Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Grecia
Grecia, recorrido de norte a sur
Mundo Grecia Tesalia Lárisa Lárisa

La Grecia moderna invita al viajero a vivir el reto y experimentar todo lo que tiene que ofrecer con un solo objetivo en mente: recorrer todos y cada uno de los lugares y enamorarse de su incomparable belleza natural.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

grecia, grecia, recorrido de norte a sur

DESTINOS DE GRECIA, DESCUBRE LA BELLEZA


Recorrer Grecia es un viaje único lleno de aventuras y de conocimiento. Un camino en el que la quintaesencia de la aventura consiste en explorar, donde el verde de las imponentes montañas se mezcla armónica mente con la inmensidad y el azul del mar, formando un mosaico lleno de variedad, Grecia.

Los retos son numerosos. Ascender verdes montañas, explorar cuevas sublimes, navegar por los históricos mares griegos con sus agradables puertos y sus playas de color índigo, descender ríos helados. Además, se puede aprender muchas cosas sobre la fauna regional, visitando valiosos biotopos y parques nacionales, así como pueblos tradicionales que encierran una larga historia y una profunda continuidad de la ética y las costumbres griegas antiguas.

Colores vivos e imágenes que cortan la respiración nos acompañan en cada recorrido, sonidos y fragancias de Grecia permanecen en nuestra memoria para siempre. ¿Cómo resistirse a la magia de un cielo carmesí durante la puesta de sol, cuando el sol se sumerge en el mar esmeralda, o a la misteriosa nebulosa matutina de la cima nevada de una escarpada montaña griega? El aroma de los pinos, de los olivos y de los robles, el vuelo poderoso de las gaviotas, el borboteo del agua helada de las fuentes de un pueblo de montaña y el olor de los dulces tradicionales caseros estimulan todos nuestros sentidos.

Al recorrer Grecia de norte a sur, los hitos están situados en lugares conmovedores, paisajes emocionantes y tranquilos ecosistemas, que convierten el viaje en una experiencia inolvidable. La Grecia moderna invita al viajero a vivir el reto y experimentar todo lo que tiene que ofrecer con un solo objetivo en mente: recorrer todos y cada uno de los lugares y enamorarse de su incomparable belleza natural.

DESCUBRE TRACIA

Tracia es un lugar histórico, con ecosistemas excepcionales y bosques vírgenes, un punto de encuentro entre el estilo de vida occidental y la cultura oriental. La hospitalidad local hipnotiza a los visitantes, mientras que la flora y la fauna los fascinan...

Las reservas naturales de Tracia están entre las más importantes de Grecia. Es aquí, en el último lugar .dominado por la naturaleza, en las aguas cristalinas de los lagos y el verde de los bosques, donde el festival de colores llega a su máximo esplendor. La región de Tracia cuenta con gran variedad de aves, de las más importantes del país, por lo que es el lugar ideal para pasar horas observando a los pájaros.

La visita al bosque de Dadia y del lago Vistonida, biotopos protegidos, así como al estuario del río Evros nos hechiza, en un recorrido en el que nuestra única compañía será la de los habitantes de la zona, es decir, los cientos de aves poco comunes que viven aquí.

Lo único que deseamos después de visitar la localidad de Livaditis, con sus conocidas cataratas, es que el tiempo se detenga. Continuando el viaje por Tracia, se nos ofrecen numerosas opciones; recorrer los senderos del Parque Nacional de Haido, con bosques de robles de más de 200 años, ascender las segundas cataratas más altas de los Balcanes, con más de 40 metros de altura, y pasar la noche en el pueblo Erymanthos, situado en un bosque y base ideal para el ciclismo de montaña, conducir un 4x4 campo a través y hacer trekking. De pronto, entre lagos, ríos, campos y bosques, aparecen la orilla del mar y la localidad de Porto Lagos, junto a una laguna. En la impresionante iglesia de Agios Nikolaos, situada en el centro del lago, los visitantes se sienten como uno de los miles de pájaros que vuelan a su alrededor.

Lago Vistonida
El paisaje de ensueño de Tracia acentúa la belleza natural de los históricos lugares, donde se puede constatar la armónica coexistencia de Oriente y Occidente, con monumentales iglesias ortodoxas al lado de mezquitas musulmanas. Recorriendo Tracia, el visitante se encuentra a sí mismo en los pueblos de los Pomacos, los Pomakohoria, donde se puede visitar uno de los pequeños comercios de artesanía tradicional y entablar conversación con los amables lugareños.

En la isla de Samotracia, los castillos medievales, los molinos de agua y de aceite, las imponentes cataratas y Fengari (Luna), la montaña más alta del Mar Egeo, componen un paisaje que en nada se asemeja al ambiente urbano.

Merece la pena llevarse a casa sabrosos dulces orientales al despedirse de Tracia, ya que pueden ser el compañero ideal de los recuerdos nostálgicos que guardaremos de la visita a este maravilloso lugar.

No te pierdas...

- el Museo Etnológico de Tracia en Alexandrúpolis
- las reservas acuáticas de Xanthi
- la sericultura y las bonitas sedas de Sufli
- los pintorescos pueblos de Komotini
- el bosque de Dadia, en el centro de la provincia de Evros
- los ríos de Tracia y sus numerosas garzas

DESCUBRE MACEDONIA

Un paisaje pintoresco, naturaleza salvaje, caminos sin asfaltar y bonitos pueblos forman una imagen única a medida que nos acercamos a la región de Macedonia. La costa, típicamente griega y salpicada de lagos, montañas, ríos y bosques con variada flora y fauna: todo ello constituye el ecosistema de Macedonia.

El recorrido comienza por el río Nestos, cuyas aguas cristalinas corren a través de profundos valles y desfiladeros, mientras que su mágica reserva acuática espera ser descubierta. El sonido del silencio más absoluto, interrumpido sólo por el encantador canto de los pájaros, seduce a todo el que llega hasta aquí.

Viajando por la región, el visitante se verá atrapado por la constante alternancia del paisaje. Los pacíficos lagos suceden a las montañas escarpadas, mientras que los pequeños pueblos de montaña a lo largo de toda la región constituyen un refugio retirado, lejos del agitado ritmo de vida de la ciudad. Un ejemplo perfecto es el pueblo de montaña Nimpheo, donde la arquitectura característica convive con el esplendor de la naturaleza.

En Macedonia, existen numerosas organizaciones que, conscientes de la responsabilidad de todos en la conservación del medioambiente, dedican todos sus esfuerzos a proteger la vida salvaje local y el hábitat natural de los animales.

Lago Kerkini
Para aquellos que prefieran formas de turismo alternativas, hay una gran variedad de estaciones de esquí en las montañas Kaimaktsalan, Vassilitsa, Vermio y Verno. La estancia en una de ellas puede combinarse con las visitas al lago Kerkini o a las cataratas de Édesa. Los aficionados al ecoturismo tienen la oportunidad de vivir muy de cerca diversas zonas rurales y agrícolas, donde podrán familiarizarse, e incluso participar en la producción de los productos locales, como los delicados vinos y las deliciosas variedades de queso. Además, las excepcionales aguas de sabor amargo que brotan de los manantiales del pueblo Xinó Neró (Agua Amarga) nunca decepcionan al visitante.

Tras observar las aves que habitan en la zona del lago Prespes, los viajeros encuentran la pequeña isla de Agios Ahilios, con la pequeña iglesia que le da un aire completamente ritual. En Kastoriá, los visitantes disfrutarán de los manjares locales sentados junto al lago, mágico durante todo el año. Las costumbres locales, como la antigua mascarada tradicional "Ragoutsaria", han sido conservadas a lo largo del tiempo. Junto con el festival de música moderna "La fiesta del río", son sólo una pequeña 'muestra de la diversidad cultural de la ciudad.

La isla "esmeralda", Thasos, seduce al viajero con su arena blanca y sus magníficas playas rodeadas de pinos. Los bosques del interior son el destino ideal para los amantes de la naturaleza y para aquellos que deseen explorar las sierras que conducen a los pintorescos pueblos de montaña.

En cualquier caso, a través de rutas sorprendentes se puede llegar al lugar de nuestra elección mientras disfrutamos de la naturaleza, descansamos en cafés tradicionales, charlamos con amables lugareños o nos damos un capricho con los deliciosos manjares culinarios del norte de Grecia. De este modo, todo el viaje se convertirá en una fuente de imágenes y experiencias que nunca se olvidarán.

No te pierdas...

- el palacio de la antigua ciudad de Vergina
- el centro histórico de Salónica
- las cataratas de Édesa
- las fascinantes playas de Halkidiki
- un paseo en barco por el lago de Kastoriá
- los balnearios curativos en Lutraki, cerca de Édesa
- canoa y kayak en el río Nestos

DESCUBRE ÉPIRO

Épiro es una aventura para los sentidos y las emociones.

Cuando nos aproximamos a la parte noroeste de Grecia, comprobamos que Épiro está a la altura de las expectativas. Las imponentes montañas Tzoumerka, entre las pocas zonas del país alejadas de la tecnología, Smolikas, la segunda montaña más alta de Grecia, y el monte Grammos forman el paisaje montañoso característico de la región. En primer lugar, tendrás que escalar las abruptas rocas hasta llegar a la zona alpina. En el pueblo Kedros, situado a gran altitud y rodeado de bosques, podrás disfrutar de la naturaleza virgen.

Entre los varios parques naturales, destaca el de Valia Calda (Valle Cálido), establecido en 1966 con el objetivo de proteger la naturaleza de la zona y cuya visita es una experiencia excepcional.

La belleza salvaje de la montaña se ve acentuada por los numerosos ríos de la región, como el segundo más largo de Grecia, el Aheloos, y los "aventureros" Arahthos, Aoos y Voidomatis, destinos ideales para los aficionados al rafting y al kayak. La intervención humana se limita a los puentes de piedra -verdaderas obras de arte- que se encuentran por toda la región. El más famoso es el puente de Plaka, con una longitud de 40 metros y una altura de 20, considerado uno de los puentes de arco único de más compleja construcción.

La zona conocida como Zagorohoria, verdaderamente excepcional, consta de 46 pueblos situados entre las montañas. Cada uno de estos preciosos pueblos puede servir como punto de partida de excursiones para explorar la naturaleza fascinante de la zona. En las proximidades, el visitante puede acercarse al desfiladero del río Vikos, el segundo cañón más profundo del mundo, con un admirable ecosistema de 1.700 plantas y 182 animales esperando ser explorado.

El lago de Ioáninna también impresionará a los que se acerquen hasta aquí. También llamado "Pamvotis", el lago, que se congela algunas veces durante el invierno, es el centro de atracción de la zona. Se cree que fue habitado por primera vez por el hombre hace 21.000 años.

Además, lo que convierte a Épiro en un destino único es la combinación de paisajes pintorescos y actividades culturales. Las iglesias bizantinas y los museos de arte popular conviven con ríos turbulentos, ideales para practicar el parapente, y agradables laderas, perfectas para practicar el parapente, mientras que cualquiera puede acercarse a una granja y conocer o incluso participar en actividades agrícolas. Las costumbres tradicionales fielmente conservadas, además de la hospitalidad local, hacen de Épiro un lugar simplemente inolvidable.

Épiro no es visión, tampoco conocimiento. Es emoción y estremecimiento, es belleza y nostalgia.

No te pierdas...

- las calles empedradas de Zagori
- el castillo de Joánnina
- un trago del vino espumoso de Zitsa
- el parque de animales salvajes de Bourazani (Joánnina)
- el sabor de las anguilas, las truchas, la pasta casera y los quesos locales
- un paseo por las callejuelas y las mansiones tradicionales del monte Papigo
- el Teatro Antiguo y el Oráculo de Dodoni
- el Museo de Arte Popular de Métsovo
- los puentes de piedra antiguos

Puerto pesquero de Kefaloniá
DESCUBRE EL MAR JÓNICO

En el exuberante paisaje domina el verde, las aguas son de color azul profundo, la cocina local, deliciosa. Los habitantes de estas islas convierten sus palabras en canciones y todos sus movimientos, en danza. El esplendor natural del Mar Jónico parece insensible al paso del tiempo.

La "reina del Mar Jónico", Corfú, con una evidente influencia veneciana, cuenta con una vegetación montañosa sublime, en asombrosa contradicción con sus deslumbrantes mares. Tras disfrutar de la famosa pastitsada, plato tradicional, y de unos sorbos del famoso licor Koum Kouat, los visitantes pasean por los kantunia o callejuelas, que conducen a fortalezas y mansiones, lugares donde se han tomado decisiones históricas.

Dirigiéndonos hacia el sur, Paxí y Antipaxi, verdaderos oasis verdes en el inmenso azul del Mar Jónico, hechizan al visitante con su variada morfología. Tranquilos puertos y embarcaderos, cuevas y caminos forman el paisaje del lugar donde, según la mitología antigua, se enamoraron Zeus y Anfítrite.

El viaje continúa hacia Lefkada, la "isla continental", de fácil acceso por carretera. Los bosques de pinos y los olivares, desde donde surgen cataratas y fuentes, son una tentación para el excursionista. El viaje puede darse por terminado sólo si se prueban los deliciosos bourdeto (sopa de pescado) y maridópita (empanada de boquerones).

Más allá, hacia el sur, llegamos al lugar de nacimiento de Ulises, Ítaca. En la cima del monte Aetós (Águila) el visitante tiene la oportunidad de visitar la antigua ciudadela conocida como "El Palacio de Ulises", mientras que los pueblos de los alrededores llenan la zona de aromas y colores.

Muy cerca se encuentra nuestra próxima parada, Kefaloniá. Pueblos pintorescos, tierras fértiles, rocas escarpadas y una costa mágica forman el paisaje de la isla, mientras que el parque nacional Aenos, con especies de abeto negro únicas en Europa, fascina a todo el que llega hasta aquí.

De las aguas cristalinas del sur del Mar Jónico surge Zákinthos, la isla de la serenata y la opereta, donde las emociones se visten con notas musicales. La "Flor de Levante" cuenta con zonas montañosas que se extienden hasta la orilla del mar. El visitante se siente cautivado por el parque marino de la playa de Laganas, donde vive una especie de tortuga marina (Caretta caretta), uno de los animales más escasos del Mediterráneo.

No te pierdas...

- el dulce típico mandolato
- la visita al lago Melissani de Kefaloniá
- hacer paragliding en las colinas de Lefkada
- las serenatas que hablan de amor, pasión, naturaleza y de la vida cotidiana
- el excepcional Museo de Billetes Bancarios de Corfú
- los deportes acuáticos en las playas de las islas del Mar Jónico

DESCUBRE TESALIA

"De todo el mundo, la mejor tierra es la de Tesalia...”. Puede que hayan cambiado muchas cosas desde que el oráculo de Delfos pronunció estas palabras, pero el lugar de origen de los Centauros y de Asclepio continúa fascinando a los visitantes con su extraordinaria belleza.

Tesalia combina de forma impresionante una flora exuberante y playas maravillosas, además de ofrecer una amplia infraestructura para atender al turismo alternativo. Además, las montañas de Tesalia satisfacen todas las expectativas; ofrecen emplazamientos ideales para los aficionados a los deportes de riesgo, pero también existe la posibilidad de dar un revitalizador paseo a través de manzanos, arces y abetos.

Entre los todopoderosos y verdes bosques existen numerosos pueblos tradicionales que miran al Mar Egeo. La península de Pilio es una de las pocas zonas donde las cimas de las montañas nevadas están a sólo un paso de las playas de arena. Habitada por pájaros autóctonos y diversas especies de mamíferos, el Olimpo, la montaña más alta de Grecia y hogar de los dioses griegos antiguos, está llena de colores y emociones.

La visita a los pueblos de Tesalia estimula todos los sentidos, desde los pueblos tradicionales hasta las cataratas del río Pinios, que discurre a través del impresionante valle de Tembi y es el- hábitat natural de preciosos flamencos. El límite con la provincia de Tríkala son las rocas colosales de Meteora, un monumento natural que se levanta imponente en ese lugar desde hace millones de años. Es aquí donde la tierra parece tocar el cielo y la vista desde los hospitalarios monasterios habla directamente al corazón del visitante.

El viaje continúa por callejuelas de piedra y casas tradicionales, que revelan el carácter eminentemente rústico de la zona, mientras que cerca de aquí se encuentra el río Aspropótamos, que en sus alrededores cuenta con ocho bosques que cortan la respiración. Según el mito local, los visitantes de Neraidohori (Pueblo de las hadas) pueden ver a las hadas bailar en el bosque durante la noche. El murmullo del río es lo único que nos distrae cuando nos encontramos en los magníficos alrededores del puente de Pirra.

El viaje se acerca a su fin, cuando de pronto el viajero se encuentra con la imponente sierra de Ágrafa, mientras nos vienen a la mente los recuerdos de los biotopos de la zona y del inmenso azul del lago Plastira.

Uno se pregunta cuál sería el oráculo de Delfos en la actualidad...
Aquel que decida emprender el viaje a Tesalia se encontrará a sí mismo...

Puente cerca del pueblo Tsangarada, Pilio
No te pierdas...

- Los impresionantes monasterios históricos de Meteora.
- Los balnearios romanos del siglo II a.C. cerca de Volos, ciudad desde donde, según la mitología, comenzaron su viaje Jasón y los Argonautas.
- Los lagos y los duros tramos del cañón de Calipso en el monte Kissavos.
- El recorrido por Pilio en el tren de vapor, de cien años de antigüedad.
- La torre del reloj en la fortaleza de Trikala.
- La cueva de Theopetra en Kalambaka.
- La equitación en la zona del lago Plastira.

DESCUBRE GRECIA CENTRAL Y EVIA

Cafés tradicionales y plazas pintorescas, manjares caseros, modernas estaciones de esquí, playas con aguas cristalinas, pueblos misteriosos, caminos que conducen a lugares donde realizar todo tipo de actividades de montaña, exploración de cuevas y bosques. Grecia Central sorprende a todos los visitantes con sus múltiples encantos, entre ellos, la capital del país, Atenas, una ciudad moderna con una gran historia. Un viaje que nos descubre lugares sacados directamente de un cuento de hadas.

El recorrido comienza en la provincia de Fthiotida. En las mesas de madera de la plaza central de los pueblos, durante el otoño, cuando las hojas se tiñen de tonos marrones, el corazón se enternece y la imaginación vuela. La primera parada es Pavliani; un pueblo interesante durante todo el año. Muy cerca de aquí se encuentran Megali Kapsi yel bosque de la región, que acoge a los visitantes en casas de madera con grandes chimeneas. Aquí se puede practicar el ciclismo de montaña, el tiro con arco y la tirolina. En Mavrilo, localidad histórica, el centenario plátano recibe con ternura a los viajeros.

Continuando el viaje hacia la región de Fokida, el visitante tiene la oportunidad de disfrutar del monte Iti, uno de los más impresionantes de Grecia. Nos espera un merecido descanso al borde del mar en la localidad de Galaxidi, donde las casas de piedra con puertas y ventanas de colores destacan en el paisaje. Los viajeros sienten una gran emoción frente a los monumentos de Delfos, el "Centro de la Tierra", como lo definían los griegos antiguos. Muy cerca de Atenas, los visitantes se someten al reto de esquiar en el monte Parnaso, alojándose en Aráhova, hermoso pueblo donde el desarrollo turístico no ha afectado a las tradiciones locales.

Con la Acrópolis como límite eterno, Atenas es el destino ideal tanto para realizar diversas visitas a lugares de interés como para divertirse. Disfruta de un paseo por las calles de Plaka, de una pausa para tomar un café a la orilla del mar en el Mikrolímano (El Pireo) y de la vida nocturna con música griega en directo. Para aquellos que quieran escapar del ritmo frenético de la ciudad, las excursiones a las montañas o al mar del Ática nos reservan muchas sorpresas. Las montañas Párnitha, con un refugio donde alojarse, y Kitheronas, con las numerosas actividades de turismo alternativo que ofrece, nos ofrecen experiencias inolvidables. La interminable costa del Ática y sus aguas color índigo refrescan al viajero y le dan la posibilidad de disfrutar de playas de fina arena, algunas de ellas con instalaciones de recreo, y de la práctica de deportes acuáticos.

La segunda isla más grande de Grecia, Evia (Eubea), está llena de enclaves preciosos. Desde las impresionantes Drakospita (Casas de dragones), las construcciones megalíticas de 4.500 años del monte Ohi, a la flora y la fauna o los tradicionales pueblos de pescadores, los viajeros disfrutan del recorrido. Los famosos balnearios de aguas medicinales de Aedipsos, las míticas playas con densos pinares que llegan hasta el borde del mar y las tabernas junto a la orilla caracterizan la costa de Evia, que conjuga todo ello...

A muy poca distancia de la capital de Grecia, el viajero encuentra el archipiélago del Golfo Sarónico, con islas de historia y tradición singulares. Las magníficas playas, los pueblos pintorescos, la naturaleza milagrosa y los monumentos antiguos componen el encantador paisaje de Salamina, Éyina, Agistri, Poros, Hidra y Spetses.

Tholos de Delfos
No te pierdas...

- la Acrópolis de Atenas
- la cueva de Días (Zeus) en el monte Parnaso
- una excusión a las montañas Akarnanika, en la provincia de Etoloakarnania
- una aventura en la garganta de Dimosaris, en el monte Ohi de Evia
- el templo de Afea en Éyina y el Lemonodasos (Bosque de limoneros) en Poros
- un paseo en burro por las callejuelas de Hidra
- las cataratas del río Sperhios
- la reserva marina más grande de Grecia en el golfo Amvrakikos

DESCUBRE EL PELOPONESO

Argolida, Corinthía, Ahaía, Ilía, Mesinía, Laconía, Arcadía... Cada lugar, una historia diferente...

Desde el este del Peloponeso a las montañas de Arcadía, acompañan al viajero recuerdos del antiguo teatro de Epidauro, del imponente castillo de Palamidi y de los monumentos de la histórica Olimpia, donde nacieron los Juegos Olímpicos.

El entorno natural del Lago de Dassios, al igual que el monte Feneos, fascinante desde el punto de vista arqueológico y ecológico, son ideales para realizar actividades al aire libre. El camping del lago artificial de Doxa, junto con las aguas vigorizantes y los aromas embriagadores del desfiladero del Vouraikós, hechizan a todos los visitantes.

En la ciudad de Patras, uno puede disfrutar del bullicioso carnaval, un acontecimiento fundamental en la atmósfera festiva de la región. Yendo más lejos, el viajero puede vivir el reto de los recorridos en todo-terreno campo a través, las cimas nevadas de la estación de esquí de Kalávrita, la maravillosa cueva de Limnes y el bosque de Foloi. Bellas imágenes para llenar el equipaje de los viajeros.

Avanzando hacia el oeste, los spas de Killini son un lugar de total relax y serenidad, mientras que los entusiastas del kayak y del rafting pueden descubrir la íntima magnificencia del desfiladero del río Alfios.

El viaje, rebosante de colores y sonidos, lleva al río Lusios, donde la meseta, las cataratas y el impresionante desfiladero, los puentes de piedra y las verdes riberas despiertan el interés de todo el que se acerca hasta aquí. Los antiguos baños de Asclepio seducen a todos los aficionados al senderismo durante las cuatro estaciones del año.

Desplazándose hacia el sur, donde el bosque de Perithorio y el desfiladero de Neda asombran a los visitantes, la naturaleza griega se convierte en un verdadero desafío, pero también en un placer. Con numerosos ecosistemas, las laderas del monte Parnonas se entrecruzan con la reserva acuática del río Mustos.

En el corazón del Peloponeso se encuentra el monte Menalo, donde los bosques vírgenes proporcionan un refugio seguro a la flora y la fauna autóctonas. Desde los tradicionales productos de la localidad de Vitina a la Fiesta de la Castaña, que tiene lugar cada año en octubre en Kastanitsa, los visitantes pueden conocer los usos y costumbres locales en su verdadera esencia.

Cruzando el impresionante monte Taiyetos, atravesando los castillos de Mistrás, uno contempla el escenario, toma nota de todos los sonidos de la naturaleza y descubre sus muchos secretos. Caminando por abruptos senderos, el viajero llega hasta la montañosa península de Mani, mientras la cueva de Diros preside el desfiladero de Larnaka, donde pueden encontrarse especies poco comunes de mariposas y vestigios de antiguos molinos de agua. Un paisaje caracterizado por los contrastes que traslada al viajero a las maravillosas playas de Elafónissos, un lugar ideal para los campistas.

El destino final es la isla de la diosa Afrodita, donde barrancos, cuevas y calas se fusionan armónica mente con playas y aguas azules. Allí, donde la civilización heredada confiere cultura. Exactamente allí, se forma el impresionante paisaje de Kíthira.

Vistas fascinantes, paisajes idílicos, imágenes eternas...

No te pierdas...

- el castillo de Monemvasiá
- el ciclismo en la meseta de Megali Ziria, en la provincia de Korinthia
- un paseo en barco a través de las cuevas marinas de Mani
- la visita a la antigua Olimpia
- el senderismo en el desfiladero de Ladonas, en la provincia de Arcadía
- una representación en el antiguo teatro de Epidauro
- los baños de fango en los balnearios de Killini, en la provincia de Ilía
- el senderismo y la escalada en el desfiladero de Kakiá Lagada, en Kíthíra

DESCUBRE EL MAR EGEO

Con origen en la antigua mitología griega, las aventuras de Teseo y su padre, el rey Egeo, dieron nombre al mar más importante de Grecia. El Mar Egeo se caracteriza por la existencia de multitud de islas bañadas por el sol, que combinan su belleza natural con monumentos que proclaman su antigua historia. Islas con incomparables playas inmersas en escenarios florales o rocosos, equipadas con modernos complejos hoteleros y redes de comunicación por carretera, retan e invitan a los visitantes a descubrir todos sus parajes.

Una belleza natural perfecta, playas aisladas u organizadas, rica flora y biotopos junto con un vivo folclore, pueblos tradicionales, cocina local y productos típicos caseros convierten a las islas del Egeo en un centro de atracción para que los visitantes puedan experimentar la hospitalidad griega en todo su esplendor.

Un viaje por el Egeo es incomparable: un lugar entre el profundo azul y el verde más vivo que combina la magia del descubrimiento, la emoción de la aventura y la necesidad de descanso con el placer de conocer a sus amables habitantes.

El recorrido por las islas del noreste del Egeo comienza en Limnos, con sus bellos enclaves naturales, y continúa en Lesbos, con su excepcional bosque petrificado. En Híos, un lugar al que la generosa y mágica naturaleza ha dado el privilegio de un producto único en el mundo, la mastija (almáciga), los viajeros pueden experimentar los efectos beneficiosos de los productos elaborados con esta resina, mientras descubren una pequeña y pintoresca isla cercana que vale la pena visitar, Psará. El viaje continúa hacia la bella Samos, la isla de Pitágoras, donde los turistas pueden disfrutar de numerosos paseos por la densa flora y conocer la rica tradición de la isla. Después de una parada en la encantadora isla de Fourni, el recorrido prosigue en Ikaría, una escapada ideal para quienes buscan una isla tranquila que ofrece la posibilidad de realizar una gran variedad de actividades.

El archipiélago de las Espóradas reserva innumerables sorpresas, Como playas doradas, impresionantes cuevas y monasterios tradicionales, al tiempo que alberga uno de los parques acuáticos más protegidos del país, cuyo único objetivo es preservar una especie en peligro de extinción, la foca monje (Monachus monachus).

Al amanecer, los antiguos monumentos de Delos presentan una atmósfera fascinante, mientras que los callejones de las islas cicládicas, con casas blancas y numerosas capillas, transportan a los viajeros a una época diferente. El viaje prosigue en Tinos, con los tradicionales palomares, para llegar a Naxos, donde los visitantes pueden probar el queso Arsenikos, producido sólo en los pueblos de montaña de la isla. En Paros nos asombrará el pintoresco puerto y el famoso templo de Panagia Ekatontapyliani.

La visita al volcán de Santorini y un baño en las playas de Míkonos completan de forma ideal el libro de recuerdos de nuestro viaje.

En el archipiélago del Dodecaneso, se pueden revivir románticos momentos del pasado en Rodas, la isla de los caballeros, explorar Kos, lugar de nacimiento de Hipócrates, el padre de la medicina, pasear por las misteriosas calles de Patmos bajo el imponente monasterio, acabando el recorrido en la tierra fronteriza de Kastelórizo.

Gente hospitalaria, sabrosas delicias gastronómicas y mares de un azul profundo pueden encontrarse en todas y cada una de las islas del Egeo, repletas de colores y sonidos con los que nos "habla" Grecia.

Patmos-Dodecaneso
No te pierdas...

- la visita al volcán de Nisiros
- la puesta de sol, el uzo y las sardinas de Lesbos
- los productos de mastija y las actividades de agroturismo en Hios
- el senderismo en las montañas rocosas de Ikaría
- las esponjas naturales de Kálimnos
- una excursión a los pinares de Kárpathos
- la observación de aves en Kasos
- la visita al monasterio de Patmos
- la langosta fresca de Astipalea y las pitarakia (empanadillas) de Milos
- la excursión a las cuevas marinas y la piscina natural de Kufonisia

DESCUBRE CRETA

Una belleza natural que corta la respiración... Desfiladeros, cuevas, lagos, montañas y ríos juntos en una sola imagen...

En Lefká Ori (Montañas Blancas) en la provincia de Haniá, los amantes de la naturaleza exploran la totalidad de sus sentidos. La visita al parque nacional de la garganta de Samariá es impresionante, debido a la variedad de la flora y la fauna características de la zona, entre las que destaca la famosa cabra salvaje cretense Kri-Kri (Capra aegagrus cretica). El paisaje rocoso embruja a los aficionados al montañismo. Los que prefieran la equitación podrán disfrutar de la naturaleza visitando la zona a lomos de un caballo. La parada en la cueva de Arkudiótisa, donde las estalagmitas parecen un oso adormecido, nunca defrauda al visitante. A la provincia de Haniá pertenece también la isla de Gavdos, frente a la costa suroeste de Creta. Gavdos es una pequeña y hermosa isla con playas naturales y maravillosas calas que fascinan a todo aquel que se acerca hasta aquí.

El viaje continúa hacia la provincia de Réthimno, donde la fortaleza veneciana, la cueva de Sfendoni y la garganta de Koxare combinan de forma armónica la obra del hombre y las creaciones de la naturaleza. El río Kurtaliotis atraviesa la región de Preveli, donde las palmeras y las cataratas nos trasladan a un paisaje "tropical". La ascensión al monte Idi nos da la oportunidad de disfrutar de la observación de aves desde el puesto habilitado con ese fin, mientras que la meseta Nida es un lugar perfecto para acampar, que además sirve de base para visitar la cueva de Idaeo Andro y la garganta de Voriziano.

En la provincia de Iraklio, en la zona central de la isla, los mitos relacionados con el reino de Cnosos están muy presentes, mientras que el monte Gioutha y las magníficas playas compiten en belleza con las cuevas de Kamares e I1ithyia. La cordillera Asterusia recompensa a los visitantes que, después de cruzar gargantas y desfiladeros y disfrutar de la fauna acuática local, terminan la jornada en las tabernas tradicionales junto al mar. Las montañas abruptas y las playas rocosas satisfacen a todos los visitantes y ofrecen un escenario ideal para recorrer en todo-terreno y practicar deportes de riesgo. Tanto los molinos de viento como el parque arqueológico consiguen sorprender, mientras que los aficionados a la escalada pueden dirigirse directamente hacia la zona de Kapetania.

El viaje concluye en la costa este de Creta, en la provincia de Lasithi. El contraste entre las cumbres nevadas y el bosque exótico de Vai, con sus palmeras (Phoenix theophrastl), es excepcional. Avanzando, llegamos a Sitía, el punto de intersección entre tres continentes. Los restos de la civilización minoica y sus magníficas playas hacen de este lugar un destino ideal para los amantes de la naturaleza y de la historia. Frente a la costa se encuentran las islas Dionisades, hermosos biotopos. Para los que se acercan hasta la isla Chrisí (Dorada), la imagen que forman las aguas de color zafiro junto a la arena dorada y los ricos bosques no es una utopía. En la garganta de Ha, con sus pequeños lagos, y en el desfiladero cercano a la cueva de Diktaeo Andro, la naturaleza no deja de sorprender al visitante.

Viajar por Creta supone disfrutar de la naturaleza y de las delicias culinarias locales. El viajero conoce la isla y sus bellezas, mientras descubre un estilo de vida único a través de los "caminos secretos" de la isla.

Haniá
No te pierdas...

- la ciudad antigua de Haniá
- el palacio minoico de Cnosos
- el senderismo en la meseta Omalos, cerca de Haniá
- el lago Kournas en Réthmino, el único lago natural de la isla
- el ciclismo de montaña en el monte Giouthas de Iraklio
- la cocina tradicional, con aceite de oliva local
- la localidad costera Mohlos con su símbolo, la pequeña isla Agios Nikolaos

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Europa
Europa sureste
 
Tipo de viaje
naturaleza
salud y relax
sol y playa
turismo activo

Poblaciones del reportaje
Grecia Creta Heraclión Heraclión
Grecia Epiro Ioánina Ioánina
Grecia Macedonia Oriental y Tracia Ródope Komotiní
Grecia Tesalia Lárisa Lárisa

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento





Dónde alojarte en Heraclión












  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid