Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

España
Almería - Níjar, costa protegida
Mundo España Andalucía Almería Níjar

La Villa de Nijar es, sin duda alguna, un claro ejemplo de los blancos pueblos almerienses que ha sabido conservar tras el paso de los años la Influencia de la cultura mediterránea.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

españa, almería - níjar, costa protegida

LA VILLA

La Villa de Nijar es, sin duda alguna, un claro ejemplo de los blancos pueblos almerienses que ha sabido conservar tras el paso de los años la Influencia de la cultura mediterránea, siempre influida por la derrochadora luz de estas latitudes. Casas encaladas sobre la falda de Sierra Alhamilla, provistas de pequeñas ventanas que no permiten la entrada del sofocante calor que reina en los meses de verano, parecen proteger la gran huerta que se extiende a sus pies. Sobre ellas, la Atalaya contempla y arropa, con muchos años de historia, este majestuoso pueblo, nacido del afán de sus gentes por plantar cara a una tierra antaño yerma y desagradecida.

Antigua noria. Níjar
Romanos y musulmanes ya poblaron estas tierras dándoles su toque personal y transformando sus laderas en ricos vergeles regados con el agua que tan sabiamente supieron extraer y conducir.

Nasir, Nasar, Naxar o Nixar son algunos de los nombres árabes que ostentó este bello pueblo y que han llegado hasta nosotros. Otros quedaron para siempre enterrados en el oscuro pasado de una historia sin escribir, aunque cuenta con restos arqueológicos que demuestran la mítica existencia de los distintos pobladores.

Antigua atalaya en Níjar
La iglesia, construida en la antigua fortaleza de la mezquita, invita a la contemplación de su artesonado mudéjar del siglo XV, que a tantas personas ha arropado en la frescura y recogimiento del templo.

LA TRADICION

Las extracciones de mineral de los ss. XIX y XX (oro, plata, hierro, plomo, piedra ... ) ha dejado su huella en poblados abandonados de sabor colonial, testigos silenciosos de ese pasado. Las gentes de Níjar van indiscutiblemente ligadas a la tradición por extraer y reconducir el agua, sabedores de que es el bien más preciado que han podido poseer: El rosario de norias, aljibes o pozos que adornan nuestra geografía así lo demuestra. La agricultura tradicional ha dado paso a una importantísima actividad comercial con los principales países europeos.

El aislamiento de las cortijadas no era impedimento para reunir óptimos sistemas de aprovechamiento agrícola y ganadero. La famosa obra de Lorca, "Bodas de Sangre" transcurre en una de estas "cortijás". El episodio, ocurrido el 22 de julio de 1.928 se trasladó al escenario en marzo de 1.933.

La escasez de recursos ayuda a la cocina nijareña, que sabe aprovechar muy bien las materias primas. El viajero se sorprende gratamente al degustar "platos pobres", de rico sabor casero y esmerada elaboración: Gurullos, caldo de pimentón, harina torcia o patatas a lo pobre.

San Sebastián quedó como patrón de Níjar en recuerdo a las Capitulaciones de 1.488 ante las tropas de los Reyes Católicos. San Isidro, el otro patrón de la comarca, recordando su labor agrícola, tan extendida en estos lares. Es en septiembre cuando se conmemora quizá la más antigua tradición: la Feria de Níjar, descendiente de la ancestral Feria del Ganado.

El fandango de Níjar es una danza de cortejo, que baila la refajona al son que tocan los muchachos, animándola a salir.

Durante la época estival, todas las Barriadas de la comarca celebran sus Fiestas Locales, desde San Fernando, en mayo, hasta la Virgen del Rosario, en octubre.

LA HISTORIA

Culturas antiguas como la de los Millares o la del Argar han dejado su huella en estas tierras. Por su ubicación, la zona del Cabo de Gata fue lugar de paso para los Fenicios, buscadores de actividades comerciales con Tartessos, y que trajeron los avances culturales de Egipto, Siria o Mesopotamia y los primeros avances sociales.

La aportación de las diferentes culturas se refleja en distintas obras hidráulicas, en la actividad pesquera, o incluso en la industria de piedra, además de la actividad minera del oro creada en Rodalquilar.

Las Torres Vigía y las Plazas fortificadas árabes son fieles testigos de luchas y conquistas previas a las Capitulaciones, la población morisca dispersa de 1.571 se vio aumentada con las repoblaciones de 1.574 (Ievantinos, castellanos, aragoneses y extremeños).

Antígua fortificación. Níjar
El Reglamento de defensa de la Costa de Carlos III llena nuestras playas y Castillos, lo que proporciona una seguridad para la consolidación de los núcleos de población que hoy tenemos.

LA ARTESANIA

Harapas y cerámica, entre otras cosas, se pueden encontrar en las muchas tiendas que ofrecen sus productos artesanales para deleite de los numerosos visitantes.

Una estancia en Níjar, por muy corta que sea, debe contar con la obligada visita a un Alfar, para contemplar como las rudas manos del alfarero son capaces de extraer mil formas del dócil y maleable barro que, poco a poco, se va transformando en una irrepetible obra de arte al alcance de cualquiera. Los hornos, alimentados con leña, tal y como lo hicieran los árabes, a quienes debemos esta histórica tradición, transforman los óxidos que tan ricamente pintan las nijareñas en los atractivos y brillantes colores que definen la cerámica local.

En la parte antigua de la villa aún se puede escuchar, mientras se pasea, el dulce traquetear de los telares, movidos por las expertas manos femeninas de las moradoras, que una a una van componiendo las líneas multicolores de las irrepetibles harapas.

Artesanía local. Níjar
Otros oficios conservan todavía en la villa su condición artesanal. Carpinteros, panaderos, talleres de forja, siguen sacándole al trabajo la satisfacción de la creación propia, y posiblemente plasmen en su trabajo el arte que la necesidad no les haya dejado exponer en grandes salas.

EL MAR

Los casi 45 kms. de costa del municipio de Níjar se encuentran comprendidos dentro del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Alternando con altos acantilados de perfiles escarpados se encuentran hermosísimas playas y calas vírgenes, de fina arena y limpísimas aguas con una temperatura media anual de 17° C., la más cálida de la Península Ibérica. Esto hace que nuestro mar sea aconsejable los 12 meses del año.

Los fondos, continuación submarina de la sierra volcánica de Cabo de Gata, son de una belleza extrema. Confluencia de mares, constituyen el soporte de una gran variedad faunística y vegetal de gran interés para el visitante.

Barcos pesqueros amarrados en la costa
EL PARQUE

Declarado- Parque Natural el 23 de Diciembre de 1987, en él destacan su esplendido macizo volcánico, conocido como Sierra de Cabo de Gata, las Salinas (Reserva de Aves Limícolas) y la Estepa Litoral (Reserva de Aves Esteparias).

Su gran diversidad en cuanto a elementos faunísticos y vegetales, geológicos y paisajísticos, que lo han convertido en uno de los ecosistemas más representativos de las zonas áridas del sudeste español, y la presencia del hombre y su armónica relación con el medio natural, hacen de este Parque visita obligada a todo amante de la Naturaleza.

SU GENTE

Las duras condiciones económicas y de supervivencia que se ha encontrado el habitante de estas tierras a lo largo de la historia en un medio natural tan hostil, podría hacernos pensar que ha podido haber una simbiosis con el carácter del nijareño. Nada más lejos de la realidad. Simpatía, amabilidad, carácter abierto, siempre esperando la llegada del visitante para darle a conocer las riquezas de esta tierra, tierra de todos y para todos, en la que siempre hay tiempo para una charla y unas habas con bacalao.

Cortijo típico de la zona
Y hablando de comida, no dejemos a un lado las tradicionales matanzas de la comarca de Níjar que reunen a las familias y la vecindad, y a todo forastero que en ese momento pase por el lugar y quiera darse gusto al paladar con nuestra rica gastronomía de toda la vida: Gurullos, Trigo, Pimentón, Acelgas esparragás ... y los sabrosos pescados del día recién cogidos en nuestro limpio litoral.

SU CLIMA

El clima del municipio de Níjar es Mediterráneo Subdesértico, con una temperatura media anual de 20° C. Destacando la ausencia de estación fría, ya que las temperaturas mínimas en invierno no bajan de 8° C., en verano difícilmente se superan los 32° C.

El número de horas de sol al año supera las 3.000 y las precipitaciones anuales son mínimas, concentrándose en pocos días de los meses de octubre y noviembre.

Esta bondad térmica nos permite casi asegurar buen tiempo al visitante durante todo el año. La luz tan intensa que existe en estas tierras no ha pasado desapercibida para los directores de cine y publicidad. El buen tiempo reinante durante todo el año y la seguridad de sol, además de los increíbles paisajes del Municipio de Níjar aseguran el éxito de sus producciones.
Acantilados en Níjar

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
España Mediterráneo
Europa
 
Tipo de viaje
sol y playa
turismo rural

Poblaciones del reportaje
España Andalucía Almería Níjar

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento





Dónde alojarte en Almería

Cortijo Las Gachas
Cuevas del Almanzora



Playadulce Hotel
Roquetas de Mar

Playacapricho Hotel
Roquetas de Mar



Hotel Evenia Zoraida Park
Roquetas de Mar











  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid