Group
EL TRIÁNGULO DE ORO

Junto con Delhi, Agra, la ciudad del Taj Mahal, y Jaipur, la ciudad rosa, forman el triángulo de oro.

Agra se encuentra a 200 km. al sur de Delhi. El Taj Mahal, mausoleo en mármol blanco que mandó construir el emperador Shah Jahan como símbolo de su amor por su mujer Mumtaj Mahal, no necesita ninguna introducción. Sencillamente, es el monumento más bello de la tierra. Además puede pasar un día entero explorando las maravillas del enorme fuerte rojo de Agra.

Fatehpur Sikri, a 38 km. de Agra o a media hora en coche, fue la capital del imperio mogol durante un corto espacio de tiempo. Los gloriosos palacios y patios mogoles evocan sueños de la época dorada de los mogoles.

Jaipur, la capital de Rajasthan, el estado más colorido de la India, está a 230 km. de Delhi. Conocida como la "ciudad rosa", Jaipur refleja el esplendor real de Rajasthan, la tierra de guerreros valientes.

Las impresionantes fortalezas y palacios son testimonio del pasado glorioso y la tradición artística del estado.

Puede vivir el esplendor Rajput en los magníficos palacios convertidos en hoteles de lujo como el Lake Palace en el hermoso lago de Udaipur. La visita al mágico Jaisalmer, la ciudad dorada en medio del gran desierto Thar, es imprescindible.

Puede vivir una fantasía a camello o contemplar la imponente fortaleza de Jaísalmer o escuchar la música del desierto.

RANTHAMBORE, EL ANTRO DEL TIGRE

A 160 Km. de Jaipur, una experiencia única y excitante. Superficie 400 Km2. Declarado santuario de animales en 1974. Se caracteriza por la presencia de ruinas de una fortaleza que visitan a veces los tigres.

Tres lagos permiten observar a los sambars, los cocodrilos y un gran número de aves.

AGRA, CIUDAD DEL TAJ MAHAL

Las obras del Taj comenzaron en 1632 y se prolongaron durante 21 años, participando en ellas varios talentos y unos 20.000 obreros, bajo la mirada vigilante del propio Shah Jahan, que abrió generosamente las arcas del tesoro real.

• El Taj Mahal cierra los viernes, pero no hay sólo el "Taj" en Agra.
• El Sikandra, un mausoleo majestuoso, elevado a la memoria del gran emperador mogol, Akbar.
• El Fuerte de Agra, esta ciudadela era el centro de la floreciente dinastía de los mogoles. Cuatro generaciones de emperadores participaron en la creación de este imponente fuerte.
• La "Moti Masjid", la mezquita más grande del mundo, de mármol puro, en la que todavía hoy resuena la llamada a la plegaria del Muezzin.
• La tumba de Itmad-ud-Daulah es otra de las maravillas de Agra.
Bharatpur (55 km de Agra)
Este fuerte, fundado a principios del siglo XVIII, se consideraba inexpugnable. A pocos kilómetros se halla la célebre reserva de pájaros de "Ghana". Miles de aves de paso, procedentes de la lejana Siberia, hacen aquí escala.

La mejor época para visitar Agra es el invierno, de octubre a marzo. La temperatura es en esa época agradable, aunque es prudente llevar prendas de lana, el resto del año se aconseja llevar ropa más ligera.
Excursiones: en el parque nacional de Bharatpur, (55 km de Agra): reserva ornitológica de Keoloadeo Ghana. Mathura y Vrindavan, las ciudades de Krishna, ciudades sagradas.
Firozabad (40 km de Agra) ciudad conocida por sus cristales, y en particular por sus brazaletes.

Acontecimientos y Fiestas

Para visitar Agra, las mejores épocas son el invierno y la primavera, de octubre a marzo. Durante la última semana de febrero tiene lugar un gran acontecimiento anual: el Taj Mahotsav (festival). Organizado por el departamento de turismo del Uttar Pradesh en Shilpgram, aliado de Taj Mahal, le Taj Mahotsav reúne el arte legendario de los maestros artesanos, la música y la cocina del Uttar Pradesh.

Es una ocasión para rememorar el esplendor de los durbars de los Mogoles. En el programa del "Taj Mahotsav" se incluyen siempre grandes conciertos, espectáculos o festivales de danza, con el Taj como telón de fondo.

Sus compras

La habilidad de los artesanos de Agra es legendaria. Cajetillas de cigarrillos y "bibelots" de mármol o de alabastro incrustados al estilo del Taj. Existen también figurillas de madera de teca, marfil y mármol incrustadas de piedras semipreciosas, así como objetos de metal o de cuero, alfombras, mantas de algodón y de terciopelo negro bordadas de oro y plata. Agra propone a los gastrónomos dos especialidades: deliciosos platos de calabacines y de lentejas picantes, pero fundentes.

EL RAJASTHAN, TIERRA DE PRINCIPES Y DE GUERREROS, CON PALACIOS Y FORTALEZAS

Las magníficas joyas de Jaipur

Conocida como "la ciudad rosa", Jaipur fue construida en gran parte con piedras rojas, que con el paso del tiempo han adquirido unos tonos más pálidos. En la calle principal de la ciudad antigua se halla el Hawa Mahal, o Palacio de los Vientos, es un muro finamente esculpido tras el cual las mujeres de la corte podían asistir de lejos a las procesiones Existen por supuesto otros palacios, algunos de los cuales han sido transformados en hoteles y otros en museos. En el gran palacio de la ciudad se pueden contemplar unas colecciones muy interesantes de rajpoutes, armas y hermosas miniaturas. También se puede visitar el observatorio real y el "Sisodia Rani Palace", palacio construido por una reina.

Pero lo que caracteriza verdaderamente a Jaipur es su extraordinario artesanado y sus pequeñas industrias: en los pequeños bazares animados cerca de Hawa Mahal se puede comprar a precios asequibles saris y tejidos de ricos colores, pantuflas de Jodhpur de piel de camello maravillosamente bordadas o pequeñas zapatillas de seda de Jaipur, maderas lacadas y cobres esmaltados...

De todos los rincones del país se envían a Jaipur piedras preciosas para tallar y engarzar. Hay en la ciudad numerosos y célebres joyeros y resulta muy curioso poder contemplar, en una de esas tiendas que existen en las callejuelas secundarias, bolsas llenas de esmeraldas, diamantes y zafiros que el propietario maneja a puñados.

EXCURSIONES A PARTIR DE JAIPUR

Shekhawati, sus orígenes se remontan a 1433-1488 después de J.C. El Rajput Rao Sekha encontró este reino "Shekhawati" (el jardín de Shekha), de importancia significativa en esta región semidesierta. Los Rajputs construyeron fuertes y pozos, fomentaron el arte y el comercio.

Los comerciantes hicieron decorar sus casas de ricas pinturas murales, con formas fascinantes que dan prueba del gran talento de los artistas.

También los havélis, los templos, las residencias y los memoriales fueron cubiertos de frescos. Los temas son leyendas, escenas de la vida cotidiana, decoraciones florales, mitos religiosos...

Deambulando por las callejuelas de una ciudad de esta región vivirá unos instantes maravillosos. Las principales ciudades con frescos son: Jhunjhunu, Mandawa, Fatehpur, Ramgarh, Churu, Mahansar, Mukundgarh, Dundlod, Nawalgarh, Lakshmangarh y Sikar.

En la ruta del viejo fuerte, las caravanas de camellos se desplazan lentamente a través de las colinas semidesérticas que rodean Ajmer, a 32 km de Jaipur, en la ruta de Chittorgargh.

En el Rajasthan puede encontrar los más fabulosos hoteles, por ejemplo:

El "Lake Palace", (El Palacio del Lago) en Udaipur, palacio donde habitaron los Maharanás de Udaipur durante más de 200 años: el lujo en medio de la paz y la serenidad de la naturaleza circundante.

El "Rambagh Palace" en Jaipur es otro ejemplo de esos palacios reales transformados con exquisito gusto para las necesidades del turismo moderno. Dispone de bellos jardines, apartamentos de lujo, una piscina, un terreno de golf, pistas de tenis y de squash.

Lo mismo que otros muchos hoteles igualmente confortables, cabe resaltar el"Clarks Amer" y el "Khetri House" en Jaipur y el "Lakshmi Vilas Palace" en Udaipur.

En las otras ciudades del Rajasthan tendrá la posibilidad de alojarse en los "Circuits Houses", "Tourist Bungalows", "Dak Bungalows" o RTDC, que son sencillos, limpios y baratos.

Los viajes “inolvidables”... El fabuloso tren de los Marhajás

En medio del confort y el lujo, todo el esplendor de la India a través de las ventanas panorámicas del "Palace-on-wheels"

Un viaje de otros tiempos o como un Maharajá, a bordo de un nuevo "Palacio sobre ruedas". En su origen este tren reunía los vagones construidos para los Maharajás de Bikaner, Udaipur, Bhandvagarh, el Nizam de Hydérabad, el vicerrey de las Indias...

En la actualidad, totalmente restaurado y climatizado, este tren le propone una semana a través de los más bellos parajes del Rajasthan.

Otro tren llamado "Heritage on Wheels", que circula sobre una vía de un metro de anchura, le permitirá vivir un momento excepcional. Sale de jaipur cada martes y viernes para una semana.

KHAJURAHO... UN MUNDO MÁGICO ESCULPIDO EN LA PIEDRA

Una sociedad medieval declarada “Patrimonio mundial” por la UNESCO

Hace más de mil años, los Chandellas, pueblo robusto y potente del clan Rajpoute, vivieron, lucharon, triunfaron y dominaron en Khajuraho. En el apogeo de su potencia, construyeron los templos dedicados a sus Dioses con todo el fervor religioso de una raza orientada hacia la vida espiritual.

Situado en las fértiles llanuras del Madhya Pradesh, en la provincia del Bundelkhand, alejado de las grandes ciudades y centros comerciales, Khajuraho sigue siendo hoy un enigma para los historiadores del arte.

Estos templos constituyeron, en lo que debió ser la época medieval, una ciudad catedral, generando una abundancia de esculturas de un explícito carácter erótico. Siglos después, este misterio todavía no resuelto, continúa atrayendo turistas del mundo entero.

Y aun cuando no hubiesen esculturas eróticas en Khajuraho (son varios los templos hindúes de la misma época que las poseen también, ya sea en Rajasthan o en Orissa), seguiría siendo no obstante una atracción, pues la arquitectura y la escultura de estos templos, en total armonía, no tienen parangón en todo el país.

En el plano arquitectónico, estos templos fueron construidos en el estilo nagara de la India del Norte. La delicada técnica de los escultores y su imaginación dieron forma a las emociones humanas en las representaciones del amor espiritual y físico.

Repartidos en el altiplano forestal de la región, estos templos fueron descubiertos hace solamente unas decenas de años y es precisamente este aislamiento así como el avance del bosque los que provocaron la destrucción de la mayoría de ellos.

Construidos en un período de 200 años, el plan de los templos, del más sencillo al más sublime, sigue el mismo esquema y todos fueron profusa y ricamente esculpidos.

Muchos investigadores piensan que la emergencia del hinduismo como religión más importante durante este periodo, en detrimento del budismo, es la razón principal no solamente por la renovación de la energía que supuso la construcción de estos templos, sino también por la naturaleza sensual de sus escultores.

Cada muro de las fachadas, cada ventana, cada columna y hasta incluso el techo comporta esculturas de personajes de origen mitológico o histórico y, mientras muchas esculturas representan a mujeres de senos generosos y de talle fino en juegos inocentes, otras representan el amor carnal.

Uno de los principios del hinduismo proclama que el amor sexual es una forma de energía y, por consiguiente, su representación en los templos era algo natural.

Debido a que los estudiantes recibían su enseñanza en los ashrams, estas esculturas eróticas reforzaban la inclinación natural y servían de guía a la educación sexual.

Khajuraho inspira la reflexión, excita la imaginación

El templo de Kandariya Mahadev es considerado como el ejemplo más evolucionado de la arquitectura de templos de la India central.

Este templo, dedicado al dios Siva, es también el más grande de los templos de Khajuraho.

Se halla situado muy cerca del templo de Matangeshwara, el único de todo el complejo donde el ídolo (Siva) es todavía adorado en nuestros días y en donde tienen lugar diariamente los rituales y asambleas de plegarias.

El plano de base general de los templos es un ejemplo de la arquitectura de los templos hindúes. Se halla constituido de cuatro elementos: el pórtico de entrada (ardhamandap), la nave de asamblea (mandap), el vestíbulo (antarala) y el santum (garbhagriha).

Un patrimonio que pone de relieve el equilibrio perfecto entre lo físico y lo espiritual. Pero, como ocurre en toda obra maestra, la interpretación final es re subjetiva, cada cual la estima a su manera.

EL FESTIVAL DE DANZA

El festival anual de danza de Khajuraho reúne a los bailarines más prestigiosos del país, que utilizan los templos como telón de fondo para sus danzas. Cada año, en el mes de marzo, tiene lugar un festival de danzas clásicas indias en los templos de Oeste que se prolonga durante una semana. Actualmente se ha convertido en un gran acontecimiento internacional, organizado por el servicio cultural del Madhya Pradesh.

Tras la puesta de sol, comienza el espectáculo, en un espléndido decorado: el templo Vishvanath iluminado. Unicarnente los grandes nombres de la danza india pueden participar en este espectáculo.

Sin duda alguna, la utilización de los templos como telón de fondo para las danzas clásicas del Bharatnatyam al Manipuri pasando por el Kathak, el Odissi y el Kuchipudi es un "happening'' reciente. Las esculturas de los muros de los templos describen diferentes poses de danzas folklóricas de la región. Los instrumentos de música grabados en los muros se utilizan aun en la actualidad, acompañando a los bailarines durante el festival, aunque el verdadero atractivo son las danzas.

Según el tiempo de que disponga, podrá escoger entre billetes para un día o suscribir un forfait que da acceso al festival en su conjunto.

VARANASI, PATNA Y GAYA.

Esta región encarna la rica y gloriosa civilización de la India antigua.

Estos tres estados de la India poseen el mayor número de habitantes y son ciertamente los más impresionantes, pues la historia y la naturaleza se han aunado para crear fantásticos contrastes en una vasta superficie de tierras fértiles y abundantes recursos de agua. Es el lugar donde nacieron verdaderamente la filosofía y la incomparable cultura india, que marcaron la aurora de la civilización en el mundo entero.

Es al "Ganges", río sagrado cuyas aguas discurren por las inmensas llanuras, a quien se debe la veneración y la pureza de la profunda devoción de los creyentes.

Esta región es considerada como la cuna de la civilización y la cultura hindú, pues fue en las orillas del Ganges donde surgieron las ciudades antiguas que constituyeron los reinos arios.
Los habitantes de esta comarca estaban considerados como los más cultos de los arios. Su idioma y su comportamiento se convirtieron en una norma a seguir.

Eran maestros en el arte de los ritos sagrados y efectuaban de forma impecable los sacrificios.
Es un lugar santo de la tradición hindú porque estaba habitado por los dioses y héroes de las épocas descritas en el Ramayana y la Mahabharata.

Varanasi, es la cuna de la música clásica del norte de la India, como Thumri, Kajri.  Los maestros Pandit Ravishankar, Ustad Bismillah Khan, Girija Devi proceden de esta región, así como la famosa danza "Kathak.

Esta región, que abarca tres estados, es la cuna de la cultura, la filosofía y la civilización india.
Se han encontrado en ella vestigios del Paleolítico, el Neolítico y el Harappa. Es muy probable que el eslabón que falta entre la civilización del valle del Indo y la civilización védica se encuentre enterrado en las ruinas de estos antiguos emplazamientos.

El Ganges. Fuente eterna de alimento terrestre y espiritual

Con los primeros rayos de sol, que parecen encender el Ganges con mil fuegos, millares de devotos toman el baño ceremonial y los ghats se animan con gentes de todos los medios sociales, cada uno haciendo sus ritos de la misma manera, como se hacía hace ya muchos siglos. Hay más de 80 ghats a orillas del río, siendo los más importantes Dashaswamedha ghat, Manmandir ghat, Harish Chandra ghat, Manikarnika ghat, Tulsi ghat, Assi ghat y Panchganga ghat Se puede tener una mejor perspectiva de los ghats desde un barco navegando por el centro del río o desde el puente de Malviya.

Varanasi, Kashi o Bénares, figuran entre las ciudades más antiguas del mundo y representan el corazón espiritual de la India Hindú.

Para alcanzar el Nirvana hay que morir y ser incinerado aquí.

Bañarse en el Ganges en ciertos lugares santos purifica el alma. Existen varios lugares santos asentados en sus orillas. Varanasi, Allahabad, Rishjkesh y Hardwar son sólo algunos ejemplos célebres.

Y otra agradable experiencia de la India fascinante y misteriosa: mezclarse con los peregrinos...

Se experimenta una elevación espiritual al constatar que una de las más antiguas religiones del mundo está todavía viva y se practica apasionadamente.

VARANASI, CIUDAD DE LAS MIL AURORAS Y CORAZÓN ESPIRITUAL DE LA INDIA

Varanasi es el más antiguo centro de peregrinaje de toda la India. Los Puranas dicen que esta ciudad fue fundada en 1200 antes de J.C.. Se le da el sobrenombre de "Ciudad que es una plegaria”.

Se respira en todas partes el Hinduismo profundo y místico. Posiblemente ninguna ciudad del mundo pueda rivalizar con Varanasi en lo que toca a historia y antigüedad.

Otra aurora despunta en Varanasi, atenuada por una multitud de bañistas que se aglutinan en tomo a numerosos "ghats" de la orilla del Ganges para ofrecer sus humildes plegarias matutinas. Con este acto sencillo de fe absoluta, la ciudad reafirma su tenacidad y su fuerza.

La ciudad eterna de Varanasi es totalmente distinta: una telaraña de callejuelas estrechas y tortuosas y de avenidas pintorescas, surcadas por peregrinos y sadhus errantes (hombres santos), sacerdotes hindúes (Brahamanes) que dedican ofrendas a los dioses, espectáculos e himnos védicos: todo ello mezclado con los aromas de incienso que emanan de los templos hindúes.

Desde el alba, los peregrinos practican sus devotas ceremonias en las escalinatas que descienden hasta el río. Las mujeres, discretamente vestidas con sus saris de colores resplandecientes, se bañan. A su lado, no menos resplandecientes, grupos de niños de sonrisas deslumbrantes y ojos brillantes, juegan alegremente.

El deseo más íntimo de un hindú tradicional consiste en pasar los últimos días en un ashram, entonando cantos religiosos y arrepintiéndose de sus pecados.

El otro nombre de esta ciudad es Kashi - Luminosa, o la Ciudad de la Luz. Es considerada por los hindúes como la capital permanente del Dios Siva, el más grande de la tierra; es el microcosmos de un universo entero, de todo lo que es santo y auspicioso.

El rayo de luz de las flechas (templos) traspasan el azul del cielo, el murmullo de las plegarias se ve atenuado por el sonido de las campanas de santuarios anónimos.
Todo el "ghat" se halla cubierto de sombrillas rojas bajo las cuales se hallan sentados los Brhamins, que garantizan el consuelo de la ánimas de los difuntos.
Por la noche, el lugar adquiere una extraña belleza.

Una visita a Varanasi sin ver los ghats en las primeras horas del alba sería incompleta. La inmovilidad de la noche se ve compensada por el sordo sonido de las campanas de los templos y los cantos de millares de devotos que se dirigen hacia las aguas sagradas del Ganges para bañarse y lavar los pecados acumulados durante su vida.

Un paseo en barca por el río es el medio más interesante de contemplar los palacios y los ghats, incluidos los dos ghats de cremación donde los fuegos funerarios funcionan 24 horas al día.

Excursiones en torno a Varanasi:

Sarnath: a 10 kilómetros de Varanasi es el sitió mítico donde Buda predicó su primer sermón en la terminología budista: "Hizo girar la Rueda de la Ley" tras haber recibido la luz divina, "La Iluminación".
Sarnath es uno de los sitios más ricos en antigüedades budistas del periodo de Ashoka, hasta el siglo 12 después de J.C.
Ashoka construyó aquí el Stupa Dharmarajatika y, a su lado, erigió la columna dominada por cuatro leones guardianes, que hoy en día constituye el Emblema nacional de la India.

Los otros sitios más importantes son: las ruinas del templo de ladrillos, el Dhamekh Stupa - con exquisitos grabados florales, el Chaukhandi Stupa y el Kuti- Vihar temple.
En el museo de arqueología hay una rica colección de esculturas budistas, entre las que figuran varias imágenes de Buda y de Bodisatva.

Jaunpur: Tiene el orgullo de ser la capital del Estado independiente de Sharqi, cuyos soberanos eran muy amantes del arte y de la arquitectura.
Todavía hoy la ciudad se enorgullece de su rica cultura del pasado.

Los monumentos importantes que merecen una visita son: la mezquita de Atala construida en 1408, la mezquita lama, la mezquita Lal- Darwaza (la puerta roja), la mezquita de Khalis-Mukhli, sin olvidar el puente de Shahi así como las tumbas de los Sultanes del Sharqui.

En cuanto al antiguo templo de Shitla-Chowkiya-Dham, el templo de Trilochan­ Mahadev y el del Ashram de Yamadagni son lugares sagrados hindúes.

Allahabad a 125 km: antiguamente llamada "Prayag", fue durante miles de años un lugar de peregrinaje hindú para los indios.

Cada 12 años tiene lugar aquí la mayor fiesta del baño sagrado la Kumbha Mela, en la confluencia de los 3 grandes ríos: el Ganges, el Yamuna y el mitológico Saraswati.

Una ciudad tranquila para los turistas informados, que buscan ante todo un lugar santo hindú apacible y muy original.

PATNA

La ciudad se llamaba antiguamente Pataliputra, la capital del célebre emperador Ashoka.

También se la llamaba Kusumpur y Pushpapura, dos maneras de decir 'Ciudad de las flores". Es una ciudad rica en culturas y religiones centenarias.
Se puede ver el pasado en las ruinas de Kumrahar, el palacio del emperador Ashoka, en la biblioteca oriental Khudabaksh, en Harmandir.

Observe las antiguas costumbres que han conservado todo su sentido;

la procesión del Chaat (octubre-noviembre), una fiesta pintoresca en el curso de la cual las mujeres, cantando, llevan frutos, flores y leche como ofrenda al sol, en las orillas del río; los conciertos de Dussehra, que tienen lugar en otoño; la fiesta de los Sikhs el día del cumpleaños de su Gurú Govind Singh (diciembre-enero), la palpitante carrera de coches de caballos, llamada ekka.

Patna es una ciudad en la que resulta práctico deambular por los centros de peregrinaje budistas y jains de Rajgir, Nalanda, Bodhgaya y Vaishali.

Harmandi: el magnífico templo de mármol construido por el Maharajá Ranjit Singh en el siglo XIX en el mismo emplazamiento donde nació el décimo y último Gurú Sikh en 1666.

Fiestas conmemorativas en diciembre y enero.

Golghar: es un enorme silo vacío en forma de colmena desde cuya cima se admira una vista panorámica de la ciudad. Su potente eco es célebre.

Kumrahar: ruinas del palacio del emperador Ashoka, a 6 kilómetros del centro.

En unas excavaciones se descubrió una inmensa nave sostenida por columnas pulidas, que remontan al siglo II antes de J.C.

Jalan's Quila posee una colección de objetos de arte y antigüedades.
El museo de Patna expone manuscritos chinos y tibetanos, estatuilla s raras de barro cocido, así como pinturas (cerrado los lunes).
La Khudabaksh Oriental Library presenta una colección de manuscritos persas y árabes de gran valor, miniaturas y el Corán caligrafiado en un libro que solo tiene dos centímetros y medio de anchura.

En los alrededores de Patna

Sonepur: en la otra orilla del río, célebre por sus juguetes y sus brazaletes, tiene lugar cada año y durante un mes una pintoresca y animada feria de animales.
El día de Kartik Purnima, día de la luna llena de noviembre-diciembre, es el momento más importante de la feria.
Se puede encontrar y comprar aquí todo lo que se desea, desde una aguja hasta un elefante, en un ambiente de juegos animados, comidas, atracciones: Un microcosmos fascinante de la vida india.
Los budistas y los Jains van a Patna en peregrinación.

Vaishali: (1km) El lugar donde nació Mahavir, el santo Tirhankar Jain. Era una república floreciente en el siglo IV, la primera del mundo.

Nalanda: (90 km) Antigua ciudad universitaria que atrae a los estudiantes de países lejanos. Durante la visita del sabio chino Fa Hien, en el siglo V, había en la ciudad diez mil estudiantes. Se estudiaba allí la filosofía, la lógica y la medicina.
Vestigios de stupas, paneles decorados, estatuas de Buda y visita a un museo arqueológico que rememora la gloria pasada.

Tumba de Humayun
Rajgir: (103 Km.) Esta antigua metrópoli se asienta en un valle encantador, a 19 Km. de Nalanda. Buda pasó horas de meditación en Griddakuta.
Utilice la telecabina para llegar a la cima de la colina, donde los budistas japoneses han construido un stupa de mármol.
Las colinas lindantes se hallan salpicadas de ruinas de una antigua fortaleza. 3 kilómetros más lejos, podrá relajarse junto a manantiales de aguas calientes sulfurosas.

Pawapuri: (104 Km.) Fue aquí, a 25 km de Nalanda, donde Mahavir obtuvo el Nirvana. Millares de peregrinos visitan el templo de mármol rodeado de un estanque con lotos.

De compras: En Khadi Bhandar o en el mercado de Patna, encontrará tejidos de seda bordados de oro y plata, trenzas, sombreros y lámparas de hierbas Sikki; objetos de cuero, figurillas de arcilla, pinturas folklóricas de Madhubani y Darbhanga ; deliciosos mangos locales en mayo-junio; pulseras y objetos de laca.

Comunicaciones: Patna está comunicada todos los días con Delhi, Calcuta y Kathmandou (Nepal). Hay trenes que circulan hacia Calcuta, Delhi y Varanasi. En la ciudad hay taxis, pouse-pouse y autobuses.

GAYA

Esta ciudad es una etapa importante en la ruta que lleva a los peregrinos de Varanasi y AlIahabad hasta Bihar. Es aquí, en las orillas del Ganges, donde los devotos vienen a celebrar sus ritos funerarios en honor de sus antepasados. Según sus creencias, este rito libera a las almas del ciclo Hindú de los renacimientos.

Cuando se encuentre en Gaya, no olvide probar las célebres hojas de betel (el pan), rellenas de nuez de areca, pasta de cato y condimentos. El pan es un excelente digestivo después de una comida pesada. Gaya es célebre por sus dulces.

El templo de Vishnupad: se adora aquí las huellas de los pies del dios Visnú. Los templos de Shitala Mai y de Bageshwari Dévi.

La colina de Brahmavani (a 3 Km.): Akshyaba : origen banyan inmortal donde los hindúes terminan el rito a los antepasados comenzado en Varanasi.

Las colinas de Barabar (8 Km.): grutas antiguas.

En los alrededores: Bodhgaya está a 11 Km.

El río Niranjana, en cuyas aguas el Señor Buda se bañó cuando acabó su penitencia, discurre tranquilo a lo largo de este pueblecito apacible. Al pie del árbol de la Bodhi, Gautama obtuvo el Nirvana y se convirtió en el Iluminado.

El templo piramidal de Mahabodhi, único en su género en el estilo de arquitectura budista, encierra una estatua dorada gigantesca de Buda y un porche ricamente adornado. Al sur, el estanque de lotos donde se baño Buda.

Templo de Khajuraho (c) Doles Den
HIMACHAL PRADESH, ENCRUCIJADA DE RELIGIONES: HINDÚ, SIKH Y BÚDICA

Paraíso ecológico de la flora y la fauna

Su increíble diversidad cultural y geológica hace que esta región sea un lugar de destino sumamente atractivo. Una excelente “iniciación” antes de descubrir Zanskar y el Ladakh.

Los animales salvajes del Himachal Pradesh comprenden 64 especies de mamíferos, 463 especies de aves, 44 especies de reptiles y 316 especies acuáticas.

LA PESCA

El Himachal Pradesh tiene cursos de agua fría y templada.
Kulu es conocido por la pesca de la trucha.

Existen otros ríos fríos en Katrain, Raison, Kasal y Naggar, y a lo largo de la Thirim cerca de Larji en el valle de Saini.
El valle de Kangra es el hábitat proverbial del mahasir, lo mismo que Malli, Sole, Bachwa, Gid, y Shingara.
El Binwa que desemboca en el Béas, Kuru, Dehra y el embalse de Pong son verdaderos paraísos para los pescadores de caña.

DEPORTES DE AVENTURA

Del esplendor de la naturaleza a la excitación del deporte, del reposo a la acción, del "punto de vista" panorámicos al terreno propiamente dicho, de lo sagrado a lo místico.
Este contraste, este cambio de ritmo, es sencillamente el marco que ofrecen las espléndidas montañas del Himachal Pradesh.

El inmenso arco que forma la cordillera del Himalaya tiene infinitas posibilidades.
Posibilidades que se utilizan como nunca lo habían sido, ya sea para el vuelo libre, el rafting, la escalada, las excursiones en montaña o el deporte más reciente, el parapente.

La impresionante y grandiosa majestad del Himalaya, con sus hileras de picos coronados de nieves perpetuas, sus laderas pobladas de bosques de un verde oscuro y sus acogedoras colinas hace de esta región un verdadero paraíso para el senderista y el escalador.

Las abruptas pendientes ofrecen unas posibilidades de velocidad vertiginosa a los aficionados al esquí.
Los rugientes torrentes del Beas procuran escalofríos y baños forzosos. Las corrientes térmicas son aquí perfectas para el delta-plan.

Los senderistas del mundo entero se reúnen en esta parte del Himalaya y combinan la caminata con los placeres del camping, la escalada y la pesca. La caminata preferida es la de Chambra por el puerto de Indrahar.

"DHARAMSHALA", EL PAÍS DE LOS LAMAS

Dharamshala - que significa literalmente "el santo refugio" - tiene como telón de fondo el magnífico Macizo de los Dhauladhars, que se eleva a más de 4000 metros. Esta encantadora ciudad se halla encaramada en las laderas de la montaña, en el alto valle de Kangra. Fundada en 1855, es una de las 80 estaciones de montaña acondicionadas por los británicos en el siglo 19, para escapar al calor y el polvo de las llanuras tórridas.

La influencia tibetana, junto al origen colonial y el aire vivo de Kangra, ha dado como resultado una estación de montaña bien distinta de las demás. Con sus cabañas anidadas en los bosques de coníferas, es un lugar de vacaciones ideal para los estresados habitantes de las ciudades. Cuando uno levanta la vista, descubre el verdor que asciende hasta las cimas nevadas de las montañas, y si baja la mirada, contempla uno a sus pies el vasto panorama del valle Kangra.

Dharamshala, una ciudad encantadora, tiene el privilegio y único de ser el domicilio elegido del jefe espiritual y temporal del pueblo tibetano.

Dharamsala, sede de su Santidad el Dalai Lama, jefe espiritual de los tibetanos, es también el punto de partida de numerosas caminatas y excursiones.

La Ciudad Alta tibetana se halla hermanada a la Ciudad Baja, esencialmente comercial. Se encuentran en ella rastros de la presencia británica tales como la iglesia de San Juan en el desierto donde se halla enterrado Lord Elgin, y barrios como McLeodganj.

La ciudad está dominada por el templo budista con sus molinos de plegarias...

También podrá contemplar el Tsugllagkhand con sus tres estatuas de Shakyamuni, Padmasambhava;  la residencia del Dalai Lama, la de las obras y archivos tibetanos, el tibetano y el Instituto astromédico, todos ellos situados en McLeodganj.

El alojamiento y alimentación no plantean problema alguno. Existe una gran cantidad de hoteles para todos los gustos y presupuestos, así como restaurantes tibetanos, chinos, indios, occidentales e incluso israelíes.

Costumbres religiosas, Dharamshala (c) Media India Group


Estás leyendo: India, como moverse por su majestuosa belleza



        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Asia del Sur
 
Tipo de viaje
cultural

Poblaciones del reportaje
India La India Delhi Nueva Delhi

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid