Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Dublín - Irlanda
Guinness Storehouse, un reencuentro con la tradición
Mundo Irlanda Leinster Condado de Dublin Dublín

A lo largo de siete plantas vamos a descubrir la historia, el proceso de elaboración y numerosas curiosidades sobre la famosa cerveza. Además, encontraremos espacios en el interior del edificio donde degustar las variedad de Guinness.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

dublín - irlanda, guinness storehouse, un reencuentro con la tradición

La tradición, el sabor, el color y esas impacientes ganas de saber más. Callejeamos hasta llegar a lo que parecen ser las puertas, unos pórticos grandes y macizos que indican que ya nos estamos acercando, nos estamos adentrando en el fantástico mundo de Guinness. Seguimos las indicaciones hasta situarnos a la entrada principal, donde nos recibe amigablemente el personal de esta storehouse de la conocida internacionalmente cerveza irlandesa.

A lo largo de siete plantas vamos a descubrir la historia, el proceso de elaboración y numerosas curiosidades sobre la famosa cerveza. Además, encontraremos espacios en el interior del edificio donde podremos descansar mientras degustamos alguna de las variedades de la Guinness, como también deliciosos platos, típicos de la gastronomía irlandesa. Y para acabar nuestra visita, no puede faltar Gravity Bar, un espectacular espacio en la séptima planta desde la cual gozaremos de una de las mejores y más impresionantes vistas de la capital irlandesa, y de la cual tendremos la oportunidad de disfrutar con una pinta Guinness en la mano.

Entrada a la primera planta de Guinness Storehouse. Turismo Dublín

Viajando en el tiempo, nos situamos en el año 1759, cuando Arthur Guinness adquirió la cervecería de St. James’s Gate en Dublín y en sus 4 hectáreas fabricó por primera vez el caldo que conocemos actualmente como Guinness, cerveza negra seca del tipo stout. Hoy en día, en la planta baja del edificio observamos el contrato de arrendamiento con la firma del propio Guinness. Diez años más tarde desde la elaboración de la cerveza, en el año 1769, Guinness la exporto por primera vez, enviando seis barriles de cerveza a Inglaterra. Entre 1902 y 1904 se construyó el almacén como lugar de fermentación de la cerveza, que estuvo en funcionamiento hasta 1988. Fue en el año 2000 cuando abrió al público lo que conocemos hoy en día como la Fábrica de Guinness o Guinness Storehouse, con unas 50 hectáreas, convirtiéndose en la atracción turística más visitada de Irlanda, recibiendo un millón y medio de visitantes al año. Aunque durante seis generaciones la fábrica ha sido gestionada por la familia Guinness, hoy en día es la empresa Diageo la que lo hace.
Comenzando nuestro recorrido por la edificación de Guinness, siendo todas las instalaciones originales de la primera fábrica, nos adentramos a descubrir piso a piso lo que esconde este histórico y mágico lugar. En la primera planta haremos un recorrido por la elaboración de la cerveza Guinness, sus ingredientes, como también la fabricación de los barriles y los diferentes tipos de transporte que se han utilizado a lo largo de los años para hacer llegar la cerveza en diferentes puntos del mundo.

Para conseguir este magnífico sabor, se utilizan cuatro ingredientes principales, que es el agua, totalmente procedente de las Montañas de Wicklow, que además podemos observar desde el último piso de la fábrica, lúpido, lavadura, la que transforma los azucares en alcohol y cebada, íntegramente irlandesa, que se tuesta en la misma fabrica. Todos ellos, en una perfecta fusión consiguen como resultado la Guinness que conocemos hoy en día, de la cual, asimismo, se fabrican diariamente 10 millones de litros de cerveza. En esta primera planta, además de los ingredientes y su procedencia, observamos toda la maquinaria necesaria para la elaboración de este caldo, como es el molino, un tostadero, un tanque de filtración, separando la parte solida de la liquida, el alambique y los gigantescos barriles de madera. Llama la atención, también, un bonito espacio lleno de agua y monedas, con una pequeña cascada, siendo un proyecto humanitario en África para el suministro de agua potable.
Barriles en Guinness Storehouse. Turismo Dublín

Por otro lado, centrándonos en los diferentes tipos de transporte que se han utilizado para trasportar y repartir la cerveza, observamos un pequeño recorrido histórico con explicaciones y maquetas. Pues, al principio los barriles fueron llevados en caballos, seguido por barcos pequeños, utilizándose el rio para llegar desde la fábrica hasta el puerto, barcos más grandes y también el tren, encontrándonos con los raíles de este en el suelo en la parte exterior de la fábrica. Sobre todo, predomina la importancia que han tenido los barcos, destacando la gran variedad de estos que durante años han sido el principal transporte de la cerveza. Algunos de los más destacables, nombrados con nombres de las mujeres de la familia Guinness, son Miranda Guinness para los viajes internacionales, Lady Olive o Lady Patricia, al cual fue adaptado todo el buque para trasportar la cerveza sin barriles.
Como un dato curioso descubrimos que la fábrica de Guinness de Irlanda se ocupa de la exportación de cerveza en Estados Unidos, Canadá y Europa, mientras que en Nigeria hallamos una fábrica aún más grande que de la Dublín, pero esta es únicamente para la producción del caldo.

Ascendiendo, en la segunda planta encontramos la sala de degustación, donde tendremos la oportunidad de saborear esta rica cerveza y también descubrir datos curiosos sobre la cerveza y el alcohol. Uno de estos, es que la conocida cerveza oscura o negra que conocemos como Guinness, en realidad es de un color rojo rubí. Llegando a la tercera planta, nos adentramos en una interesante y divertida parte del recorrido, los anuncios de la mítica cerveza. En este piso curiosearemos esculturas de animales que salían en estos anuncios, imágenes, carteles y casi reproducciones de las numerosas campañas publicitarias que desde 1929 y a lo largo de los años han llenado periódicos, radio y televisión. Su conocido eslogan, “Guinness is good for you”, fue escogido gracias a una encuesta realizada a sus consumidores, donde la mayoría respondían que bebían la oscura cerveza porque era buena para ellos, lo que dio como resultado este popular lema. Dentro de las curiosidades que podemos encontrar en esta sección es la retirada de uno de sus anuncios en las 24 horas de su emisión. Se trataba de un pelicano que llevaba en su pico numerosas botellas de Guinness y esta fue la razón de su retirada, debido a que no es recomendable el consumo de tantas cervezas con alcohol. Por otro lado, además, en el año 1959 se arrojaron miles de botellas con mensajes en el mar y, aunque muchas fueron recuperadas alrededor del mundo, aun hoy en día se siguen encontrando.
Maquinaría en Guinness Storehouse. Turismo Dublín

Seguidamente encontramos la Academia Guinness, lugar en el cual tendremos la oportunidad de aprender a tirar una pinta correctamente, como también conocer la perfecta presentación de esta y donde obtendremos hasta un diploma. Siendo una tirada muy singular, que se realiza en dos partes, con una pausa de 90 segundos, tiempo en el cual esperamos para que los gases, nitrógeno y CO2, se fusionen. La temperatura correcta en la que se debe servir es de entre cinco y siete grados.  El arpa, siendo un emblema de Guinness, y actualmente emblema nacional de la República de Irlanda, es una marca registrada de Guinness y a la hora de servirse la pinta tiene que mirar hacia el lado de la persona que sirve la cerveza. Esta arpa está basada en un arpa irlandesa del siglo XIV, conocida como el arpa de "O'Neill" o de "Brian Boru" que ahora se conserva en la biblioteca del Trinity College de Dublín. Ha sido símbolo de Guinness desde 1862, cuando se utilizó por primera vez en las etiquetas de las botellas Guinness. La diferencia que encontramos entre el arpa impreso en todos los productos de Guinness y esta del gobierno irlandés es que está colocada de forma invertida para diferenciarlas.
También a principio de los años 50 el Director General de la Cervecería Guinness, Sir Hugh Beaver, estando en una fiesta de disparos discutió con su anfitrión sobre cuál es el pájaro más rápido de Europa y no encontró ninguna referencia en los libros. Fue a partir de este suceso cuando surge la idea de recompilar un libro de hechos y cifras, conocido hoy en día como el famoso Guinness World Records.
Restaurante en Guinness Storehouse. Turismo Dublín

En las siguientes dos plantas, encontramos por un lado la parte más gastronómica del edificio, donde hallamos una variedad de bares y restaurantes en los cuales podemos degustar algún delicioso plato irlandés junto con una sabrosa cerveza, mientras gozamos de música en vivo, viviendo una autentica experiencia Guinness. Finalmente, en el último piso, nos impresionan una de las más imponentes vistas sobre Dublín, desde Gravity Bar, donde degustaremos una pinta de Guinness, cortesía de la casa.

Vivir la experiencia Guinness es sin duda un imprescindible de Dublín. Unas instalaciones que narran la historia de esta popular cerveza, la oportunidad de saborearla, aprender a tirar una pinta y sobre todo la pasión del personal que nos encontraremos a lo largo de la visita nos harán olvidarnos totalmente del tiempo y del espacio y solo centrarnos en descubrir cada detalle alrededor del mundo Guinness.

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Europa del Norte
 
Tipo de viaje
gatronómicos y enológicos
originales
viajes de solteros

Poblaciones del reportaje
Irlanda Leinster Condado de Dublin Dublín

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid