Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Egipto
Egipto - El Quseir, vacaciones con sabor a épocas antiguas
Mundo Egipto República Árabe de Egipto Mar Rojo Al-Qusayr

Los turistas aficionados a la historia, con deseos de saborear épocas antiguas, camparán aquí a sus anchas. Las ruinas de Myos Hormos, el asentamiento portuario romano, están a solo 8 km del El Quseir actual.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

egipto, egipto - el quseir, vacaciones con sabor a épocas antiguas

EL QUSEIR, ANTIGUO PUERTO DE COMERCIO Y BASE DE EXPEDICIONES


El Quseir está 85 km al sur de Safaga. A lo largo de cuatro mil años, ha sido puerto de comercio y base de expediciones para diversas civilizaciones.
La ciudad, uno de los primeros enclaves importantes de Egipto, se erige al final de la ruta más corta que existe entre el Nilo y el Mar Rojo, ubicación que la convirtió en un vínculo esencial entre Egipto y el resto del mundo antes de la existencia del canal de Suez.

Los turistas aficionados a la historia, con deseos de saborear épocas antiguas, camparán aquí a sus anchas. Las ruinas de Myos Hormos, el asentamiento portuario romano, están a solo 8 km del El Quseir actual. En ellas, aún pueden verse los edificios del puerto y, salpicadas en torno a la zona, sigue habiendo abundantes vasijas y objetos romanos. Por ello, este enclave es un lugar excepcional, respetado por turistas y lugareños, que lo conservan para que los nuevos visitantes se sientan como si fueran los primeros.

Sin embargo, es posible remontarse aún más atrás en el tiempo con las 200 tablillas de jeroglíficos que adornan los cañones de Wadi Hammamat, que comunica El Quseir con Qift, en el río Nilo. Muchas de estas tablas tienen más de 4000 años y representan barcas de junco tradicionales en su trayecto hacia el Nilo. En épocas posteriores, los romanos construyeron atalayas en este wadi, muchas de las cuales siguen en pie.

Antaño, cuando el Imperio Romano dominaba Egipto, El Quseir (a la sazón, Myos Hormos) era un puerto importante de gran actividad. En el año 20 d. de C., unos 120 barcos zarpaban todos los años rumbo a la India cargados de vino, cerámica, cristal y metales preciosos originarios de Egipto, que se cambiaban por seda, especias, medicinas y perlas.

Fuerte influencia arquitectónica

En la ciudad también domina la estética de la época otomana, representada en el alcázar otomano del sultán Selim, que gobernó Egipto en el siglo XVI. Este alcázar era una fortaleza militar que protegía el puerto frente a los invasores y recibía a los peregrinos en su viaje a la Meca, muchos de los cuales partían de El Quseir, sanos y salvos. Esto explica que haya numerosos edificios en la ciudad con una marcada influencia de la arquitectura islámica. El alcázar, recientemente restaurado, dispone de un interesante centro de visitantes con exposiciones sobre historia, arqueología y cultura locales.

Tras los otomanos, Napoleón y, posteriormente, el Imperio Británico ocuparon el puerto y plasmaron su influencia en la arquitectura del puerto, en el que abundan los edificios de estilo británico y francés del siglo XIX, yuxtapuestos con otros de estilo islámico y antiguas estructuras de épocas romanas y anteriores. El gobierno local pone un gran empeño en conservar los edificios históricos, así como el entorno natural de la zona, a fin de conservar la belleza de El Quseir para la posteridad.

Resulta llamativo que, a pesar del tiempo y los cambios del mundo, los vestigios de culturas pasadas se hayan conservado tan bien en esta zona, cuya historia es realmente asombrosa. Toda la riqueza histórica coexiste con la moderna El Quseir con calles estrechas repletas de coloridos bazares, cafeterías y restaurantes que sirven pescados y mariscos deliciosos, y con las maravillosas zonas de playa en las que últimamente se han creado lujosos complejos hoteleros.

Submarinista y corales en el Mar Rojo
Aunque resulte difícil de creer, la interesante historia de El Quseir no es más que uno de los motivos por los que vale la pena visitar la ciudad. Actualmente, el submarinismo es un enorme foco de atracción. Los hoteles costeros de la ciudad incluidos el Mövenpick, el Flamenco Beach Resort y el Utopia Beach Club, el Mangrove Bay Resort y el Fanadir tienen sus propios centros de buceo  en los que principiantes y buceadores avezados pueden disfrutar de laderas de arena y hermosos arrecifes de coral inmersos en aguas turquesa.

Naturaleza intacta

El Quseir es un lugar hermoso con un ambiente y un atractivo generados por la combinación de su naturaleza y los entornos creados por el hombre. Por ello, el gobierno local se toma muy en serio la conservación de la zona, hasta el punto de impartir formación ecológica especial a los empleados de los hoteles. Tal vez por eso la ciudad y sus playas conservan una innegable belleza. El tamaño de los grupos de buceo está limitado para conservar los arrecifes, por lo que vivirá experiencias subacuáticas tranquilas y apacibles. Por supuesto, podrá contemplar un mundo submarino virgen, gracias a conductas responsables.

Impresionante vida marina

Los arrecifes de El Quseir son extremadamente diversos: poseen cimas desperdigadas, túneles, chimeneas, afloramientos y cuevas por explorar, con una inmensa variedad de formaciones de coral increíble. La fauna marina es igual de impresionante: las inmediaciones de los arrecifes están pobladas de peces Napoleón, morenas, peces escorpión, salmonetes, meros de distintas clases y peces trompeta, y en la arena y las aguas poco profundas, de gobios, gambas y calamares. En aguas más profundas pueden encontrarse otras especies, como atunes, fusileros, caballas, carángidos y pargos. Es evidente que este es uno de los mejores lugares del Mar Rojo, si no del mundo, para practicar el submarinismo.

Más aventuras por vivir

Lejos del mar, al oeste de la ciudad, pueden disfrutarse más aventuras. En los safaris por el desierto, en todoterreno o en quad, los visitantes se adentran en el desierto cruzando vastas extensiones de arena, rocas y oasis, rumbo a una aldea beduina, al abrigo de las montañas. Este pueblo nómada brindará una cálida acogida a los visitantes, que podrán montar en camello por el desierto y disfrutar de la hospitalidad beduina y contemplar un espectáculo antes de volver a cruzar el desierto para ir de nuevo a la ciudad, con sus bellos complejos y playas.

Quienes deseen empaparse al máximo de Egipto pueden llegar un poco más lejos y viajar fácilmente a Luxor o incluso El Cairo, lugares famosos en el mundo por su historia antigua. Más cerca de El Quseir hay más ruinas romanas y egipcias que aguardan su visita.

El Quseir brinda la oportunidad de ver en un solo día desiertos, montañas, playas y el mundo submarino en todo su esplendor, por lo que es evidente que esta zona es uno de los mejores destinos turísticos del mundo: está tan claro como las aguas del Mar Rojo.

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Oriente
Oriente próximo
 
Tipo de viaje
cultural
deportes naúticos
sol y playa
turismo activo

Poblaciones del reportaje
Egipto República Árabe de Egipto Mar Rojo Al-Qusayr

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid