Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Andalucía
Almería, Mojácar
Mundo España Andalucía Almería Mojácar

En Mojácar pervive, como en ningún otro rincón de Andalucía, una encantadora y admirable fidelidad al pasado árabe. Las playas de Mojácar galardonadas por su excelencia.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

andalucía, almería, mojácar

HISTORIA

En Mojácar pervive, como en ningún otro rincón de Andalucía, una encantadora y admirable fidelidad al pasado árabe.

Emplazamiento excepcional como atalaya que domina el horizonte, Mojácar ha sido pieza codiciada por muchos pueblos de la antigüedad. Asentada en plena cuna de la cultura Argárica o del Bronce, cuyos restos nos sitúan a 2.000 años a.C. También los fenicios y los cartagineses se sintieron atraídos por la noticia de pueblos florecientes donde pudieran comerciar.

Cuando los griegos ocuparon la región, denominaron a esta atalaya Murgis-Akra, Murgis en la altura, de ahí la derivación latina Moxacar, la Muxacra árabe que da pie al nombre actual de Mojácar.

Panorámica del pueblo de Mojácar
Establecidos los árabes en España a principios del siglo VII, Almería dependió en un principio del Califato de Damasco, luego del de Córdoba. En tal periodo de esplendor se desarrolló Mojácar, que por su número de habitantes y situación privilegiada constituía plaza inexpugnable. A partir del establecimiento de Muhammad I en Granada, Mojácar y su tierra quedaron incorporadas al sultanato Nazarí, lo cual la convirtió en zona fronteriza, con los inconvenientes que ello ocasionaba. Se levantaron y reforzaron las torres de vigilancia y defensa, en el siglo XVI, lo que no impidió las incursiones cristianas y batallas como la cruenta de 1435, cuando un gran número de la población fue masacrada.

El 10 de Junio de 1488 los Alcaides de toda la comarca acuden a rendirse ante los Reyes Católicos, sin embargo el Alcaide de Mojácar no acude, por considerarse tan español como ellos. En tal ocasión tuvo lugar la histórica entrevista en la Fuente Mora, en la que se establece el pacto de convivencia de cristianos, árabes y judíos. Mojácar fue ciudad floreciente hasta bien entrado el siglo XVIII, en lo militar, civil y eclesiástico. La población se cifra en unas 10.000 personas.

Hacia mitad del siglo XIX se inicia el decaimiento de la ciudad. Pertinaces sequías que merman a un pueblo agricultor son el motivo del éxodo hacia Sudamérica, luego Cataluña y Europa. La despoblación adquirió carácter alarmante. El milagro surgió en forma de turismo.

Pueblo de Mojácar
Hoy Mojácar se muestra fiel a su pasado, a su arquitectura, al color blanco de sus casas, a los espacios abiertos y al carácter abierto de gentes, que heredaron la comunicación y convivencia de diversas culturas y religiones. Quizás resultado de esta mezcla sea la propia magia representada en el poder del Indalo, al que denominaban el muñeco mojaquero, un símbolo protector y de buena suerte, que siempre se dibujaba en las fachadas de las casas, con los restos de pintura y una vez acabada la labor de encalar las viviendas.

Esta figura eneolítica, y que para muchos representaba a un hombre con el arco iris entre las manos, ahuyentaba el "mal de ojo" y preservaba de las tormentas.

Relacionado con la Cueva de los Letreros en Vélez Blanco, es fechado por su tipología de origen levantino en 2.500 años a.C.

Fue bautizado con el nombre de Indalo, en los sesenta, cuando un grupo de intelectuales, atraídos por el embrujo y la magia de Mojácar, decidieron hacer de él el tótem que ya representa a toda la provincia de Almería.

Simpático embajador, portador de buena suerte.

EL PUEBLO

Para visitar Mojácar hay que olvidarse del coche y disfrutar del encanto de su medieval arquitectura Árabe.

Situados en el Mirador de la Plaza Nueva, dominamos una impresionante vista del Valle de las Pirámides, desde aquí, podemos ver cómo Mojácar la Vieja, primer asentamiento prehistórico de Mojácar, se sitúa junto al río aguas, el cual desemboca en la laguna, espacio natural protegido, en la playa de Mojácar.

En la plaza encontramos la Ermita de los Dolores, del siglo XVIII, privada.

Desde allí la cuesta del Mirador del Castillo, parte hacia la zona más elevada de la ciudad. Bien merece disfrutar unos minutos de tan majestuosa panorámica sobre la costa mojaquera, antes de descender de nuevo a la Plaza dónde partimos hacia la calle Alcalde Jacinto, que nos conduce ante la Iglesia de Santa María, de 1560, antigua fortaleza de grandes sillares de piedra y cuyo interior, sobrio, está abierto en hora de culto.

Ante la Iglesia, la Estatua a la Mojaquera, realizada en mármol blanco, ataviada con el traje típico, sostiene el pañuelo árabe con los dientes y porta el cántaro que se utilizaba para, desde la Fuente, abastecer las casas de agua.

Vista aérea Mojácar
Bordeando la iglesia, encontramos una escalera de piedra que desciende hacia la Plaza del Parterre, antiguo cementerio árabe y Calle En medio, que sigue el recorrido de la muralla que antaño rodeaba todo el cono superior de la ciudad. Llegamos a la Plaza del Ayuntamiento, con su magnífico y centenario árbol, traído por un emigrante desde las Américas. Nos acercamos a la Puerta de la Ciudad, - puerta de la Almedina, como reza su inscripción árabe- arco de medio punto, de 1574, que sustenta el escudo de Mojácar (el águila bicéfala de la casa de los Austria, premio a la lealtad demostrada en la batalla de 1488). Junto al arco, Casa del Torreón, de airosa arquitectura, antiguo aposento del cobro de los impuestos de puerta. Su traza actual del siglo XVIII. Desde aquí llegamos a la Plaza Flores, desde dónde nos podremos adentrar en el Arrabal, antiguo barrio judío, de laberínticas calles, llenas de encanto, o bien retroceder a través del arco y rodear Mojácar por la calle Guardia, Puntica y Embajadores de preciosas vistas al mar, o descender por la Cuesta de la Fuente, bellísima y empinada calle que nos conduciría, -si estamos en forma para soportar el regreso- por el camino antiguo hasta la Fuente Mora, remodelada en este siglo. Las mujeres aún lavan al atardecer, a la antigua usanza sus ropas a mano. Desde sus antiquísimos 12 caños mana un agua riquísima. Un importante retazo de la historia de Mojácar, está reflejada en la lápida de inscripción.

LA PLAYA

Desde La Marina de La Torre, y hasta la rambla de la Granatilla o Sopalmo, la costa de Mojácar se extiende a través de 17 Km. de playas, donde encontraremos tanto calas solitarias como playas animadas.

Marina de la Torre, frente al Campo de Golf, se extiende en una franja de casi dos kilómetros de playa, de arenas blancas, alejada del núcleo urbano.

La desembocadura del Río Aguas nos ofrece una amplia playa de arena, que se extiende bajo el nombre de La Rumina. La playa del Descargador y Vista de los Ángeles conjugan zonas más tranquilas con servicios. El Cantal cuenta con una gran variedad de servicios, y es una playa de gran afluencia, tanto como sus vecinas Cueva del Lobo y Las Ventanicas, de arenas de tipo medio y grava. En esta zona, Mojácar también ofrece al visitante todos los servicios turísticos frente al mar. Transportando la impronta arquitectónica, también a los edificios más recientes. Por ello la Playa de Mojácar se diferencia por la búsqueda de la calidad, frente a la cantidad.

Mojácar ha sabido proteger además verdaderas bellezas naturales, cómo las playas de Macenas, Cala del Peñón, Cala del Sombrerico, Bordenares o El Lance y la última cala del Municipio, Cala Granatilla.

NATURALEZA

Ecosistema de Mojácar
Perteneciente a la Provincia de Almería, Mojácar tiene una envidiable situación geográfica, en el sudeste peninsular, protegida por la Sierra de Cabrera y mirando al cálido Mar Mediterráneo. La situación meridional, la proximidad a África, el relieve montañoso que contrarresta la influencia de cualquier frente nuboso y la calidez del Mediterráneo dotan a Mojácar de la bonanza de un clima mediterráneo subtropical. Las temperaturas suaves durante todo el año, alcanzan una media de 21°C.

Lo que favorece un paisaje peculiar donde abundan los tomillares, las lavándulas y los espartizales. En las ramblas y zonas más húmedas encontraremos cañaverales y agrupaciones de tarays y adelfas. También los cultivos de bellos almendros, olivos, algarrobos, higueras y naranjos se conjugan con palachumberas, pitas, palmeras y preciosas y gráciles buganvillas, dándole a Mojácar el aspecto paradisíaco que sin duda vienen a embellecer una gran variedad de aves: jilgueros, golondrinas, gorrión, verderón, totovía, urraca, abubilla, perdiz, etc.

En las humedades de la desembocadura del Río de Aguas, se pueden observar, especialmente en primavera numerosas de aves de paso, como la garza real, el flamenco y la gallineta. Son de destacar varias especies protegidas: la tortuga mora y el vencejo.

Entre los mamíferos es abundante el jabalí, el zorro, el conejo y la liebre.

DE NOCHE

La noche confiere a Mojácar destellos especiales. Desde el atardecer que tiñe las blancas casas del pueblo de una luz rosácea y que hace brillar al mar en plata, Mojácar atrapa nuestras almas y las conduce emocionadas a través del entramado mágico de sus calles. Nos invita a descubrir maravillosos tesoros en sus rincones.

Calle de Mojácar
La luna como aliada ilumina románticas cenas, relajadas conversaciones, al amor de las vela, músicas de raíces árabes se mezclan, con lugares más internacionales de diversión apta para todas las edades.

Mojácar nos ofrece un interesante calendario de conciertos, exposiciones y espectáculos, en envidiables escenarios, como su legendaria fuente, sus encantadoras plazas o la orilla de sus playas.

La noche de Mojácar siempre ha tenido una fuerza especial, una atracción irresistible que nos seduce, (que evoluciona con nuestra edad), que nos acoge siempre, a todas las edades, haciéndonos partícipes de su ambiente cosmopolita y mágico.

Mojácar parece vestirse de gala, brilla con especial belleza, nos susurra leyendas en los más bellos rincones, y nos invita a participar del carácter abierto de sus gentes, a mezclarnos en diferentes músicas y fiestas, a recorrer lugares, haciendo amigos.

El amanecer nos sorprenderá con su maravilloso espectáculo natural, invitándonos a vivir la calidad de Mojácar.

DEPORTE

Bendecida por el clima, esta región del sureste español, conjuga las más variadas e interesantes oportunidades para ocupar nuestro ocio en contacto con la naturaleza, todo el año. El impresionante Mediterráneo nos enseña su interior a través de actividades subacuáticas, y se muestra calmado para esquiar sobre sus olas, hacer surf, pasear en barcos y canoas, pescar, nadar y tomar el sol a sus orillas. Pero si lo que quiere es vivir nuevas sensaciones, también encontrará ultraligeros, paracaídas, motos acuáticas, y hasta podrá retar a sus amigos a una carrera de karting.

Las rutas de senderismo, harán de nuestros paseos un precioso modo de conocer interesantes rincones naturales. También a caballo o en bicicleta de montaña, podremos pasar unos días de auténtico disfrute. Las instalaciones de diversos hoteles nos invitan a disfrutar del tenis, del bowling, y un magnífico campo de Golf, nos ofrece la posibilidad de practicar este deporte todo el año.

A pocos kilómetros, la espeleología nos muestra sus más ocultos encantos, e importantes rutas de 4 x4 harán las delicias del aficionado a estos deportes.

GASTRONOMÍA

Mojácar ofrece al visitante una variedad de platos, que sin duda harán las delicias del más exigente de los paladares. La cocina tradicional pervive con fuerza, denotando las raíces rurales y los orígenes árabes de su cultura. Mirando al mar y a la huerta Mojácar nos invita a degustar platos consistentes y ricos.

Tan sencillos como el fresco pescado a la plancha, y tan antiguos cómo los guisados más típicos, donde destacan Los Gurullos con conejo, Las Gachas con caldo de pescado, El Ajo Colorao, o las Migas tradicionalmente comidas los días de lluvia.

Marisco. Gastronomía Mojacar
Los restaurantes de comida internacional, acercan también al visitante la más variada oferta de en sus cartas.

RUTAS

Ruta de las playas vírgenes.

Desde Mojácar Pueblo, descendemos hacia la Playa. Situados en el cruce, tomamos la carretera en dirección Carboneras. Pasaremos toda la franja urbanizada de costa, hasta encontrarnos a la izquierda una señalización que nos indica Torre de Macenas - Torre del Pirulico. La torre de Macenas, batería de defensa del siglo XVIII, nos servirá como portal de acceso a una pista cómoda de tierra que nos conducirá hacia las playas que Mojácar tiene protegidas para la práctica del naturismo. Hacer esta ruta al atardecer y a pie, es un auténtico placer. La recompensa del corto trayecto nos la ofrece la espectacular vista que desde el interior de la Torre Vigía, se nos muestra de toda la costa.

Costa de Mojácar
Si continuamos, dejando la torre del Pirulico o del Peñón, a nuestra espalda, la alternancia de rocas volcánicas, nos conducen a través del sendero por fin, en descenso hacia la playa del Bordenares.

Desde esa playa preciosa, podemos acercarnos a su vecina y más famosa, Playa del Sombrerico, conocida también como la playa del Manacá, por el chiringuito que allí mismo se construyó con los restos del decorado del rodaje de la película En busca del Tesoro, de Orson Wells.

Andando por la costa (2 kilómetros) o por la carretera hasta la pedanía de Sopalmo, accedemos a la Granatilla, siguiendo la rambla.

Lugares de interés:

1.- Mirador de la Plaza Nueva  
2.- Ermita de los Dolores  
3.- Mirador del Castillo  
4.- Iglesia de Santa María  
5.- Estatua a la Mojaquera  
6.- Plaza del Parterre  
7.- Calle de En medio  
8.- Plaza del Ayuntamiento  
9.- Puerta de la Ciudad  
10.- Casa del Torreón  
11.- Plaza Flores  
12.- Arrabal   
13.- Fuente Mora

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
España Mediterráneo
Europa
 
Tipo de viaje
cultural
sol y playa

Poblaciones del reportaje
España Andalucía Almería Mojácar

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento





Dónde alojarte en Almería

Cortijo Las Gachas
Cuevas del Almanzora



Playadulce Hotel
Roquetas de Mar

Playacapricho Hotel
Roquetas de Mar



Hotel Evenia Zoraida Park
Roquetas de Mar











  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid